La exposición Siempre volveré a vivir en la Secretaría Distrital de Gobierno

Con presencia de representantes de Asocheca, dignatarios diplomáticos de la República Checa y Taiwan, así como autoridades de la comunidad judía y otras religiones y de directivos de la Secretaría Distrital de Gobierno, se realizó la inauguración de la exposición Siempre Volveré a Vivir: los dibujos de los niños de Terezín.

El evento se celebró el pasado 5 de febrero en el marco de la Semana Mundial de la Armonía Interconfesional entre todas las religiones, confesiones y creencias proclamada así desde 2010 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Asocheca fue invitada por la Subdirección de Asuntos de Libertad Religiosa y de Consciencia, de la Dirección de Derechos Humanos de la Secretaría Distrital de Gobierno para participar con la exposición en este evento.

La exposición se encuentra abierta al público en las dos alas del primer piso de la Secretaria de Gobierno, Edificio Liévano, calle 11 No. 8 – 17 (Bogotá), en horario de oficina. Se prolongará hasta el 18 de febrero.

La muestra recoge 31 reproducciones de dibujos realizados por niños durante su reclusión en el campo de concentración nazi en Terezín, cerca a Praga en la antigua Checoslovaquia. Solo 100 niños sobrevivieron de al menos 15 mil que pasaron por Terezín de camino a Auschwitz. Con esta exposición se rememora igualmente el aniversario de los 75 años de la llegada de las tropas rusas a Auschwitz y el rescate de los sobrevivientes. Conocemos lo que ocurrió en Terezín gracias a Friedl Dicker Brandeis, profesora de arte quien dedicó su cautiverio en Terezín a enseñar clandestinamente arte y pintura como terapia evasiva a muchos de los niños recluidos allí. Antes de marchar al patíbulo, Friedl rescató 4.500 de los dibujos que más tarde sirvieron como prueba en Nuremberg y que son testimonio indeleble de aquella barbarie.

A través de la Semana Mundial, la ONU invoca la imperiosa necesidad de que las distintas confesiones y religiones dialoguen para que haya mayor comprensión mutua, armonía y cooperación entre las personas, y que los imperativos morales de todas las religiones, convicciones y creencias incluyan la paz, la tolerancia y la convivencia con respeto.

Programas educativos para los compatriotas – 2020

En el marco del Programa de Apoyo al Patrimonio Cultural Checo en el Exterior, aprobado para los años 2016 – 2020, también durante el año 2020 los compatriotas checos residentes en el exterior pueden elegir de la siguiente propuesta educativa:

1. Becas de estudios universitarios

Las becas están dirigidas a los compatriotas checos, y se enfocan en el estudio del idioma checo para extranjeros. Además, dependiendo del nivel de conocimiento del idioma checo y la capacidad de las universidades, es posible aplicar para otras carreras: formación para maestros del idioma y la literatura checa, historia, etnología, historia del arte y teología. De manera general, se trata de materias relacionadas con la profundización del conocimiento del idioma y la literatura checa. La condición necesaria para poder participar en el programa es un buen conocimiento del idioma checo.

Fechas para aplicar rellenando el formulario de inscripción en la página web www.dzs.cz:
 para los estudios de un semestre (septiembre de 2020 – febrero de 2021) antes del 15 de marzo de 2020.
 para los estudios de dos semestres (septiembre de 2020 – junio de 2021) antes del 15 de marzo de 2020.
 para los estudios de un semestre (febrero de 2021 – junio de 2021) antes del 15 de agosto de 2020.

Además de llenar el formulario de inscripción online, para inscribirse es necesario también entregarle a la Embajada de la República Checa en Bogotá 2 ejemplares del formulario impreso, más la hoja de vida, el certificado médico, el programa de estudios detallado, una copia del pasaporte y una carta de recomendación de parte de la asociación de compatriotas – Asocheca. Todos los documentos tienen que ser entregados a la Embajada a más tardar dentro de los 10 días siguientes después de las fechas para aplicar.
Más detalles pueden encontrar en la página web del Centro de la Cooperación Internacional en Educación (DZS) aquí.

 

2. Curso de cuatro semanas del idioma checo para compatriotas en Podebrady

Fecha del curso: 17 de julio – 14 de agosto de 2020
Se trata de un curso de 4 semanas designado a los compatriotas mayores de 18 años, residentes en el exterior, quienes desean aprender el idioma de sus ancestros o mejorar su conocimiento ya adquirido. Al mismo tiempo, los participantes podrán conocer la cultura checa y una parte del país. Las clases se realizan en grupos según el nivel del conocimiento del idioma. El curso consiste en un total de 120 horas, y al final todos reciben un certificado.
Información más detallada y el formulario de inscripción están disponibles en la página web de DZS.

El formulario de inscripción tiene que ser enviado de manera electrónica antes del 15 de marzo de 2020. El mismo debidamente llenado, impreso y firmado, junto con una copia del mismo y una carta de recomendación de parte de Asocheca tienen que ser entregados a la Embajada en Bogotá antes del 25 de marzo de 2020.

 

3. Curso de metodología de dos semanas para los compatriotas interesados en enseñar el idioma checo en el exterior

Fecha del curso: 24 de agosto – 4 de septiembre de 2020
El curso está dirigido a los profesores del idioma checo provenientes de las comunidades checas en el exterior. Los participantes serán divididos en dos grupos: profesores de las comunidades tradicionales (adultos) y pedagogos en las Escuelas Checas Sin Fronteras y escuelas similares (niños).
El propósito del curso de dos semanas intensivas consiste en mejorar y estabilizar la forma de enseñar el idioma checo. Por eso está incluida también la visita a instituciones especializadas en el idioma checo y literatura.
Se necesita llenar un formulario online disponible en la página web de DZS antes del 15 de marzo de 2020.

El formulario de inscripción llenado, impreso y firmado junto con una copia del mismo y una carta de recomendación de parte de Asocheca tienen que ser entregados a la Embajada en Bogotá antes del 25 de marzo de 2020. La recomendación de Asocheca debe destacar la contribución y el beneficio que el curso tendrá para el participante y su futuro uso de los conocimientos adquiridos.

Fuente: Embajada de la República Checa en Colombia. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

El festival que hace reír se celebra en Pardubice

A cien kilómetros al este de Praga, se encuentra la ciudad de Pardubice, conocida sobre todo por la producción del pan de jengibre y de especias, el dulce típico checo. Sin embargo, en estos días, concretamente del 20 al 27 de enero, los visitantes tienen una buena oportunidad de divertirse y reír. Es que la ciudad celebra el vigésimo aniversario de su GRAND Festival de risa.

El programa de este evento es completamente único dado que incluye solamente comedias, el género que muchas veces no tiene una posición fija en otros festivales. De esta manera, el festival de Pardubice muestra que la producción de comedias de calidad es una disciplina artística de excelencia que merece la atención y el reconocimiento. En el festival pueden participar solamente los teatros que tienen su propio repertorio y su grupo de actores.

Esta vez la sección principal ofrece siete de las mejores comedias que fueron estrenadas en los teatros checos en la temporada pasada. Entre ellas se presenta La obra que se estropeó (Hra, která se zvrtla) del Teatro municipal de Kladno, la comedia morbosa de una visita denominada El señor Kolpert (Pan Kolpert), protagonizada por el estudio dramático de Ústí nad Labem, y la obra de tipo cabaret Osmycky del Teatro municipal de Brno.

En la lista figura también la comedia bizarra sobre la búsqueda del sentido de vida Nuestros problemas recogidos (Nase sebrané trable) del Teatro F. X. Salda de Liberec, la comedia cruda sobre la masculinidad denominada Testosterona, interpretada por los actores del Teatro municipal de Zlín, y la obra checa del Teatro de Svanda de Praga que se llama La muerte le queda bien (Smrt mu slusí). El Teatro de Bohemia Oriental de Pardubice sorprende con la comedia loca Un gran robo de banco (Velká bankovní loupez).

A la vez, otras obras interesantes se presentan en el marco de las actividades acompañantes, junto con diferentes conciertos, exposiciones o talleres para los niños. Las escenificaciones compiten por el título de la Comedia del año 2019. La comedia ganadora será seleccionada por un jurado tanto de expertos como de estudiantes. Además, los espectadores pueden votar y escoger al ganador en una categoría especial. Por novena vez se entregará también el Premio del Genio de Risa, galardón otorgado por la contribución excepcional para la actuación, dirección u otro ámbito del género de comedia en los últimos años. Este premio viene acompañado con una escultura original, obra del reconocido escultor Petr Novák. Todos los resultados se publicarán el último día durante la noche de gala que será transmitida por la Televisión checa.

Aparte, es recomendable aprovechar la visita a la ciudad y conocer también otros aspectos de este centro importante de industria química, con sus monumentos y su rica historia. La ciudad de Pardubice está situada en la confluencia de dos ríos, el Elba y Chrudimka. En el palacio local, que ahora es la sede del Museo de Bohemia Oriental, se encuentra, por ejemplo, la exposición del vidrio contemporáneo checo, la mayor colección de este tipo en el país. La plaza principal ofrece pintorescas fachadas en el estilo rococó y clasicista y los restos de los hastiales pintados del período gótico tardío. Además, la ciudad es el destino de los aficionados a la equitación de todo Europa dado que organiza varias actividades relacionadas con este deporte.

Más información y el programa completo encontrarán en la página web: www.festivalsmichu.cz.

Otras fuentes: Divadlo.cz, Divadelni-noviny.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

La Ópera Estatal de Praga reabrió sus puertas al público

Después de tres años de una reconstrucción integral, los interesados pueden volver a disfrutar de los espectáculos en la Ópera Estatal de la capital checa. Se trata de una de las prominentes escenas europeas de ópera que reside en un edificio neoclásico con un interior abundantemente decorado.

El histórico edificio fue reabierto el 6 de enero con un concierto de gala denominado La Ópera Estatal a través del tiempo (1888-2018), dirigido por la cineasta Alice Nellis, con la participación de los cuatro elencos que tienen su sede en esta casa. Es decir, el edificio acogió de nuevo al público pasados exactamente 132 años desde la primera actuación. La reapertura fue acompañada por una proyección de videomapping mostrando las imágenes de la historia sobre el edificio renovado.

Al evento asistieron, entre otras personalidades destacadas, el primer ministro checo Andrej Babis, su homólogo húngaro Viktor Órban y la comisaria federal de cultura de Alemania Monika Grutters. El auditorio pudo escuchar fragmentos de las obras operísticas de varios compositores de renombre como Wolfgang Amadeus Mozart, Federico Smetana, Richard Strauss, Leos Janácek y Bohuslav Martinu.

Este escenario forma parte del Teatro Nacional, y en su escena actúan compañías de ópera y ballet. Para el público general abrió sus puertas a partir del 9 de enero con la presentación de la única obra operística de Ludwig van Beethoven, Fidelio. En el programa de este año figura también el estreno de la ópera El Rey Roger de Karol Szymanowski, y en noviembre la puesta en escena de Los maestros cantores de Nuremberg, de Richard Wagner, la primera obra presentada en el teatro en 1888.

Según el primer ministro checo, el resultado de la reconstrucción, que se logró acabar en un tiempo récord, es excelente. La reconstrucción finalmente costó más de 51 millones de euros, un tercio más de lo planeado originalmente. La razón consistió en el hecho de que durante los trabajos se descubrieron otros problemas no previstos en las instalaciones del edificio y en el estado del escenario. A la vez se remodelaron varias salas del teatro y los camerinos de los músicos y actores. Igualmente son nuevas las butacas en el auditorio que disponen de un pequeño aparato con pantalla para la proyección de subtítulos durante la actuación.

Uno de los últimos pasos consistió en la instalación de un nuevo telón dado que el original, obra del artista Eduard Veith, desapareció misteriosamente después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, su existencia y su aspecto por lo menos en blanco y negro documenta una fotografía. En base de ella, el escenógrafo Martin Cerný junto con sus alumnos de la Academia de Artes asumieron la tarea de crear un nuevo telón. Cerný y su equipo realizaron este encargo en los talleres del Teatro Nacional de Praga durante más de mil horas, unas 14 semanas. La escena en el telón muestra a un poeta que observa el mundo y para su labor se inspira en las virtudes y los vicios del hombre. Los artistas, no obstante, tuvieron que adivinar y escoger el colorido del dibujo en el telón según su consideración dado que en la fotografía no se pueden ver colores.

El teatro fue construido en el año 1888. En sus inicios se llamó Nuevo Teatro Alemán, durante la ocupación nazi (1938-1945) permaneció cerrado y en 1945 fue abierto bajo el nombre del Teatro del 5 de Mayo. En aquella época se convirtió en una alternativa, con puestas en escena de vanguardia en comparación con el más conservador Teatro Nacional. A pesar de su éxito, desde 1949 funcionó bajo el nombre de Teatro Smetana como la segunda casa del Teatro Nacional. Tras la Revolución de Terciopelo de 1989, el teatro recobró su independencia y fue rebautizado como Ópera Estatal, adoptando un repertorio amplio, pero con gran peso del legado de la ópera del siglo XX y de estrenos de nuevas obras. Desde 2015, la compañía volvió a integrarse con el Teatro Nacional y Estatal.

El edificio fue remodelado incluso en los años sesenta y setenta pero ha conservado intactos algunos elementos desde su creación: el terciopelo rojo, los candelabros y los estucos dorados. Ahora cuenta también con una nueva tecnología de escenario, salas renovadas y hasta un moderno sistema de aire acondicionado.

Fuentes: Radio.cz/es (Ivana Vonderková), Lidovky.cz, ElEspectador.com. Foto 1, foto 2, foto 3.

Iniciativas que ayudan a los extranjeros en la República Checa

Los inicios en un país extranjero no son nada fáciles, menos cuando la persona no habla el idioma local. Sin embargo, en la República Checa los extranjeros, incluyendo los hispanohablantes, cuentan con varias herramientas que les pueden ayudar a orientarse mejor, adaptarse en el país y aprender checo.

Existen organizaciones como el Centro para la Integración de Extranjeros (CIC) que atienden a los inmigrantes con cualquier dificultad que puedan tener, les asesoran y ofrecen apoyo. Como dice una de las trabajadoras sociales que trabaja para esta institución, las personas de América Latina y España vienen al país por diferentes motivos, por eso cada familia, cada individuo es un caso único. Algunos vienen con un trabajo en una empresa internacional, otros en busca de un puesto laboral o buscando un lugar seguro para vivir, otros por una pareja checa. Los que cuentan con padres o abuelos checos pueden acogerse al programa de reasentamiento del Ministerio del Interior que les permite obtener la residencia permanente.

En Praga hay también otras organizaciones no gubernamentales que apoyan a los extranjeros, entre ellas META, PPI, SIMI, INBÁZE o ICP. Todas estas iniciativas prestan atención social profesional, apoyo individual con voluntarios, organizan actividades de tiempo libre y ofrecen cursos de checo.

Unas se enfocan más en la asesoría legal, otras se centran en la integración escolar, oferta de actividades de tiempo libre, ayudan a encontrar un trabajo, cuentan con intérpretes y/o celebran eventos sobre la multiculturalidad.

Sin duda, entre las mayores dificultades a las que se enfrentan los extranjeros en el país es el idioma. Estudiar checo se convierte en la condición esencial para poder tener más puertas abiertas y lograr una integración realmente exitosa en la sociedad checa. Aprender el checo no es nada sencillo, pero es posible, y más fácil para los niños y adolescentes. Por otro lado, se pueden ver también muchos hispanohablantes que se rinden frente al aprendizaje del idioma considerándolo demasiado difícil. Los voluntarios y profesionales de las instituciones tratan de animar a estas personas a participar en cursos y grupos de conversación para mejorar su nivel del checo. Entre las actividades del CIC destaca el Club de Español y Checo, donde los asistentes a través de la conversación y algunos juegos pueden aprender y practicar checo. A la vez conversan en español con los checos interesados en este idioma y les pueden aportar conocimientos sobre sus países de origen. De forma gratuita y sin necesidad de registrarse pueden venir y tomar parte de esta original iniciativa que ayuda a ambas partes a practicar las lenguas en un ambiente amistoso.

Los extranjeros pueden escoger de un creciente número de cursos y libros de checo. Particularmente los libros de Lída Holá marcaron un antes y un después en la enseñanza de la lengua checa. Los libros para estudiar checo eran por mucho tiempo muy antiguos. Lída Holá podía entender perfectamente las dudas de sus alumnos sobre ciertas estructuras y frases checas, y empezó a involucrarse cada vez más en los métodos de enseñanza relacionadas con la comunicación, hacer aprender lo importante y práctico para una vida diaria. Por lo tanto, más que la gramática compleja, ha tratado de enseñar a las personas a desenvolverse en las situaciones cotidianas, de ir al restaurante, tener pequeñas conversaciones, expresar los gustos o ir al médico. Si bien escribió muchos libros, Holá es conocida, sobre todo, por sus obras Checo paso a paso y Checo expreso. Sin menor duda, a medida que uno se aleja de Praga, la gente habla cada vez menos inglés u otro idioma, así que aprender por lo menos el checo básico se vuelve indispensable. Holá también defiende el checo coloquial que se usa en el día a día en diferentes regiones del país dado que un ciudadano checo normalmente habla de manera coloquial la mayoría del tiempo. Por lo tanto recomienda usar canciones para complementar el aprendizaje e interesarse en la cultura del país. Como dice, no importa tener errores, lo importante es poder comunicarse de alguna manera, poder comprar cosas en checo, compartir con los amigos.

Los visitantes a Praga que quieren evitar las trampas a los turistas pueden seguir los consejos prácticos del llamado Guía honesto. Es la iniciativa de Janek Rubes quien empezó a grabar y subir vídeos revelando los secretos mejor guardados de la ciudad sin grandes pretensiones. Aún así, hoy en día cuenta con centenares de miles de seguidores en Youtube, y su éxito es tal que últimamente comenzaron a surgir otras iniciativas parecidas en diferentes partes del mundo como Nueva York o Kiev en Ucrania. Empezó a hacer vídeos sobre las trampas de los taxistas, y siguió dando recomendaciones concretos de, por ejemplo, como llegar del aeropuerto hasta el centro de Praga, donde comprar o no comprar comida, qué tener en cuenta a la hora de cambiar el dinero y como lo pueden robar a uno fácilmente. Este proyecto tuvo una repercusión tan positiva que se convirtió también en un libro que cuenta con ilustraciones, listas de los mejores lugares de la ciudad y otras gemas. La iniciativa Honest Guide no solo se centra en Praga, sino ayuda a orientarse mejor en ciudades como Kutná Hora, Brno y Karlovy Vary.

Fuentes: Radio.cz/es-1 (Enrique Molina), Radio.cz/es-2 (Juan Pablo Bertazza), Radio.cz/es-3 (Juan Pablo Bertazza). Foto 1-2, foto 3, foto 4.

Colombianos necesitarán nuevo permiso para entrar a Europa

A partir de 2021, colombianos ya no podrán viajar a Europa sin un registro previo. Desde 2016 la Comisión Europea estaba tramitando y finalmente aprobó un nuevo requisito de seguridad para países exentos de visa en el espacio Schengen (en total son unos 60 países). Se trata de un permiso especial llamado ETIAS, el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes por sus siglas en inglés, que pretende evitar más amenazas y tener más control de quien entra a estos estados. Aplica para 15 países de América Latina, entre esos Colombia.

La Unión Europea insiste que no es una visa. Por el momento, los titulares de pasaportes colombianos pueden visitar todos los países miembros de Schengen sin tener que solicitar una visa. Esto se aplica a los visitantes colombianos que vienen a Europa para estancias cortas de hasta 90 días.

El nuevo permiso no cambiará el libre tránsito entre los países del espacio Schengen pero sí es obligatorio a la entrada a ese espacio. Es decir, los colombianos que deseen viajar al territorio Schengen por cualquier motivo, si es por trabajo, negocios o turismo, tendrán que tramitar de manera electrónica este permiso. Tendrá un valor de 7 euros (cerca de 23.000 pesos colombianos) para mayores de 18 años y no tendrá costo para los menores de edad y mayores de 70 años.

Al hacer la solicitud en línea las personas deberán responder preguntas de seguridad, datos personales, educación, empleo y motivos del viaje, entre otros aspectos. Así el permiso será entregado en pocos minutos, siempre que la información proporcionada sea precisa.

Para solicitar este permiso, los viajeros necesitarán un pasaporte con fecha de vencimiento no inferior a tres meses a partir de la fecha de entrada al espacio Schengen, tarjeta de crédito para hacer el pago del ETIAS en línea y una dirección de correo electrónico para recibir la aprobación o el rechazo del permiso. Los datos presentados en cada solicitud se contrastarán automáticamente con las bases de datos de la Unión Europea y otras como la Interpol, para determinar si existen motivos para denegar la autorización de viaje.

Si la solicitud es aprobada, la persona recibirá la autorización directamente vía correo electrónico y el ETIAS tendrá una validez de tres años consecutivos a partir de su expedición o hasta que expire el pasaporte. Es importante aclarar que en caso de vencimiento o pérdida del pasaporte, el permiso tendrá que tramitarse de nuevo.

Fuentes: Bbc.com, SchengenVisaInfo.com. Foto 1, foto 2.

Disfruten de la atmósfera navideña en los mercadillos tradicionales

Desde finales de noviembre las ciudades checas inauguran sus alumbrados y decoraciones, encienden sus árboles de Navidad y por todos lados suenan villancicos. Además, durante la época de adviento en el país, las plazas de las ciudades se convierten en mercadillos con todo tipo de productos, la mayoría alusivos a la Navidad. Sin menor duda, los mercadillos más tradicionales y más buscados tanto por los checos como por los extranjeros son los que se encuentran en el centro de Praga.

Particularmente el mercadillo en la Plaza de la Ciudad Vieja tiene un encanto muy especial y es considerado como uno de los más bonitos del mundo. Otros tienen lugar, por ejemplo, en la parte inferior de la Plaza de San Venceslao, en la Plaza de la República o en la Plaza de la Paz donde reina un ambiente un poco más íntimo y hay menos gente. De hecho, el semanario estadounidense US News & World Report incluyó los mercados de Praga entre los diez más hermosos del mundo en 2017.

Un árbol de Navidad de 22 metros de altura domina la plaza de la Ciudad Vieja. Se trata de un abeto traído desde el norte de Bohemia, decorado con unos 40 ángeles, el tema central de la decoración de este año. Los ángeles están acompañados con unos 4,5 kilómetros de cadenas de luces, bolas blancas y rojas, estrellas y panecillos de jengibre.

Debajo del árbol los visitantes pueden encontrar un lindo pesebre y un pueblito cubierto con la nieve donde los visitantes pueden sacar fotos navideñas. El árbol se vuelve a iluminar cada día en varias ocasiones, en ritmo de dos melodías diferentes.

En los típicos puestos de madera se venden varios productos típicos de la época, incluyendo productos hechos a manos por los artesanos checos como decoraciones navideñas, velas aromáticas, coronas de adviento, tejidos, pesebres o juguetes de madera. Es una buena oportunidad para conseguir un recuerdo o adorno navideño, pero también probar alguna bebida o comida típica de la época, incluyendo carne, castañas asadas, manjares tradicionales u otros dulces. El aroma del vino caliente preparado con canela y clavo potencia aún más la experiencia navideña y ayuda a calentarse en el frío clima invernal. Entre otras bebidas típicas se destacan aguamiel, grog preparado a base de ron o coñac, y diversos tipos de ponches.  La mayoría de los mercadillos estará abierta hasta el día de los Reyes Magos, es decir, el 6 de enero, cada día desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche. Las tiendas de comida servirán delicias gastronómicas hasta la medianoche.

Durante todo el período festivo, las tradiciones se reflejan también en el programa cultural que ofrece actuaciones musicales y folclóricas en el escenario preparado para tal fin. Los cantos navideños están acompañados con talleres especiales para niños, pero también hay, por ejemplo, un mini zoo. Además, Praga es reconocida por sus conciertos de Navidad celebrados en diferentes iglesias y teatros de la ciudad. Los asistentes pueden oír, entre muchas otras obras, la misa navideña checa denominada Hala, maestro, levántate, pieza del compositor checo Jan Jakub Ryba.

No obstante, a la vez vale la pena salir de Praga y dejarse sorprender por entornos muy agradables y a veces más tranquilos en otras ciudades y pueblos del país. Un interesante programa navideño espera a los visitantes en la capital de Moravia, Brno, pero también en el hermoso centro histórico de Olomouc, donde es recomendable degustar alguno de los ponches que suelen llevar varios condimentos y aromas especiales.

En Cesky Krumlov, joya arquitectónica checa, se llevan a cabo varios eventos interesantes. Además de los mercadillos de navidad, árboles navideños, cantos de villancicos y callejuelas pintorescas, los interesados pueden montarse en una balsa y pasear por el río Moldava, los niños pueden escribir al Niño Jesús a una dirección de correos postales especial. Entre otras atracciones pertenece, sin menor duda, el pesebre viviente – la historia bíblica expresada mediante el canto y la danza.

Otro plan interesante consiste en ir a ver pesebres de diferentes materiales y tamaños, y de esta manera conocer las destrezas y creatividad de artistas locales. La tradición de nacimientos llegó a los hogares checos tras las reformas del emperador José II Habsburgo que prohibían su instalación en las iglesias. Sin embargo, la gente no quería renunciar a esta costumbre y comenzó a elaborar pesebres caseros. Una serie de nacimientos artesanales muy especiales se encuentra exhibida en la ciudad de Turnov. Los pesebres están hechos de piedras semipreciosas, papel, paja, madera y cuentan con sistemas mecánicos ingeniosos, pero también unos paisajes incoherentes y curiosos. Pues la gente colocaba en estos pesebres populares lo que conocía, figuras de sus vecinos que no coincidían muchas veces con lo esperado al lado de José, María y el Niño Jesús. La exposición permanecerá abierta hasta el 26 de enero de 2020.

Fuentes: KudyZnudy.cz, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Asocheca con la Embajada checa celebraron la fiesta de San Nicolás

El sábado 14 de diciembre, es decir, unos días más tarde de lo acostumbrado, tuvo lugar un lindo encuentro para celebrar la tradicional fiesta checa, el día de San Nicolás. El evento fue organizado por las representantes de Asocheca en cooperación con la Embajada de la República Checa en Colombia, y se realizó en la residencia de la embajadora checa, señora Katerina Lukesova.

Por supuesto, los niños se encontraron con la figura central de la fiesta denominada en checo Mikuláš, que suele ser vestida de rojo con hábito de obispo y en la mano lleva un báculo pastoral. Se trata de un personaje legendario que les trae regalos, sobre todo dulces y fruta, a los niños que se han comportado bien durante el año. La fiesta de San Nicolás en Chequia se conmemora el 6 de diciembre, pero los niños reciben sus regalos el 5 de diciembre por la noche. San Nicolás acompañado por un ángel y un diablo recorren las calles de las ciudades checas entrando de casa en casa.

No es de extrañar que el ángel simboliza el lado bueno, el demonio se encarga de asustar a los niños, particularmente a los que no han obedecido a sus padres durante el último año. San Nicolás les pregunta a los pequeños cómo se han comportado, y les pide que canten una canción o reciten un poema. Después los niños reciben sus regalitos, sin embargo, los que no se han portado bien, pueden recibir un trozo de carbón o cáscaras de papas.

Siguiendo esta bonita tradición, los hijos y nietos de los miembros y otros amigos de Asocheca y la Embajada checa asistieron al evento donde tuvieron que demostrar a los tres personajes sus destrezas. Recibieron dulces como recompensa, y posteriormente les esperó un programa acompañante de diversión.

Foto: Embajada de la República Checa en Colombia (Veronika Senjuková), Asocheca.

República Checa como un destino atractivo para los extranjeros

Ubicada en el corazón de Europa, Chequia se está volviendo cada vez más atractiva. Por un lado, es un país que cada vez recibe más turistas y estudiantes, pero al mismo tiempo, se presenta como un lugar interesante para hacer negocios y atrae a empresarios y trabajadores extranjeros.

Medicina, economía o ingeniería pertenecen entre las carreras apetecidas por los extranjeros en las universidades checas. Según las estadísticas del Ministerio de Educación, unos 45 mil extranjeros estudiaban en el país de forma permanente en 2018, lo que convierte a la República Checa en uno de los países más populares en Europa. El interés en las universidades checas ha incrementado en un 10% sólo en los últimos cinco años. Entre las razones se destaca la relación entre el precio y el rendimiento dado que las universidades checas ofrecen una alta calidad de estudios a un costo no tan elevado en comparación con la Europa Occidental. Además, los estudiantes que aprenden el checo y estudian directamente en este idioma, pueden hacerlo gratis. Los que estudian en otro idioma, mayormente en inglés, tienen que pagar por sus estudios.

Los altos números de estudiantes extranjeros en las universidades checas son una tendencia relativamente reciente, que empezó a finales de la década de los 90, cuando la República Checa se unió al programa internacional Erasmus. Sin embargo, solo el 25% de los estudiantes extranjeros el año pasado fueron estudiantes de intercambio, los demás llegaron con el fin de obtener un título universitario. La mayoría de los estudiantes extranjeros vienen de Eslovaquia y los países del antiguo bloque soviético. A la vez, crece el número de indios y chinos. Para estancias cortas vienen también muchos estadounidenses, dentro del programa Erasmus viajan con mayor frecuencia franceses, españoles y alemanes.

Las empresas checas, que se enfrentan a una escasez de mano de obra, contratan a cada vez más empleados del exterior. Y no se trata solo de ucranianos o polacos, llegan trabajadores de todo el mundo, incluyendo países como Nepal o Mongolia. Aunque el Gobierno checo aumentó la cuota de admisión de extranjeros, el número de trabajadores extranjeros aún no es suficiente para satisfacer la demanda de las empresas. La profesión más solicitada en la República Checa es la de albañil junto con otro tipo de obreros como carpinteros, pero las empresas demandan también a trabajadores de almacenes, operadores o conductores de camiones. El reclutamiento a menudo se realiza por Internet, por ejemplo, a través de Skype, y suele tomar al menos tres meses.

Como muestran los resultados de Expat Insider Survey, a los extranjeros que trabajan en Chequia les gusta la vida en el país. En la encuesta realizada cada año por la organización InterNations, la República Checa se encuentra en el décimo puesto entre los 64 países evaluados. Los extranjeros en la República Checa aprecian las oportunidades del crecimiento profesional, la posibilidad de compaginar la vida laboral con el tiempo libre, el estado de la economía checa y las condiciones para llevar una vida familiar. Por lo general, están satisfechos con la calidad de vida en el país, incluyendo los costos de vida. Al contrario, casi la mitad de los encuestados afirmó que era muy difícil encontrar amigos entre la población local, lo que no les permitía sentirse como en casa. Una tercera parte de los extranjeros considera a los checos como hostiles hacia los extranjeros. De hecho, otra encuesta enfocada en las opiniones del público general en el país confirmó que más de la mitad de los checos veía a las personas que llegaban del exterior como un problema para el país. Otro obstáculo para los extranjeros consiste en el idioma checo dado que la vida sin aprender el checo se complica y aprender el checo se dificulta a un 77 por ciento de los extranjeros entrevistados.

En el país actualmente viven unos 560 mil extranjeros, la mayoría de Ucrania, Eslovaquia y Vietnam. Más de 200 mil extranjeros residen en Praga, donde al menos cada quinto trabajador activo viene del exterior. En el promedio a nivel nacional se trata de cada décimo trabajador.

Asimismo, la República Checa atrae cada vez más turistas. Según un estudio de Mastercard, Praga ocupa la posición 28 entre las ciudades más visitadas en todo el mundo. Los visitantes suelen pasar en la capital checa en promedio 2,4 noches. Por todo lo expuesto no es de extrañar que el número de solicitudes de visas haya estado creciendo en los últimos años. El turismo y los negocios son responsables de buena parte de este crecimiento. Viene un mayor número de personas de países como China e India, se ve mayor interés por las estancias en balnearios, pero se registran también más viajes de negocios y de empresarios que acuden a reuniones. El año pasado fue rechazado el 5% del total de las visas pedidas, de algunos países se rechazan muchas solicitudes, de otras muy pocas.

Fuentes: Radio.cz/es-1, Radio.cz/es-2, Domaci.ihned.cz, Lidovky.cz, Radio.cz/es-3. Foto 1 (profimedia.cz), foto 2, foto 3, foto 4.

Conozcan las pinturas de Václav Hollar

Hasta el 23 de febrero de 2020, los amantes de las pinturas pueden conocer la obra del artista checo Václav Hollar. De hecho, esta muestra del grabador checo del siglo XVII se presenta en la capital checa por primera vez bajo el nombre Václav Hollar y el arte de la pintura. Una gran parte de las obras para la exposición fueron prestadas a la Galería Nacional de Praga por museos y coleccionistas privados del Reino Unido, Alemania, Austria y los Países Bajos.

Václav Hollar pertenece entre los mejores artistas del grabado checos. A pesar de que se dedicó y alcanzó fama sobre todo por sus grabados, la Galería de Praga logró reunir una colección de aproximadamente 200 pinturas de este artista. La muestra está instalada en el Palacio Kinský en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga y trata de mostrar las raíces del dibujante Hollar, su inspiración, pero también su contribución única y su importancia en el marco del arte europeo del siglo XVII.

Según la comisaria de la exposición, Alena Volrábová, sus pinturas se reconocen fácilmente dado que Hollar tenía un estilo típico, caracterizado por líneas firmes, largas y vivas. Las utilizaba desde sus proyectos iniciales de pinturas, pero también más adelante al dibujar determinados elementos arquitectónicos. Gracias a sus pinturas se conservaron testimonios interesantes sobre el aspecto que tenían, por ejemplo, Praga o Londres en el siglo XVII. Por realizar varias obras con vistas panorámicas de la capital británica, a Hollar se le apodaba el diseñador de Londres.

Muchas de sus pinturas, tanto paisajes como retratos, son de pocas dimensiones, lo que se debe supuestamente a las frecuentes mudanzas y viajes del artista por varios países europeos. De hecho, esa manera típica de dibujar el paisaje es otro atributo característico para distinguir sus obras. No solía reflejarlo ni a una distancia grande ni visto desde la altura. Aún así lograba evocar la sensación de que uno veía una imagen real de un sitio determinado. De esta manera, dar la vuelta por la exposición significa no solo conocer la producción artística de Hollar, sino también acercarse a sus diferentes caminos y destinos en la vida.

En la exposición los visitantes pueden encontrar también un mapa grande que les permitirá darse una idea de los lugares donde Hollar había vivido o pasaba temporalmente el tiempo. Se pueden ver las distancias que tenía que superar en sus viajes en una época en la que no existían ni trenes, menos aviones.

Una de las salas ofrece a los visitantes la posibilidad de convertirse en pintores y probar varias técnicas artísticas. En el amplio programa acompañante figuran rutas guiadas por la exposición, conferencias, talleres para las familias con niños, para los jóvenes o adultos.

Hollar nació en Praga en 1607 en una familia bien situada económicamente. En la época turbulenta de conflictos religiosos durante la Guerra de los Treinta Años en el siglo XVII tuvo que pasar gran parte de su vida profesional en el exterior.

Aún así, nunca cortó los lazos con su patria ni dejó de considerarse checo. A nivel europeo, Hollar es considerado como uno de los mejores representantes del grabado y de la pintura europea del siglo XVII. Su obra suele ser comparada con la del artista flamenco Joris Hoefnagel, del maestro holandés Rembrandt van Rijn, Lambert Doomer, Francise Place y muchos otros. La exposición misma presenta una muestra de las obras de los artistas coetáneos de Hollar para demostrar la excepcionalidad del artista checo. A pesar de su fama, Václav Hollar murió en Londres en la pobreza, a la edad de 70 años.

Fuente (adaptado de): Radio.cz/es (Ivana Vonderková). Otras fuentes: NGPrague.cz, Informuji.cz. Foto 1, foto 2, foto 3 (Andrea Morkusová).