turismo

La República Checa celebra el 700 aniversario de nacimiento de Carlos IV

Karel1Llamado “el padre de la patria”, el emperador romano-germánico y el rey checo Carlos IV es sin menor duda una de las personas más destacadas e importantes en la historia de las Tierras Checas. Fue él quien impulsó el desarrollo cultural de gran parte de Europa en el siglo XIV. Además, amplió el territorio de Bohemia y gracias a él llegó un florecimiento y auge incomparable de Praga, entonces capital del Imperio romano.

Nació el 14 de mayo de 1316, es decir, hace 700 años, el aniversario que todo el país conmemora y festeja durante todo el año 2016. Por tal motivo el programa cultural ofrece varias exposiciones, conciertos, charlas, festividades al estilo medieval y otros eventos relacionados con la vida, legado y logros de uno de los soberanos más respetados de la historia nacional.

Por supuesto, un sinnúmero de actividades tienen lugar directamente en Praga. El mismo 14 de mayo, el día de su nacimiento, en el Castillo de Praga será develado un monumento a Carlos IV. En la Catedral de San Vito se dará un concierto de la Orquesta Filarmónica Checa, dirigida por Jirí Belohlávek.

Sin embargo, la mayor exposición inaugurada ese día es la denominada El Emperador Carlos IV que tiene el objetivo de salir de los estereotipos y mostrar a través de más de 170 artefactos históricos y de arte las diferentes caras del soberano.

Karel2Es decir, la exposición presenta a Carlos de manera íntegra con sus cualidades, pero también sus ambiciones de poder y las medidas poco populares que adoptó persiguiendo sus metas. Los artículos expuestos han sido prestados a la Galería Nacional para esta ocasión por museos nacionales, pero también varias instituciones de Europa y los Estados Unidos. Por primera vez en la República Checa se expondrá la corona real de Aquisgrán, con la que Carlos fue coronado como rey del Santo Imperio Romano-Germánico en 1349. Varios eventos acompañarán la exposición, incluyendo simposios, talleres y espectáculos artísticos. En Praga pueden visitar la exposición hasta el 25 de septiembre, después se trasladará a Nuremberg, la ciudad alemana.

Otra de las exposiciones que llaman la atención es la exposición de las joyas de coronación de los reyes de Bohemia, abierta al público a partir de mayo y hasta finales de septiembre. Las joyas normalmente permanecen guardadas en una cámara especial cerrada con siete cerrojos en la Catedral de San Vito en Praga. La muestra expuesta incluye la corona real de San Venceslao, el santo patrono de las Tierras Checas la cual Carlos IV mandó fabricar con motivo de su coronación como rey de Bohemia en 1347. Los visitantes pueden ver también réplicas especiales de otras insignias reales góticas.

Karel3Del 14 al 21 de mayo el centro de Praga se transformará en una ciudad medieval de los tiempos de Carlos IV. Directamente en las calles los habitantes y visitantes podrán apreciar los trajes típicos de la época y actuaciones culturales, la maestría de artesanos y espectáculos de malabaristas y espadachines.

Para enterarse más en detalle sobre la política exterior del emperador, los interesados pueden asistir a una conferencia científica internacional organizada por la Academia de Ciencias. Esta institución también prepara una aplicación de Internet que acercará la época del reinado de la dinastía de los Luxemburgo a los estudiantes. Por su parte, la Universidad Carolina rinde homenaje a su fundador, por ejemplo, con una recreación de la coronación del soberano, y visitas comentadas a las iglesias y los monasterios fundados por el monarca.

No obstante, las celebraciones no se llevan a cabo solamente en la capital, sino también otras aproximadamente 300 ciudades y pueblos checos organizan diferentes actividades conmemorativas. Incluso existe un mapa especial de los sitios vinculados con Carlos IV como son Karlovy Vary, la ciudad fundad por el rey, el castillo de Karlštejn o Loket, donde Carlos pasaba mucho tiempo porque salía a cazar a los bosques cercanos, y muchas más.

Karel4Varias bibliotecas públicas han preparado charlas sobre la vida y las costumbres en la Edad Media, otras organizaciones dan breves presentaciones de teatro para los alumnos en las escuelas.  Hasta finales de mayo se prolongará la exposición en el Monumento Nacional del pueblo de Lidice que muestra la vida de Carlos entre los años 1347 y su muerte en 1378 cuando trataba de unir a su reino la zona de Brandeburgo.

Bajo el reinado de Carlos IV, las Tierras Checas alcanzaron su máxima extensión territorial, no obstante, tras su muerte en 1378 la gran fama, respeto y auge económico y cultural fue desapareciendo poco a poco.

Con motivo del aniversario de Carlos IV, el checo más grande, Radio Praga ha preparado numerosos materiales sobre su vida, gobierno y aporte al desarrollo de Praga y todo el país, pero también sobre los eventos culturales relacionados. Consulten su página aquí.

Fuente: Radio.cz/es (Ivana Vonderková). Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Semana Santa en la República Checa

Una oferta amplia de eventos de todo tipo caracteriza los días de Pascua en la República Checa. Muchas ciudades organizan sus tradicionales mercados, ferias de artesanías y presentaciones de tradiciones populares. En el país la Semana Santa, la fiesta cristiana más importante, no es asociada solamente con las tradiciones religiosas, sino también con las paganas. De manera simbólica se da la bienvenida a la primavera por medio de varias costumbres y rituales ancestrales que se celebraban en el campo con el fin de asegurar una buena cosecha, salud y fecundidad. Posteriormente, estos se mezclaron con los aspectos religiosos de la resurrección de Cristo, y surgió una tradición checa excepcional.

El principal día de la Pascua, denominada en checo Velikonoce; llega después de la Semana Santa. Se trata del lunes conocido como el Lunes Rojo, el día más alegre de las fiestas. Este año será el lunes 28 de marzo cuando los varones checos azotarán a las mujeres y chicas con sus látigos especiales hechos a mano de las ramitas de sauce, obviamente, sin causarles sufrimiento.

La leyenda dice que las muchachas deben ser azotadas para mantener una buena salud y fertilidad durante todo el año. En algunas partes del país existe la costumbre de echar agua fría o perfume a las chicas para que conserven su frescura.

Ellas después entregan a los varones huevos crudos, cocidos, de chocolate, pero siempre decorados y llenos de colores. Las técnicas manuales para pintar y decorar este símbolo más emblemático de la Pascua varían y son una auténtica forma de arte.

Praga, la capital checa, celebra la llegada de la primavera con sus mercados tradicionales al aire libre que tienen lugar principalmente en la Plaza de la Ciudad Vieja y la Plaza de San Venceslao. Los mercados están abiertos desde el 12 de marzo y se prolongarán hasta el 3 de abril. En los puestos se puede conseguir la mercancía de la época incluyendo los huevos decorados, artesanías de todo tipo, pero también la comida checa típica preparada según las recetas antiguas.

Por ejemplo, es una oportunidad excelente para probar las roscas de Judas con miel, los ponqués típicos en forma de corderitos o conejitos, o una comida vegetariana preparada de la arveja germinada que los predecesores comían durante el período de la cuaresma. También hay un puesto especial donde pueden escoger entre once tipos de ponche sin o con alcohol.

A todos los visitantes de los mercados les espera una atmósfera única gracias al programa folclórico acompañante con presentaciones populares y culturales, talleres y muestras de costumbres y oficios tradicionales. Los interesados pueden probar estos oficios artesanales y llevar a su casa como un recuerdo el producto que fabricarán. Algunas de las costumbres están explicadas por medio de la danza, el canto u obras escénicas.

Esta vez, igual que durante los mercados de Navidad, la Plaza de la Ciudad Vieja estará decorada con las figuritas y los dibujos típicos relacionados con la Pascua del ilustrador checo Josef Lada. De nuevo aparecen los rincones con libros enormes de Lada donde los visitantes pueden sacar fotografías con un escenario de primavera. Además, la plaza está llena de flores amarillas y cuenta con un árbol de abedul decorado.

Disfrutar de la Semana Santa pueden también en otras partes del país. En Brno, la segunda ciudad checa más grande, las fiestas cristianas se conmemoran con los conciertos de música religiosa. El Festival pascual de música sacra se lleva a cabo del 20 de marzo al 3 de abril, y ofrece decenas de conciertos de orquestas sinfónicas, coros y cantantes. En varios castillos se celebran fiestas populares y temáticas, acompañadas con conciertos, talleres y eventos para niños.

Otro programa interesante consiste en visitar el Museo al Aire Libre de Roznov pod Radhostem. En este pueblo de madera se darán presentaciones de grupos folclóricos y se mostrarán las costumbres de la Pascua del 26 al 28 de marzo. Por supuesto, no harán falta los mercadillos con artesanías y comidas cuaresmales y festivas. Durante todo el día los grupos de música de cimbalón ayudarán a crear una atmósfera y un ambiente alegre y hermoso.

Fuentes: KudyZnudy.cz, Mhf-brno.czCzechTourism.com-1, CzechTourism.com-2. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

También Praga tiene su carnaval

Ha llegado la temporada de los carnavales y la capital de la República Checa no se queda atrás. Del 29 de enero al 9 de febrero Praga se viste de colores, disfraces, y trajes antiguos para celebrar este evento que precede al Miércoles de Ceniza.

El carnaval conocido como Carnevale Praha se inspira en las históricas fiestas alegóricas que tenían lugar en el territorio checo desde la Edad Media. Festeja la alegría humana y la solidaridad entre personas, y al mismo tiempo, exhíbe capacidades sobresalientes y creatividad única de sus participantes.

La tradición carnavalesca fue renovada hace diez años. Gracias al renombre que se ha ganado el evento durante sus ediciones anteriores, la metrópoli checa hoy en día figura entre los lugares importantes a nivel mundial donde se organizan estas hermosas festividades.

Igual que en los años anteriores, el programa incluye una variada oferta de actividades tanto culturales como sociales que se desarrollan en espacios públicos, palacios, museos, galerías, teatros, e incluso en restaurantes o centros comerciales. Entre las actividades se destacan los desfiles de disfraces que pasan por el centro histórico de la ciudad, y fiestas de todo tipo. Además se presentan varias obras callejeras de teatro y malabarismo, se dan conciertos, talleres interesantes y bailes. Uno de ellos, el famoso baile real en el majestuoso Palacio Clam-Gallas, conmemora la época barroca con la música típica y un ambiente mágico lleno de máscaras y fantasía.

De hecho, también otros proyectos artísticos están dedicados a la presentación de la cultura barroca. Estos espectáculos se llevan a cabo en lugares auténticos relacionados con la historia, y son preparados en cooperación con especialistas en disciplinas artísticas históricas.

Dado que suelen mezclar la música, el teatro y el baile, con un énfasis en la interpretación escénica, prometen una experiencia auténtica e inolvidable para todos los visitantes. Los interesados pueden incluso pedir prestados disfraces, máscaras y todo lo que necesitan para un viaje en el tiempo.

Los visitantes pueden también disfrutar de especialidades culinarias tradicionales. Otros planes interesantes y románticos consisten en la oportunidad de navegar por el río Moldava en una góndola o recorrer las calles históricas en una carroza estirada por caballos.

El comienzo de la época cuaresmal se celebra también en muchas otras ciudades del país, por ejemplo en Ceský Krumlov, Zadní Trebán y Mokropsy.

Página oficial del carnaval: www.carnevale.cz.

Otras fuentes: KudyZnudy.cz, Prague.eu. Foto 1, foto 2, foto 3.

Descubran el encanto de los hermosos pueblos checos

Los visitantes de la República Checa que salen fuera de Praga, descubrirán que el país está lleno de pintorescos pueblos con mucho encanto. Desde hermosas plazas y campanarios medievales hasta calles empedradas y bosques circundantes, es decir lugares y paisajes que lo harán sentir a cada turista como si estuviera en otro siglo.

1. Tábor – una leyenda medieval
Los antiguos muros que rodean la ciudad, junto con el laberinto de pequeñas calles construido en pleno siglo XV, son una metafórica máquina del tiempo que llevará a los visitantes de vuelta a la época medieval. Cada septiembre, la ciudad celebra una feria medieval – una buena oportunidad para conocer también la arquitectura gótica, la cercana reserva natural, y las callejuelas intrigantes que atraen a cientos de turistas cada año.

2. Slavonice – una ciudad renacentista
Cerca de la frontera con Austria se encuentra Slavonice, una ciudad que no ha cambiado mucho desde el siglo XVI. Los edificios están decorados minuciosamente, grabados en piedra lisa, iconos religiosos y retratos reales, así como magníficos balcones. Todos son remanentes del período de oro de la ciudad durante el Renacimiento.

3. Telc – una ciudad de gabletes
El centro histórico de la ciudad de Telc figura en la lista del Patrimonio mundial de la UNESCO, y es que realmente es un espectáculo para la vista. Rodeada de frontones espectacularmente decorados, pasadizos abovedados, pequeños cafés, y un torreón renacentista, la plaza de Telc y su castillo son verdaderamente uno de los lugares más bonitos en la República Checa.

4. Litomyšl – belleza en cada rincón
Es difícil decidir qué parte de Litomyšl, otra joya declarada el Patrimonio de la humanidad por la Unesco, es más hermosa. Si el viejo castillo renacentista, la plaza colorida, los pacíficos jardines del monasterio, los callejones clásicos o la excéntrica casa de un pintor, quien la cubrió con espectaculares murales.

5. Prachatice – 800 años de antigüedad y magia
Prachatice fue fundada en la segunda mitad del siglo XIII, a largo de una ruta comercial que todavía es parcialmente visible. Es por eso que esta ciudad tiene un ambiente único, que transportará a los visitantes en el tiempo al ver sus iglesias y plazas, la puerta de la ciudad y las calles serpenteantes. Los edificios de colores y sus decoraciones hermosas se suman al tranquilo y cálido encanto.

6. Cheb – belleza centenaria
Cheb es una ciudad maravillosa y muy bien conservada, que aún hoy sigue luciendo casas reales medievales, pintadas en varios colores brillantes y adornadas con madera al estilo germánico. La ciudad está llena de restos históricos, algunos de los cuales tienen casi mil años de antigüedad. Al llegar a Cheb vale la pena caminar por las calles durante un rato y disfrutar de la magia.

7. Trebon – una escapada romántica
La ciudad literalmente le ruega a sus visitantes pasear por sus calles y callejones. La riqueza de las decoraciones renacentistas, los pintorescos estanques de peces, y sus espectaculares restaurantes, no son más que el telón de fondo para la atracción principal de la ciudad: los balnearios geotérmicos. Aun así, los que no deseen disfrutar de tratamientos de spa, pueden dejarse tentar por la atmósfera romántica de la ciudad.

8. Písek – el pueblo de oro y el puente antiguo
Desde el siglo XII, Písek goza de una gran riqueza gracias a los depósitos de oro en la zona. También fue la primera ciudad del país en tener luces en la calle. La ciudad cuenta con muchos eventos culturales, y está llena de una arquitectura colorida y elaborada. Es un verdadero orgullo para el país, y por sus 900 años de edad, su puente es el más antiguo de la República Checa.

9. Jihlava – con la casa de Gustav Mahler
Mahler, el famoso compositor del siglo XIX, creció en Jihlava, y parece que poco ha cambiado en esta ciudad desde entonces. Actualmente se pueden ver las estatuas, las fuentes de agua, las iglesias antiguas y los callejones serpenteantes que forman parte de las principales atracciones de la ciudad junto con los pasajes subterráneos medievales. Esta ciudad está llena de belleza, no importa desde dónde la mira uno.

10. Olomouc – el orgullo barroco
Si uno está parado en la plaza principal de Olomouc y mira hacia arriba para ver toda la Columna de la Santísima Trinidad, entenderá por qué la UNESCO la inscribió en la lista del Patrimonio de la Humanidad. Olomouc es una ciudad tradicional, con edificios barrocos de la época, catedrales, castillos, e incluso un queso tradicional especial hecho en la ciudad.

11. Frantiskovy lázne – siglo XIX, el siglo de gloria de la ciudad
A pesar de tener tan “sólo” 200 años de antigüedad, dado que Frantiskovy lazne fue fundada en el sitio donde están las fuentes geotérmicas, se convirtió en una ciudad balneario muy aclamada. Sus parques bien cuidados complementan las casas de colores, y son ideales para dar un paseo y disfrutar de las diferentes fuentes naturales, el aroma de las flores, las avenidas neoclásicas y los edificios hermosos.

12. Mikulov – un placer para la vista por su gama de colores
La exuberante vegetación y sus viñedos hacen de la ciudad de Mikulov el lugar perfecto para dar un paseo y finalizar el día con una deliciosa copa de vino local. Además de los numerosos eventos y festivales que giran alrededor de la buena mesa y el exquisito vino, caminar por las calles admirando los edificios históricos, casas antiguas, y fuentes de agua, no sólo complace la vista sino también el alma.

Fuente: www.todo-mail.com.

La llegada del nuevo año en Praga

En la República Checa el último día del año suele festejarse en compañía de amigos que se reúnen en diferentes fiestas en restaurantes, bares, fincas, centros de recreo en las montañas, pero también en las calles y las plazas. Las personas que prefieren pasar la Nochevieja de una manera más tranquila, se quedan en casa con su familia o amigos mirando los programas de diversión en la televisión, o jugando juegos de mesa, entre otras actividades.

A medianoche se da la bienvenida al año nuevo con un brindis con champaña o vino espumante. En muchas partes se pueden ver espectáculos fuegos artificiales.

La capital checa ofrece muchas opciones como disfrutar de la última noche del 2015. Por ejemplo, miles de ciudadanos se encuentran en la Plaza de la Ciudad Vieja (centro de la ciudad) donde está preparado un programa de música y diversión. A partir de la una de la tarde empieza la primera parte dedicada a los niños, desde las cinco y media la fiesta sigue para los adultos terminando con un brindis colectivo a medianoche.

Una manera extraordinaria para despedirse del año viejo y dar la bienvenida al nuevo consiste en asistir a alguno de los conciertos de orquestas filarmónicas. Uno de los eventos más buscados en la capital es el concierto de la Prague Philharmonic Orchestra el 31 de diciembre a las cuatro de la tarde. Esta orquesta de fama mundial se presentará en la modernista Casa Municipal de Praga interpretando las mejores composiciones de Ludwig van Beethoven y Antonín Dvorak.

Otros conciertos tendrán lugar al principio de enero en el marco del festival internacional denominado Toques checos de música (Ceské doteky hudby) que pertenece entre los siete festivales de música clásica más grandes e importantes en el país. La serie de conciertos, celebrados en las hermosas salas de monumentos culturales y espirituales más importantes de Praga, va del 16 de diciembre al 6 de enero. El primer día del año nuevo pertenecerá a la música romántica alemana con composiciones de Robert Schumann, Hugo Wolf y Johannes Brahms. Dos días más tarde sonará una serie de las joyas musicales rusas, entre ellas la obra de Chaikovski. Las bandas sonoras de películas famosas modificadas por el director de orquesta y compositor suizo Jérome Kuhn estarán en el programa el 4 de enero. Todo el festival terminará el día de los Reyes Magos con la interpretación de las composiciones de Brahms y Dvorak.

Los amantes del nuevo circo pueden visitar la clausura oficial del evento denominado LeDní Letná, es decir la parte invernal del festival Letní Letná (más información aquí) que se ha desarrollado durante todo el mes de diciembre. En la carpa de circo se presentarán diferentes grupos de música y de baile, incluyendo la reconocida compañía acrobática de Francia Akoreacro. A los visitantes les esperará también una deliciosa oferta gastronómica y una pista para bailar.

Una de las atracciones más esperadas el primer día del nuevo año en Praga son los tradicionales fuegos artificiales que iluminarán el cielo invernal a partir de las 6 de la tarde por más de diez minutos. La música acompañará todo el espectáculo que esta vez rinde homenaje al rey checo y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Carlos IV de Luxemburgo (en 2016 se celebrará el aniversario de 700 años desde su nacimiento). Los mejores lugares para contemplarlo son los puentes de Praga o la orilla del río Moldava. También desde el monte de Petrín o el parque de Letná se abre una vista maravillosa para disfrutar del espectáculo.

Y al final, unas tradiciones relacionadas con la comida servida el primero de enero: se acostumbra comer sopa de lentejas dado que según la costumbre, esta sopa traerá muchas riquezas al que la come. Al contrario, no es aconsejable comer pescado, gallina o pollo, porque entonces la suerte se escapa nadando o volando. ¡FELIZ Y PRÓSPERO AÑO NUEVO 2016!

Fuentes: Cestovani.idnes.cz, KudyZnudy.cz, KudyZnudy.cz-2, CzechTourism.com. Foto 1A, foto 1B, foto 2, foto 3.

Praga como el mejor destino turístico para pasar la Navidad

Los lectores del diario estadounidense USA Today escogieron a Praga como el mejor lugar para emprender el viaje durante el período de la Navidad. El primer puesto en la encuesta significa que la capital checa se posicionó antes de Estrasburgo, Puerto Rico o Quebec.

La única y mágica atmósfera navideña de los mercadillos de la Plaza de la Ciudad Vieja y su decoración específica pertenecen, según el diario, entre las principales atracciones de la época del adviento en Praga. De esta manera, los visitantes pueden disfrutar especialmente del ambiente extraordinario de una de las plazas más hermosas de la capital, junto con la amplia oferta de productos en los mercados y el impresionante árbol vivo.

También la manera de celebrar el día de San Nicolás en la República Checa llamó la atención de los redactores del prestigioso periódico. Sobre todo recomiendan aprovechar la posibilidad de encontrarse en la calle con la figura de San Nicolás con su barba blanca y traje típico, acompañado por un ángel y un diablo.

Este año, los mercados navideños de Praga celebraron el éxito también en los diarios británicos Daily Mail, Express y The Mirror.

Fuente: Denik.cz. Foto.

Época navideña en la República Checa

Desde finales de noviembre empieza la época del adviento que tiene una atmósfera mágica con olor a canela y jengibre. Por todos lados suenan los villancicos, las ciudades inauguran el alumbrado, encienden sus árboles de Navidad y lucen sus decoraciones. No pueden hacer falta ni los pesebres de diferentes materiales y los numerosos eventos y presentaciones culturales.

Las plazas principales atraen al público general a los mercadillos que tienen un encanto especial. Unos de los mercados navideños más destacados y tradicionales del país incluso a nivel europeo se celebran cada año en Praga. El más popular, más grande, pero también uno de los más antiguos tiene lugar en la Plaza de la Ciudad Vieja. Otros mercados de renombre se encuentran en la parte inferior de la Plaza de San Venceslao, en la Plaza de la República, o en la Plaza de la Paz donde reina un ambiente más íntimo. Una novedad espera a los visitantes del Castillo de Praga donde se celebra un mercado navideño por primera vez en la historia. Los mercados empezaron el 28 de noviembre y se prolongarán hasta el 6 de enero (en algunas partes hasta el 3 de enero).

En las típicas casetas de madera convertidas en tiendas al aire libre se venden artículos de todo tipo, sobre todo, las artesanías hermosas de la temporada. Tradicionalmente se trata de decoraciones navideñas, velas aromáticas, coronas de adviento, juguetes en madera, o hasta gorras de lana. Los visitantes pueden degustar algunas de las delicias locales, por ejemplo, las castañas asadas, salchichas a la parrilla, pero también los manjares tradicionales como es el rollo de almendra, los bizcochitos de vainilla o los panes de jengibre decorados. Para evitar el frío de la época de invierno, se recomienda probar alguno de los diversos tipos de ponches, la antigua bebida aguamiel, o el vino rojo caliente.

Las tiendas en la Plaza de la Ciudad Vieja, el centro de las celebraciones navideñas de la capital, están abiertas todos los días desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche, los puestos de comida pueden atender hasta medianoche. La plaza dispone también del impresionante árbol de Navidad, un abeto vivo de 22 metros de altura. Sus luces brillantes se encendieron por primera vez el sábado 28 de noviembre, y un espectáculo de luces que iluminan el árbol se repite cada fin de semana al son de una melodía del compositor checo Antonín Dvorák.

Este año la decoración del árbol y toda la plaza es aún más especial porque por primera vez se ha inspirado en la obra de Josef Lada, un pintor e ilustrador checo, que pintaba también escenas de invierno. El árbol literalmente abre ventanas al invierno de Lada dado que algunas decoraciones tienen forma de ventanillas. En ellas se pueden ver las figuritas típicas de la obra de Lada, por ejemplo, el gato Mikeš. Además, todas las decoraciones son elaboradas a mano y a la medida. De las ramas están colgadas también unas 600 bolas y estrellas doradas.

En toda la plaza predomina el color dorado y blanco. Una de las novedades de este año consiste en las zonas de descanso y rincones interactivos de fotos. Allí los visitantes pueden encontrar libros gigantescos que cuentan historias sobre el invierno, las tradiciones, y las alegrías de la Navidad. Y pueden sacar fotos con estas hermosas escenas.

Las tradiciones se reflejan también en el programa cultural acompañante. En el escenario, construido especialmente para este evento, se dan presentaciones folclóricas, de coros de niños que cantan villancicos, pero también de bandas musicales populares. Además, se celebran obras de teatro, de títeres y marionetas, y se muestran las tradiciones antiguas de Navidad.

Aparte, Praga tiene renombre por sus conciertos navideños celebrados en teatros e iglesias. En el programa siempre figuran la misa navideña checa denominada Hala, maestro, levántate, obra del compositor Jan Jakub Ryba, y varios conciertos de órgano con temas navideños.

Sin embargo, vale la pena también salir de Praga para otras partes del país. Brno, la capital de Moravia, invita a disfrutar de la tranquilidad y un entorno agradable, con muchas actividades y un interesante programa navideño. El hermoso centro histórico de Olomouc se convierte en un centro cultural y también de ponche, dado que ofrece la gama más amplia de esta bebida caliente, incluyendo el tradicional ponche de Nürnberg. Experiencias inolvidables pueden vivir también en Cesky Krumlov, ciudad declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco. Callejuelas pintorescas, la feria tradicional que cuenta con un belén viviente, un programa acompañante dedicado a las tradiciones populares y mucho más espera en este lugar mágico a todos los visitantes.

Fuentes: KudyZnudy.cz, Prazsky.denik.cz. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Desde el 3 de diciembre, colombianos podrán ir a Europa sin visa

El Presidente de la República de Colombia Juan Manuel Santos aprovechará su visita a Europa para firmar en Bruselas el acuerdo entre Colombia y la Unión Europea para eliminar el requisito de la visa Schengen. Con la firma, los colombianos podrán desde el 3 de diciembre de 2015 viajar sin tener que sacar ese documento a 26 de los 28 países que conforman ese bloque continental (es decir, sin el Reino Unido e Irlanda).

Es necesario tener claro que los tiempos para la permanencia en el espacio Schengen son restringidos. La estadía de los colombianos no puede ser superior a 90 días, continuos o no, en periodos de 6 meses.

Durante estos 90 días los colombianos pueden hacer turismo, visitas a amigos o familiares, asistir a eventos culturales y deportivos, a reuniones de negocios, realizar estudios de corto plazo y hacerse tratamientos médicos. Claro que no pueden buscar trabajo o pedir residencia.

Por supuesto, cada viajero debe tener un pasaporte – biométrico o de lectura mecánica (los pasaportes convencionales quedaron eliminados a partir del 24 de noviembre de 2015) – con más de tres meses de vigencia. Es el documento clave para ingresar a la Unión Europea sin la visa Schengen, es la identificación en el exterior y será requerido al salir e ingresar de Colombia, al igual que en el país de destino.

Se les recomienda a los viajeros portar en efectivo una cantidad de dinero equivalente a los 80 o 100 euros diarios, aparte de los gastos de hospedaje. Cada persona también debe tener soporte de que cuenta con más recursos, por ejemplo una cuenta (tarjetas de crédito o extractos bancarios), en caso de que se lo pidan.

Además del pasaporte y el dinero, hay que tener en cuenta otros detalles. En primer lugar, cada país tiene sus propias reglas migratorias y el derecho de inadmitir el ingreso a su territorio. Cada viajero debe portar tiquetes aéreos de ida y vuelta, tener la justificación de la visita (turismo, familiar, cursos cortos, eventos, congresos, entre otros), contar con reserva de alojamiento o carta de invitación en físico.

Debe comprobar un seguro médico y los medios de subsistencia, no estar reportado en el sistema de alertas de inadmisión y no ser considerado una amenaza.

Aparte, la Embajada de la República Checa en Bogotá recomienda verificar los requisitos exactos del país que uno va a visitar. Para viajes de estudio mayores a 90 días y/o por contratos laborales remunerados se mantiene vigente el requerimiento de obtener un visado nacional de acuerdo con las condiciones actualmente existentes.

Para obtener más información y también respuestas a otras preguntas frecuentes consulte la página de la Embajada de la República Checa aquí.

Fuente principal: ElTiempo.com. Foto 1, foto 2, foto 3.

Festival de vino de Cesky Krumlov

El mes de noviembre en Cesky Krumlov pertenece ya de manera tradicional al vino. Esta hermosa ciudad checa, ubicada en el sur de Bohemia, invita a todos los amantes de esta bebida de la uva a probar verdaderas delicias de la oferta tanto nacional como internacional.

Los visitantes pueden degustar vinos excepcionales, incluso de viñedos distinguidos como el del marqués italiano o el del presidente francés. No hace falta ni el reconocido vino tinto moravo denominado Bona Dea, considerado bueno para la salud. Un sabor único tienen también los vinos auténticos de los viñedos antiguos o los vinos provenientes de regiones vitivinícolas no tradicionales.

Todo el festival fue inaugurado de manera oficial el 6 de noviembre, cuando se abrió y plantó un viñedo pequeño local, el segundo que existe en la ciudad. Por la noche se llevó a cabo una presentación de vinos y destilados de todo el mundo, organizada por la compañía Premier Wines & Spirits, que se dedica a la venta de vinos de alta calidad en la República Checa.

En el marco del festival se celebrará también el 11 de noviembre, conocido en el país como el día de San Martín. Según un pronóstico checo, San Martín llega ese día montado en un caballo blanco, es decir, se supone que debe traer la primera nieve.

Sin embargo, estas fiestas son al mismo tiempo relacionadas con el final de la cosecha y la culminación del año agrícola, mientras que en las regiones vinícolas pertenece ese día a la fiesta del nuevo vino. Por tal motivo, suelen celebrarse degustaciones del vino joven, conocido como vino de San Martín, la marca comercial registrada en el año 1995.

San Martín llegará a caballo también a la plaza principal de Cesky Krumlov trayendo el primer vino del año que se abrirá y degustará a las once horas once minutos el once del onceavo mes. Luego este vino seco, ligero y fresco ampliará la oferta de vinos de los restaurantes locales donde se servirá hasta el 15 de noviembre junto con el plato típico de la época, el ganso al horno, generalmente acompañado con knedliky (albóndigas) de harina de pan o de papa y repollo rojo. Por la noche se celebrará una fiesta llena de música de cimbalón.
(Más información sobre las fiestas de San Martín y su historia en la República Checa encontrarán aquí.)

Además, el festival es también un lugar de encuentro para los amantes de vino, y sobre todo, para los expertos en esta bebida. Por ejemplo, la sumiller destacada Klára Kollárová ha preparado una degustación entretenida, con un poco de historia, cultura y enseñanza. El programa Vino & Gastronomía & Cultura acompaña todo el festival y ofrece mucha información interesante acerca del vino, su producción y degustación.

El broche de oro del evento llegará el 21 de noviembre con la Fiesta de vino del castillo. Esta degustación y exposición de venta de vinos es muy popular, y este año presentará unas 28 viticulturas. Los asistentes podrán degustar vinos de diferentes rincones del mundo, incluyendo los nacionales, los de Chile, Argentina o Francia, elaborados con diferentes tecnologías, vinos jóvenes o de mesa. Todo el evento se desarrollará en una atmósfera única del castillo local.

En el tiempo libre se recomienda aprovechar el viaje a Cesky Krumlov y salir a caminar por sus calles lindas, y de esta manera conocer uno de los 12 monumentos checos inscritos en la lista del patrimonio de la humanidad de la Unesco.

El programa completo del festival: www.festivalvinack.cz.

Otras fuentes: CeskeNovinky.eu. Foto 1, foto 2, foto 3.

Praga iluminada por el Signal Festival

En estos días, del 15 al 18 de octubre, Praga está viviendo por tercera vez la mayor exhibición del arte audiovisual de la República Checa.

Gracias a este evento de luces denominado Signal Festival, el centro histórico de la capital se puede ver de otra perspectiva, como una galería llena de colores y efectos increíbles. Y llega en un buen momento, dado que en octubre el país empieza a sufrir una reducción significativa de la luz del sol.

A los visitantes les esperan unas veinte instalaciones luminosas, varias proyecciones de video mapping, otras atracciones interactivas y espectáculos mágicos. Todo el programa es gratuito, y muestra nuevas técnicas luminosas al aire libre a lo largo de la ciudad, por ejemplo, en la plaza de la Ciudad Vieja, el palacio U Hybernu, el Mercado de Frutas, el mirador de Petrin o el Museo Kampa.

Durante los cuatro días se presentan varios artistas destacados tanto locales como extranjeros. El mayor atractivo de esta edición consiste en la gigantesca cúpula hinchable, en la cual se proyecta un show audiovisual Nimbes del artista francés Joanie Lemercier, conocido por sus ilusiones ópticas que ponen en duda la percepción del espacio.

Llama la atención también una instalación grandiosa que flota en el aire en forma de una red de luces. Esta obra pretende imitar el oleaje del mar y reacciona frente a los impulsos del ambiente, como el viento, el agua y el sol.

Como en las dos ediciones anteriores, ni este año hacen falta los populares shows de video mapping en las fachadas de los monumentos importantes de Praga. Les esperan espectáculos tridimensionales que iluminan y animan, entre otros, la fachada estilo rococó del Palacio Kinský y la iglesia de Santa Ludmila en la Plaza de la Paz. Allí el artista húngaro László Zsolt Bordos proyecta su obra Escape, la cual preparó durante más de un año.

Además, como novedad de esta edición, se cuenta con un programa educativo dedicado a los especialistas del arte audiovisual. El periódico británico The Guardian incluyó este evento entre los diez mejores festivales de luces del Viejo Continente.

La página oficial del festival: www.signalfestival.com.

Otras fuentes: Radio.cz, MilujPrahu.cz. Foto 1, foto 2.