República Checa

Edición Especial del Festival de Animación Stop Motion

La Embajada de la República Checa en Colombia se unió con otras instituciones checas para organizar un evento virtual denominado la Edición Especial del Festival Czech Centres Animayo Stop Motion, el evento dedicado a la animación stop motion checa. En la preparación del festival, la Embajada en Bogotá colaboró con el Congo Films School, el festival Animayo, los Centros Checos en España, Bélgica, Francia, Italia, Israel, Holanda, Rusia y Grecias, y las Embajadas de la República Checa en España e Italia.

El sábado, 4 de julio, los artistas y expertos de diferentes países ofrecerán un programa lleno de conferencias interesantes, talleres de maestros y proyecciones de las joyas tanto clásicas como contemporáneas de esta única técnica de animación. Stop motion tiene una larga tradición en la República Checa. Se trata de una técnica que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una sucesión de imágenes fotografiadas. El movimiento del objeto estático se construye, fotograma a fotograma, manipulando el objeto entre tomas. De esta manera, esta técnica se utiliza para producir movimientos animados de cualquier objeto rígido como maleable, incluyendo muñecas o títeres de variados materiales (plastilina, papel, masilla, cerámica, etc.), eventualmente, otros objetos reales como son segmentos de papel, fotografías, pinturas en vidrio o en arena. Existe un sinnúmero de posibilidades que son limitadas tan solo por la fantasía del mismo artista.

Sin lugar a dudas, la República Checa pertenece entre los países europeos donde cuantitativamente la producción de películas de stop motion ha sido más fértil. El cine de animación checo comenzó a crecer una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndose en un gran aliado para expresar los sentimientos e ideas de un modo sutil mediante el arte. Destacado en todo el mundo y habiendo tenido siempre una amplia presencia en festivales internacionales, el cine de animación checo goza de muy buena fama por su prolífera producción de cortometrajes artísticos.

El programa de esta Edición Especial de Animación Stop Motion incluirá talleres especiales y paneles presentados por algunos de los máximos representantes de esta técnica y proyecciones de cine stop motion. Los interesados podrán ver también algunos de los mejores trabajos de la prestigiosa escuela de cine de Praga (FAMU). Los invitados especiales que acompañarán al público de esta edición del festival son: Tereza Brdecková (República Checa), periodista, crítica de cine, novelista, guionista; Martin Vandas (República Checa), productor de cine stop motion; Daphne Rosenthal (Holanda), artista visual y productora de cine experimental; Luca Raffaelli (Italia); guionista y experto en cómic y animación; Patricia Ortiz Martínez (España), directora de cine de animación y artista; Tami Berenstein (Israel), directora de animación y documentales, artista conceptual, animadora e ilustradora; Daria Kashcheeva (República Checa), directora de animación.

Fuente: Mzv.cz/bogota. Foto 1-2.

Se levantan otras medidas restrictivas en la República Checa

Está empezando la temporada principal de vacaciones en el país, y gracias a la mejora de la situación epidemiológica relativa al coronavirus, los checos pueden ya hacer muchas de las actividades a las que están acostumbrados. A partir del lunes 22 de junio, en la mayor parte del territorio nacional la vida casi volvió a la situación reinante antes de la pandemia de coronavirus. Una nueva fase de levantamiento de las restricciones adoptadas por el Gobierno checo contra la propagación de la enfermedad COVID-19 permite a los jardines zoológicos, museos, piscinas y monumentos funcionar de forma normal. Los balnearios, uno de los pasatiempos turísticos más populares en la República Checa, pueden llevar a cabo tratamientos colectivos para más de diez clientes y éstos pueden reunirse para comer. Aún así, los centros termales seguirán cumpliendo con estrictas normas de higiene para transmitir confianza a sus clientes.

Además, después de más de tres meses pueden celebrarse ferias y eventos públicos a gran escala, aunque por el momento siguen aplicándose ciertas limitaciones. Por ejemplo, los festivales, conciertos y eventos deportivos pueden reunir hasta 5000 personas, pero las áreas deben estar divididas en sectores para un máximo de 1000 visitantes cada uno. La excepción en cuanto a la apertura de las restricciones son los distritos de Karviná y Frýdek-Místek en la región de Moravia-Silesia dado que en estas zonas existen focos de contagio que todavía no están bajo control.

A partir del primero de julio llegará otro cambio enorme en las restricciones frente al coronavirus. El tapabocas dejará de ser obligatorio en todos los sitios en el territorio nacional excepto en Karviná, Frýdek-Místek y algunos lugares en Praga.

Los checos también pueden viajar a la mayoría de los países de Europa sin limitaciones y sin tener que demostrar que no están contagiados con coronavirus. De hecho, varias personas ya están de vacaciones, por ejemplo, en la costa de Croacia. Aún así, según la encuesta realizada por la agencia gubernamental CzechTourism, casi el 80 por ciento de los checos planean pasar sus vacaciones de este verano dentro del país. Entre los destinos más solicitados pertenece la parte sur de Bohemia y de Moravia, y el norte de Bohemia. La mayoría de las personas prefieren un sitio de naturaleza con algún castillo o monumentos en los alrededores. Los checos quieren conocer nuevos sitios y explorar bien su propio país.

Fuentes: Espanol.Radio.cz-1 (Ivana Vonderková), Espanol.Radio.cz-2 (Enrique Molina), ViviendoPraga.com. Foto 1, foto 2.

Exposición de tapabocas en el Museo Nacional en Praga

En esta época de teletrabajo, videollamadas, compras en línea y saludos a distancia, el Museo Nacional en la capital checa inauguró una exposición especial dedicada al tapabocas, símbolo de la lucha de los checos contra la pandemia del nuevo coronavirus. Este fenómeno surgió después de la declaración de la cuarentena nacional a mediados de marzo con el fin de prevenir la propagación del coronavirus.

La exposición llamada Permanecemos unidos, que se prolongará hasta el 30 de septiembre, muestra el ingenio de los checos de cara a crisis como un buen ejemplo para las generaciones futuras. Expresa la capacidad de los checos de enfrentar un reto de una forma positiva manteniéndose unidos. Tras el estallido de la pandemia, el Museo Nacional empezó a coleccionar diferentes objetos característicos de lo que estaba pasando en ese particular período. Como dijo para la Radio Prague International el director general del museo, Michal Lukeš, la tarea de todos los museos consiste precisamente en capturar sucesos importantes de la historia y documentar lo que acontece a su alrededor en momentos claves.

La exposición del Museo abrió sus puertas al público general el 25 de mayo, el día en el que terminó la obligación de llevar tapabocas en espacios al aire libre en la República Checa. De hecho, el país fue uno de los primeros en requerir su uso obligatorio en todos los espacios fuera de la casa. No obstante, al principio, cuando empezó la pandemia, no había suficientes tapabocas. La escasez de este material de protección movilizó a los checos quienes se pusieron a coser sus propios tapabocas, regalándolos a sus familiares, vecinos, trabajadores sanitarios, personas mayores de edad y a todos los demás que los necesitaban.

En otras palabras, en tiempos de crisis surgió una oleada de solidaridad increíble que se ve reflejada en la colección de 25 tapabocas expuestas en el museo. Se trata de una selección de las unidades más interesantes con diseños poco comunes que, a la vez, tienen su propia historia. Se pueden apreciar tanto los tapabocas cosidos en casa como los diseñados por grandes personalidades de la moda checa. Hay tapabocas de todos los tipos, formas y materiales, con símbolos populares, motivos divertidos, fabricados para casas de maternidad, niños autistas o simplemente para un uso personal diario.

Por ejemplo, uno de ellos fue hecho con un pedazo de tela en el que un niño autista de 15 años pintó un mapa de la red de transporte público de Praga. Una mujer creó otro con una camisa que su esposo usó en su boda. Otro modelo de tapabocas tiene una solapa con velcro colocada estratégicamente para permitir beber.

Lo que al principio era una necesidad inmediata cuando los checos cosían tapabocas utilizando cualquier tela que encontraban en casa, pasó a ser, en las semanas posteriores, una cuestión de estilo, un accesorio de moda. Y no solo de moda, sino también de humor y expresión de opiniones políticas. En este sentido, los tapabocas representan todo un fenómeno social, reforzado además por una convicción ecológica, dado que la mayoría de los checos lleva tapabocas lavables que se pueden reutilizar una y otra vez.

Fuente: Espanol.Radio.cz (Romana Marksová), DiarioLibre.com. Foto 1, foto 2.

La República Checa entre los países más pacíficos del mundo

Hace poco, el Instituto de Economía y Paz, con sede en Gran Bretaña, publicó el Índice de Paz Global 2020 que clasifica 172 estados y territorios independientes. Según el documento, la República Checa ocupa el octavo lugar entre los estados más pacíficos. En comparación con el año anterior, el país subió dos lugares en esta escala.

La primera posición pertence a Islandia que ha ocupado este lugar desde 2008. Lo sigue Nueva Zelanda, Portugal, Austria, Dinamarca, Canadá y Singapur. Después de la República Checa se posicionó Japón y el décimo lugar lo ocupa Suiza. De hecho, Europa sigue siendo la región más pacífica del mundo dado que 13 países europeos están clasificados entre los 20 mejores. Alemania, por ejemplo, está en la décimo sexta posición en la escala, lo que significa que subió seis posiciones.

En cuanto a las grandes potencias mundiales, los Estados Unidos ocupan el lugar 121, China 104 y Rusia 154. Colombia está ubicada en el lugar 140, es decir, subió tres lugares en comparación con el año pasado. De los 11 países de América del Sur clasificados en el índice, Colombia se encuentra en el penúltimo lugar, seguida tan solo por Venezuela. En la región, el país más pacífico es Uruguay en la posición 35 y Chile en la posición 45.

Por el contrario, Afganistán es el país menos pacífico del mundo por segundo año consecutivo, seguido por Siria, Irak, Sudán del Sur y Yemen. Entre los territorios menos pacíficos destaca el Oriente Próximo y el norte de África donde se encuentran cuatro de los diez estados menos pacíficos.

En general, el mundo actual es considerablemente menos pacífico de lo que era en 2008 cuando el Instituto empezó a cuantificar el índice de paz. Este índice se basa en la evaluación de diferentes categorías, 23 en total. Se trata, por ejemplo, de la tasa de criminalidad, la accesibilidad de armas, el tamaño de las fuerzas armadas, las contribuciones para la misión de paz de la ONU, las relaciones con los países vecinos, qué tan pacíficas son las manifestaciones, el nivel de presión del sistema político sobre los ciudadanos o la participación en los conflictos internacionales.

Para más información pueden consultar el documento completo sobre el Índice de Paz Global 2020 aquí.

Otras fuentes: Espanol.radio.cz, Novinky.cz. Foto 1, foto 2.

Proyecto turístico “Llave para lugares de interés”

Este año, la temporada turística en la República Checa apenas está empezando dado que por las restricciones frente a la pandemia de coronavirus muchos lugares de interés estaban cerrados. Como informamos hace poco (ver la noticia aquí), los castillos y monumentos en el país ya están abiertos al público general. También las fronteras, por lo menos entre los países europeos, se van reabriendo, y de esta manera, se espera que el sector turístico pueda recuperar algo poco de las pérdidas millonarias causadas por la situación actual.

El turismo pertenece entre las principales fuentes de ingresos también en la República Checa. El país cuenta con numerosos sitios históricos, culturales y naturales muy interesantes. Desde hace unos cinco años, los visitantes pueden aprovechar las ventajas del proyecto denominado la Llave para lugares de interés. Se trata de una iniciativa implementada por el Ministerio de Cultura del país junto con el Instituto Nacional de la Herencia y la Asociación de los Propietarios de Castillos. Es una herramienta útil para los visitantes de los monumentos, monasterios y castillos checos, incluyendo las escuelas, otras instituciones educativas y los proveedores de servicios en el sector turístico.

En el catálogo del proyecto pueden encontrar más de 120 monumentos de todo el país. Aparece también una descripción del sitio en español, junto con el calendario de eventos planeados, la ubicación y accesibilidad del monumento, su contacto, una información curiosa y visitas guiadas. De esta manera es mucho más fácil encontrar sus sitios favoritos, actividades y servicios culturales preferidos a la hora de planificar su viaje. A la vez se presenta la información práctica en cuanto a las entradas y otros sitios interesantes en los alrededores.

Incluso, en el portal web de klickpamatkam.cz pueden descargar una aplicación móvil gracias a la cual tendrán un fácil acceso a la información detallada sobre todos los monumentos abiertos al público. Gracias a la aplicación pueden buscar también otros sitios cercanos según diferentes criterios y usar mapas detallados de los lugares.

Además, el proyecto ofrece la posibilidad de participar en el programa de fidelización con el fin de obtener descuentos y regalos atractivos. El programa está basado en el principio de la adjudicación de bonos por cada visita en un lapso de doce meses de tal manera que cada sexta visita sea gratuita (uno paga cinco entradas y la sexta es un regalo). Uno puede obtener una llave impresa, es decir, un documento que le permite coleccionar sellos y el cual está disponible en las taquillas de los sitios que participan en el programa. Otra posibilidad es tener una llave digital directalmente en el celular que se puede descargar de manera gratuita de la página web.

También existe este proyecto dedicado a las instituciones educativas y otras organizaciones que trabajan con jóvenes de entre 6 a 15 años de edad, que pueden conseguir un descuento de hasta el 50% del precio de las entradas básicas.

Para mayor información pueden consultar el siguiente link: klickpamatkam.cz.

Otras fuentes: Kultura21.cz. Foto 1foto 2.

Eliska Krausová conversando con Sandra Vlcek

Les compartimos la conversación con la directora de Asocheca, señora Eliška Krausová, que tuvo lugar el viernes 29 de mayo a través de la página web de Colombian Art.

Eliska Krousova

ASOCHECA – Eliska Krousova

Publiée par Sandra Vlcek sur Vendredi 29 mai 2020

La charla es muy interesante, pueden enterarse más sobre la Asociación de la amistad colombo-checa, Asocheca, y sus actividades. Eliska Krausová habló con Sandra Vlcek sobre la exposición de los dibujos de los niños de Terezín, la historia detrás de los dibujos y poemas que fueron creados en el campo de concentración en el territorio checo, pero también sobre cómo logró traer los 40 dibujos y poemas hasta Colombia. Otra de las exposiciones que Asocheca ha presentado en Colombia está dedicada al tema de Samizdat, es decir, a la literatura de la resistencia checa producida de manera clandestina. Este fenómeno, poco conocido fuera del contexto centroeuropeo, se dio en la última etapa del régimen comunista, desde la invasión soviética en 1968 hasta la caída del régimen en 1989.

Además, la directora de Asocheca compartió con los oyentes más detalles sobre un proyecto relativamente nuevo relacionado con la figura del Niño Jesús de Praga. En diferentes partes de Colombia se puede ver una gran devoción a este Niño Jesús, pero la historia de cómo llegó esta figura hasta las tierras colombianas es más compleja. Eliska Krausová también explicó por qué los checos por lo general no son muy religiosos. A la vez presentó un nuevo folleto sobre el Niño Jesús de Praga que se busca ampliar con la ayuda de los colombianos que han tenido experiencia con este culto.

Asocheca ha cooperado también con la Embajada checa en Bogotá, por ejemplo, en los esfuerzos de traer escritores checos para la Feria del libro. Este año finalmente no se pudo celebrar este evento en Bogotá por la actual crisis del coronavirus, pero se espera que la próxima vez se pueda contar con el autor de la biografía del expresidente checo Václav Havel. Aparte, este año en la Universidad Pedagógica Nacional, donde la señora Krausová trabaja, se celebra el año de Juan Amos Comenio para conmemorar los 350 años desde su muerte. Se exalta su obra y su vida, y sobre todo, su aporte a la educación, pedagogía, didáctica y filosofía.

En la conversación pueden escuchar más detalles y más temas curiosos. De esta manera, se resaltó la importancia del arte que juega un papel primordial también en los momentos de crisis, porque expresa deseos de supervivencia y muestra que la vida vale la pena y que nunca debemos perder la esperanza.

Escuchen la entrevista con la señora Eliska Krausová

El viernes 29 de mayo en la página web de Colombian Art podrán escuchar la conversación con la directora de Asocheca, señora Eliska Krausová.

Reapertura de todos los castillos y palacios en la República Checa

La situación relacionada con la pandemia del coronavirus ha ido mejorando en la República Checa. Por tal motivo, la vida va volviendo a la normalidad poco a poco. Las personas ya pueden moverse más libremente, y los sitios que permanecían cerrados durante la cuarentena nacional por medidas gubernamentales contra la propagación del coronavirus se van abriendo al público otra vez.

El 10 de marzo, el Instituto Nacional de la Herencia decidió cerrar todos los monumentos en el país y posponer el inicio de la temporada principal que estaba originalmente programada para comenzar el 1 de abril. Al mismo tiempo se cancelaron todos los debates, conferencias, seminarios y actividades educativas preparadas para esa época. Sin embargo, el 11 de mayo ya se abrieron al público los jardines, parques y patios de los castillos. Las personas deben usar tapabocas en las zonas donde puede haber más gente, como es la entrada o las cajas, y deben mantener distancia de los demás visitantes.

A partir del lunes 25 de mayo, deberían abrir sus puertas también los interiores de los monumentos, aunque los visitantes tendrán que seguir varias instrucciones. Por ejemplo, los recorridos deberán realizarse en intervalos entre grupos, con tapabocas y en muchos casos sin un guía turístico. Para dicho motivo, las salas estarán equipadas con carteles informativos.

El Instituto se está preparando para lanzar un modo de prueba para la venta de boletos en línea en todos los edificios bajo su administración. Las inspecciones de las instalaciones se realizarán de conformidad con las estrictas normas de higiene. Los empleados de los monumentos han aprovechado el tiempo dedicándose a la restauración del mobiliario, a la preparación de nuevas rutas guiadas y al mantenimiento de las instalaciones.

Fuente: NovinyKraje.cz, Brnensky.denik.cz, Barandov.tv. Foto 1,2: Klickpamatkam.cz (Ceský Krumlov).

75 años de la finalización de la Segunda Guerra Mundial

Hoy se conmemora el aniversario de los 75 años desde el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa y la República Checa se une a la celebración de dicha fecha. En el Monumento de Vítkov en Praga, como es una tradición, los máximos representantes del estado checo depositaron coronas de flores en la tumba del soldado desconocido.

Debido a la pandemia del coronavirus, el acto se realizó sin la presencia de espectadores. No participaron ni los veteranos de la Segunda Guerra Mundial quienes por su avanzada edad están en un riesgo elevado en cuanto al Covid-19. Al evento asistieron el presidente Milos Zeman, el jefe del Senado Milos Vystrcil, el primer ministro Andrej Babis y el presidente de la Cámara de Representantes Radek Vondrácek.

Breve historia

Desde el estallido de la guerra en septiembre de 1939, el ejército alemán pasó de victoria en victoria. La expansión territorial alemana alcanzó su punto máximo a finales de 1941, cuando las unidades de la Wehrmacht llegaron a la vista de Moscú. Sin embargo, un año después, la maquinaria militar alemana sufrió su primera derrota seria en Stalingrado.

En junio de 1944, los desembarcos aliados en Normandía abrieron el Frente Occidental, y en el este, el Ejército Rojo lanzó una ofensiva masiva. A mediados de octubre, las tropas rusas cruzaron la frontera alemana y, a finales del mismo mes, los estadounidenses conquistaron la primera gran ciudad alemana, Aquisgrán (Aachen).

A pesar de esto, Hitler no consideró la guerra perdida a fin del año. Poco antes de la Navidad, la Wehrmacht intentó un avance en las Ardenas, que los aliados occidentales rechazaron después de la vacilación inicial, y en marzo de 1945 se paró a orillas del Rin. Mientras tanto, en el este, el Ejército Rojo se abrió paso hasta el Oder y se preparó para el ataque final contra Berlín.

Aunque las fuerzas armadas alemanas sufrieron una disminución en la moral de combate al final de la guerra, desde el intento fallido de algunos oficiales de asesinar a Hitler en julio de 1944, no había señales de una oposición más fuerte al régimen. Además del fanatismo ideológico, la represión, el sentido de realización impartido por la propaganda y, por último pero no menos importante, el miedo al cautiverio, especialmente al cautiverio ruso, también jugaron un papel importante.

Los civiles alemanes también estuvieron expuestos a la represión por parte de algunos funcionarios locales del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP) en los últimos meses de la guerra. Sin embargo, la situación variaba considerablemente de un lugar al otro. Por el contrario, en todo el país, el terror y las represiones recayeron principalmente sobre las personas reclutadas forzosamente, los prisioneros de los campos de concentración y exterminio y los opositores al régimen.

El suicidio de Hitler

El Ejército Rojo lanzó un ataque contra la metrópoli del Tercer Reich desintegrado el 16 de abril de 1945. En una semana, las tropas rusas lograron rodear Berlín, después de lo cual estallaron intensos enfrentamientos en todas las casas. Hitler, quien vivía con sus más leales en un búnker en el jardín de la Cancillería del Reich, se negó a caer vivo en manos del enemigo. Después de nombrar al Gran Almirante Karel Dönitz como su sucesor, el Líder se suicidó el 30 de abril.

Se ordenó a los defensores de Berlín que dejaran las armas el 2 de mayo. El mismo día entró en vigor la rendición del ejército alemán en el norte de Italia, la única rendición firmada antes de la muerte de Hitler. No obstante, la lucha continuó en otras partes del antiguo Tercer Reich.

El sucesor de Hitler, Dönitz, esperaba negociar una paz separada con los británicos y los estadounidenses. O al menos quería permitir que la mayor cantidad posible de tropas escaparan al Occidente. Por lo tanto, jugó por tiempo y, en lugar de la rendición total de las fuerzas armadas alemanas, siguió el camino de rendiciones parciales.

El 4 de mayo de 1945, las tropas alemanas en los Países Bajos, Dinamarca y el noroeste de Alemania abandonaron otra pelea. Por otro lado, los restos del Grupo del Ejército Central continuaron luchando en el Protectorado de Bohemia y Moravia en los días siguientes. Durante un tiempo, los alemanes también permanecieron en Noruega o Curonia en Letonia.

Rendirse en Reims el 7 de mayo

A pesar de las ofertas de Dönitz de acción conjunta contra el “peligro bolchevique”, los aliados occidentales insistieron en la demanda de la rendición incondicional y completa de Alemania. Finalmente, la rendición de Alemania fue firmada por el general Alfred Jodel el 7 de mayo de 1945 en Reims, Francia, y entró en vigor al día siguiente a las 11:01 pm (Tiempo de Europa Central, CET).

Sin embargo, el líder soviético Joseph Stalin obligó a representantes del ejército alemán a firmar el acto de capitulación una vez más, esta vez en la sede del mariscal Georgiy Zhukov en el distrito de Karlshorst de Berlín. Aunque el documento está fechado el 8 de mayo de 1945, según algunos historiadores, fue firmado poco después de la medianoche del 9 de mayo. El retraso supuestamente fue causado por varias oraciones faltantes en la versión rusa del texto, que tuvieron que ser reescritas.

La paradoja es que el gobierno de Dönitz, que tenía muchos nazis de alto rango, permaneció en el poder durante dos semanas después de la rendición. De hecho, controlaba solo la ciudad de Flensburg en la frontera entre Alemania y Dinamarca, pero eso no le impedía participar en actividades absurdamente intensas. No fue hasta el 23 de mayo de 1945 que los aliados disolvieron el gabinete de Dönitz y arrestaron a sus miembros. Este paso cerró definitivamente la existencia del Tercer Reich. La Segunda Guerra Mundial terminó definitivamente con la rendición japonesa el 2 de septiembre de 1945.

Además de la derrota de la Alemania nazi y el Japón imperial, uno de los principales resultados de la guerra fue la división del mundo, que duró casi medio siglo. Los países de Europa del Este cayeron bajo la influencia de la Unión Soviética, de la que surgieron solo a finales de los años ochenta. Además, después de la guerra, el sistema colonial también comenzó a desintegrarse, al principio especialmente en Asia. Ya en septiembre de 1945, Vietnam declaró su independencia. En agosto de 1947 le tocó el turno a India y luego a otros estados.

60 millones de víctimas

Nunca se determinó con precisión cuantas personas murieron durante la Segunda Guerra Mundial. Las estimaciones más comunes hablan de aproximadamente 60 millones de víctimas. Eso es un promedio de unos 27.350 muertos por día. Alrededor de 20 millones de personas murieron en los combates durante la guerra. Según la Enciclopedia de Historia Moderna, la Unión Soviética tuvo las mayores pérdidas con 27 millones de bajas. Sin embargo, Polonia tuvo el mayor número de víctimas en relación con la población (alrededor del 16 por ciento de la población). El número de víctimas de Checoslovaquia fue de 360.000.

Seis millones de personas, independientemente de su edad y sexo, fueron asesinadas por una sola razón: eran judíos. En otras palabras, dos tercios de la población judía europea fueron asesinados. La mayoría de los judíos, unos tres millones, murieron en campos de exterminio, casi dos millones fueron asesinados a tiros por varias unidades o milicias. El resto de las víctimas judías fueron asesinadas en guetos y otros campos.

Durante la guerra, más de 42.000 soldados, guerrilleros, voluntarios y combatientes de la resistencia checoslovacos perecieron en batallas o en sitios de ejecución, según datos del Instituto de Historia Militar proporcionados al diario MF DNES. Más de 307.000 ciudadanos checoslovacos murieron en campos de concentración y durante el Holocausto.

Fuentes: IDnes.cz, Eurozpravy.cz.

Foto 1: Presidente checo en Vítkov 2020.  Novinky.cz

Foto 2: Pilotos de bombardero del grupo 311 del ejército checoslovaco en la Real Fuerza Aérea (RAF) – 1944.  Wikipedia.cz

Foto 3: Tanque ruso en la Torre de pólvora en Praga – 1945.  IDnes.cz

Foto 4: Tanque ruso con soldados checos en las calles de Praga – 1945.  IDnes.cz

Viajes virtuales por la República Checa

Debido a la situación epidemiológica actual, no es posible viajar ni dentro del país, menos visitar a otros rincones del mundo. No obstante, los amantes de los viajes pueden descubrir la belleza de los lugares más emblemáticos de la República Checa gracias al portal VirtualCzech.cz. La página ofrece la oportunidad de pasear por diferentes ciudades y pueblos checos, conocer los monumentos culturales, castillos y museos locales. A la vez es posible visitar de manera virtual lugares interesantes de la naturaleza, pero también mirar diferentes hoteles, restaurantes e instalaciones deportivas.

Fuente: VirtualCzech.cz.