Celebración de la Semana Santa en la República Checa

No solamente las misas y otras ceremonias religiosas, sino también los huevos decorados, las varitas de sauce, los pasteles en forma de animales y las flores caracterizan la Pascua en la República Checa. Es que las fiestas, llamadas Velikonoce en checo, tienen también sus raíces paganas. Simbolizan la llegada de la primavera, y por medio de varias tradiciones ancestrales que se conservan hasta ahora se da la bienvenida a esta hermosa temporada del año.

Las fechas coinciden con el equinoccio de primavera cuando empieza el ciclo vegetativo de la naturaleza. En el campo se celebraban varios rituales con el fin de asegurar una cosecha abundante, buena salud y fecundidad. Estas costumbres se mezclaron posteriormente con las fiestas religiosas de la resurrección de Cristo, creando así una tradición checa excepcional.

El viernes, el sábado y el domingo se practican las tradiciones y ceremonias cristianas, sin embargo, las principales celebraciones se llevan a cabo el lunes siguiente a la Semana Santa religiosa, denominado también el Lunes Rojo. Este año se trata del lunes 2 de abril. De hecho, el lunes ha sido un día no laboral por décadas, mientras que el Viernes Santo fue aprobado como un día festivo apenas en 2016.

Aunque pueda parecer bastante cruel e inhumano, el lunes los varones checos van de casa a casa para azotar a las mujeres y chicas con varitas de sauce entrelazadas. El sauce es el primer árbol que se despierta después de invierno, y por eso simboliza la vitalidad y la fertilidad que con este acto los hombres pasan a la mujer.

De esta manera, las mujeres deberían estar sanas y ágiles a lo largo de todo el año. Obviamente, es más bien un juego simbólico y gracioso que no debería causar ningún daño ni sufrimiento. Los hombres persiguen a las mujeres por toda la casa, incluso en algunas regiones les echan agua fría o perfume para que las chicas conserven su frescura.

A cambio, los varones reciben huevos como un objeto mágico que desde tiempos remotos es símbolo de una nueva vida y la fertilidad. Además, los huevos contienen una gran cantidad de elementos nutritivos, así que sirven para recobrar fuerzas después de la época invernal. Se regalan huevos crudos, cocidos o de chocolate, pintados o decorados con diferentes técnicas hasta artísticas.

Otro de los símbolos es el cordero. Anteriormente fue la carne típica de las fiestas, pero en la actualidad se prepara una masa sabrosa dulce en forma de este animal. El bizcocho más antiguo y muy típico de la Pascua se llama mazanec, tiene forma de un pan redondo y se prepara de una masa de levadura.

En las ciudades de todo el país tienen lugar mercados, ferias y diferentes actividades. En la capital de Praga pueden visitar los mercadillos al aire libre en las plazas principales de la ciudad: la Plaza de San Venceslao, la Plaza de la Ciudad Vieja, pero también directamente en el Castillo de Praga. Los puestos ofrecen todo tipo de detallitos y artesanías de la temporada, pero también dulces típicos como son las roscas de Judas con miel. El programa acompañante incluye conciertos de música, espectáculos de baile folclórico, muestras de oficios antiguos y talleres de técnicas artísticas de decoración de huevos. Los mercadillos en Praga se prolongarán este año hasta el 8 de abril.

Otra opción consiste en pasar los días en los castillos, palacios o museos de todo el país que suelen preparar varias actividades y eventos, y presentar las tradiciones populares.

Una de las posibilidades es ir a Betlém en Hlinsko donde hasta el 15 de abril pueden conocer más acerca de la Pascua checa. Vale la pena viajar también a Roznov pod Radhostem donde se encuentra el Museo al Aire Libre, un pueblo de madera. Allí se dan presentaciones de grupos folclóricos y se muestran las costumbres típicas de la Pascua. Los grupos de música de cimbalón acompañan las actividades y crean una atmósfera hermosa y alegre.

En Brno, la segunda ciudad más grande del país, tiene lugar la edición 27 del festival de la música sacra.

 

Fuentes: KudyZnudy.cz, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.