otros

Exposición sobre la Primera República Checoslovaca

Durante el año 2018, en la República Checa se celebraron varios aniversarios que conmemoraron hechos históricos importantes, especialmente, los relacionados con la fundación de la República Checoslovaca en octubre de 1918. El Estado independiente nació después del colapso del Imperio austrohúngaro tras la Primera Guerra Mundial. Una de las exposiciones, inaugurada justamente a finales de octubre del año pasado con motivo del centenario de la fundación de Checoslovaquia, habla sobre La Primera República Checoslovaca, como es conocido el período entre los años 1918 y 1938. Se trata de una exposición permanente que estará abierta al público general hasta finales de este año 2019.

La exhibición se encuentra instalada en el tercer piso del Palacio de Ferias en Praga. Se basa en las colecciones de la Galería Nacional de Praga, que vienen complementadas con préstamos de instituciones y colecciones privadas. De hecho, el proyecto quiere atraer al espectador actual, a esa persona que hoy ama el arte. Por tal razón, la muestra recoge las actividades de las galerías más importantes y de las instituciones y asociaciones artísticas que en aquellos años jóvenes del nuevo estado estaban a la vanguardia de la creación.

Los visitantes pueden apreciar la rica y cosmopolita escena artística en los primeros veinte años del estado independiente a través de las exposiciones de la época, las asociaciones culturales e instituciones que existían no solamente en la capital de Praga, sino también en otras ciudades checas (Brno, Zlín) o eslovacas (Bratislava, Kosice). Este amplio proyecto está dividido en 18 secciones.

Al principio rinde homenaje al primer presidente checoslovaco, Tomás Masaryk, como el fundador del estado y la personalidad que influyó de manera decisiva en el carácter del primer estado de los checos y los eslovacos, y tuvo también influencia en la jerarquía de valores donde la cultura figuró entre las prioridades. La exposición culmina de manera simbólica con un epílogo que incluye cuadros expresivos – reacciones al peligro de la Segunda Guerra Mundial que se acercaba y que significó el fin de la Primera República.

El proyecto presenta obras de grandes personalidades del arte mundial, así como de importantes artistas checos. Entre otras obras, pueden encontrar la colección francesa que el Estado adquirió cinco años después de su fundación, y de esta manera conocer las obras de Gaugin, Picasso, van Gogh o Matisse. A la vez descubrirán las obras de Capek, Spála o Toyen, destacados pintores nacionales. Les esperan también parciales reconstrucciones de importantes exposiciones históricas de aquella época, como fue la exposición de cultura contemporánea de Brno o la primera exposición de los surrealistas en el país.

Además, la exposición tiene una concepción interdisciplinar, es decir, no se limita únicamente a las obras de arte plástico, sino presenta también otras formas culturales que florecieron durante la Primera República.

Los visitantes pueden apreciar diversos ámbitos de la creación artística, tales como las ilustraciones de libros, la imprenta y topografía, el diseño o el diseño gráfico aplicado. Aprovechando las herramientas de topografía artística, se muestra la diversidad y riqueza de la producción artística y la escena cultural de la época, y se recrean los acontecimientos más relevantes en el ámbito de las artes plásticas en esos años 1918 – 1938.

La exposición cuenta con un detallado catálogo muy bien ilustrado. El evento está acompañado con un programa educativo y académico, y fue apoyado por el Ministerio de Cultura de la República Checa.

Fuentes: Irozhlas.cz, NgPrague.cz, Prazsky-zpravodaj.cz. Foto 1-3.

La atmósfera especial de la época navideña checa

El primer fin de semana de diciembre en varias ciudades y pueblos checos se celebró el inicio de la época navideña, la época mágica llena de tradiciones.

Los villancicos ya suenan por todos lados, las ciudades brillan con luces del alumbrado, lucen sus árboles de navidad y decoraciones. Las plazas principales invitan a los mercadillos que tienen un encanto especial, y muchas veces cuentan con un programa cultural y una oferta exquisita de la comida típica de Navidad.

La capital checa, por supuesto, no es ninguna excepción. Todo lo contrario, de hecho, los mercadillos de navidad de Praga pertenecen entre los más famosos y visitados de Europa. La atmósfera y belleza excepcional del centro de la ciudad durante el adviento fue reconocida a nivel mundial por el prestigioso semanal US News & World Report en 2017. Los mercados navideños más populares y antiguos del país se encuentran en la Plaza de la Ciudad Vieja y la Plaza de San Venceslao. Otros mercados de renombre tienen lugar en la Plaza de la República, o la Plaza de la Paz donde reina un ambiente un poco más íntimo.

La decoración de la Plaza de la Ciudad Vieja, el centro de las celebraciones navideñas de la capital, cada año cambia un poco, pero casi siempre predominan los típicos colores, es decir, el color blanco, rojo y dorado. El árbol de navidad, un abeto vivo de 23 metros de altura, proviene del norte del país, está decorado con cadenitas blancas, cascabeles gigantescas, campanitas y otras decoraciones en forma de nueces, palomas y bolas de colores.

Se enciende cada día y cada hora desde las cuatro y media hasta las nueve y media de la noche al son de dos melodías que intercambian. Debajo del árbol se encuentra un pesebre de madera y un trineo antiguo.

En las típicas casetas de madera convertidas en tiendas al aire libre se venden artículos de todo tipo, sobre todo, las hermosas artesanías de la temporada. Pueden conseguir decoraciones navideñas, velas aromáticas, juguetes de madera, o hasta gorras de lana. Además, en muchos sitios ofrecen delicias locales, como son las castañas asadas, las salchichas a la parrilla, o los manjares tradicionales, por ejemplo, el rollo de almendra o los panes de jengibre de diferentes formas. Para calentarse, se recomienda degustar alguno de los ponches, la antigua bebida aguamiel, o tomar una taza del vino rojo caliente que siempre huele a canela y clavo.

Este año, la decoración de toda la plaza es aún más especial y mágica dado que se inspiró en los cuentos de hadas clásicos checos. Aparecen dibujos de palomas, trajes de princesa, los visitantes pueden tomarse la foto con el zapato conocido del cuento de hadas de la Cenicienta. Las tradiciones se reflejan también en el programa cultural acompañante. En la tarima construida para tal fin se darán unas 150 presentaciones, incluyendo los coros de niños que cantan villancicos, presentaciones folclóricas, de bandas musicales, obras de teatro y de títeres.

Los puestos están abiertos todos los días desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche, sin embargo, algo para comer y tomar pueden comprar hasta la medianoche. Los mercados se prolongarán hasta el 6 de enero de 2019.

Aparte, en el programa cultural de la capital checa figuran también varios conciertos navideños celebrados en teatros e iglesias. Una de las obras que no puede faltar es la misa navideña checa denominada Hala, maestro, levántate, del compositor Jan Jakub Ryba.

Por supuesto, vale la pena visitar también otras partes del país. Las ciudades como Brno, Olomouc o Cesky Krumlov invitan a disfrutar de un ambiente más tranquilo y agradable, con muchas actividades interesantes. En las iglesias, al aire libre o en sitios especiales pueden admirar los pesebres que suelen ser de gran variedad. Se fabrican de los más distintos materiales como es madera, vidrio, hierro, y se destacan por la cantidad de personajes dado que reúnen a toda la comunidad.

El famoso pesebre de la ciudad de Trebechovice cuenta con seis metros de longitud y dos metros de altura, y se trata de una verdadera pieza de arte de valor inmenso. El belén mecánico más grande del mundo está en Jindrichuv Hradec en el sur de la República Checa. Tiene unos 12 metros de longitud y unas 1400 figuritas, todas hechas a mano, y la mayoría se mueven.

En el país se mantienen muchas tradiciones vinculadas con el día de Navidad, suelen prepararse platos y dulces típicos de Navidad. No pueden faltar las tradicionales galleticas en forma de rodajas con mermelada de grosella, nueces rellenas, galletas de vainilla y muchos más. En la mesa navideña suele verse también la típica trenza navideña que según la receta tradicional se hace de masa de levadura a la que se añaden uvas pasas.

La forma actual de festejar la Navidad respeta la costumbre cristiana, pero a la vez emplea diversos ritos paganos, como por ejemplo el de partir una manzana por la mitad para verificar si habrá felicidad en el hogar. En la Nochebuena se suele cenar con la primera estrella en el cielo y se come la carpa frita con ensalada rusa. Después de la cena llega la tradición de los regalos navideños. En la República Checa no son ni los Reyes Magos ni Santa Claus, sino el Niño Jesús quien deja los regalos bajo el árbol navideño. Por la noche las familias enteras se sientan en frente del televisor para mirar alguno de los cuentos de hadas.

Fuentes: Novinky.cz, Radio.cz/es, TrhyPraha.cz. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Asocheca junto con la Embajada checa en Bogotá celebraron la fiesta de San Nicolás

El domingo 9 de diciembre, se realizó un bonito encuentro para celebrar la tradicional fiesta checa, el día de San Nicolás. Como en los año anteriores, el evento fue organizado por las representantes de Asocheca en cooperación con la Embajada de la República Checa en Bogotá, y tuvo lugar en la residencia del embajador, señor Miloš Sklenka.

La figura central de la fiesta de Mikuláš (como se le dice a San Nicolás en checo), celebrada el 6 de diciembre, suele ser vestida de rojo con hábito de obispo y lleva un báculo pastoral en la mano. Se trata de un personaje legendario que les trae los regalos, especialmente dulces y fruta, a los niños pequeños el 5 de diciembre por la noche. Normalmente viene acompañado por un ángel y un diablo, que juntos recorren las calles de las ciudades entrando de casa en casa.

El ángel representa el papel del bueno, el demonio se encarga de asustar a los niños, especialmente a los que no se han comportado muy bien durante el último año. San Nicolás les pregunta a los pequeños cómo se han portado, y les pide que reciten un poema, o canten una canción. Después los niños reciben sus regalitos. Los que no se han portado bien, pueden recibir un trozo de carbón o cáscaras de papas.

Siguiendo esta tradición, los hijos y nietos de los miembros y otros amigos de Asocheca y la Embajada checa asistieron al evento donde tuvieron que demostrar a los tres personajes sus capacidades, y recibieron dulces como recompensa.

 

La leyenda de San Nicolás…

La figura de San Nicolás está inspirada en la de un obispo cristiano, San Nicolás de Bari, obispo de Myra en la actual Turquía, en el siglo IV, que fue muy venerado por los cristianos de la Edad Media.

De él se cuentan cientos de historias, especialmente narrando sus milagros y sus bondades para con la gente pobre. Su mítica fama de repartidor de obsequios se basa en una historia que cuenta que un empobrecido hombre, padre de tres hijas, no podía casarlas por no tener la dote necesaria. Enterado de esto, Nicolás le entregó, al obtener la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.

Cuando más adelante (ya en el siglo XVI) San Nicolás se convirtió en una festividad familiar, se impuso la costumbre de poner los zapatos junto a la chimenea. Según la tradición, San Nicolás baja por la chimenea de noche y coloca los regalos en los zapatos de los niños, generalmente, dulces y juguetes. Esta tradición sigue manteniéndose viva.

Fuentes: Foto San Nicolás.

Fotos de la inauguración de la exposición en el Colegio Richmond en Bogotá

El viernes 23 de noviembre los representantes del Colegio Bilingüe Richmond y de Asocheca inauguraron la exposición Siempre volveré a vivir…

Los dibujos y las poemas de los niños de Terezín estarán expuestos en el Centro cultural y de medios del colegio hasta el 7 de diciembre.

Los dibujos de los niños de Terezín expuestos en un colegio de Bogotá

El Colegio Bilingüe Richmond junto con la Asociación colombo-checa (Asocheca) les invitan a la exposición Siempre volveré a vivir… de los dibujos de los niños de Terezín que se prolongará hasta el 7 de diciembre de 2018. La inauguración de la exposición tuvo lugar el viernes 23 de noviembre desde las 9:00 am en el centro cultural del colegio (Carrera 53 No. 222-76, Bogotá).

República Checa en el Festival de cine AL ESTE en Medellín

El festival de cine independiente que busca generar espacios de intercambio cinematográfico con Europa Central y Oriental llega por primera vez a Colombia. La primera edición se celebrará del 22 al 29 de noviembre en su mayor parte en la ciudad de Medellín, y la República Checa será el país invitado. Los amantes de cine podrán disfrutar también de la muestra contemporánea de cine de Albania, Georgia, Hungría, Polonia, Montenegro y Serbia.

AL ESTE proviene de Rouen, Francia, donde lleva ya 13 ediciones. A la vez cuenta con 9 exitosas ediciones en Perú y 5 en Argentina. La programación se destaca por ofrecer las producciones más recientes de esta región de Europa, además de formar un público adepto a este cine a través de retrospectivas de los más famosos directores de estos países.

A los interesados les espera, por ejemplo, una selección de siete estrenos en una competencia de la que los mismos espectadores serán el jurado. En esta sección oficial, la República Checa participará con la película Little Crusader del director Václav Kadrnka.

En el marco del Panorama los organizadores invitan a descubrir al cineasta checo-alemán, Harun Farocki, un cineasta de culto, preocupado fundamentalmente por la imagen, sus efectos en el público, y sus mensajes sutiles. Esta retrospectiva incluye cuatro de sus largometrajes más indispensables.

En conmemoración de los 50 años de los eventos que marcaron la revolución de mayo del 68, se propone una mirada a los directores checos más destacados que conformaron La Nueva Ola Checa con propuestas políticas y artísticas determinantes para su época y el futuro. En la Alianza Francesa en Medellín se presentarán cuatro películas emblemáticas de este importante período de la cinematografía checa de los años ’60 del siglo pasado. Los interesados pueden asistir también a la charla dictada por Juan Diego Parra sobre el cine europeo de la posguerra.

La muestra de cine estará acompañada por la exposición denominada 1968, cuya inauguración tendrá lugar el 26 de noviembre en el sede centro de la Alianza Francesa de Medellín. La exposición hablará del desarrollo histórico y de otros elementos importantes en la turbulente historia del pequeño país en el centro de Europa. Fue justamente en los años ’60 cuando surgió un movimiento de liberalización inspirado en las tendencias y hechos ocurridos en Europa Occidental, llamado socialismo con cara humana, que culminó en el año 1968 con la famosa Primavera de Praga que lastimosamente desembocó en la invasión del ejército soviético el 21 de agosto de 1968.

La programación de las películas checas en el Festival AL ESTE es la siguiente:

SÁBADO 24
Centro Colombo Americano – Sala 2:
18:00 – Filthy (Tereza Nvotvá, Rep. Checa – Eslovaquia, 2017, 87′)
20:00 – Los amores de una rubia (Milos Froman, Checoslovaquia, 1965, 82′)

DOMINGO 25
Centro Colombo Americano – Sala 2:
18:00 – Little Crusader (Václav Kadrnka, Rep. Checa, 2017, 87′)

LUNES 26
Alianza Francesa:
18:00 – Alondras en un hilo (Jirí Menzel, Rep. Checa, 1968, 94′)

MARTES 27
Alianza Francesa:
18:00 – Las margaritas (Vera Chytilová, Checoslovaquia, 1966, 74′)

MIÉRCOLES 28
Casa Kilele (Bogotá):
17:30 – Little Crusader (Václav Kadrnka, Rep. Checa, 2017, 87′)

Alianza Francesa:
18:00 – Las amores de una rubia (Milos Froman, Checoslovaquia, 1965, 82′)

Centro Colombo Americano – Sala 2:
18:00 – Las margaritas (Vera Chytilová, Checoslovaquia, 1966, 74′)

JUEVES 29
Alianza Francesa:
18:00 – La broma (Jaromil Jires, Checoslovaquia, 1969, 80′)

Para más información y el programa completo pueden consultar la página oficial del evento: www.alestestival.com/colombia.

Otras fuentes: www.mzv.cz/bogota.

Fotos de la Semana Checa en Bucaramanga

La Semana Checa se celebró en la Universidad Autónoma de Bucaramanga del 29 de octubre al 2 de noviembre.

Más información sobre el evento encontrarán aquí.

Asocheca celebró junto con la Embajada checa la Fiesta Nacional del país

El día 28 de octubre la República Checa celebra su Día Nacional. Esta vez, la celebración tiene una importancia particular ya que se están festejando 100 años de la constitución de Checoslovaquia, un Estado independiente de checos y eslovacos, tras la caída del Imperio austro-húngaro. La independencia del nuevo estado fue declarada en la Plaza de San Venceslao en Praga el 28 de octubre de 1918, es decir, al terminar la Primera Guerra Mundial. En 1993 Checoslovaquia se dividió en dos estados independientes – la República Checa y Eslovaquia – pero aún así sigue celebrando su fundación en dicha fecha.

Con el motivo de la fiesta nacional, el Embajador de la República Checa en Colombia, señor Milos Sklenka, y su señora Peithi García organizaron una recepción que tuvo lugar el 26 de octubre en el hotel DoubleTree by Hilton en Bogotá.

En el marco del evento, el Embajador entregó en nombre de su país la Medalla al Mérito “Jan Masaryk”, otorgada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa, a tres personalidades de Colombia por su liderazgo en la promoción de los valores y la cooperación con la República Checa, la defensa de la democracia y de los derechos humanos. Los galardonados fueron el Comandante de las FF.MM. de Colombia, el General Alberto Mejía, la Senadora del Congreso de Colombia, señora Paloma Valencia, y el periodista, escritor, historiador y catedrático Gerney Ríos.

En el mismo hotel los visitantes pudieron observar una amplia exposición que reflejaba los momentos históricos de Checoslovaquia desde el nacimiento del país pasando por el desarrollo exitoso durante todo el siglo, la entrada a la Unión Europea, la OTAN y la OCDE. Hoy en día, la República Checa representa uno de los países europeos con mayor crecimiento económico, menor desempleo e inflación. Además es considerada como uno de los países más seguros del mundo.

Como en los años anteriores, Asocheca junto con los compatriotas y los amigos de la asociación se unió a esta celebración. A la recepción asistieron también los representantes diplomáticos, miembros del Gobierno de Colombia, representantes y senadores del Congreso, miembros de las Fuerzas Militares y Policía Nacional, representantes del sector comercial, cultural, de prensa y académico.

Antes de la recepción, los participantes disfrutaron del concierto de piano del maestro Václav Pacl, egresado del Conservatorio de Ostrava en la República Checa y de la Universidad de Música y Arte de Graz en Austria, bajo la tutela del reconocido maestro Walter Groppenberger. Su trayectoria artística como solista incluye distintos escenarios europeos (Chequia, Austria, Suiza, Gran Bretaña, España) y latinoamericanos (Colombia, Cuba). Actualmente se encuentra vinculado como docente de piano al Instituto Departamental de Bellas Artes en Cali. Václav Pacl interpretó las obras históricas de los grandes compositores checos como Bedrich Smetana, Antonín Dvorák, Josef Myslivecek, Jan Krtitel Vanhal, Jan Vaclav Hugo Vorisek, Leopold Eugen Mechura y Maurice Strakosch. Algunas de ellas tuvieron su estreno en Bogotá.

Fuente: www.mzv.cz/bogota (Comunicado de Prensa). Fotos: Embajada de la República Checa en Bogotá.

La República Checa celebra el día de San Venceslao

Este viernes, el 28 de septiembre, es el Día de la Nación Checa, la fiesta nacional vinculada con el santo patrono de los checos, San Venceslao.

El día recuerda los inicios del Estado de los checos dado que ese día del año 935 (o 929, según otras fuentes históricas) fue asesinado el príncipe checo Venceslao de la dinastía de los Premislitas, la famosa familia principesca y real nacional que gobernó las tierras checas varios siglos. El acto fue perpetrado por su hermano, Boleslao I en la entrada a la iglesia de la ciudad de Stará Bolestav, ubicada cerca de Praga.

El motivo del fratricidio fue la lucha por el poder, acompañada por discrepancias de orden ideológico y religioso. El príncipe Venceslao, de firme fe católica, fue un excelente político en el contexto europeo, que prefería la vía pacífica de acuerdos y pactos políticos en el trato con otros soberanos. Por su parte, su hermano Boleslao I, llamado también El Cruel, fue una persona de posturas radicales, que quería unir a las Tierras Checas otros territorios por la fuerza, y tampoco pretendía respetar los puntos de vista de los dignatarios de la Iglesia Católica.

Venceslao pagó con su vida el haber impulsado y defendido la cristianización de las Tierras Checas, el desarrollo de su nivel cultural, y el haber querido conservar la paz en estos territorios. El pueblo checo adoraba a Venceslao ya durante su vida por su alta moral, educación, conocimientos de política, y carácter compasivo. Tras su muerte la gente comenzó a venerarlo. Transcurrido cierto tiempo Venceslao fue canonizado, habiendo sido uno de los primeros santos checos, y se convirtió en santo patrono de la nación checa. Incluso en los tiempos difíciles de la historia del país, el retrato de Venceslao con un escudo y un estandarte de los Premislitas era símbolo de la integridad del país y de su pueblo.

El legado de San Venceslao sigue vigente y los checos le tienen gran adoración. Desde el año 2000, el 28 de septiembre es fiesta nacional. Cada año en esta fecha se celebra en Stará Boleslav una peregrinación en su conmemoración, la más grande a nivel nacional, que culmina con una misa en la plaza principal de la ciudad. En la capital de Praga abren sus puertas al público general algunas instituciones del Estado, por ejemplo, el Ministerio de Defensa o el Ministerio de Cultura.

Otra celebración importante tiene lugar en la ciudad joya del país, Cesky Krumlov. Este vez del 28 al 30 de septiembre, los visitantes de la ciudad podrán disfrutar de varios conciertos, presentaciones folclóricas, un mercado con artesanías y golosinas tradicionales, un festival de cerveza y degustaciones de vino. Además, se llevan a cabo excursiones guiadas por la ciudad, competiciones y juegos para niños, durante la noche de San Venceslao se ofrece la entrada libre a las galería y museos locales, y las personas con el nombre de Venceslao (hombre) o Venceslava (mujer) celebran su encuentro propio.

En 23 ciudades y pueblos de la región de Moravia-Silesia se lleva a cabo una nueva edición del Festival Musical en honor a San Venceslao, cuyo programa incluye 39 conciertos de música clásica, pero también la proyección de la película histórica sobre el patrono checo en la iglesia de la ciudad de Opava.

San Venceslo es a la vez considerado el patrón de los cerveceros y productores de vino, y el mes de septiembre es justamente la época de vendimia en la República Checa.

Las ciudades y los pueblos checos en regiones vinícolas organizan eventos llenos de música, folclor, desfiles medievales, muestras de gastronomía local y, por supuesto, no pueden faltar las catas de vinos. Directamente en la capital checa se encuentran unas 12 hectáreas de viñedos, y una de las viñas más antiguas del país lleva el nombre de San Venceslao quien la fundó en el siglo X. Está ubicada en el Castillo de Praga, así que los visitantes pueden no solamente degustar lo mejor de una de las viticulturas más importantes del país, pero al mismo tiempo gozar de un ambiente agradable y una vista hermosa al centro histórico de Praga.

Fuentes: Radio.cz/es, CKrumlov.info. Foto 1, foto 2foto 3, foto 4.

Entrevista con Eliška Krausová sobre la ASOCHECA – Radio Praga

ASOCHECA, UNA AMISTAD COLOMBO-CHECA TRANSATLÁNTICA

Radio Praga entrevistó a la fundadora de la asociación de amistad colombo-checa ASOCHECA, Eliška Krausová. Nos habló sobre los puntos de contacto entre países tan distantes como lo son Colombia y la República Checa.

Eliška Krausová partió de Praga a Bogotá como una joven de 19 años el 15 de julio de 1968 con el fin de realizar allí sus estudios de posgrado. Sin embargo, en agosto de ese mismo año Checoslovaquia fue invadida por cinco países del Pacto de Varsovia encabezados por la Unión Soviética. Tras haberlo meditado mucho, optó por quedarse en el país sudamericano. Por parte del régimen comunista fue calificada de ‘emigrante ilegal’ y condenada a un año de prisión. Le fue quitado el estatuto de ciudadana checoslovaca y pasó diez años sin volver a reunirse con la parte de su familia que se quedó en Checoslovaquia. Colombia la acogió y se convirtió en su segundo hogar, residiendo allí hasta hoy día.

‘Como si me cortaran todas las raíces’

Tras la muerte de su marido Ignacio, que siempre la apoyó en establecer actividades que la ligaran con su país natal, decidió con varios amigos fundar una asociación de amistad colombo-checa, como explicó a Radio Praga.

“Llegó el año 2006 y comenzó a llegar la información de que iban a cerrar la embajada de la República Checa en Bogotá, después de 70 años. Entonces yo sí me acerqué para ayudar a defender todo eso, escribía a todo el mundo, pataleaba para nada, porque yo no había entendido que ya estaba votado en el Congreso y ya no había presupuesto, pero en ese momento, no sé por qué, sentí lo que nunca antes había sentido, como si me cortaran todas las raíces. Por un lado se muere Ignacio y por otro se van los checos, yo no sé por qué me resultó tan doloroso”. 

Como destacó Krausová, la idea no fue crear una asociación clásica dedicada únicamente a los paisanos checos, sino una organización que hiciera de mediador entre ambos países.

“Pues podemos hacer una asociación de amistad, pero yo sí dije colombo-checa, porque checos en Colombia hay muy poquitos, y ya estaban todos los exiliados tan viejitos, y en pocos años todos se murieron en realidad. Entonces para que tengan acceso a la información también los colombianos que se interesen por la República Checa. Así, poco a poco, nació la ASOCHECA y se convirtió en lo que es ahora, que no es una asociación de mucha gente, pero ya tenemos claro lo que queremos hacer”.

Llenando los vacíos

Tras haber sido cerrada la embajada de la República Checa en Bogotá, la ASOCHECA desempeñó un papel importante en las relaciones colombo-checas. Desde que se volvió a abrir, la asociación se dedica, en palabras de Krausová, a ‘llenar los vacíos’ en el ámbito cultural, complementando así las actividades de la embajada.

Una de las primeras exposiciones realizadas por Krausová, que se exhibe en Colombia ya varios años, lleva el título ‘Siempre volveré a vivir’. Por medio de dibujos y poemas de niños judíos del campo de concentración Terezín, los colombianos entablan conocimiento con este episodio sombrío de la historia checoslovaca, cuando en 1938 la Alemania nazi ocupó por siete años el país, lanzando una campaña antisemita. Krausová apunta que el tema confluye en ciertos puntos con la historia colombiana, sobre todo en lo que se refiere al ‘proceso de paz’ con la organización guerrillera FARC. Al igual que lo hacían los niños judíos, también los niños colombianos muchas veces llegan y quieren dibujar lo que vivieron.

“El éxito de esa exposición es inusitado, yo misma no lo pensé. Esa exposición va por toda Colombia, en colegios, en universidades, en museos. En la inauguración yo doy el discurso inaugural sobre qué es Terezín, sobre cómo era, sobre temas como el olvido y el regreso al perdón. Eso ahora es cada vez más y más importante. La gente lo recibe muy bien. Los colegios suelen hacer sobre eso otros estudios, o realizan competencias con los niños, los niños dibujan. Es decir, en los colegios es un poco más grato, en las universidades o en las bibliotecas es un poco más distante, pero la gente pregunta”. 

En otra de sus exposiciones dedicó la ASOCHECA atención, por ejemplo, al tema de la resistencia checa de los escritores clandestinos durante la época de la llamada normalización, ya que tras la invasión de 1968 Checoslovaquia volvió a subordinarse al dictado de la Unión Soviética.

Escritores colombianos en Chequia y viceversa

La ASOCHECA lleva ya varios años apoyando la presencia de escritores checos traducidos al español en la Feria del Libro de Bogotá, y el año que viene vendrán también los autores colombianos a Praga, ya que el invitado de honor del festival internacional el Mundo del Libro (Svet knihy) será Latinoamérica, como explicó Krausová.

“Desde hace tres años inventamos otro tema gracias al Ministerio de Cultura de aquí y gracias al Ministerio de Cultura de allá. Ya hemos llevado a escritores checos que tienen alguna obra traducida al español a la más grande Feria del Libro que hay en Bogotá, que es internacional y la segunda más grande en América. Eso ya se está volviendo costumbre y el próximo año el invitado de honor de Svet knihy, el Mundo del Libro, se llama América Latina y ahí estaremos también”. 

‘Con Colombia sentí una enorme gratitud’

En 1975 Eliška Krausová obtuvo la nacionalidad colombiana y volvió a reunirse con su familia después de unos diez años, en 1978, en Alemania. En 1983 tuvo la posibilidad de volver a su país natal con una visa turística por medio de su pasaporte colombiano. Krausová sigue viviendo en Colombia donde imparte clases de francés en la universidad y se dedica a la organización de eventos de la ASOCHECA. Como ella misma sostiene, ya se siente tanto checa como colombiana.

“Yo me siento las dos, mi marido siempre decía, claro que se burlaba, que es muy extraño. Usted no habla perfecto ni español ni checo, luego está perdida, usted no tiene una lengua, y por eso no tiene una nacionalidad, de dónde carajo es. Pero es una simbiosis y yo realmente siento las dos tanto que a veces cuando echo algunos discursos o escritos, yo hablo de las dos patrias, pero yo lo siento así, siempre lo he sentido así, no, siempre no, pero con el tiempo. Yo sentí una enorme gratitud con Colombia después de esos años de sufrimiento”. 

Por sus actividades obtuvo Krausová en 2014 por el aporte realizado a la difusión en el extranjero de la República Checa el premio Gratias Agit, que cada año otorga el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa.

La ASOCHECA en su página web https://asocheca.org/ ofrece noticias sobre los eventos relacionados con la República Checa y brinda información útil acerca de ambos países.

Fuente: Radio.cz/es (Tereza Kalkusová). Foto 1, foto 2, foto 3 – 4 (Asocheca), foto 5 (MZV, Robert Janás).