República Checa

Beca para la Escuela de Verano de Estudios Eslavos – 2019

Al igual que en años anteriores, también en el año 2019 el Gobierno de la República Checa ofrece una beca para un ciudadano colombiano para participar en la tradicional Escuela de Verano de Estudios Eslavos.

El curso, organizado por la Universidad Carolina de Praga, se realizará del 26 de julio al 23 de agosto de 2019. Está dirigido a estudiantes universitarios, maestros o profesores de estudios eslavos y para todos los interesados en el idioma checo, la literatura y cultura checa y la historia eslava de Europa Central.

Por las mañanas se dan las clases, por las tardes se organizan actividades culturales y sociales. El programa incluye 25 lecciones de 45 minutos semanales (en total son 120 lecciones) entre el curso práctico del idioma checo, seminarios y conferencias. Aparte, los estudiantes pueden escoger de una oferta amplia de otras actividades como son las lecciones individuales de pronunciación, talleres, eventos culturales y paseos por Praga y excursiones de fin de semana para conocer otras partes del país. Los participantes recibirán un certificado, y podrán inscribirse para el examen certificado del idioma checo, niveles B1, B2, C1.

El candidato debe ser mayor de 20 años y menor de 50 años, tener un promedio mínimo de notas de pregrado de 3,7/5,0 y contar preferiblemente con mínimo 1 año de experiencia profesional en áreas relacionadas con el programa.

Las personas interesadas en postular para la beca tienen que contactarse con las oficinas de ICETEX Colombia ya que la convocatoria está abierta exclusivamente a través de esa entidad. La fecha límite para la entrega de los documentos solicitados en forma física es el 27 de febrero de 2019.

La beca cubre la matrícula, las clases y excursiones turísticas, alimentación y alojamiento. Sin embargo, el costo del tiquete aéreo (ida y vuelta) y el seguro médico durante la estadía no están incluidos. Para poder realizar el curso, los estudiantes colombianos podrán viajar sin la necesidad de solicitar la Visa Schengen.

Además, todos los interesados que quieran pagar sus estudios, es decir, participar en forma particular, pueden elegir de varios cursos de este tipo en diferentes universidades checas. En este caso deben comunicarse directamente con los contactos incluidos en el formulario de inscripción aquí.

Para obtener más información sobre el curso pueden dirigirse a la página web del Ministerio de Educación: www.msmt.cz.

Otras fuentes: www.mzv.cz/bogota.

Descubran los Reinos de hielo en Beskydy

A partir de mediados de diciembre, en la hermosa ciudad de Roznov pod Radhostem, ubicada en la región montañosa de Beskydy al noreste de la República Checa, se celebra el vigésimo primero simposio internacional conocido como el Reino de hielo. Se trata de un encuentro tradicional de escultores tanto profesionales como aficionados quienes se ponen a tallar esculturas de bloques enormes de hielo para convertirlos en unas verdaderas obras de arte. Los cubos de hielo se fabrican del agua filtrada especial, así que el hielo está cristalino.

Esta vez se presentan obras de veinte escultores checos y polacos que trabajaron en equipos de dos personas. Los organizadores pusieron a su disposición unos 12 toneladas de hielo, y ahora los visitantes pueden admirar el resultado de su esfuerzo. Las nueve esculturas de hielo y una de nieve que compiten por el premio principal están iluminadas con luces escénicas que cambian de colores y crean diferentes efectos sobre las obras. Entre ellas pueden encontrar, por ejemplo un busto del primer presidente checoslovaco Tomás Garrigue Masaryk, una figura humana o varias peces. Además, no hace falta el tradicional trono de hielo, ideal para sacar una bonita foto.

La exposición debería estar abierta hasta el 24 de febrero, sin embargo, dependerá, sobre todo, de los caprichos del clima. Si bien los organizadores prepararon una galería aislada que permitía mantener la temperatura bajo cero, el 12 de enero la sala fue destruida por una rama de árbol que cayó sobre la construcción. Las esculturas se salvaron, pero actualmente están expuestas al aire libre.

En la zona de la exposición están ubicados también paneles informativos sobre la historia del evento. Durante los fines de semana, el programa acompañante ofrece mucha música, ferias de artesanías, entrevistas con los artistas y competiciones para los más pequeños.

A la vez, no tan lejos de la ciudad y directamente en la sierra de Beskydy, se desarrolla un evento parecido. En el lugar llamado Pustevny pueden disfrutar de una atmósfera aún más mágica del 12 de enero al 10 de febrero. El festival se celebra desde el año 2000, y desde hace tres años la exposición siempre cuenta con algún tema principal. Esta vez los organizadores invitan a conocer el mundo de los cuentos de hadas checos.

Por eso, en una carpa temática encontrarán el infierno iluminado con luces rojas, y en la otra el reino de hielo con una princesa y un dragoncito. En la entrada les dará la bienvenida una cabeza gigante de un diablo con su lengua sacada. Mide unos 20 metros de largo, y se trata de la estatua más grande del festival.

Los seis artistas checos y eslovacos tardaron aproximadamente una semana para convertir los cubos en las obras de arte. Los cubos de hielo que pesan unos 70 kilogramos se congelan ya en septiembre, más tarde se trasladan al lugar de la exhibición. Se unen y se tallan con motosierras, amoladoras y otras herramientas. Los mismo artistas se reunirán en Pustevny otra vez en verano para elaborar esculturas de madera.

Las estatuas están ubicadas en dos carpas para que el sol no brille directamente sobre ellas y no se derritan tan rápido. Dado que las esculturas están hechas de agua, al finalizar el festival, simplemente se deshielan y no presentan ninguna amenaza para el medio ambiente.

El programa acompañante tiene lugar solamente los fines de semana e invita a todos a divertirse con muchos juegos y competiciones, visitar el bar helado, asistir a varios conciertos o tomarse una foto en rincones de fotografía. La entrada es gratuita para todos.

A Pustevny es posible llegar en un carro, pero vale la pena subir en el funicular, y disfrutar de la naturaleza local, o practicar algún deporte de invierno. Además, muy cerca está también la reciente abierta ruta panorámica, denominada Ruta Valaška. Se trata de una plataforma hecha de vidrio, supuestamente la más larga de Europa, formada por una cera de madera y una torre panorámica que mide unos 22 metros.

Fuentes: KudyZnudy.cz, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Exposición sobre la Primera República Checoslovaca

Durante el año 2018, en la República Checa se celebraron varios aniversarios que conmemoraron hechos históricos importantes, especialmente, los relacionados con la fundación de la República Checoslovaca en octubre de 1918. El Estado independiente nació después del colapso del Imperio austrohúngaro tras la Primera Guerra Mundial. Una de las exposiciones, inaugurada justamente a finales de octubre del año pasado con motivo del centenario de la fundación de Checoslovaquia, habla sobre La Primera República Checoslovaca, como es conocido el período entre los años 1918 y 1938. Se trata de una exposición permanente que estará abierta al público general hasta finales de este año 2019.

La exhibición se encuentra instalada en el tercer piso del Palacio de Ferias en Praga. Se basa en las colecciones de la Galería Nacional de Praga, que vienen complementadas con préstamos de instituciones y colecciones privadas. De hecho, el proyecto quiere atraer al espectador actual, a esa persona que hoy ama el arte. Por tal razón, la muestra recoge las actividades de las galerías más importantes y de las instituciones y asociaciones artísticas que en aquellos años jóvenes del nuevo estado estaban a la vanguardia de la creación.

Los visitantes pueden apreciar la rica y cosmopolita escena artística en los primeros veinte años del estado independiente a través de las exposiciones de la época, las asociaciones culturales e instituciones que existían no solamente en la capital de Praga, sino también en otras ciudades checas (Brno, Zlín) o eslovacas (Bratislava, Kosice). Este amplio proyecto está dividido en 18 secciones.

Al principio rinde homenaje al primer presidente checoslovaco, Tomás Masaryk, como el fundador del estado y la personalidad que influyó de manera decisiva en el carácter del primer estado de los checos y los eslovacos, y tuvo también influencia en la jerarquía de valores donde la cultura figuró entre las prioridades. La exposición culmina de manera simbólica con un epílogo que incluye cuadros expresivos – reacciones al peligro de la Segunda Guerra Mundial que se acercaba y que significó el fin de la Primera República.

El proyecto presenta obras de grandes personalidades del arte mundial, así como de importantes artistas checos. Entre otras obras, pueden encontrar la colección francesa que el Estado adquirió cinco años después de su fundación, y de esta manera conocer las obras de Gaugin, Picasso, van Gogh o Matisse. A la vez descubrirán las obras de Capek, Spála o Toyen, destacados pintores nacionales. Les esperan también parciales reconstrucciones de importantes exposiciones históricas de aquella época, como fue la exposición de cultura contemporánea de Brno o la primera exposición de los surrealistas en el país.

Además, la exposición tiene una concepción interdisciplinar, es decir, no se limita únicamente a las obras de arte plástico, sino presenta también otras formas culturales que florecieron durante la Primera República.

Los visitantes pueden apreciar diversos ámbitos de la creación artística, tales como las ilustraciones de libros, la imprenta y topografía, el diseño o el diseño gráfico aplicado. Aprovechando las herramientas de topografía artística, se muestra la diversidad y riqueza de la producción artística y la escena cultural de la época, y se recrean los acontecimientos más relevantes en el ámbito de las artes plásticas en esos años 1918 – 1938.

La exposición cuenta con un detallado catálogo muy bien ilustrado. El evento está acompañado con un programa educativo y académico, y fue apoyado por el Ministerio de Cultura de la República Checa.

Fuentes: Irozhlas.cz, NgPrague.cz, Prazsky-zpravodaj.cz. Foto 1-3.

Programas educativos para los compatriotas – 2019

En el marco del Programa de Apoyo al Patrimonio Cultural Checo en el Exterior, aprobado para los años 2016 – 2020, también durante el año 2019 los compatriotas checos residentes en el exterior pueden elegir de la siguiente propuesta educativa:

 

1. Becas de estudios universitarios

Las becas están dirigidas a los compatriotas checos, y se enfocan en el estudio del idioma checo para extranjeros. Además, dependiendo del nivel de conocimiento del idioma checo y la capacidad de las universidades, es posible aplicar para otras carreras: formación para maestros del idioma y la literatura checa, historia, etnología, historia del arte y teología. De manera general, se trata de materias relacionadas con la profundización del conocimiento del idioma y literatura checa. La condición necesaria para poder participar en el programa es un buen conocimiento del idioma checo.

Fechas para aplicar rellenando el formulario de inscripción en la página web www.dzs.cz:
para los estudios de un semestre (septiembre de 2019 – febrero de 2020) antes del 15 de marzo de 2019.
para los estudios de dos semestres (septiembre de 2019 – junio de 2020) antes del 15 de marzo de 2019.
para los estudios de un semestre (febrero de 2020 – junio de 2020) antes del 15 de agosto de 2019.

Además de llenar el formulario de inscripción online, para inscribirse es necesario también entregarle a la Embajada de la República Checa en Bogotá 2 ejemplares del formulario impreso, más la hoja de vida, el certificado médico, el programa de estudios detallado, una copia del pasaporte y una carta de recomendación de parte de la asociación de compatriotas – Asocheca. Todos los documentos tienen que ser entregados a la Embajada a más tardar dentro de los 10 días siguientes después de las fechas para aplicar.
Más detalles pueden encontrar en la página web de la Casa de Servicios Exteriores aquí.

 

2. Curso de cuatro semanas del idioma checo para compatriotas en Dobruska

Fecha del curso: 19 de julio – 16 de agosto de 2019
Se trata de un curso de 4 semanas designado a los compatriotas mayores de 18 años, residentes en el exterior, quienes desean aprender el idioma de sus ancestros o mejorar su conocimiento ya adquirido. Al mismo tiempo, los participantes podrán conocer la cultura checa y una parte del país. Las clases se realizan en grupos según el nivel del conocimiento del idioma. El curso consiste en un total de 120 horas, y al final todos reciben un certificado.
Información más detallada y el formulario de inscripción están disponibles en la página web de DZS.

El formulario de inscripción tiene que ser enviado de manera electrónica antes del 15 de marzo de 2019. El mismo debidamente llenado, impreso y firmado, junto con una copia del mismo y una carta de recomendación de parte de Asocheca tienen que ser entregados a la Embajada en Bogotá antes del 25 de marzo de 2019.

 

3. Curso de metodología de dos semanas para los compatriotas interesados en enseñar el idioma checo en el exterior

Fecha del curso: 26 de agosto – 6 de septiembre de 2019
El curso está dirigido a los profesores del idioma checo provenientes de las comunidades checas en el exterior. Los participantes serán divididos en dos grupos: profesores de las comunidades tradicionales (adultos) y pedagogos en las Escuelas Checas Sin Fronteras y escuelas similares (niños).
El propósito del curso de dos semanas intensivas consiste en mejorar y estabilizar la forma de enseñar el idioma checo. Por eso está incluida también la visita a instituciones especializadas en el idioma checo y literatura.
Se necesita llenar un formulario online disponible en la página web de DZS antes del 15 de marzo de 2019.

El formulario de inscripción llenado, impreso y firmado junto con una copia del mismo y una carta de recomendación de parte de Asocheca tienen que ser entregados a la Embajada en Bogotá antes del 25 de marzo de 2019. La recomendación de Asocheca debe destacar la contribución y el beneficio que el curso tendrá para el participante y su futuro uso de los conocimientos adquiridos.

Fuente: www.mzv.cz/bogota.

Cesky Krumlov, visiten una ciudad de cuento de hadas

Es una ciudad que hechiza a los visitantes por la hermosa atmósfera de sus callejuelas pintorescas, ferias tradicionales, programas culturales y rincones románticos. Muchos turistas suelen llegar a Cesky Krumlov en la época de adviento o durante las fiestas navideñas, sin embargo, incluso después del 6 de enero la ciudad ofrece muchas razones para conocerla.

De hecho, varios dicen que se trata del pueblo más hermoso de la República Checa, que además figura en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco desde hace más de 25 años. El ambiente mágico de la ciudad, de unos 13.000 habitantes, y la intromisión mínima en el aspecto original de la mayoría de los edificios locales, ha sido el motivo principal.

Cesky Krumlov se encuentra en Bohemia del Sur, a unos 180 km de Praga y a unas tres horas de viaje en bus o carro. Representa un gran atractivo para los turistas gracias a una auténtica red de estrechas callejuelas medievales, majestuosos frontones de antiguas casas de la aristocracia, varias cafeterías o cervecerías históricas, las orillas del río, su castillo y palacio en un cerro y mucho más.

El centro histórico de la ciudad lo forma una reserva urbana nacional, bastante extensa, protegida por el Estado Checo. La ubicación de la ciudad es única dado que el río Moldava pasa por la ciudad haciendo varias curvas junto al casco histórico.

Casi todos los edificios locales son interesantes por sus portales de entrada, un extenso patio interno  y un dibujo de la Virgen en el frontal. Además, el palacio, cuyo jardín botánico gótico llega hasta el bosque, le da al lugar un toque especial.

De hecho, el palacio y castillo conforman un complejo único y majestuoso que se ve desde lejos, pero que está abierto solamente desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre. En otras palabras, durante los meses desde noviembre hasta marzo la mayoría de las partes de este hermoso complejo están cerradas. No obstante, los visitantes pueden entrar en el museo del castillo para admirar la exposición de objetos valiosos de los antiguos propietarios, y subir a la torre a la que los llevan 162 escalones. De arriba podrán admirar la vista mágica de la ciudad y sus alrededores. Este circuito está abierto desde el 2 de enero hasta el 31 de marzo, excepto los lunes, desde las 9 a.m. hasta las 3 p.m.

Para llegar al palacio y castillo, es necesario cruzar un puente, al que suelen venir artistas y cantantes para divertir a los turistas. La zona documenta el desarrollo arquitectónico del lugar desde el siglo XII hasta el siglo XIX, y abarca unos 40 edificios con unas 600 puertas y unas 2.000 ventanas en total. Realizar este conjunto arquitectónico llevó más de 300 años, algunas partes del terreno tuvieron que ser niveladas. Varios palacios rodean cinco patios palaciegos, pero a la vez una parte del área hace recordar una fortaleza gótica, por eso se habla del castillo y palacio. Los edificios palaciegos servían tanto para fines administrativos como para vivir.

El mayor desarrollo de la ciudad se debe a la familia de Rožmberk, que habitó el castillo local y gobernó la ciudad desde 1302 hasta 1602. Este período fue decisivo en lo político, económico y arquitectónico para la ciudad. El castillo se convirtió en la sede representativa y monumental de la familia, hubo cambios en el aspecto de la naturaleza local. La dinastía, que pertenece entre las más poderosas de la historia nacional, por ejemplo, transformó las zonas pantanosas y densos bosques en terrenos arables, fundó ciudades y pueblos, creó un admirable sistema de unos tres mil estanques artificiales. Más tarde, el poder pasó a otra dinastía muy importante, la de Schwarzenberg. A mediados del siglo XX la ciudad con su castillo y palacio pasaron a ser propiedad del Estado.

Otro sitio que vale la pena visitar es el teatro palaciego. Aunque son muy escasas las actuaciones que se realizan en él, los interesados pueden recorrer sus interiores desde mayo hasta octubre. Se trata de uno de los cuatro teatros palaciegos de estilo barroco mejor conservados en Europa, y a la vez el más antiguo a nivel mundial. El edificio data de 1682, pero el escenario y auditorio para unas 160 personas fue modernizado en 1766.

El hermoso jardín palaciego se encuentra en lo más alto de la loma en dirección al oeste, y surgió en el siglo XVI. En aquella época se cultivaban en él verduras, frutas y especias para la cocina palaciega, sin embargo, durante los dos siglos siguientes fue transformado y pasó a formar parte de las áreas oficiales del palacio. En su primer sector encontrarán árboles y arbustos, le sigue un sector de flores en estilo francés, y luego enlaza un jardín inglés. El jardín termina con un estanque con una isla en su centro.

En medio del jardín descubrirán también un auditorio giratorio, construido en 1958, y remodelado en 1992 para dar abasto a más personas. Actualmente este teatro al aire libre dispone de unos 650 asientos. A diferencia de otros teatros, el espectador está en el medio y la obra se desarrolla a su alrededor, es decir, el escenario rodea el auditorio. De esta manera, los espectadores pueden seguir un drama, ópera o ballet desde varios ángulos. Las presentaciones en este teatro se celebran en la temporada de verano.

La ciudad cuenta también con varios monasterios que ocupan una área similar a la del conjunto del palacio y castillo locales. Por ejemplo, el monasterio de las clarisas tiene unas 350 habitaciones, y actualmente es sede de una escuela de artes y fotografía, de un museo histórico y un estudio de música barroca.

Fuente (adaptado y recortado): Radio.cz/es (Ivana Vonderková). Foto 1, foto 2, foto 3.

Conozcan la pintura abstracta de František Kupka

Hasta el 20 de enero de 2019, todos los interesados pueden visitar la exposición retrospectiva del fundador del arte abstracto, František Kupka, que regresó a la República Checa. La sala de exposiciones Jardines Wallenstein alberga esta extensa exposición de las pinturas del pionero de la pintura abstracta desde el 7 de septiembre.

Como insinúa el nombre de la exhibición, František Kupka 1871-1957, se trata de una muestra de su obra entera, con todas sus etapas y aspectos, desde sus primeros intentos de los años noventa del siglo XIX hasta las obras abstractas de los años cincuenta del siglo XX. Los visitantes pueden ver cerca de 300 piezas, incluyendo dibujos, manuscritos, acuarelas y una amplia colección de periódicos y enciclopedias que el artista ilustró.

La exposición está organizada cronológicamente y dividida en unidades temáticas. De esta manera, se puede observar la trayectoria de Kupka que va desde el simbolismo hasta la abstracción. Les esperan pinturas simbólicas, retratos expresionistas, juegos de formas y de colores y la abstracción geométrica.

Muchas de las obras expuestas pertenecen a la Galería Nacional, sin embargo, se pueden admirar también pinturas menos conocidas, prestadas por coleccionistas privados, y las traídas del exterior.

A lo largo de la exposición se han llevado a cabo también charlas y conferencias sobre la vida y la obra del artista, y unas actividades y programas especiales para niños y adolescentes.

El evento es organizado por la Galería Nacional de Praga en cooperación con la organización francesa Réunion des musées nationaux, el Centro Cultural Pompidou y la Galería Nacional de Finlandia. De hecho, antes de ser trasladada a Praga, la exposición tuvo lugar en el palacio Grand Palais en París.

František Kupka (1871-1957) pertenece entre los artistas checos más destacados, hasta se le llama un héroe de la abstracción. Se distinguió también como ilustrador, publicó entre 600 y 700 dibujos en revistas libertarias y libertinas entre 1900 y 1906. No obstante, después decidió dedicarse exclusivamente a la pintura.

Fue un hombre místico e insolente, solitario y muy independiente, perseguido por una fuerte espiritualidad y un gran sentido de la moral. Le apasionaba la historia de la antiguedad, la filosofía, las religiones y las ciencias. Se destacó por ser un artista extremadamente complejo y crítico con todos los ismos del vanguardismo de principios del siglo XX.

Nació en Bohemia, pero en 1896 llegó a París (Francia) donde vivió la mayor parte de su vida dentro de un círculo de artistas de la época. En su estudio, ubicado en una pequeña localidad al oeste de París, recibía a menudo a los artistas de la época, y organizaba debates intelectuales. Hasta sus 80 años no firmó ningún contrato por el temor a exponer y ser copiado por los demás.

En las tierras checas, su trabajo fue reconocido por primera vez en 1946 cuando la Asociación de Artistas Mánes celebró su primera exposición retrospectiva. No obstante, tras el golpe comunista en 1948 sus obras fueron prohibidas, y el público checo no las pudo volver a ver hasta la caída del régimen en 1989.

Para más información, pueden dirigirse a la página web de la Galería Nacional: www.ngprague.cz.

Fuentes: Radio.cz/es (Eliška Kubánková), America.france.fr. Foto 1-3.

La atmósfera especial de la época navideña checa

El primer fin de semana de diciembre en varias ciudades y pueblos checos se celebró el inicio de la época navideña, la época mágica llena de tradiciones.

Los villancicos ya suenan por todos lados, las ciudades brillan con luces del alumbrado, lucen sus árboles de navidad y decoraciones. Las plazas principales invitan a los mercadillos que tienen un encanto especial, y muchas veces cuentan con un programa cultural y una oferta exquisita de la comida típica de Navidad.

La capital checa, por supuesto, no es ninguna excepción. Todo lo contrario, de hecho, los mercadillos de navidad de Praga pertenecen entre los más famosos y visitados de Europa. La atmósfera y belleza excepcional del centro de la ciudad durante el adviento fue reconocida a nivel mundial por el prestigioso semanal US News & World Report en 2017. Los mercados navideños más populares y antiguos del país se encuentran en la Plaza de la Ciudad Vieja y la Plaza de San Venceslao. Otros mercados de renombre tienen lugar en la Plaza de la República, o la Plaza de la Paz donde reina un ambiente un poco más íntimo.

La decoración de la Plaza de la Ciudad Vieja, el centro de las celebraciones navideñas de la capital, cada año cambia un poco, pero casi siempre predominan los típicos colores, es decir, el color blanco, rojo y dorado. El árbol de navidad, un abeto vivo de 23 metros de altura, proviene del norte del país, está decorado con cadenitas blancas, cascabeles gigantescas, campanitas y otras decoraciones en forma de nueces, palomas y bolas de colores.

Se enciende cada día y cada hora desde las cuatro y media hasta las nueve y media de la noche al son de dos melodías que intercambian. Debajo del árbol se encuentra un pesebre de madera y un trineo antiguo.

En las típicas casetas de madera convertidas en tiendas al aire libre se venden artículos de todo tipo, sobre todo, las hermosas artesanías de la temporada. Pueden conseguir decoraciones navideñas, velas aromáticas, juguetes de madera, o hasta gorras de lana. Además, en muchos sitios ofrecen delicias locales, como son las castañas asadas, las salchichas a la parrilla, o los manjares tradicionales, por ejemplo, el rollo de almendra o los panes de jengibre de diferentes formas. Para calentarse, se recomienda degustar alguno de los ponches, la antigua bebida aguamiel, o tomar una taza del vino rojo caliente que siempre huele a canela y clavo.

Este año, la decoración de toda la plaza es aún más especial y mágica dado que se inspiró en los cuentos de hadas clásicos checos. Aparecen dibujos de palomas, trajes de princesa, los visitantes pueden tomarse la foto con el zapato conocido del cuento de hadas de la Cenicienta. Las tradiciones se reflejan también en el programa cultural acompañante. En la tarima construida para tal fin se darán unas 150 presentaciones, incluyendo los coros de niños que cantan villancicos, presentaciones folclóricas, de bandas musicales, obras de teatro y de títeres.

Los puestos están abiertos todos los días desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche, sin embargo, algo para comer y tomar pueden comprar hasta la medianoche. Los mercados se prolongarán hasta el 6 de enero de 2019.

Aparte, en el programa cultural de la capital checa figuran también varios conciertos navideños celebrados en teatros e iglesias. Una de las obras que no puede faltar es la misa navideña checa denominada Hala, maestro, levántate, del compositor Jan Jakub Ryba.

Por supuesto, vale la pena visitar también otras partes del país. Las ciudades como Brno, Olomouc o Cesky Krumlov invitan a disfrutar de un ambiente más tranquilo y agradable, con muchas actividades interesantes. En las iglesias, al aire libre o en sitios especiales pueden admirar los pesebres que suelen ser de gran variedad. Se fabrican de los más distintos materiales como es madera, vidrio, hierro, y se destacan por la cantidad de personajes dado que reúnen a toda la comunidad.

El famoso pesebre de la ciudad de Trebechovice cuenta con seis metros de longitud y dos metros de altura, y se trata de una verdadera pieza de arte de valor inmenso. El belén mecánico más grande del mundo está en Jindrichuv Hradec en el sur de la República Checa. Tiene unos 12 metros de longitud y unas 1400 figuritas, todas hechas a mano, y la mayoría se mueven.

En el país se mantienen muchas tradiciones vinculadas con el día de Navidad, suelen prepararse platos y dulces típicos de Navidad. No pueden faltar las tradicionales galleticas en forma de rodajas con mermelada de grosella, nueces rellenas, galletas de vainilla y muchos más. En la mesa navideña suele verse también la típica trenza navideña que según la receta tradicional se hace de masa de levadura a la que se añaden uvas pasas.

La forma actual de festejar la Navidad respeta la costumbre cristiana, pero a la vez emplea diversos ritos paganos, como por ejemplo el de partir una manzana por la mitad para verificar si habrá felicidad en el hogar. En la Nochebuena se suele cenar con la primera estrella en el cielo y se come la carpa frita con ensalada rusa. Después de la cena llega la tradición de los regalos navideños. En la República Checa no son ni los Reyes Magos ni Santa Claus, sino el Niño Jesús quien deja los regalos bajo el árbol navideño. Por la noche las familias enteras se sientan en frente del televisor para mirar alguno de los cuentos de hadas.

Fuentes: Novinky.cz, Radio.cz/es, TrhyPraha.cz. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Asocheca junto con la Embajada checa en Bogotá celebraron la fiesta de San Nicolás

El domingo 9 de diciembre, se realizó un bonito encuentro para celebrar la tradicional fiesta checa, el día de San Nicolás. Como en los año anteriores, el evento fue organizado por las representantes de Asocheca en cooperación con la Embajada de la República Checa en Bogotá, y tuvo lugar en la residencia del embajador, señor Miloš Sklenka.

La figura central de la fiesta de Mikuláš (como se le dice a San Nicolás en checo), celebrada el 6 de diciembre, suele ser vestida de rojo con hábito de obispo y lleva un báculo pastoral en la mano. Se trata de un personaje legendario que les trae los regalos, especialmente dulces y fruta, a los niños pequeños el 5 de diciembre por la noche. Normalmente viene acompañado por un ángel y un diablo, que juntos recorren las calles de las ciudades entrando de casa en casa.

El ángel representa el papel del bueno, el demonio se encarga de asustar a los niños, especialmente a los que no se han comportado muy bien durante el último año. San Nicolás les pregunta a los pequeños cómo se han portado, y les pide que reciten un poema, o canten una canción. Después los niños reciben sus regalitos. Los que no se han portado bien, pueden recibir un trozo de carbón o cáscaras de papas.

Siguiendo esta tradición, los hijos y nietos de los miembros y otros amigos de Asocheca y la Embajada checa asistieron al evento donde tuvieron que demostrar a los tres personajes sus capacidades, y recibieron dulces como recompensa.

 

La leyenda de San Nicolás…

La figura de San Nicolás está inspirada en la de un obispo cristiano, San Nicolás de Bari, obispo de Myra en la actual Turquía, en el siglo IV, que fue muy venerado por los cristianos de la Edad Media.

De él se cuentan cientos de historias, especialmente narrando sus milagros y sus bondades para con la gente pobre. Su mítica fama de repartidor de obsequios se basa en una historia que cuenta que un empobrecido hombre, padre de tres hijas, no podía casarlas por no tener la dote necesaria. Enterado de esto, Nicolás le entregó, al obtener la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.

Cuando más adelante (ya en el siglo XVI) San Nicolás se convirtió en una festividad familiar, se impuso la costumbre de poner los zapatos junto a la chimenea. Según la tradición, San Nicolás baja por la chimenea de noche y coloca los regalos en los zapatos de los niños, generalmente, dulces y juguetes. Esta tradición sigue manteniéndose viva.

Fuentes: Foto San Nicolás.

La participación de la República Checa en Bogoshorts 2018

Los primeros días de diciembre en Bogotá pertenecen a los relatos audiovisuales y la creatividad. Del 4 al 11 de diciembre se celebra en la capital colombiana el festival cada vez más popular de los cortometrajes, conocido como Bogoshorts. Esta fiesta más destacada de las películas cortas en el continente presenta durante los ocho días unas 300 producciones en 15 escenas diferentes de la ciudad.

Esta decimosexta edición pregunta: ¿Usted en qué cree? e invita a los espectadores a encontrar su propia fe en los cortometrajes. El festival ofrece un programa muy rico y diverso con numerosos eventos, competencias y categorías interesantes, incluyendo las proyecciones nacionales e internacionales, la sección F3 (Fanático Freak Fantástico), una sección dedicada a la realidad virtual y otra a las colecciones. Las secciones fuera de competencia incluyen, por ejemplo, Panorama Nacional e Internacional, Conexión, Especiales, VIVA la ciudad, World Tour y chiquiSHORTS, es decir, el espacio dedicado a los más pequeños.

El tema central de este año consiste en la reflexión acerca de los acontecimientos relacionados con los movimientos estudiantiles de 1968, que cumplen 50 años, pero también ideas sobre el mundo que los estudiantes sueñan construir. Por tal motivo, los organizadores del festival seleccionaron cortos que muestran lo que ocurrió en esa época en Francia, México, pero también Checoslovaquia.

La República Checa cuenta con una representación en varias categorías del festival. En la sección internacional se presenta el corto Comida (Food, 2017) sobre diferentes tipos de comida, de Michaela Mihalyi, estudiante de animación en Bratislava y de FAMU en Praga que trabaja como animadora e ilustradora freelance.

En la categoría F3 pueden encontrar la obra denominada Cuentos de hadas sangrientos (2018) de Tereza Kovandová, que recrea de forma irrazonablemente violenta cinco cuentos de hadas clásicos. Estudió en la Academia de Artes Escénicas en Praga, y durante sus estudios le encantaron las siluetas y las animaciones clásicas recortadas. El elemento principal que conecta todo su trabajo animado es el humor negro.

En la sección chiquiSHORTS participa Veronika Zacharová con su corto La casa (2016). Esta historia comienza cuando una familia decide dejar su modesta casa en las afueras de la ciudad para mudarse a un nuevo hogar. Su primera casa no está muy de acuerdo con este cambio y luchará para recuperar a sus moradores.

La categoría de obras especiales da a conocer el documental de Jan Nemec del año 1968, conocido como Oratorio para Praga. A principios de agosto de 1968, este cineasta de la Nueva Ola Checa comenzó a filmar un documental sobre la Primavera de Praga, una celebración de la nueva liberalización de Checoslvoaquia. Pero el tema dio un giro dramático cuando los tanques soviéticos rodaron por las calles de Praga.

Las imágenes de Nemec representaron la primera prueba de que los ejércitos de las naciones del Pacto de Varsovia que aplastaron la revolución pacífica, no habían sido “invitados” a Checoslovaquia, y se usaron en informes de noticias internacionales, derrotando la versión propagandística de los mismos eventos fabricada por comunistas a favor de la invasión.

También la película Ocupación 1968 (2018) retrata estos acontecimientos. Este proyecto documental es una mirada subjetiva colectiva sobre los soldados de los ejércitos “amigos” y sus pensamientos e impresiones sobre la ocupación de Checoslovaquia en agosto de 1968 y sus tareas dentro de ella, 50 años después de este evento. La pregunta principal es cómo “una persona pequeña en Europa” se comporta frente a la conocida “gran historia”. ¿Qué roles desempeñan la responsabilidad personal y la preservación del punto de vista o moral personal, y qué sucede en el momento en que tienen que elegir entre salvar su vida u obedecer las reglas? ¿Qué sentimientos tuvieron los soldados que fueron enviados a un país extranjero para “crear el orden” allí? Esta película pone el interés en soldados de diferentes nacionalidades y diferentes rangos, desde soldados rasos hasta generales. Para obtener las opiniones más diversas sobre este tema, los directores elegidos provienen de cinco países del antiguo Pacto de Varsovia, que participaron en la ocupación de Checoslovaquia. Estos son Evdokia Moskvina de Rusia, Linda Dombrovszky de Hungría, Magdalena Szymkow de Polonia, Marie Elisa Scheidt de Alemania y Stephan Komandarev de Bulgaria.

Praga, la capital de la República Checa, es la principal protagonista de la sección VIVA la ciudad. Dado el gran peso de la historia que han soportado las calles de esta hermosa ciudad en 1968, durante las dos guerras mundiales y desde su fundación en el siglo IX, los organizadores crearon un programa que ofrece una mirada diferente hacia la ciudad y sus habitantes. Este proyecto desarrollado con el apoyo del Czech Film Centery FAMU-Escuela de Cine y Televisión de la Academia de Artes Performativas de Praga, está compuesto por Praga, mi amor, una película de estudiantes checos que cuentan historias sobre las relacionen que surgen entre los praguenses y algunos de los monumentos y espacios característicos de su ciudad. La segunda parte del programa presenta cortometrajes animados que relatan leyendas urbanas y un acercamiento a las dinámicas de la ciudad desde los ojos de extranjeros que la habitan o visitan.

Más información y el programa completo del festival pueden encontrar en la página oficial del evento: festival.bogoshorts.com.

Otras fuentes: Semana.com. Foto 1-3.

Fotos de la inauguración de la exposición en el Colegio Richmond en Bogotá

El viernes 23 de noviembre los representantes del Colegio Bilingüe Richmond y de Asocheca inauguraron la exposición Siempre volveré a vivir…

Los dibujos y las poemas de los niños de Terezín estarán expuestos en el Centro cultural y de medios del colegio hasta el 7 de diciembre.