Praga celebra el encuentro cervecero más grande del país

La República Checa es un país donde la cerveza forma parte del tesoro nacional y de la vida cotidiana. Los checos pertenecen entre los mayores consumidores de esta bebida dorada de lúpulo en el mundo e ir a tomar una es una costumbre muy arraigada. La cultura de cerveza se ha extendido de tal manera que incluso existen tratamientos de belleza a base de cerveza. Además, en comparación con otras partes del mundo, la cerveza checa es de muy buena calidad y se consigue por un precio bastante económico.

Una oportunidad excelente para probar diferentes marcas de cerveza que provienen tanto de las cervecerías grandes y famosas como de las fábricas medianas y pequeñas se presenta cada año durante la primavera en la capital checa. La octava edición del tradicional Festival de cerveza, un evento parecido al reconocido Oktoberfest de Múnich (Alemania), se celebra esta vez del 7 al 23 de mayo.

El lugar del encuentro es Letna, un parque agradable con una vista espectacular del río Moldava y la Ciudad Vieja de Praga.

A los amantes de la cerveza les esperan unas 180 variedades de cerveza, servidas en vasos de vidrio. En la carpa principal los visitantes pueden degustar también dos cervezas producidas de manera exclusiva para el festival, una de diez y otra de doce grados, que no se podrán comprar en ningún otro lugar. Otra carpa, denominada diversidades de cerveza, invita a probar cervezas extranjeras o incluso locales que no son muy conocidas en el país. De hecho, dar a conocer las marcas generalmente difíciles de conseguir es uno de los pilares del evento. Las instalaciones de unos 3.900 metros cuadrados, abiertas todos los días del festival hasta la medianoche, cuentan también con una terraza al aire libre.

Aparte, el evento tampoco se olvida de los turistas amantes del vino trayendo a la capital lo mejor de los viticultores checos. Por supuesto, para acompañar una buena cerveza se requiere una buena propuesta gastronómica. En la oferta están platos típicos checos, pero también especialidades de las cocinas mundiales. No hará falta el típico restaurante checo que dispone de camareros en trajes típicos del país. Además, pueden probar los resultados casi artesanales de los panaderos y pasteleros, por ejemplo golosinas con sabor a cerveza. Los abstinentes pueden disfrutar de refrescos de la producción checa o cafés de alta calidad.

Para crear una atmósfera aún más bonita e inolvidable, todos los días se llevan a cabo conciertos de música. El programa acompañante incluye también una tienda con mercancías y varios talleres dedicados a actividades creativas o a temas relacionados con la cerveza.

Dado que una parte del festival coincide con el campeonato mundial del hockey sobre hielo, los organizadores prepararon unas pantallas grandes para que todos puedan mirar los partidos en directo.

Cualquier compra o degustación se paga con una tarjeta especial, en la cual los visitantes pueden abonar un crédito y después gastarlo en servicios del evento.

Sin menor duda, el festival es un lugar apropiado para venir a tomar, comer, conocer a otras personas, y sobre todo, para divertirse. Debido a su éxito, el Festival checo de la cerveza ya se ha realizado también en Suecia, Rusia, pero pretende expandirse mucho más y llegar, por ejemplo, hasta los países de América Latina.

La página oficial del festival: www.ceskypivnifestival.cz. (Fuente de fotos.)

Otra fuente: KudyZnudy.cz.

Música clásica en Olomouc de Dvorak

El mes de mayo no es solamente la época del amor y la naturaleza en flor, sino también el período en el cual se despierta la escena cultural checa. Justamente el primero de mayo fue inaugurado uno de los festivales importantes para los amantes de la música clásica. Su orígen se remonta al año 1958 cuando la Orquesta Filarmónica de Moravia organizó el primer festival de música de primavera.

Hoy en día, el evento es conocido bajo el nombre Olomouc de Dvorak dado que se celebra en Olomouc, una ciudad histórica y bonita ubicada en la parte central de Moravia, y al mismo tiempo hace referencia a un reconocido compositor checo, Antonin Dvorak. Dvorak está asociado de manera significativa con la historia de música de la ciudad.

Durante los años 1888-1898 actuaba allí como artista cooperando con un grupo local de cantantes. Su relación cordial con la escena musical de la ciudad lo demuestra también el hecho de dedicar uno de sus cantados directamente al mencionado grupo de música. Además, dos de sus obras instrumentales maestras, Te Deum y Requiem, celebraron su estreno en Olomouc.

En el marco del Festival que se prolongará hasta el 20 de mayo se llevan a cabo varios conciertos. Entre ellos destacan las presentaciones que combinan la música con proyeccciones cinematográficas o palabras habladas. Los intérpretes reconocidos presentan tanto las piezas famosas de Dvorak como las obras de otros compositores checos de renombre como son Fibich, Foerster o Suk.

Los visitantes pueden disfrutar del programa en diferentes lugares de la ciudad, por ejemplo, hay presentaciones en la Iglesia de San Mauricio, el Monasterio Hradisko, en las salas del Museo de Ciencias Naturales o al lado del Ayuntamiento local.

La ciudad misma pertenece entre los puntos interesantes para los visitantes tanto nacionales como extranjeros. Durante el siglo IX era un centro importante del gran imperio de Moravia. Gracias a su ubicación, una universidad antigua y una larga tradición espiritual, cultural y artesana, atraía a artistas, eruditos y comerciantes. Actualmente, Olomouc ofrece varias atracciones turísticas, entre las cuales figuran varias plazas grandes, sobre todo, la plaza principal decorada con la Columna de la Santísima Trinidad. La columna, construída entre los años 1716 y 1754, fue declarada el Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La ciudad cuenta también con un reloj astrológico único, una colección extraordinaria de iglesias y varias fuentes barrocas.

Más información y la programación completa del festival pueden encontrar en la página: www.mfo.cz.

Más información sobre la ciudad de Olomouc encontrarán, por ejemplo, en la página: tourism.olomouc.eu.

Otras fuentes: CzechTourism.com, KalendarAkci.AtlasCeska.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

La noche de brujas en la República Checa

La última noche de abril es un tiempo mágico, asociado con una de las celebraciones más famosas de la República Checa. Conocida como la noche de brujas o la noche de San Felipe y San Jacobo, esta fiesta tiene una historia larga no solamente en el país, sino también en otros lugares de Europa.

Se trata de un resabio de rituales paganos que se remonta a los tiempos cuando Bohemia era habitada por tribus germánicas y célticas. Existen varias leyendas sobre el origen de este ritual, relacionadas con el inicio de la primavera, las fuerzas sobrenaturales y la brujería.

Se cuenta que los pastores preparaban las fogatas para deshacerse de todo el mal acumulado durante la época de invierno y para dar la bienvenida al período más agradable del año.

Según otra leyenda, se suponía que durante la noche del 30 de abril al 1 de mayo las fuerzas del mal tenían aún más poder que en otros períodos del año. Al oscurecerse, el cielo se llenaba de brujas que volaban en sus escobas para llegar a la reunión, el aqularre, presidido por el diablo. El encuentro se celebraba a medianoche en las montañas, rocas u otros lugares altos. Allá las participantes bailaban, cantaban y realizaban su magia negra, lo que aterrorizaba a los ciudadanos.

Para protegerse de todo lo malo, la gente utilizaba distintos amuletos o talismanes, por ejemplo la flor de helecho o una hostia sagrada. Con el fin de ahuyentar a las brujas y debilitar su poder, se hacían hogueras y fogatas y se lanzaban al aire escobas inflamadas. Este era el ritual más extendido y considerado el más poderoso.

Lamentablemente, entre los siglos XV y XVII, la tradición de la quema de brujas fue abusada por la Inquisición cuando en las hogueras morían muchas mujeres inocentes acusadas de brujería.

En la actualidad, el 30 de abril representa más bien una oportunidad para divertirse y hacer fiestas alegres. En muchos lugares del país se prenden fogatas en las cuales se queman figuras de brujas hechas de paja y ropa vieja. Los jóvenes checos suelen saltar por encima del fuego para demostrar que no tienen miedo, las muchachas a veces bailan alrededor del fuego disfrazadas de brujas.

Sin embargo, lo más importante de la fiesta es pasar una velada agradable con los amigos. Por lo tanto, las hogueras sirven para asar chorizos o salchichas, se baila, se tocan guitarras y se canta. Supuestamente la tierra se abría esa noche para mostrar sus tesoros. Incluso hoy en día, algunos checos pueden alejarse de la fiesta para revisar el terreno en busca de algo valioso. No obstante, el verdadero tesoro es la fiesta misma.

A menudo se llevan a cabo fiestas de disfraces a las cuales las personas llegan vestidas de negro y traen sus escobas. La ropa debería ser vieja, medio destrozada, es bueno también ensuciar su cara con carbón, fijar una nariz artifical bien grandote y colocar una verruga negra en su punta.

Con esta noche empieza el mes de mayo, considerado en la República Checa como el mes del amor. Hasta ahora persiste la tradición de que el primero de mayo las parejas deben darse un beso debajo de un cerezo en flor para que su amor perdure y florezca para siempre. Aparte, en varios pueblos checos, en las plazas o lugares públicos, se alza un tronco o palo alto decorado – un árbol de mayo. Debajo de él se encuentran jóvenes del pueblo, se divierten, pero también lo defienden por las noches para que los jóvenes de otros pueblos no se lo corten.

Fuentes: Czech.cz, Radio.cz, Novinky.cz. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Fiesta de flores en Olomouc

Cada año en abril se abren las puertas del recinto ferial de la ciudad de Olomouc, ubicada en la parte central de Moravia, para celebrar la parte primaveral de la exposición de flores y jardinería. El evento conocido entre los checos como Flora Olomouc vuelve a la ciudad del 23 al 26 de abril. Se trata de la exposición más grande y más antigua de su tipo en el país.

Los visitantes pueden admirar la belleza, los colores y olores de miles de flores de primavera y literalmente hundirse en este mundo encantador lleno de energía positiva. En esta ocasión se hace un énfasis especial en deleitar todos los sentidos. Por lo tanto, el pabellón A quiere atraer a todos con una exposición denominada Un jardín lleno de sentidos. El camino pasará por varios portales decorados con un sinnúmero de flores y espacios mágicos con miles de narcisos, tulipanes, jacintos, gernios, petunias, azucenas y lirios. El jardín contará también con fuentes de agua, una exposición de plantas de interior, plantas carnívoras, árboles y arbustos decorativos.

La parte temática de este año estará dedicada a México. El paisaje exótico soprenderá con una abundancia de cactuses y con las muestras de la cultura mexicana, incluyendo una pirámide típica de los mayas.

Otro pabellón se convertirá en un jardín japonés de bonsaíes. Allí se podrán ver unos cien pinos provenientes de diferentes lugares de Europa. Obviamente, no hará falta ni la parte japonesa con una sala de té, un despacho de consultoría y una tienda con muestras de varias formas de estos arbolitos.

Completamente nueva es la posibilidad de hacer un recorrido nocturno por el paballón principal. La atmósfera de un pabellón iluminado, inundado con flores de colores no tradicionales, junto con un concierto de música promete una experiencia inolvidable.

Además, les esperarán obras de arte durante el concurso de la decoración de flores. De esta manera, ni las personas con discapacidades visuales perderán la posibilidad de disfrutar la variedad de flores.

La etapa interactiva de la feria entrenará los conocimientos y sentidos en varias paradas temáticas. Por ejemplo, los aficionados aprenderán a distinguir los sonidos de diferentes aves, podrán comprobar la diferencia entre los olores del orégano y la mejorana o determinar qué combinaciones de colores quedarían mejor en un jardín.

Por supuesto, los interesados pueden hacer compras en el mercado de jardinería donde encontrarán una gama amplia de flores, verduras, semillas y plantas decorativas, pero también herramientas y máquinas de jardinería. Incluso, los aficionados a la jardinería podrán pedir una asesoría profesional gratuita si tienen dudas relacionadas con el cultivo de flores y plantas.

En los momentos de descanso podrán disfrutar de un programa acompañante. Habrá presentaciones de grupos folclóricos y espectáculos de música en el marco del estreno del festival Música en flores, en el cual participarán las escuelas de arte de la región.

Aparte, a disposición del público general estarán dos jardines botánicos locales con invernaderos tropicales, de palma o de cactus. Es recomendable aprovechar la visita de la ciudad y dar un paseo por el centro histórico de Olomouc, conocer sus murallas, iglesias o el reloj astronómico en la plaza central.

Más información: www.flora-ol.cz.

Otras fuentes: KudyZnudy.cz, CzechTourism.com.

Abril checo con el cine europeo, películas de danza y producción estudiantil

Durante el mes de abril en diferentes partes de la República Checa se llevan a cabo varios eventos dedicados al cine de todo tipo. Los amantes del llamado séptimo arte pueden disfrutar, por ejemplo, de los siguientes festivales.

Uno de ellos ofrece una mirada excepcional al cine europeo contemporáneo, lo mejor de la producción del Viejo continente de los últimos dos años. La edición número 22 de los Días de cine europeo fue inaugurada el 9 de abril en Praga. Posteriormente, el evento se trasladó al sur de Moravia a Brno, y a partir del 20 de abril termina su gira por el país en ciudades más pequeñas como son Hradec Králové, Jablonec nad Nisou, Plzen, Havírov, Boskovice.

Se trata de una exhibición del arte cinematográfico de excelente calidad que sirve de contrapeso para la oferta de multicines donde predominan películas estadounidenses. Las películas incitan a pensar qué es lo que los países europeos tienen en común, en qué consiste su diversidad y qué abarca la expresión „europeo“. Aparte, las proyecciones facilitan a los visitantes un contacto directo con varios idiomas extranjeros, incluyendo el español.

Esta edición trae a las salas de cine checas más de cuarenta películas. Entre ellas destaca la nueva película alemana denominada Somos jóvenes. Somos fuertes. del director de cine Burhan Qurbani. Este drama social trata el tema del racismo y xenofobia que se apoderaron de Alemania hace más de veinte años, sin embargo, refleja también el problema actual de Europa. Además de los temas actuales, otras secciones se dedican a los estrenos, comedias, o documentales y producciones experimentales. No hace falta ni el programa acompañante con varios seminarios y charlas o espectáculos de música.

Página oficial: www.eurofilmfest.cz.

Otro evento único de su tipo en el país se celebrará en Praga del 23 al 25 de abril. La sexta edición del Festival de las películas de danza invita a ver una colección especial de películas del género dance for camera (baile para la cámara) y documentales sobre el baile. Se presentan tanto largometrajes como proyecciones de unos pocos minutos del mundo entero. Una atracción enorme de este género de cine, que va cobrando una atención cada vez más importante, consiste en la conexión apasionante del baile con el cine, el movimiento grabado por cámara dinámica, composiciones atractivas de imágenes y atmósfera llena de emociones. Todo esto se reflejará también en la inauguración cuando se presentará el estreno de Una impotencia aprendida, película checa de Michal Cabana. La parte integrante del festival es un taller práctico encabezado este año por la directora de cine holandesa, Clara van Gool, autora de la película de culto Entre Achilles.

Página oficial: www.tanecnifilmy.cz.

A finales del mes, entre el 27 y el 29 de abril, en Opava, una ciudad pequeña al noreste del país, se llevará a cabo el Festival internacional estudiantil de cine. El evento conocido como Opavský páv (El pavo real de Opava) está enfocado en la producción de estudiantes provenientes, sobre todo, de la República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría. Sin embargo, esta vez inscribieron sus obras también estudiantes de Chile, Argentina, Israel, Turquía, Irán, España y otros países. Su objetivo principal es acercar el trabajo de los estudiantes al público general y demostrar que su trabajo es cada vez más profesional. Los visitantes pueden ver de manera gratuita un sinnúmero de películas, documentales, películas de dibujos animados, cortometrajes o videoclips de música. Además, los organizadores preparan talleres, conciertos de música y espectáculos callejeros.

Página oficial: opavskypav.slu.cz.

Otras fuentes: Radio.cz, Informuji.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

Diversión y adrenalina en las fiestas de San Matías en Praga

Cada año antes de que llegue el verdadero calor en la primera mitad de primavera, Praga celebra su evento tradicional de entretenimiento, risas y experiencias inolvidables. Se trata de la verbena más reconocida y más visitada en la República Checa. Las fiestas de San Matías se realizarán del 28 de febrero al 19 de abril.

Como siempre, el lugar de la fiesta – el Recinto de Ferias en Praga-Holesovice – se ha convertido en un verdadero parque de atracciones en el cual tanto a adultos como a niños les esperan unas 120 atracciones. Algunas de ellas pertenecen entre las atracciones tradicionales, pero se presentan también unas nuevas traídas del exterior. Cuando termina la feria, en la zona permanecen 22 atracciones en total que quedan a disposición del público general durante el resto de la temporada alta.

Todos los interesados pueden visitar, por ejemplo, castillo del terror, sillas voladoras, montañas rusas, carros chocones, carruseles y columpios. Hay también atracciones de alto impacto que prometen experiencias llenas de adrenalina. Entre ellas destacan el booster, la catapulta, el kamikaze y el brazo gigante de cincuenta metros, en el cual los atrevidos giran en todas las direcciones.

Otra de las actividades favoritas es la de probar la destreza de uno en las casetas de tiro al blanco y conseguir así un regalito, por ejemplo una flor artificial, para los seres queridos. Tampoco hacen falta los puestos con refrescos, juguetes o golosinas orientales y típicas. Es una buena costumbre de comprar algún corazón de pan de jengibre con inscripciones de amor, amistad u otras decoraciones.

En el marco de las fiestas se celebra incluso un día especial para los niños discapacitados y los niños de hogares infantiles y casas de acogida.

La entrada al recinto es simbólica, sin embargo, las atracciones tienen precios diferentes. Las fiestas están abiertas todos los días excepto los lunes de las 14:00 a 21:00 horas. Durante los fines de semana y días festivos desde las 10:00 a 22:00 horas.

Las raíces de la celebración de estas fiestas se remontan al año 1595. Por eso es la verbena primaveral más antigua de Europa. El Apóstol Matías es el patrón de obreros de construcción, carniceros, pasteleros, herreros y sastres. La gente también suele rezar pidiéndole que aparte de ellos ciertas enfermedades incluyendo la esterilidad. Existen numerosas tradiciones relacionadas con este Apóstol, muchas de se refieren al inicio de la primavera.

Además de las fiestas de San Matías, Výstaviste ofrece muchas otras posibilidades para pasar un día estupendo como son varias exhibiciones o presentaciones de teatro. También se encuentra la fuente de Krizik que normalmente empieza su temporada a finales de marzo. Fue creada por un inventor checo Frantisek Krizik para la Exposición nacional de 1891 y en aquella época era una novedad enorme. Hoy en día se ofrecen espectáculos magníficos en los cuales el agua, la luz y el sonido consiguen crear una atmósfera mágica. Esta fuente danzante sigue impresionando a todos los visitantes con distintas coreografías llenas de imaginación y colores, acompañadas por música tanto clásica como popular.

Más información en: www.matejskapout.cz. Página web de la Fuente de Krizik: www.krizikovafontana.cz (foto 4).

Otras fuentes: KudyZnudy.cz, CzechTourism.com. Foto 1, foto 2, foto 3.

Guitarrista checo Petr Vít en el Museo Nacional de Colombia

No es la primera vez cuando el maestro checo de guitarra española y flamenca, Petr Vít, presenta su arte en Colombia. Esta vez dará un concierto enfocado en las obras de Isaac Albéniz y H. Villa-Lobos. De hecho, se trata del estreno en Colombia de la Serie de estudios para guitarra, organizado por la Universidad Pedagógica Nacional.

El evento se llevará a cabo el sábado 11 de abril a las doce y media en el Auditorio Teresa Cuervo Borda (Carrera 7 No. 28-66) del Museo Nacional de Colombia, Bogotá. La entrada es gratuita.

Petr Vít es actualmente profesor del Conservatorio Superior de Música de Brno y director artístico de los festivales Ibérica y Colores flamencos en la República Checa. Colabora también con numerosas revistas especializadas, en las que aporta artículos dedicados a la difusión del arte flamenco. Además de su actividad concertística y pedagógica, trabaja en la composición de obras para guitarra sola, música de cámara y música para danza contemporánea, y dirige talleres y charlas de interpretación de guitarra clásica y flamenca en Europa y Suramérica. Ha logrado premios en competencias musicales.

El guitarrista nació en Brno (República Checa) y proviene de una familia amante del arte. Se involucró con la música a los 10 años cuando empezó a tocar el instrumento que lo ha acompañado durante toda su carrera: la guitarra.

Estudió en el Conservatorio Superior de Música de Brno, y más adelante continuó estudios musicales en la Universidad de Praga (AMU) y en la Hochschule fur Musik und Darstellende Kunst, en Viena (Austria). Luego de su formación de guitarra clásica se dedicó de lleno a otro amplio mundo musical, el arte flamenco, estudiando en Andalucía.

En el periodo 1998-2006 trabajó como profesor de guitarra clásica no solamente en su país natal, sino también en la Escuela de Bellas Artes y Música de Cartagena (Colombia) y en la Escuela Experimental de Música de Granada (España). En el 2000 fue productor de la película El flamenco y su gente, y en los años posteriores produjo diversos documentales dedicados a la península ibérica. Ha grabado varios discos propios y colaboró con otros músicos en diversos álbumes.

Fuente: www.museonacional.gov.co. Foto 1, foto 2.

Fiestas de la Semana Santa a la checa

En la República Checa la Pascua es relacionada no solamente con las tradiciones religiosas, sino también tiene sus raíces paganas. Simboliza la llegada de la primavera a la cual se le da la bienvenida por medio de varias tradiciones ancestrales conservadas hasta ahora.

Las fechas coinciden con el equinoccio de primavera cuando empieza el ciclo vegetativo de la naturaleza. Por eso, en el campo se llevaban a cabo varios rituales con el fin de asegurar una cosecha abundante, buena salud y fecundidad. Posteriormente, estas costumbres se entrelazaron con las celebraciones religiosas de la resurrección de Cristo, creando así una tradición checa excepcional.

Las principales celebraciones se llevan a cabo el domingo y el lunes, es decir, este año se trata de los días el 5 y el 6 de abril. Sobre todo el lunes, denominado también el Lunes Rojo, es el día más alegre de todos.

Ese día los varones checos suelen azotar a las mujeres y chicas con varitas de sauce entrelazadas para que se mantengan sanas y ágiles a lo largo de todo el año. Es que sauce es el primer árbol que se despierta después de invierno y, según las creencias tradicionales, la fertilidad y la vitalidad de las ramas pasan a la mujer. Obviamente, hoy en día ya es más bien un acto simbólico y gracioso cuando los hombres persiguen a las mujeres por toda la casa. En ciertas partes del país existe también la costumbre de echar agua fría o perfume a las chicas para que conserven su frescura.

A cambio, los varones reciben huevos, sin menor duda, el símbolo más importante de la Pascua llamada en checo Velikonoce. Es un objeto mágico que desde tiempos remotos simboliza la fecundidad y nueva vida. Se regalan huevos crudos, cocidos o de chocolate, pero siempre llenos de colores, pintados o decorados. De hecho, las técnicas manuales usadas para pintar y decorar los huevos son una auténtica forma de arte.

Anteriormente la carne típica era cordero asado que ya no se suele comer en las casas checas. No obstante, el cordero mantiene su significado simbólico y se prepara una masa sabrosa dulce en forma de este animal.

Sin embargo, en las ciudades grandes la Semana Santa significa más bien fiestas de mercados, ferias y otras actividades. La capital del país ofrece varios eventos, entre los cuales destacan los favoritos mercadillos de Pascua al aire libre. Estos mercadillos tienen lugar en las tres plazas principales de Praga: la Plaza de San Venceslao, la Plaza de la Ciudad Vieja y la Plaza de la República. Mucha gente llega a comprar algunos detallitos y artesanías. Todos pueden degustar dulces típicos como son las roscas de Judas con miel. Además, los visitantes disfrutan de un programa acompañante lleno de espectáculos de música y danza, muestras de oficios antiguos y técnicas artísticas de decoración de huevos, elaboración de varitas o fabricación de velas. A los más pequeños les esperan varios talleres infantiles.

Otra opción consiste en pasar los días en los castillos y palacios de todo el país que suelen preparar programas especiales dentro de sus murallas, muchas veces con actuaciones de músicos y actores. En varios museos es posible conocer las tradiciones de pascuas más de cerca. La Pascua Florida en la región de Valassko tiene lugar en el Pueblo de Madera del Museo al Aire libre de Roznov. Allí cada uno puede aprovechar las fiestas para disfrutar de presentaciones de grupos folclóricos y probar comidas cuaresmales y festivas. Incluso se azota a las mujeres, y no hacen falta ni las muestras de artesanías. Durante todo el día tocan los grupos de música de cimbalón para crear una atmósfera y un ambiente aun más agradables.

Fuentes: Old.radio.cz, CzechTourism.com-1, CzechTourism.com-2. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Música de jazz en primavera de Brno

Brno, la metrópoli morava situada al sureste de la República Checa, da en estos meses la bienvenida a todos los aficionados de jazz y otras variedades de este género de música.

El Festival internacional conocido como JazzFestBrno ya ha entrado en su edición número 14, y siguiendo su buena costumbre también este año ofrece un excelente programa lleno de músicos destacados y proyectos creativos interesantes. De esta manera, a Brno llega una élite de invitados extranjeros que se encuentra con los representantes más importantes de la escena de jazz checa y eslovaca.

Lo mejor de jazz y de la oferta cultural de la ciudad se presenta este año hasta el 17 de junio. Todo el evento fue inaugurado el 15 de marzo por un espectáculo asombroso de dos pianistas extraordinarios, Craig Taborn de los EE.UU. y Shai Maestro de Israel. Dos días más tarde protagonizó Dianne Reeves quien figura entre las mejores cantantes de jazz contemporáneas. La reina del jazz estadounidense ganó este año el prestigioso premio Grammy por el mejor álbum vocal, siendo su quinto Grammy.

Otra de las atracciones de esta edición consiste en la actuación del pianista fenomenal Fred Hersche, galardonado con dos premios Grammy, que se presenta en la República Checa por primera vez. Otro estreno checo pertenece a Ben Williams que entrelaza jazz con la música de hip hop y R´n´B. Además de las leyendas de jazz, no hacen falta ni los jóvenes músicos nacionales o de otros países del mundo. No se puede olvidar ni a lo mejor de jazz nacional representado, entre otros, por Jaromír Honzák, Tomáš liška, Peter Lipa o la Orquesta de la Radio de Gustav Brom.

Sin embargo, el evento culminará en junio durante la clausura oficial del festival cuando se dará un concierto conjunto de Chick Corea y Bobby McFerrin.

JazzFestBrno conserva su formato tradicional de conciertos dobles en ciertos días, completados por una sesión nocturna. En total se llevan a cabo 14 conciertos. Así los interesados tienen varias oportunidades de disfrutar de experiencias únicas en diferentes lugares de Brno, incluyendo varios teatros, un centro cultural, clubes de música y el edificio de la Academia de las Artes Músicas de Janacek.

Las entradas pueden conseguir directamente en la página web del festival o en la página Nejkoncerty.cz.

Un programa completo de los protagonistas, lugares de conciertos e información sobre los precios de entradas encontrarán en la página web del festival: www.jazzfestbrno.cz.

Otras fuentes: KudyZnudy.cz, CzechTourism.com. Foto 1, foto 2.

Un panorama latinoamericano y mucho más en el Festival de cine en Praga

La edición 22 del Festival internacional de cine Febiofest ofrece durante nueve días en Praga más de 150 películas de 56 países incluyendo Colombia, y en total se dan 562 proyecciones.

Muchas de las películas presentadas han sido galardonadas en prestigiosos festivales de todo el mundo, como son los festivales de Berlín, Cannes, Venecia, Toronto, San Sebastián y otros.

El festival que empezó el 19 de marzo se prolongará en la capital checa hasta el 27 de marzo. El lema de este evento, nacido en 1993 como un evento para amigos, sigue siendo igual: “todo para el espectador”. Durante los años Febiofest se ha convertido en un reconocido certamen cinematográfico. Hoy en día es el mayor festival de cine en la República Checa y el segundo más destacado del país (después de Karlovy Vary).

El amplio programa abarca proyecciones contemporáneas y retrospectivas en alta definición, películas de todos los géneros y formatos, incluso la escena alternativa y amateur. Se enfoca también en descubrir nuevos territorios y cineastas desconocidos. Varias de las películas se podrán ver en la República Checa por primera vez como es el estreno de la obra del director Mike Leigh sobre la vida del pintor británico Joseph Mallord William Turner.

Las películas están divididas en catorce categorías temáticas, entre las cuales sobresalen las denominadas Contra la Corriente, Panorama del Cine Mundial, Panorama Asiático, Cine de Regiones Checas, películas experimentales y cine con temática homosexual.

Una sección está también dedicada al cine latinoamericano, que trata esta vez temas más serios como la injusticia de la sociedad actual. El cine colombiano está representado por la película Los Hongos del director Oscar Ruiz Navia y por otras dos coproducciones.

Una de ellas, Gente de bien, del director de cine francés Franco Lolli, es un drama social sobre la Colombia actual que presenta el tema de las enormes diferencias entre las clases sociales.

La mayor novedad que preparó Febiofest en cooperación con el festival Berlinale consiste en las proyecciones de cine acompañadas por cenas exclusivas. La sección Culinary Cinema durante tres noches (del 24 al 26 de marzo) invita a restaurantes de cine con una atmósfera agradable donde los asistentes tienen la oportunidad de probar la gastronomía de primera calidad y al mismo tiempo disfrutar de películas excelentes.

Al festival suelen ser invitados varios directores de cine célebres u otras personalidades que dan charlas y tertulias. A lo largo de sus más de 20 años de historia han desfilado por su alfombra cineastas de la talla de Roman Polanski, Nanni Moretti, Claude Lelouch, Peter Weir y Olivier Assayas entre otros.

Este año participa, por ejemplo, la actriz estadounidense de origen checo Kim Novak, el actor y director británico Alan Rickman, y el cineasta francés Jean-Jacques Annaud.

El evento cuenta con un rico acompañamiento musical Febio Music Fest. Cada una de las ocho noches está dedicada a un género musical diferente como la música pop, el hip hop, jazz, world music, rock ´n roll y ska. Estos encuentros interesantes tienen lugar en los garajes del cine Andel.

Posteriormente, algunas de las películas se trasladarán a otras 14 ciudades checas en el marco del evento Eco en las regiones que tomará salas de cine desde el 30 de marzo hasta el 17 de abril.

La página oficial de Febiofest con información más detallada: www.febiofest.cz (foto 3, 4).

Otras fuentes: Radio.cz, KudyZnudy.cz. Foto 1-2.