República Checa

Recital de guitarra de Petr Vít en Medellín

El miércoles 20 de marzo desde las 6:00 p.m. se celebrará el recital de guitarra de Petr Vít, experto en el arte flamenco, quien interpretará obras de Isaac Albéniz, Manuel de Falla, Alonso Mudarra, así como otras pertenecientes a la música tradicional flamenca. El evento tendrá lugar en el Teatro Universitario Camilo Torres Restrepo en Medellín (dirección: calle 67 No. 53-108 Bloque 23). La entrada es libre presentando la boleta que se puede reclamar en el punto de información del bloque 16 en Ciudad Universitaria, Edificio de Extensión, y en el Hall del Teatro.

Actualmente, Petr Vít trabaja como profesor del Conservatorio Superior de Música de Brno y es director artístico de los festivales Ibérica y Colores Flamencos en la República Checa.

Conferencia internacional en Barranquilla sobre la Caída del Muro de Berlín y la transformación de Europa

El miércoles 20 de marzo y el jueves 21 de marzo se celebrará una conferencia interesante denominada 1989-2019: La Caída del muro y la transformación de un continente. El evento se llevará a cabo en la Universidad del Norte de Barranquilla y cuenta con el apoyo del Servicio Alemán de Intercambio Académico, del Goethe Institut, de la Embajada alemana en Bogotá y del Hienrich Boll Stiftung Bogotá. Durante los dos días, varios invitados tanto nacionales como extranjeros presentarán temas relacionados con la caída del muro y el colapso del socialismo en la Europa oriental, sus efectos a largo plazo y un balance político-social 30 años después. Los estudiantes podrán participar en un taller especial dedicado a la pregunta ¿Cómo manejar un pasado conflictivo?

Festival de cine enfocado en los derechos humanos

Los amantes de cine que además se interesan por los temas actuales del mundo pueden disfrutar de una oferta amplia de películas y documentales, pero también charlas y debates muy interesantes. En Praga se celebra nueva edición del festival Un Mundo, evento dedicado a los derechos humanos, los dramas sociales del mundo, los casos políticos, los asuntos del medio ambiente y el estilo de vida.

Sin embargo, esta vez el tema principal está centrado en la búsqueda de la identidad en un mundo globalizado bajo el lema Proximidad Segura. Las principales preguntas circulan sobre las diferentes formas de identidad en el mundo del siglo XXI. Según el director del festival, Ondrej Kamenický, el objetivo de esta edición consiste en dejar aparte todo lo que nos divide como personas y la sociedad, y enfocarse en lo que nos conecta como seres humanos.

La edición número 21 empezó en la capital checa el 6 de marzo y se prolongará hasta el 17 de marzo. Además de diferentes cines en Praga, y como novedad de este año, el festival se lleva a cabo también en un centro especializado en Holesovice donde tiene lugar el programa enfocado a las formas documentales experimentales y la realidad virtual. Los espectadores pueden formar parte de doce historias que provienen de diferentes partes del mundo. De esta manera, los interesados pueden conocer la selva amazónica, la mente de personas con trastorno bipolar o la situación en Yemen afligido por guerra,

En total se presentan 117 documentales en 14 categorías diferentes, incluyendo la sección para niños y la de cortometrajes. Esta selección especial muestra las obras de cine de 51 países del mundo entero. En el programa figuran 20 estrenos de películas, tanto mundiales como europeas.

Por ejemplo, en la categoría de la Competencia checa pueden ver ocho estrenos de documentales checos, entre otros, la obra de Filip Remunda denominada Los hermanos Okamura. A pesar de ser de la misma familia, los tres hermanos tienen puntos de vista sociales y políticos bastante diferentes, y como muestra el documental, hasta tal punto que no se entienden entre ellos. Además, se proyectarán 18 películas con subtítulos para sordos y cinco documentales con narración con audio.

El evento inaugural fue protagonizado por el primer ministro del Gobierno de Tibet en el Exilio, Lozang Sannja. Todo el programa arrancó con la película Los Dioses de Molenbeek de la directora Reetta Huhtanen. Relata sobre la vida de tres niños – uno musulmán, uno cristiano y uno ateo, que viven en un distrito musulmán en Bruselas, conocido como el territorio de los musulmanes radicales.

Al festival llegarán más de 140 invitados especiales como, por ejemplo, Dmitry Muratov, ex director en jefe del diario independiente ruso Novaya Gazeta. Entre los invitados figuran también directores de cine reconocidos como Ross RaMell, nominado al premio Óscar por su película Hale County esta mañana, esta noche, o Matthew Heineman quien presentará su retrospectiva. Asimismo llegan protagonistas con historias de vida interesantes y excepcionales como es el periodista sirio Mazin Esmaiel quien pasó por una cárcel en su país por la crítica del régimen político, o Lin Lee Poh, protagonista de la película Isla de los fantasmas hambrientos que se dedica a la situación de los refugiados en la Isla de Navidad de Australia.

Entre los cortometrajes encontrarán también una co-producción de Colombia y los EE.UU. denominada Dulce de los directores Guille Isa y Angello Faccini. El documental de 11 minutos muestra como en un pueblo de costa pacífica de Colombia, una madre enseña a su hija a nadar para que pueda recolectar piangua, un molusco de la zona.

Como en los años anteriores, en el marco del evento se otorga el premio denominado Homo Homini. Lo concede la ONG Hombre en Emergencia a las personas que han contribuido a la promoción de los derechos humanos, la democracia y las soluciones no violentas a conflictos políticos. Esta vez, la laureada fue la agricultora Francisca Ramírez de Nicaragua por su constante esfuerzo en la defensa de los derechos fundamentales contra el régimen autoritario del presidente Daniel Ortega.

Por segunda vez, el festival ofrece varios debates especiales bajo el nombre de Cine hablando en el marco del cual debaten cinco expertos internacionales. Con sus conferencias y debates con el público acompañan las proyecciones de películas seleccionadas, particularmente las enfocadas en los asuntos actuales de Hungría, el cambio climático, o la situación de minorías étnicas y políticas en conflictos armados.

Desde Praga, el evento se trasladará a otras 35 ciudades del país y a Bruselas en Bélgica. Además, varias de las películas del festival se pueden bajar de manera legal, e incluso reproducir en público gracias al proyecto promitejity.cz.

La información más detallada y el programa completo encontrarán en la página oficial del festival: www.jedensvet.cz.

Otras fuentes: Radio.cz/es (Eliška Kubánková). Fotos 1-3.

Semana Checa en Cartagena de Indias

La Embajada de la República Checa en Bogotá invita a todos los interesados a participar en la Semana Checa que se llevará a cabo del 4 al 8 de marzo en Cartagena de Indias.

A los visitantes les espera una muestra de seis películas tradicionales de la producción checa que han sido reconocidas a nivel mundial por su calidad fílmica, contenido histórico y trama. Según el embajador checo en Colombia, señor Milos Sklenka, este intercambio cultural a través del séptimo arte brinda una oportunidad única para conocer las bondades del cine checo, diferentes narrativas y géneros, incluyendo comedia, drama, cine mudo y animación.

El evento será inaugurado con la presencia del embajador checo y con la película Kolja (Jan Sverák, 1996), premiada con el Óscar a la mejor película de habla no inglesa en 1997.

En el programa figura también una conferencia sobre la historia de la República Checa a cargo del embajador Milos Sklenka, y una charla sobre la República Checa como destino académico por dos representantes de la embajada checa, Barbora Cardona Sevcikova y Pavla Skacelova.

Además de la mencionada película Kolja, serán exhibidas también las siguiente obras: El melodrama Erotikon (Gustav Machatý, 1929), una de las primeras películas eróticas del mundo moderno. Trenes rigurosamente vigilados (Jirí Menzel, 1966), basada en una novela homónima de Bohumil Hrabal que narra la implicación de un trabajador de ferrocarriles checo en la resistencia antinazi, y que ganó varios premios internacionales, incluyendo el Óscar en 1967. Una invención diabólica (Karel Zeman, 1958), un clásico de la ciencia ficción, basado en una novela de Julio Verne, que es una metáfora sobre el uso de la energía atómica y su potencial destructivo. Tenemos que ayudarnos (Jan Hrebejk, 2000), película que se desarrolla durante la ocupación nazi de Bohemia en el transcurso de la II Guerra Mundial, y que fue nominada al Óscar en 2000. Y Markéta Lazarová (Frantisek Vlácil, 1967), película de la Nueva Ola Checoslovaca, basada en la compleja novela del mismo nombre de Vladislav Vancura, ambientada en el Reino Checo durante la oscura Edad Media.

La entrada es gratuita hasta completar aforo.

Fuentes: www.mzv.cz/bogota, Caracol.com.co.

Mene Tekel, el festival contra el totalitarismo

Durante todo el año 2019, en la República Checa se conmemoran aniversarios y eventos del siglo pasado que marcaron la historia del país. Sin menor duda, el más relevante e importante es el aniversario de los 30 años desde la Revolución de Terciopelo (1989) que acabó con el régimen comunista y el control ejercido por la Unión Soviética. Y justamente ahora en febrero, el país rememora el aniversario del golpe comunista que tuvo lugar en este mes hace 71 años, es decir, en 1948.

En esta ocasión, el 24 de febrero arrancó en Praga el festival conocido bajo el nombre Mene Tekel que lucha contra el totalitarismo, el mal y la violencia. Se trata de un proyecto internacional contra los regímenes totalitarios que se lleva a cabo hasta el 7 de marzo en diferentes partes del país. Su objetivo es recordar los hitos históricos de las tierras checas y otros países europeos donde se violaron los derechos humanos básicos.

El proyecto surgió en reacción a la falta de interés de la sociedad en el destino de los presos políticos de los años 50 y presenta testimonios de la ilegalidad de los regímenes totalitarios, enfocándose principalmente en las víctimas del nazismo y el comunismo.

Es un festival interdisciplinario, se busca incluir al público más amplio. Los visitantes del festival pueden ver diferentes exposiciones, documentales, reconstrucciones de procesos políticos, asistir a conciertos, debates académicos y charlas literarias, o escuchar testimonios de antiguos presos políticos que vivieron los regímenes totalitarios.

Se presentan diferentes grupos sociales y de aficionados, pero también personalidades de todo el mundo, incluyendo los fundadores de diferentes museos y monumentos.

La edición número 13 del evento se centra en el tema de las familias afectadas por el totalitarismo, no a las personas que estuvieron en la cárcel. Por lo tanto, una de las exposiciones inauguradas el lunes 25 de febrero, documenta el destino de las  familias campesinas que se convirtieron en víctimas de la propaganda comunista en este país en los años 50. La exposición bajo el nombre Rozkulaceno! describe la violenta colectivización de la agricultura, que influyó mucho en la vida de los campesinos. Más de 5000 familias tuvieron que abandonar sus hogares, fueron privadas de sus tradiciones y de la oportunidad de vivir y trabajar en los terrenos y propiedades de sus antepasados.

Una de las películas que se proyectaron en el marco del festival es La Maleta de Hana, un documental basado en la historia de dos niños que crecieron en Checoslovaquia antes de la Segunda Guerra Mundial. Es un testimonio de Jirí y Hana Brady, quienes en los años 30 y 40 del siglo XX fueron deportados al gueto de Terezín y perdieron a sus padres. Hana murió a la edad de 13 años en Auschwitz, y su hermano, quien sobrevivió el Holocausto, murió este enero en Canadá.

En el marco del festival se otorgó asimismo el premio Caballero de la Cultura Checa. El premio lo reciben personas que nunca traicionaron los más altos principios morales en su vida civil o creación artística.

Este año fueron galardonados el escritor František Šedivý, el director de orquesta Libor Pešek, y el dramaturgo y rabino Karol Sidon. En las damas de la cultura checa se convirtieron las escritoras Erika Bezdírková y Helena Havlícková.

De manera póstuma recibieron el premio el historiador Zdenek Kalista, el escenógrafo Bedrich Barták, las hermanas pintoras Jitka y Kveta Válová, y el cantante Karel Kryl.

La página oficial del evento: www.menetekel.cz.

Fuente (adaptado): Radio.cz/es (Eliška Kubánková, foto 2-3: Martina Schneibergová).

Se celebra otra edición del festival La Película

Del 19 al 26 de febrero los amantes de cine y la cultura española pueden disfrutar de un evento único – el festival de cine español conocido como La Película. El festival está organizado por la Embajada de España en cooperación con el Instituto Cervantes y el cine Svetozor, y por sus méritos ya tiene su lugar firme en la agenda cultural checa. Esta edición número 14 tiene lugar en Praga del 19 al 24 febrero, pero las proyecciones se extienden también a otras ciudades del país: en Ostrava el evento se realiza del 20 al 22 de febrero, en Brno del 21 al 23 de febrero y en Hradec Králové durante los días 25 y 26 de febrero.

El festival se centra en el cine español actual, y trata de presentar también películas reconocidas en otros festivales y alabados por la crítica. La inauguración fue protagonizada por la película Campeones, una comedia con mucho trasfondo social que ganó el premio Goya a la mejor película del año pasado. Y no es la única película premiada y/o nominada en otros festivales de esta edición. En el programa figura también Todos lo saben, una película de reparto extraordinario con un director ganador de Óscar, Penélope Cruz y Javier Bardem, entre otros. La película El Reino, que ha tenido gran éxito cinematográfico, habla de casos de corrupción y de una España que los mismos habitantes intentan dejar atrás.

Como ya es una tradición, además del cine español, el evento abre sus puertas también a la difusión de otras películas en habla hispana. De esta manera, se intenta fomentar e integrar el cine de países latinoamericanos para ofrecer una panorámica más amplia de películas contemporáneas de esta región. Como destaca la directora del Instituto Cervantes de Praga, Luisa Fernanda Garrido, las películas a menudo se realizan en coproducción entre las productoras españolas y las latinoamericanas, y están cofinanciadas a medias.

Esta vez, como el invitado de honor se presenta Perú con una selección de películas facilitada por la Embajada de Perú en la República Checa. Esta mirada hacia el cine latinoamericano incluye, por ejemplo, las películas Chicama, El mudo y Cuchillos en el cielo. Los interesados podrán ver también la película mexicana Roma, candidata a los premios Óscar, que perteneció entre las sorpresas del año 2018.

Por otro lado, el evento cuenta con una sección paralela que quiere resaltar alguna personalidad destacada, relacionada con la historia de la cinematografía española. Este año la sección está dedicada a la directora Pilar Miró, mujer pionera en la cinematografía española. Su labor marcó en gran medida la televisión y el cine español de después de la Transición.

Sus películas fueron muy reconocidas en su momento, y hasta ahora siguen conservando un gran valor. En el festival se proyectarán algunas de las más señaladas como es El perro del hortelano, película basada en una obra del dramaturgo español Lope de Vega del mismo nombre. Se trata de una película muy especial, galardonada con siete premios Goya, que tiene un vestuario fantástico, un español precioso, y es protagonizada por dos de los actores maravillosos del cine español (Emma Suárez y Carmelo Gómez).

Gracias al festival, el público puede obtener una visión más amplia de la historia del cine en España, y visitar distintas etapas a través de obras de diferentes épocas. A la vez, el evento está muy enfocado a presentar el cine actual. Varias de las películas se podrán ver incluso más adelante, dado que formarán parte de la biblioteca que el Instituto Cervantes va ampliando cada año.

La página web del festival: www.lapelicula.cz.

Principal fuente: Radio.cz/es (Enrique Molina). Foto 1, foto 2, foto 3.

Beca para la Escuela de Verano de Estudios Eslavos – 2019

Al igual que en años anteriores, también en el año 2019 el Gobierno de la República Checa ofrece una beca para un ciudadano colombiano para participar en la tradicional Escuela de Verano de Estudios Eslavos.

El curso, organizado por la Universidad Carolina de Praga, se realizará del 26 de julio al 23 de agosto de 2019. Está dirigido a estudiantes universitarios, maestros o profesores de estudios eslavos y para todos los interesados en el idioma checo, la literatura y cultura checa y la historia eslava de Europa Central.

Por las mañanas se dan las clases, por las tardes se organizan actividades culturales y sociales. El programa incluye 25 lecciones de 45 minutos semanales (en total son 120 lecciones) entre el curso práctico del idioma checo, seminarios y conferencias. Aparte, los estudiantes pueden escoger de una oferta amplia de otras actividades como son las lecciones individuales de pronunciación, talleres, eventos culturales y paseos por Praga y excursiones de fin de semana para conocer otras partes del país. Los participantes recibirán un certificado, y podrán inscribirse para el examen certificado del idioma checo, niveles B1, B2, C1.

El candidato debe ser mayor de 20 años y menor de 50 años, tener un promedio mínimo de notas de pregrado de 3,7/5,0 y contar preferiblemente con mínimo 1 año de experiencia profesional en áreas relacionadas con el programa.

Las personas interesadas en postular para la beca tienen que contactarse con las oficinas de ICETEX Colombia ya que la convocatoria está abierta exclusivamente a través de esa entidad. La fecha límite para la entrega de los documentos solicitados en forma física es el 27 de febrero de 2019.

La beca cubre la matrícula, las clases y excursiones turísticas, alimentación y alojamiento. Sin embargo, el costo del tiquete aéreo (ida y vuelta) y el seguro médico durante la estadía no están incluidos. Para poder realizar el curso, los estudiantes colombianos podrán viajar sin la necesidad de solicitar la Visa Schengen.

Además, todos los interesados que quieran pagar sus estudios, es decir, participar en forma particular, pueden elegir de varios cursos de este tipo en diferentes universidades checas. En este caso deben comunicarse directamente con los contactos incluidos en el formulario de inscripción aquí.

Para obtener más información sobre el curso pueden dirigirse a la página web del Ministerio de Educación: www.msmt.cz.

Otras fuentes: www.mzv.cz/bogota.

Llegó la temporada de carnavales en la República Checa

Llegó febrero, el mes que tradicionalmente pertenece a las celebraciones de carnavales. La República Checa no es ninguna excepción, y con desfiles, música y buena comida da la bienvenida a la llegada de la primavera también este año. Toda esta época precede al Miércoles de Ceniza y la Cuaresma de la Pascua. En el país los carnavales suelen conocerse bajo el nombre de masopust, la expresión que hace referencia a evitar la carne en la comida. En varios lugares del país se llevan a cabo las fiestas carnavalescas muy tradicionales, incluso las que figuran en la lista del patrimonio inmaterial de la Unesco.

Entre ellas se destacan las Rondas del Carnaval en Hamry, región de Hlinsko en la Bohemia del Este, inscritas en la lista de la Unesco por su autenticidad en 2010. Las llamadas rondas se organizaban espontáneamente por varias generaciones, conservando la tradición incluyendo las máscaras típicas. En los desfiles no podrán ver mujeres ni niños, dado que son los hombres quienes se disfrazan y pasean por las calles acompañados por una banda de música. Por el pueblo siempre recorre la formación tradicional de 21 disfraces, compuesta por el líder del desfile, la mujercita, la yegua con el carnicero, judíos y turcos, hombres de paja y limpiachimeneas. Los disfraces llevan más de 200 años conservando su mismo aspecto. Después del desfile, la fiesta continúa en la la taberna local. Este año el evento se celebra el 16 de febrero. Unos días más tarde, el 2 de marzo, pueden admirar esta tradición popular también en otro pintoresco pueblo checo llamado Vortová.

También diferentes partes de la capital checa se visten de colores, disfraces y diversión durante todo el mes de febrero y hasta principios de marzo. En toda la ciudad de Praga tienen lugar conciertos, espectáculos de danza, y varias actividades y competiciones para niños. En los desfiles, los visitantes pueden observar máscaras originales, pero también apreciar ideas contemporáneas, creatividad y capacidades especiales de los protagonistas. Asimismo otras ciudades y pueblos del país se visten de fiesta e invitan a todos los interesados a participar.

En los eventos y celebraciones no puede faltar una oferta gastronómica especial. Durante esta época predominan comidas pesadas, grasosas, se come mucha carne para que las personas después puedan aguantar sin problemas la cuaresma. Además de rellenas, salchichas y chicharrones, los amantes de comidas dulces pueden degustar varios pasteles típicos.

Las celebraciones carnavalescas son un fenómeno renacido en regiones checas, se festeja la alegría y la unión humana, evocando las históricas fiestas alegóricas que tenían lugar en las tierras checas desde la Edad Media. Se llevaban a cabo tanto entre los campesinos, como entre la nobleza y los burgueses. Fueron las cortes aristocráticas que organizaban eventos más opulentos. Anteriormente, el carnaval era el período de bodas, matanzas de cerdos y de bailes en los pueblos checos. También se realizaban actuaciones de teatro relacionadas con temas del carnaval y desfiles de máscaras que pasaban por los pueblos.

En el pasado, los disfraces tenían su fuerte significado simbólico, vinculado con el año agrario. Por ejemplo, entre las máscaras típicas pertenecen las de osos y caballos que se relacionaban con la fertilidad, la abundancia y la prosperidad. Máscaras de color negro simbolizaban fuerzas negativas y demonios, los hombres de paja la fecundidad. A las calles salían también los llamados turcos vestidos en trajes orientales llenos de colores. Estas procesiones pasaban de casa en casa, recibían comida, bebida y dinero como aguinaldos, y todo el evento finalizaba con un baile. A pesar de que muchos aspectos de estas tradiciones se perdieron con el paso del tiempo, recientemente se va recuperando poco a poco esta hermosa celebración popular.

Fuentes: MasopustHamry.cz, Praguest.com. Foto 1, foto 2, foto 3.

Descubran los Reinos de hielo en Beskydy

A partir de mediados de diciembre, en la hermosa ciudad de Roznov pod Radhostem, ubicada en la región montañosa de Beskydy al noreste de la República Checa, se celebra el vigésimo primero simposio internacional conocido como el Reino de hielo. Se trata de un encuentro tradicional de escultores tanto profesionales como aficionados quienes se ponen a tallar esculturas de bloques enormes de hielo para convertirlos en unas verdaderas obras de arte. Los cubos de hielo se fabrican del agua filtrada especial, así que el hielo está cristalino.

Esta vez se presentan obras de veinte escultores checos y polacos que trabajaron en equipos de dos personas. Los organizadores pusieron a su disposición unos 12 toneladas de hielo, y ahora los visitantes pueden admirar el resultado de su esfuerzo. Las nueve esculturas de hielo y una de nieve que compiten por el premio principal están iluminadas con luces escénicas que cambian de colores y crean diferentes efectos sobre las obras. Entre ellas pueden encontrar, por ejemplo un busto del primer presidente checoslovaco Tomás Garrigue Masaryk, una figura humana o varias peces. Además, no hace falta el tradicional trono de hielo, ideal para sacar una bonita foto.

La exposición debería estar abierta hasta el 24 de febrero, sin embargo, dependerá, sobre todo, de los caprichos del clima. Si bien los organizadores prepararon una galería aislada que permitía mantener la temperatura bajo cero, el 12 de enero la sala fue destruida por una rama de árbol que cayó sobre la construcción. Las esculturas se salvaron, pero actualmente están expuestas al aire libre.

En la zona de la exposición están ubicados también paneles informativos sobre la historia del evento. Durante los fines de semana, el programa acompañante ofrece mucha música, ferias de artesanías, entrevistas con los artistas y competiciones para los más pequeños.

A la vez, no tan lejos de la ciudad y directamente en la sierra de Beskydy, se desarrolla un evento parecido. En el lugar llamado Pustevny pueden disfrutar de una atmósfera aún más mágica del 12 de enero al 10 de febrero. El festival se celebra desde el año 2000, y desde hace tres años la exposición siempre cuenta con algún tema principal. Esta vez los organizadores invitan a conocer el mundo de los cuentos de hadas checos.

Por eso, en una carpa temática encontrarán el infierno iluminado con luces rojas, y en la otra el reino de hielo con una princesa y un dragoncito. En la entrada les dará la bienvenida una cabeza gigante de un diablo con su lengua sacada. Mide unos 20 metros de largo, y se trata de la estatua más grande del festival.

Los seis artistas checos y eslovacos tardaron aproximadamente una semana para convertir los cubos en las obras de arte. Los cubos de hielo que pesan unos 70 kilogramos se congelan ya en septiembre, más tarde se trasladan al lugar de la exhibición. Se unen y se tallan con motosierras, amoladoras y otras herramientas. Los mismo artistas se reunirán en Pustevny otra vez en verano para elaborar esculturas de madera.

Las estatuas están ubicadas en dos carpas para que el sol no brille directamente sobre ellas y no se derritan tan rápido. Dado que las esculturas están hechas de agua, al finalizar el festival, simplemente se deshielan y no presentan ninguna amenaza para el medio ambiente.

El programa acompañante tiene lugar solamente los fines de semana e invita a todos a divertirse con muchos juegos y competiciones, visitar el bar helado, asistir a varios conciertos o tomarse una foto en rincones de fotografía. La entrada es gratuita para todos.

A Pustevny es posible llegar en un carro, pero vale la pena subir en el funicular, y disfrutar de la naturaleza local, o practicar algún deporte de invierno. Además, muy cerca está también la reciente abierta ruta panorámica, denominada Ruta Valaška. Se trata de una plataforma hecha de vidrio, supuestamente la más larga de Europa, formada por una cera de madera y una torre panorámica que mide unos 22 metros.

Fuentes: KudyZnudy.cz, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Exposición sobre la Primera República Checoslovaca

Durante el año 2018, en la República Checa se celebraron varios aniversarios que conmemoraron hechos históricos importantes, especialmente, los relacionados con la fundación de la República Checoslovaca en octubre de 1918. El Estado independiente nació después del colapso del Imperio austrohúngaro tras la Primera Guerra Mundial. Una de las exposiciones, inaugurada justamente a finales de octubre del año pasado con motivo del centenario de la fundación de Checoslovaquia, habla sobre La Primera República Checoslovaca, como es conocido el período entre los años 1918 y 1938. Se trata de una exposición permanente que estará abierta al público general hasta finales de este año 2019.

La exhibición se encuentra instalada en el tercer piso del Palacio de Ferias en Praga. Se basa en las colecciones de la Galería Nacional de Praga, que vienen complementadas con préstamos de instituciones y colecciones privadas. De hecho, el proyecto quiere atraer al espectador actual, a esa persona que hoy ama el arte. Por tal razón, la muestra recoge las actividades de las galerías más importantes y de las instituciones y asociaciones artísticas que en aquellos años jóvenes del nuevo estado estaban a la vanguardia de la creación.

Los visitantes pueden apreciar la rica y cosmopolita escena artística en los primeros veinte años del estado independiente a través de las exposiciones de la época, las asociaciones culturales e instituciones que existían no solamente en la capital de Praga, sino también en otras ciudades checas (Brno, Zlín) o eslovacas (Bratislava, Kosice). Este amplio proyecto está dividido en 18 secciones.

Al principio rinde homenaje al primer presidente checoslovaco, Tomás Masaryk, como el fundador del estado y la personalidad que influyó de manera decisiva en el carácter del primer estado de los checos y los eslovacos, y tuvo también influencia en la jerarquía de valores donde la cultura figuró entre las prioridades. La exposición culmina de manera simbólica con un epílogo que incluye cuadros expresivos – reacciones al peligro de la Segunda Guerra Mundial que se acercaba y que significó el fin de la Primera República.

El proyecto presenta obras de grandes personalidades del arte mundial, así como de importantes artistas checos. Entre otras obras, pueden encontrar la colección francesa que el Estado adquirió cinco años después de su fundación, y de esta manera conocer las obras de Gaugin, Picasso, van Gogh o Matisse. A la vez descubrirán las obras de Capek, Spála o Toyen, destacados pintores nacionales. Les esperan también parciales reconstrucciones de importantes exposiciones históricas de aquella época, como fue la exposición de cultura contemporánea de Brno o la primera exposición de los surrealistas en el país.

Además, la exposición tiene una concepción interdisciplinar, es decir, no se limita únicamente a las obras de arte plástico, sino presenta también otras formas culturales que florecieron durante la Primera República.

Los visitantes pueden apreciar diversos ámbitos de la creación artística, tales como las ilustraciones de libros, la imprenta y topografía, el diseño o el diseño gráfico aplicado. Aprovechando las herramientas de topografía artística, se muestra la diversidad y riqueza de la producción artística y la escena cultural de la época, y se recrean los acontecimientos más relevantes en el ámbito de las artes plásticas en esos años 1918 – 1938.

La exposición cuenta con un detallado catálogo muy bien ilustrado. El evento está acompañado con un programa educativo y académico, y fue apoyado por el Ministerio de Cultura de la República Checa.

Fuentes: Irozhlas.cz, NgPrague.cz, Prazsky-zpravodaj.cz. Foto 1-3.