República Checa

Asocheca junto con la Embajada checa en Bogotá celebraron la fiesta de San Nicolás

El domingo 9 de diciembre, se realizó un bonito encuentro para celebrar la tradicional fiesta checa, el día de San Nicolás. Como en los año anteriores, el evento fue organizado por las representantes de Asocheca en cooperación con la Embajada de la República Checa en Bogotá, y tuvo lugar en la residencia del embajador, señor Miloš Sklenka.

La figura central de la fiesta de Mikuláš (como se le dice a San Nicolás en checo), celebrada el 6 de diciembre, suele ser vestida de rojo con hábito de obispo y lleva un báculo pastoral en la mano. Se trata de un personaje legendario que les trae los regalos, especialmente dulces y fruta, a los niños pequeños el 5 de diciembre por la noche. Normalmente viene acompañado por un ángel y un diablo, que juntos recorren las calles de las ciudades entrando de casa en casa.

El ángel representa el papel del bueno, el demonio se encarga de asustar a los niños, especialmente a los que no se han comportado muy bien durante el último año. San Nicolás les pregunta a los pequeños cómo se han portado, y les pide que reciten un poema, o canten una canción. Después los niños reciben sus regalitos. Los que no se han portado bien, pueden recibir un trozo de carbón o cáscaras de papas.

Siguiendo esta tradición, los hijos y nietos de los miembros y otros amigos de Asocheca y la Embajada checa asistieron al evento donde tuvieron que demostrar a los tres personajes sus capacidades, y recibieron dulces como recompensa.

 

La leyenda de San Nicolás…

La figura de San Nicolás está inspirada en la de un obispo cristiano, San Nicolás de Bari, obispo de Myra en la actual Turquía, en el siglo IV, que fue muy venerado por los cristianos de la Edad Media.

De él se cuentan cientos de historias, especialmente narrando sus milagros y sus bondades para con la gente pobre. Su mítica fama de repartidor de obsequios se basa en una historia que cuenta que un empobrecido hombre, padre de tres hijas, no podía casarlas por no tener la dote necesaria. Enterado de esto, Nicolás le entregó, al obtener la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.

Cuando más adelante (ya en el siglo XVI) San Nicolás se convirtió en una festividad familiar, se impuso la costumbre de poner los zapatos junto a la chimenea. Según la tradición, San Nicolás baja por la chimenea de noche y coloca los regalos en los zapatos de los niños, generalmente, dulces y juguetes. Esta tradición sigue manteniéndose viva.

Fuentes: Foto San Nicolás.

Fotos de la inauguración de la exposición en el Colegio Richmond en Bogotá

El viernes 23 de noviembre los representantes del Colegio Bilingüe Richmond y de Asocheca inauguraron la exposición Siempre volveré a vivir…

Los dibujos y las poemas de los niños de Terezín estarán expuestos en el Centro cultural y de medios del colegio hasta el 7 de diciembre.

Los dibujos de los niños de Terezín expuestos en un colegio de Bogotá

El Colegio Bilingüe Richmond junto con la Asociación colombo-checa (Asocheca) les invitan a la exposición Siempre volveré a vivir… de los dibujos de los niños de Terezín que se prolongará hasta el 7 de diciembre de 2018. La inauguración de la exposición tuvo lugar el viernes 23 de noviembre desde las 9:00 am en el centro cultural del colegio (Carrera 53 No. 222-76, Bogotá).

República Checa en el Festival de cine AL ESTE en Medellín

El festival de cine independiente que busca generar espacios de intercambio cinematográfico con Europa Central y Oriental llega por primera vez a Colombia. La primera edición se celebrará del 22 al 29 de noviembre en su mayor parte en la ciudad de Medellín, y la República Checa será el país invitado. Los amantes de cine podrán disfrutar también de la muestra contemporánea de cine de Albania, Georgia, Hungría, Polonia, Montenegro y Serbia.

AL ESTE proviene de Rouen, Francia, donde lleva ya 13 ediciones. A la vez cuenta con 9 exitosas ediciones en Perú y 5 en Argentina. La programación se destaca por ofrecer las producciones más recientes de esta región de Europa, además de formar un público adepto a este cine a través de retrospectivas de los más famosos directores de estos países.

A los interesados les espera, por ejemplo, una selección de siete estrenos en una competencia de la que los mismos espectadores serán el jurado. En esta sección oficial, la República Checa participará con la película Little Crusader del director Václav Kadrnka.

En el marco del Panorama los organizadores invitan a descubrir al cineasta checo-alemán, Harun Farocki, un cineasta de culto, preocupado fundamentalmente por la imagen, sus efectos en el público, y sus mensajes sutiles. Esta retrospectiva incluye cuatro de sus largometrajes más indispensables.

En conmemoración de los 50 años de los eventos que marcaron la revolución de mayo del 68, se propone una mirada a los directores checos más destacados que conformaron La Nueva Ola Checa con propuestas políticas y artísticas determinantes para su época y el futuro. En la Alianza Francesa en Medellín se presentarán cuatro películas emblemáticas de este importante período de la cinematografía checa de los años ’60 del siglo pasado. Los interesados pueden asistir también a la charla dictada por Juan Diego Parra sobre el cine europeo de la posguerra.

La muestra de cine estará acompañada por la exposición denominada 1968, cuya inauguración tendrá lugar el 26 de noviembre en el sede centro de la Alianza Francesa de Medellín. La exposición hablará del desarrollo histórico y de otros elementos importantes en la turbulente historia del pequeño país en el centro de Europa. Fue justamente en los años ’60 cuando surgió un movimiento de liberalización inspirado en las tendencias y hechos ocurridos en Europa Occidental, llamado socialismo con cara humana, que culminó en el año 1968 con la famosa Primavera de Praga que lastimosamente desembocó en la invasión del ejército soviético el 21 de agosto de 1968.

La programación de las películas checas en el Festival AL ESTE es la siguiente:

SÁBADO 24
Centro Colombo Americano – Sala 2:
18:00 – Filthy (Tereza Nvotvá, Rep. Checa – Eslovaquia, 2017, 87′)
20:00 – Los amores de una rubia (Milos Froman, Checoslovaquia, 1965, 82′)

DOMINGO 25
Centro Colombo Americano – Sala 2:
18:00 – Little Crusader (Václav Kadrnka, Rep. Checa, 2017, 87′)

LUNES 26
Alianza Francesa:
18:00 – Alondras en un hilo (Jirí Menzel, Rep. Checa, 1968, 94′)

MARTES 27
Alianza Francesa:
18:00 – Las margaritas (Vera Chytilová, Checoslovaquia, 1966, 74′)

MIÉRCOLES 28
Casa Kilele (Bogotá):
17:30 – Little Crusader (Václav Kadrnka, Rep. Checa, 2017, 87′)

Alianza Francesa:
18:00 – Las amores de una rubia (Milos Froman, Checoslovaquia, 1965, 82′)

Centro Colombo Americano – Sala 2:
18:00 – Las margaritas (Vera Chytilová, Checoslovaquia, 1966, 74′)

JUEVES 29
Alianza Francesa:
18:00 – La broma (Jaromil Jires, Checoslovaquia, 1969, 80′)

Para más información y el programa completo pueden consultar la página oficial del evento: www.alestestival.com/colombia.

Otras fuentes: www.mzv.cz/bogota.

Fotos de la Semana Checa en Bucaramanga

La Semana Checa se celebró en la Universidad Autónoma de Bucaramanga del 29 de octubre al 2 de noviembre.

Más información sobre el evento encontrarán aquí.

Empieza la Semana Checa en Bucaramanga

Del 29 de octubre al 2 de noviembre se lleva a cabo la Semana Checa en la Universidad Autónoma de Bucaramanga.

El evento conmemora tres importantes aniversarios de la historia checa que se celebran este año: 100 años desde la fundación de Checoslovaquia, 50 años desde la Primavera de Praga y 25 años desde la creación de la República Checa como un estado independiente.

A los participantes les espera un ciclo de películas checas, varias conferencias, tres exposiciones y otros eventos sociales.

Las representantes de la Asociación de compatriotas (Asocheca) inaugurarán la exposición de dibujos hechos por niños en el campo de concentración de Terezín y la exhibición Samizdat que muestra copias de la literatura prohibida, creada ilegalmente por miembros de la resistencia checa durante la ocupación soviética.

En cooperación con el Instituto Cultural del Oriente se celebra la exposición denominada Cien años de la historia de la República Checa, relacionada con los aniversarios importantes del país.

Además, los visitantes podrán asistir a la conferencia llamada República Checa – Un mundo de oportunidades, dictada por el embajador checo, Sr. Miloš Sklenka, y el cónsul honorario en Bucaramanga, Sr. Germán Caballero. Los representantes de la Embajada checa presentarán también oportunidades académicas en el país y darán charlas sobre la historia de la República Checa.

El ciclo de cine 100 Años de la Cinematografía Checa contará con 4 películas: Los trenes rigurosamente vigilados (Jirí Menzel, 1966), Kolya (Jan Sverák, 1996), Lidice (Petr Nikolaev, 2011) y Mi dulce pueblito (Jirí Menzel, 1985).

Zdroj: www.mzv.cz/bogota.

Asocheca celebró junto con la Embajada checa la Fiesta Nacional del país

El día 28 de octubre la República Checa celebra su Día Nacional. Esta vez, la celebración tiene una importancia particular ya que se están festejando 100 años de la constitución de Checoslovaquia, un Estado independiente de checos y eslovacos, tras la caída del Imperio austro-húngaro. La independencia del nuevo estado fue declarada en la Plaza de San Venceslao en Praga el 28 de octubre de 1918, es decir, al terminar la Primera Guerra Mundial. En 1993 Checoslovaquia se dividió en dos estados independientes – la República Checa y Eslovaquia – pero aún así sigue celebrando su fundación en dicha fecha.

Con el motivo de la fiesta nacional, el Embajador de la República Checa en Colombia, señor Milos Sklenka, y su señora Peithi García organizaron una recepción que tuvo lugar el 26 de octubre en el hotel DoubleTree by Hilton en Bogotá.

En el marco del evento, el Embajador entregó en nombre de su país la Medalla al Mérito “Jan Masaryk”, otorgada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa, a tres personalidades de Colombia por su liderazgo en la promoción de los valores y la cooperación con la República Checa, la defensa de la democracia y de los derechos humanos. Los galardonados fueron el Comandante de las FF.MM. de Colombia, el General Alberto Mejía, la Senadora del Congreso de Colombia, señora Paloma Valencia, y el periodista, escritor, historiador y catedrático Gerney Ríos.

En el mismo hotel los visitantes pudieron observar una amplia exposición que reflejaba los momentos históricos de Checoslovaquia desde el nacimiento del país pasando por el desarrollo exitoso durante todo el siglo, la entrada a la Unión Europea, la OTAN y la OCDE. Hoy en día, la República Checa representa uno de los países europeos con mayor crecimiento económico, menor desempleo e inflación. Además es considerada como uno de los países más seguros del mundo.

Como en los años anteriores, Asocheca junto con los compatriotas y los amigos de la asociación se unió a esta celebración. A la recepción asistieron también los representantes diplomáticos, miembros del Gobierno de Colombia, representantes y senadores del Congreso, miembros de las Fuerzas Militares y Policía Nacional, representantes del sector comercial, cultural, de prensa y académico.

Antes de la recepción, los participantes disfrutaron del concierto de piano del maestro Václav Pacl, egresado del Conservatorio de Ostrava en la República Checa y de la Universidad de Música y Arte de Graz en Austria, bajo la tutela del reconocido maestro Walter Groppenberger. Su trayectoria artística como solista incluye distintos escenarios europeos (Chequia, Austria, Suiza, Gran Bretaña, España) y latinoamericanos (Colombia, Cuba). Actualmente se encuentra vinculado como docente de piano al Instituto Departamental de Bellas Artes en Cali. Václav Pacl interpretó las obras históricas de los grandes compositores checos como Bedrich Smetana, Antonín Dvorák, Josef Myslivecek, Jan Krtitel Vanhal, Jan Vaclav Hugo Vorisek, Leopold Eugen Mechura y Maurice Strakosch. Algunas de ellas tuvieron su estreno en Bogotá.

Fuente: www.mzv.cz/bogota (Comunicado de Prensa). Fotos: Embajada de la República Checa en Bogotá.

Praga en el ritmo de Cuerdas del otoño

Revelador, audaz y multigénero. Así definen los organizadores uno de los festivales de música más innovadores de la escena cultural checa que ameniza el otoño en Praga. La edición 22 de Cuerdas del otoño, como se llama el festival, tiene lugar del 9 de octubre al 10 de noviembre.

Los interesados pueden disfrutar del arte de las personalidades más destacadas de la escena musical actual que interpretan música de varios géneros, desde la música clásica, tras el jazz, crossover y música antigua hasta la música étnica. De esta manera, el evento quiere mostrar la variedad infinita del mundo de música sin considerar los límites de géneros, y ofrecer la posibilidad de encontrar música que el público no podría escuchar en otra parte.

En el programa figuran 11 conciertos, la mayoría de ellos son estrenos en la República Checa. Varios de los artistas llegan al país por primera vez, y los que ya visitaron el territorio checo antes se presentan a los visitantes de sus conciertos de una manera totalmente distinta.

En Praga se presenta, por ejemplo, el pionero de minimalismo Terry Riley, la compañía vocal Ars Nova Copenhagen bajo la batuta de Paul Hilliere, la cantante de soul Lizz Wright, el dúo de folk irlandés Paul Brady y Andy Irvine, o el líder de la escena electrónica Venetian Snares en un proyecto común con el músico y productor Daniel Lanois. A los interesados les espera también concierto del guitarrista y pianista brasilero Egberto Gismonti, o el espectáculo de Open Mike Eagle, el representante de la actual escena de hip hop y el llamado art-rap.

La clausura del festival pertenecerá al jazz y la música latinoamericana protagonizada por el pianista Michel Camilo y el guitarrista Tomatito. La escena checa está representada, sobre todo, por la canautora legendaria Dagmar Vonková.

Como novedad de esta edición, el festival se une con el Signal festival, que ilumina con luces la capital checa, para crear un proyecto único denominado Off-Strings.

El festival se celebró por primera vez en el año 1996 en el Castillo de Praga, al principio como una pequeña serie de programas que formaban parte de los eventos culturales del Castillo. Poco a poco se ha desarrollado un proyecto excepcional que se caracteriza por su apertura dramatúrgica y la interconexión de muchos géneros musicales. Hoy en día los conciertos tienen lugar en diferentes escenarios de la capital del país, como son salas de concierto, teatros, monasterios.

Más detalles sobre el evento encontrarán en: www.strunypodzimu.cz.

Otras fuentes: CeskeNoviny.cz, MusicServer.cz. Foto 1, foto 2.

Praga celebra la fiesta de luces – Signal Festival

La capital checa vuelve a iluminarse por una explosión de colores  y efectos visuales de luces.

La sexta edición del evento conocido como Signal Festival llega de nuevo con una oferta excepcional de momentos inolvidables y espectáculos mágicos que combinan el arte, el espacio público y las tecnologías modernas. Se trata de la mayor exhibición del arte audiovisual del país y uno de los mayores festivales de su género en Europa, que a la vez brinda un testimonio viviente de las nuevas tecnologías audiovisuales, la creatividad increíble e ideas innovadoras. El evento se ha consolidado como un referente a nivel internacional por la calidad de sus obras.

Cada año las instalaciones luminosas atraen a tanta gente, entre los profesionales y el público general, que el festival pertenece entre los eventos culturales más visitados del país. Por primera vez, el evento dispone de un tema central, que es el aniversario de los 100 años de la fundación de Checoslovaquia como un estado independiente. Sin embargo, los organizadores prestarán mucha atención también a los futuros cien años mostrando la visión de los artistas acerca de la sociedad y del arte en las próximas décadas.

Después del anochecer del 11 al 14 de octubre, los interesados podrán observar espectáculos cuyo protagonista principal es la luz. Se presentarán más de 20 obras e instalaciones de 26 artistas checos y extranjeros, por ejemplo, del francés Romain Tardy, cuya instalación denominada Future Ruins promete una experiencia especial.

Esta combinación del videomapping con una instalación luminosa se proyectará en la fachada de la Iglesia de San Cirilo y Metodio en el barrio Karlín. En el parque delante de la iglesia se instalarán unas estructuras de lámparas LED inspiradas por los elementos arquitectónicos de la iglesia. Se destaca también la presencia del estudio de diseño de Nueva York, SOFTlab, con la obra Iris, o del artista suizo Zimoun.

Además, el festival se centrará en artistas locales, tanto los ya reconocidos como los emergentes. Por ejemplo, el importante artista checo, Richard Loskot, presentará una instalación nueva con el título Sky on earth, o el grupo Hyperbinary mostrará su obra Wave, una instalación formada por 20 polos LED programables que explorarán el fenómeno físico del movimiento de las olas y sus formas. En el marco del llamado Signal Calling, un concurso público que invita a artistas checos con talentos únicos a participar en el festival, tendrán espacio cuatro artistas jóvenes escogidos por el jurado. De esta manera, los visitantes podrán disfrutar, por ejemplo, de la instalación del grupo artístico _STROY o del estudiante checo Tomáš Dymeš.

La mayoría de los espectáculos se ofrecerá en los espacios públicos de forma gratuita, solamente habrá cinco obras interiores en el marco de la Gallery Zone donde será necesario pagar la entrada.

Esta vez, el festival se expandirá también al barrio Karlín para que el público no se concentre solamente en el centro de la ciudad y el barrio Vinohrady, es decir, dos localidades principales donde el festival tendrá lugar. De hecho, la instalación más visitada suele ser la proyectada en la fachada de la Iglesia de Santa Ludmila en Vinohrady.

Otra de las novedades consiste en la posibilidad de disfrutar de un proyecto especial creado en cooperación con el festival de música Cuerdas de Otoño. Se dará un concierto de música clásica tocada en órgano, y lo acompañará una instalación audiovisual en la Iglesia de San Salvador.

Los espectáculos empiezan cada día a las siete y terminan a las once de la noche.

Más información encontrarán en la página oficial del evento: www.signalfestival.com.

Otras fuentes: Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3.

La República Checa celebra el día de San Venceslao

Este viernes, el 28 de septiembre, es el Día de la Nación Checa, la fiesta nacional vinculada con el santo patrono de los checos, San Venceslao.

El día recuerda los inicios del Estado de los checos dado que ese día del año 935 (o 929, según otras fuentes históricas) fue asesinado el príncipe checo Venceslao de la dinastía de los Premislitas, la famosa familia principesca y real nacional que gobernó las tierras checas varios siglos. El acto fue perpetrado por su hermano, Boleslao I en la entrada a la iglesia de la ciudad de Stará Bolestav, ubicada cerca de Praga.

El motivo del fratricidio fue la lucha por el poder, acompañada por discrepancias de orden ideológico y religioso. El príncipe Venceslao, de firme fe católica, fue un excelente político en el contexto europeo, que prefería la vía pacífica de acuerdos y pactos políticos en el trato con otros soberanos. Por su parte, su hermano Boleslao I, llamado también El Cruel, fue una persona de posturas radicales, que quería unir a las Tierras Checas otros territorios por la fuerza, y tampoco pretendía respetar los puntos de vista de los dignatarios de la Iglesia Católica.

Venceslao pagó con su vida el haber impulsado y defendido la cristianización de las Tierras Checas, el desarrollo de su nivel cultural, y el haber querido conservar la paz en estos territorios. El pueblo checo adoraba a Venceslao ya durante su vida por su alta moral, educación, conocimientos de política, y carácter compasivo. Tras su muerte la gente comenzó a venerarlo. Transcurrido cierto tiempo Venceslao fue canonizado, habiendo sido uno de los primeros santos checos, y se convirtió en santo patrono de la nación checa. Incluso en los tiempos difíciles de la historia del país, el retrato de Venceslao con un escudo y un estandarte de los Premislitas era símbolo de la integridad del país y de su pueblo.

El legado de San Venceslao sigue vigente y los checos le tienen gran adoración. Desde el año 2000, el 28 de septiembre es fiesta nacional. Cada año en esta fecha se celebra en Stará Boleslav una peregrinación en su conmemoración, la más grande a nivel nacional, que culmina con una misa en la plaza principal de la ciudad. En la capital de Praga abren sus puertas al público general algunas instituciones del Estado, por ejemplo, el Ministerio de Defensa o el Ministerio de Cultura.

Otra celebración importante tiene lugar en la ciudad joya del país, Cesky Krumlov. Este vez del 28 al 30 de septiembre, los visitantes de la ciudad podrán disfrutar de varios conciertos, presentaciones folclóricas, un mercado con artesanías y golosinas tradicionales, un festival de cerveza y degustaciones de vino. Además, se llevan a cabo excursiones guiadas por la ciudad, competiciones y juegos para niños, durante la noche de San Venceslao se ofrece la entrada libre a las galería y museos locales, y las personas con el nombre de Venceslao (hombre) o Venceslava (mujer) celebran su encuentro propio.

En 23 ciudades y pueblos de la región de Moravia-Silesia se lleva a cabo una nueva edición del Festival Musical en honor a San Venceslao, cuyo programa incluye 39 conciertos de música clásica, pero también la proyección de la película histórica sobre el patrono checo en la iglesia de la ciudad de Opava.

San Venceslo es a la vez considerado el patrón de los cerveceros y productores de vino, y el mes de septiembre es justamente la época de vendimia en la República Checa.

Las ciudades y los pueblos checos en regiones vinícolas organizan eventos llenos de música, folclor, desfiles medievales, muestras de gastronomía local y, por supuesto, no pueden faltar las catas de vinos. Directamente en la capital checa se encuentran unas 12 hectáreas de viñedos, y una de las viñas más antiguas del país lleva el nombre de San Venceslao quien la fundó en el siglo X. Está ubicada en el Castillo de Praga, así que los visitantes pueden no solamente degustar lo mejor de una de las viticulturas más importantes del país, pero al mismo tiempo gozar de un ambiente agradable y una vista hermosa al centro histórico de Praga.

Fuentes: Radio.cz/es, CKrumlov.info. Foto 1, foto 2foto 3, foto 4.