otros

Invitación a la Conferencia Internacional de Escuelas Checas en el Exterior

En la última semana de julio, concretamente del 26 al 30 de julio, la asociación Escuela Checa sin Fronteras organiza la tradicional Conferencia Internacional de Escuelas Checas en el Exterior. Esta vez se llevará a cabo la edición XIII del evento. Las conferencias se darán en gran parte en forma de webinars virtuales, sin embargo, también está preparado un programa presencial en las instalaciones del Palacio de Cernín.

Los seminarios virtuales, diseñados para maestros no solo de escuelas checas en el extranjero, familiarizarán a los participantes con una serie de temas actuales, por ejemplo, la enseñanza en línea de estudiantes multilingües, identidad lingüística, comprensión de lectura, libros interesantes para niños, proyectos educativos, conceptos innovadores de la enseñanza del checo y mucho más. Como cada año, los profesionales compartirán sus experiencias y ofrecerán nuevas ideas, herramientas y métodos que se pueden utilizar en el trabajo diario.

No obstante, algunos eventos se celebrarán también en persona. El jueves 29 de julio de 2021 a partir de las 6 p.m., tendrá lugar una velada social en el Centro DOX de Arte Contemporáneo. A los participantes les espera una visita guiada a la exposición denominada Fenomeander y un concierto llamado Tributo a Tomás Grulich, un partidario de toda la vida de las escuelas checas en el extranjero.

El último día de la conferencia asimismo contará con la asistencia directa de las personas, si bien a excepción de las mesas redondas, las conferencias se transmitirán también en vivo. De esta manera, incluso aquellos que se encuentran en el exterior o no pudieron reservar su cupo en la sala por razones de capacidad limitada no perderán esta parte del evento.

La fecha límite para registrarse para el día de la conferencia presencial en el Palacio de Cernín y la velada social fue el 30 de junio de 2021, y para los seminarios web es el 15 de julio de 2021. Los webinars virtuales y las conferencias se llevarán a cabo solo en caso de que haya suficiente interés para llenar el cupo. En el programa figuran tanto eventos gratuitos como bloques pagados. En caso de escoger más de un seminario web (pagado), el participante recibirá un descuento del 10% en cada seminario adicional (del precio más bajo). Las escuelas asociadas pueden aplicar un descuento adicional del 10%.

La conferencia se desarrolla bajo los auspicios del Ministerio de Educación, Juventud y Deportes y el Ministro de Relaciones Exteriores. Los interesados pueden encontrar más información y el programa completo en el idioma checo aquí.

Ganadores de la Olimpiada del idioma checo de las Escuelas checas sin fronteras

En el actual año escolar, la asociación de la Escuela checa sin fronteras convocó a todos los interesados a competir en la tercera edición de la Olimpiada del idioma checo para los alumnos de las escuelas checas en el exterior. En total fueron once escuelas y cuarenta y dos alumnos que participaron en el evento.

Como es tradición, los niños compitieron en dos categorías. La primera categoría está destinada principalmente a los alumnos del tercer y cuarto grado, sin embargo, las escuelas también cuentan con la opción de elegir a sus representantes entre los alumnos del segundo grado. Con base en la experiencia, se encontró que incluso entre estos estudiantes hay niños talentosos con una percepción del lenguaje desarrollada, que están motivados para participar en este proyecto. Es que la Olimpiada no se enfoca tanto en verificar el conocimiento de la gramática y la ortografía. El énfasis se pone mucho más en el trabajo con el texto, su comprensión, la deducción del lenguaje o la implicación de los principios del pensamiento crítico.

Ambas categorías de competencia se dividen en tres partes: en primer lugar, los alumnos trabajan con el texto inicial, al que siguen tareas que verifican su comprensión. En la segunda parte de la competencia, denominada Juegos con el checo, aparecen diversas tareas que ponen a prueba, por ejemplo, la preparación lingüística o la amplitud del vocabulario. La última parte está dedicada a la producción escrita de los propios alumnos. Es calificada por dos evaluadores quienes miran el nivel general del trabajo en base de varios criterios, y la ortografía no es el factor decisivo. Se hace hincapié en el nivel estilístico y la originalidad de la obra.

En esta ocasión, a los concursantes de la primera categoría les esperaban textos divertidos de autores de la literatura infantil moderna checa. Las tareas parciales fueron diseñadas de tal manera que cautivaran a los alumnos más jóvenes en términos de contenido y la gráfica. Ejemplo de una tarea.

Los competidores de la segunda categoría pudieron conocer más de cerca la obra de Bozena Nemcová. Por lo tanto, tuvieron que lidiar con varios registros del idioma checo, como los arcaísmos, si bien los textos originales fueron adaptados y simplificados. En otro ejercicio, por otro lado, aparecieron comentarios auténticos en checo informal contemporáneo en respuesta a la teleserie denominada Bozena. Ejemplo de una tarea.

Las siguientes escuelas participaron en la Olimpiada:

ATSL Ceská škola v Lucembursku
Czech and Slovak School Bristol; Czech School of California; Ceská a slovenská škola; Okénko v Londýne; Ceská škola Neapol; CŠBH Curych; CŠBH Dráždany; CŠBH Londýn; CŠBH Paríž; CŠBH Rhein-Mein; CŠBH Ženeva

En esta edición ganaron los siguientes estudiantes:

I. categoría (grado 2o – 4o, participaron 23 alumnos):
1. puesto: Natalie Sofia Sawh, CŠBH Londýn
2. puesto: Nina Greschner-Farkavcová, CŠBH Dráždany
3. puesto: Rosa Jancovic, CŠBH Ženeva, a Dominik Ryan Pacholek, CŠBH Rhein-Main

II. categoría (grado 5o – 7o, participaron 19 alumnos):
1. puesto: Matilda Kraft, CŠBH Londýn
2. puesto: Jakub Mejstrík, CŠBH Dráždany
3. puesto: Sofie Mejstríková, CŠBH Dráždany

El anuncio ceremonial de los resultados de la tercera versión de la Olimpiada tendrá lugar durante la XIII edición de la Conferencia Internacional de Escuelas Checas en el Exterior en Praga. En el marco del evento, el 30 de julio se celebrará una mesa redonda dedicada a la Olimpiada, a la que están cordialmente invitados todos los interesados. Durante la actividad, los asistentes evaluarán los últimos tres años del evento y discutirán temas asociados con el contenido, la logística y los objetivos de esta competencia internacional. Pueden encontrar más información en el programa de la conferencia aquí.

La reapertura gradual en la República Checa

La situación relacionada con la pandemia del Covid-19 en la República Checa, que en su momento se situó entre los países con el mayor número de nuevos contagios a nivel mundial, está mejorando. Debido al mencionado repunte de la pandemia del coronavirus, el país aplicó fuertes restricciones que llevaron al cierre perimetral de todos los distritos del país, estado de emergencia y toque de queda.

No obstante, las medidas que incluyen los test de antígenos en los lugares de trabajo y en las escuelas, junto con la vacunación masiva de la población, han arrojado resultados positivos. El número de casos de coronavirus en el país se ha ido reduciendo constantemente, igual que el número de personas hospitalizadas. Los casos graves disminuyeron. Por tal razón, el Gobierno checo decidió dar pasos grandes hacia la reapertura de establecimientos y servicios en diferentes ámbitos, levantando las restricciones de manera gradual.

Por ejemplo, desde el principio de mayo las personas pueden visitar galerías y museos, cumpliendo con normas higiénicas. Se abrieron también los salones de belleza y varias tiendas. A partir del lunes 17 de mayo, se reabrieron terrazas de bares y restaurantes, gimnasios, centros deportivos en espacios interiores y actividades culturales al aire libre para hasta 700 personas sentadas. Además, se acabó la rotación en las aulas y todos los estudiantes de primaria volvieron a clases.

Para acceder a las terrazas, las personas tienen que presentar una prueba de Covid-19 con resultado negativo, demostrar que han recibido las dos dosis de la vacuna o haber superado la enfermedad en los últimos 90 días. De hecho, estos requisitos son válidos para acceder también a otros servicios, sitios y eventos.

A la vez, las mesas en las terrazas deben estar a una distancia mínima de un metro y medio, y como máximo, pueden sentarse juntas cuatro personas que no conviven en un hogar. También la reapertura de los gimnasios trae limitaciones. En las salas de deporte se puede encontrar un máximo de diez personas a la vez, siempre y cuando se garanticen 15 metros cuadrados por persona. Además, no se pueden utilizar las duchas y los vestidores comunes. No obstante, los deportistas, entrenadores y otros miembros de un equipo ya no tienen que llevar mascarilla.

El lunes pasado, el 24 de mayo, se dio la reapertura de los hoteles y otros servicios de alojamiento, por supuesto, siempre y cuando se cumplan medidas de protección sanitaria y de supervisión de las mismas. A clases volvieron también todos los estudiantes de las escuelas secundarias y las universidades pudieron reanudar la enseñanza presencial de las materias teóricas.

Gracias a la suavización de las restricciones, se pueden hasta cierta medida celebrar los eventos culturales tradicionales. Ayer, el 28 de mayo, se llevó a cabo la tradicional noche de las iglesias. En todo el territorio checo, más de 1200 iglesias, capillas y otros santuarios abrieron sus puertas al público general. El tema central de esta edición se centró en la ecología, reflejada también en el programa acompañante.

Las rutas guiadas por castillos checos se reanudarán probablemente a partir del lunes 31 de mayo. El mismo día abrirán también los espacios interiores de los restaurantes y bares, los casinos, las piscinas, las saunas y otros servicios. Los establecimientos podrán acoger solo a un número limitado de clientes. En los restaurantes será posible ocupar todos  los sitios para sentarse. En cuanto a las saunas o centros de wellness, la máxima capacidad estará limitada al 30 %. Esta suavización de las medidas se planeaba para más tarde, sin embargo, la decisión del Tribunal Constitucional según la cual el Gobierno no tenía derecho de cerrar de manera general el sector de los servicios, apresuró los pasos. De esta manera, el país está volviendo a la vida normal.

Sin embargo, Colombia figura en la lista de los países con riesgo extremo en cuanto a los contagios del Covid-19. En práctica esto significa que la República Checa prohibió los viajes a este país (y otros de la lista), con excepción de viajes urgentes e inaplazables.

Las personas que regresan de Colombia tienen que cumplir con varios requisitos. En primer lugar, informar con anticipación sobre su viaje al instituto local de higiene según el lugar de residencia en el país, completando el Formulario de llegada. Todos los viajeros tienen que contar con los resultados de un test de antígenos (realizado máximo 24 horas antes del inicio del viaje), o la prueba PCR de Covid-19 (realizada máximo 72 horas antes del inicio del viaje a Czechia) de un laboratorio acreditado. A la vez, la persona tiene que disponer del certificado de reserva de una prueba PCR de Covid-19 que se realizará dentro de las 24 horas después de la entrada al territorio checo. Al llegar a la República Checa, todas las personas tienen que quedarse en cuarentena (autoaislamiento), y realizarse otra prueba PCR de Covid-19 entre el décimo y el decimocuarto día después de haber entrado al país. Hasta que presenten el resultado negativo de esta prueba, deben permanecer aislados. Durante los 14 días después de la llegada tienen que usar respiradores en todos los sitios fuera de su alojamiento.

Fuentes: Espanol.radio.cz-1, Espanol.radio.cz-2, Mzv.cz, KudyZnudy. Foto 1, foto 2, foto 3.

El Tiempo informa sobre el libro de Ivan Kraus

A finales de marzo les informamos sobre el lanzamiento de la traducción al español del libro El caballo no come la ensalada de pepino del escritor, actor y titiritero checo Ivan Kraus (aquí). Hace poco, el periódico colombiano El Tiempo publicó un artículo sobre esta obra y su autor.

Se puede pensar que un libro que se llame El caballo no come ensalada de pepino tiene que ser de autoayuda, al mejor estilo de El monje que vendió su Ferrari; una obra con un título pegajoso para atraer al lector y que no necesariamente tiene relación con su contenido. Y aunque en este caso el título sea, en efecto, llamativo, no se trata de un texto de autoayuda y además sí guarda relación no solo con el contenido del mismo, sino con su esencia.

El autor checo Ivan Kraus lo bautizó así porque “El caballo no come ensalada de pepino” es la frase que utilizó en su día el coinventor del teléfono, Johann Philipp Reis, para probar que su idea funcionaba. Y fue elegida porque en alemán, idioma en el que fue pronunciada originalmente, no resulta sencilla de entender.

La historia en cuestión ocurre en la Checoslovaquia de principios de los años noventa, poco después de la llamada ‘Revolución de terciopelo’, movimiento social que tumbó del poder a los comunistas y que hizo parte de aquel gran sacudón político que sufrieron los países de Europa del Este a finales de los ochenta. Y aunque la trama nos parezca lejana tanto en tiempo como en distancia, la maestría del libro consiste precisamente en revelarnos que, más allá de la geografía y la época, los humanos de todas las latitudes nos parecemos.

Un doctor en filosofía acaba de volver a su pueblo natal, una pequeña población de la que nunca se dice el nombre, pero posiblemente está ubicada en la región de Pilsen, cerca de la frontera con Alemania. Una vez instalado allí cree que ha regresado a su lugar en el mundo en medio de los nuevos aires de libertad, pero descubre que readaptarse no es sencillo y que no puede dejar de sentirse como un extranjero. De hecho, parte de la universalidad del libro consiste en que los nombres propios no abundan, por lo que los personajes son llamados por su oficio. Así, además del doctor están el verdulero, el agrónomo, el mecánico, el dentista, el profesor de educación física, el recolector de basura y hasta el exalcalde; todos amigos y rivales en simultánea.

En épocas del comunismo, cada uno de ellos cumplía un papel en beneficio del régimen, probablemente más por obligación que por gusto, pero el arribo del capitalismo revuelve las cosas. Mientras todos están convencidos de que están a las puertas de una época dorada, poco a poco descubren que la democracia no solo trae libertades y posibilidades, sino compromisos y retos, y que, independientemente de los sistemas políticos involucrados, pasar del viejo orden al nuevo no es sencillo. Y de ahí el nombre del libro: aunque todos quieran lo mismo, cada uno tira hacia su lado y entenderse se vuelve casi imposible, lo que hace que se alejen cada vez más entre ellos a pesar de vivir en un lugar tan pequeño.

Pese a que El caballo no come ensalada de pepino está enmarcado en una época concreta y está lleno de referencias al respecto, también acierta porque narra desde lo íntimo uno de los muchos cambios que ha sufrido la región a través del tiempo. Desde el antiguo reino de Bohemia, pasando por el Imperio austrohúngaro, luego Checoslovaquia y ahora República Checa, la zona ha sido escenario de conflictos y revoluciones, derrocamientos, ocupaciones, alianzas; un eterno vaivén con épocas de estabilidad. Durante siglos sus habitantes han vivido una y otra vez la grandeza y la caída, la represión y el renacer sin perder nunca la esperanza de que lleguen tiempos mejores.

El mismo Kraus ha sido víctima de tales cambios, así que sabe de lo que habla. Siendo un niño, su padre fue apresado por el régimen Nazi y enviado a un campo de concentración al que logró sobrevivir. Ya de adulto huyó del gobierno comunista de su país y durante más de veinte años vivió en el exilio en países como Francia, Italia y Suiza, entre otros.

Así, la vuelta del doctor a su país es también la suya propia. Escritor, actor, incluso titiritero, Kraus ha sabido refugiarse no solo en el arte para esquivar las embestidas de la vida, sino en el humor. En medio de la lucha de los personajes por adaptarse a una nueva vida, en El caballo no come ensalada de pepino no faltan las situaciones jocosas que rayan en lo ridículo; el típico “reír para no llorar” que solemos decir en esta parte del mundo, pero versión checa.

Fuente: ElTiempo.com (Adolfo Zableh). Foto 1 – 2, foto 3.

El libro en forma de entrevista con la directora de Asocheca, Eliska Krausová

Persona directa y de un sentido de humor agudo. Eliska Krausova-Chaves puede competir con sus hermanos famosos con su único estilo de humor, talento narrativo y su perspectiva de vida.

“A Eliska no fue posible captarla en memorias como sí se pudo hacer con sus padres y otros hermanos. No quería inventar las cosas mucho y ella aprovechó la situación y se salió de las palabras,” de esta manera describe a su hermana menor el escritor Ivan Kraus. Fue una persona de “afuera”, el periodista Vladimír Kroc, quien decidió presentar una imagen más completa de esta mujer excepcional y carismática. Eliska Krausova-Chaves, entre otras cosas la fundadora de Asocheca, compartió con él las peripecias de su vida de aventuras. El libro, publicado por la editorial Prostor, salió a la venta este miércoles, el 12 de mayo.

En la entrevista libro denominada Pasaje de avión hacia lo desconocido, o, Conversaciones a través del océano, los dos juntos siguen el viaje de Eliska desde su niñez y adolescencia en la familia del escritor y periodista de origen judío, a través del viaje a Colombia, donde decidió radicarse en 1968 tras la ocupación de Checoslovaquia, hasta la actualidad. Recuerda, por ejemplo, a su padre, quien sobrevivió el holocausto, sus inicios en Colombia, o su encuentro con Fidel Castro. En el texto menciona solo así, de paso, varios datos curiosos, por ejemplo, como le recitó siendo pequeña los versos del poeta checo Frantisek Hrubín directamente a él, como actuó en teatro con Petr Svojtka o Jirí Ornest, como entrenaba el patinaje artístico e iba a clases de ballet. Y en Bogotá experimentó ataques de bombas.

La hermana del escritor Ivan Kraus, del politólogo Michal Kraus y del moderador Jan Kraus, que en primavera de 1968 emprendió el viaje a Colombia para mejorar su español, salió como si fuera a Slapy (una represa checa). “Llegué a Colombia como si viajara a Slapy. No sabía nada antes, parecía ser un viaje interesante, de aventura hacia lo desconocido. Pronto entendí que América es una mirada distinta al mundo, una vista diferente de la vida, de cierta manera un siglo un poco diferente,” cuenta en la entrevista con el moderador de la Radio Checa Vladimír Kroc.

Cuando llegó la ocupación de Checoslovaquia el 21 de agosto de 1968, decidió quedarse en Colombia. En 1975 le fue otorgada la nacionalidad colombiana, la checa la perdió por “la salida ilegal del país”. En Checoslovaquia fue hasta condenada a prisión en 1977 por no obedecer la llamada oficial del regreso del exterior. En Colombia, gracias a sus genes fuertes y al amor por el hombre de su vida, logró superar diversos peligros y obstáculos, y llegar alto en la escala social.

En su vida fascinante aparecen famosos actores, poetas, artistas, intelectuales, ricachones, aventureros, héroes de guerra, dictadores, presidentes. Pueden conocer a Eliska no solo como la profesora de francés en una universidad de Bogotá, sino también como una telefonista, vendedora de pelucas, encargada de librería o actriz ocasional de televisión. A la vez, nos permite echar un vistazo a la vida de los colombianos y a la historia de la increíble familia de Kraus, que se hizo popular, sobre todo, por su hermano mayor, el escritor Ivan Kraus, y por el menor, Jan Kraus.

“Eliska cumple su palabra, no le aguanta bobadas a nadie, es puntual, y cuando se trata de la lealtad familiar, como si perteneciera entre los protagonistas de novelas de las dinastías de mafiosos más célebres. Sabe ser diplomáticamente indulgente, igual como intransigente y directa de manera estricta”, así describe a su hermana mayor el destacado actor y moderador Jan.

Todo lo que podrán leer en el libro confirma sus palabras. La narrativa se destaca por el típico humor y forma directa de hablar de la familia Kraus. Asimismo, los lectores pueden apreciar el estilo y el lenguaje hermoso en el cual se expresa Eliska Krausová aún después de tantos años viviendo en otro hemisferio. El texto viene acompañado por una gran cantidad de fotografías del archivo familiar.

Aquí pueden leer una muestra del libro en checo.

Eliska Krausová-Chaves (4 de mayo de 1946) es profesora de idioma francés en una universidad en Bogotá. Nació en Praga, estudió francés en la Universidad Carolina, y después del cuarto año salió para Colombia para estudiar la lingüística y la literatura latinoamericana. Estaba allí cuando se dio la ocupación de Checoslovaquia, y decidió quedarse en América del Sur. En 1970 se casó con Ignacio Chaves, profesor de literatura, quien más adelante llegó a dirigir el destacado instituto Caro y Cuervo. A partir de 1983 es profesora de francés en la Universidad Pedagógica Nacional en Bogotá, por un cuarto de siglo también desempeñó el cargo de la jefe de relaciones internacionales de la universidad. En 2009 fundó la Asociación de amistad colombo-checa – ASOCHECA. Unos cinco años más tarde recibió el premio Gratias Agit por la contribución al buen nombre de la República Checa en el exterior.

Vladimír Kroc (1966) es periodista y moderador de radio. Estudió el comercio exterior en la Universidad de Economía en Praga. Desde 1989 trabaja en la Radio Checoslovaca, posteriormente la Radio Checa.

Fuentes: Literarky.cz, Idnes.cz, Kosmas.cz.

Invitación a la conferencia virtual sobre La Otra Europa

La Biblioteca de Václav Havel preparó una conferencia en línea sobre la “otra Europa” en el marco del proyecto Diálogos Europeos de Václav Havel. El evento tendrá lugar del 11 al 12 de mayo.

Se trata de una iniciativa internacional, cuyo objetivo consiste en abrir y dirigir la discusión sobre temas que determinan el rumbo de la Europa actual, considerando el legado espiritual de Václav Havel, el dramaturgo, escritor, político checo, el último presidente de Checoslovaquia y el primer presidente de la República Checa. La principal fuente de inspiración para este proyecto ha sido el ensayo de Havel denominado El poder de los sin poder. Los Diálogos Europeos de Václav Havel, más que otros proyectos con un enfoque similar, quieren ofrecer a los “sin poder” el espacio para alzar la voz, expresar sus opiniones, y de esta manera fortalecer su posición en Europa.

Los oyentes podrán disfrutar de las conferencias de varios invitados muy interesantes, entre los cuales se destaca Su Santidad el XIV Dalái Lama, la presidenta de Eslovaquia Zuzana Caputová, o el expresidente de Polonia y activista de derechos humanos Lech Walesa. Los temas del evento están agrupados en dos partes. En la primera parte – La Otra Europa (The Other Europe) – los panelistas regresarán a la época cuando Europa aún estaba dividida en el occidente y el oriente. El programa se refiere a la serie de seis partes, producida por la televisión británica British Channel Four en los años 1987-88, sobre la situación en los países de Europa Central bajo la dominación de los comunistas. Los capítulos fueron basados en entrevistas con las principales figuras de la oposición de aquella época. La segunda parte de la conferencia – La Otra Europa Hoy (The Other Europe Today) – se enfocará en la situación actual, y no solo para responder la pregunta si existe actualmente una otra Europa, sino también llamará atención sobre los impactos de la pandemia, entre otros aspectos, en cuanto a la percepción de la democracia liberal y las opiniones de los jóvenes.

El proyecto está diseñado a largo plazo, e incluirá la cooperación con otras organizaciones en diferentes ciudades europeas. Los encuentros, realizados en forma de conferencias, están destinados particularmente a los estudiantes de escuelas secundarias y de universidades. Sin embargo, están invitados a participar también otros interesados en temas europeos, tanto profesionales como personas del público general.

En la página del proyecto www.othereurope.com pueden encontrar detalles sobre la actual edición de la conferencia. Al evento, que se llevará a cabo en inglés, pueden registrarse de manera gratuita aquí.

Otras fuentes: Mzv.cz/bogota. Foto 1, foto 2.

En el Consulado checo en Bogotá ya pueden pagar con tarjeta bancaria

La Embajada de la República Checa en Colombia anunció que a partir del 3 de mayo de 2021 es posible cancelar las tarifas consulares y de visa también con tarjetas bancarias (tanto de débito como de crédito). Se acepta la mayoría de tarjetas bancarias comunes, como es Visa o Mastercard. La única excepción es la tarjeta de American Express, la cual no se puede usar como medio de pago. A la vez, las personas pueden pagar por trámites en efectivo, en pesos colombianos o en dólares americanos.

Los pagos con tarjeta se cobran en precios fijos en coronas checas. Los trámites de solicitudes de visados de Schengen son los únicos que se cobran en euros. El tipo de cambio está definido por el banco emisor de la tarjeta y conforme con el tipo de cambio del día del pago. Por esta razón, el monto final a pagar con tarjeta puede variar ligeramente en pesos o dólares en comparación con los pagos realizados en efectivo (puede aumentar por los costos bancarios).

Pueden consultar la lista de tarifas consulares en coronas checas por los trámites más frecuentes directamente en la página web de la Embajada en Bogotá aquí.

Por las nuevas medidas, emitidas por el Ministerio de Salud para los que llegan a la República Checa desde Colombia, la Embajada checa en Bogotá no recibe solicitudes de visas o de estadías largas y permanentes a partir del 27 de abril hasta nuevo aviso. Sin embargo, pueden realizar otros trámites consulares (pasaportes, legalizaciones, etc.). Más información está disponible aquí.

Fuente: Mzv.cz/bogota. Foto 1.

Un nuevo requisito para obtener la residencia permanente en la República Checa

El examen de checo para los extranjeros provenientes fuera de la Unión Europea que quieran obtener la residencia permanente en el país será más difícil a partir de septiembre de 2021. Esta semana, el Gobierno aprobó la propuesta presentada por el Ministerio de Educación en noviembre de 2019.

Actualmente, es suficiente que los extranjeros tengan conocimientos básicos del idioma checo, correspondientes al nivel A1 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas que tiene seis niveles. Sin embargo, en consecuencia del cambio, todos los que apliquen para recibir la residencia a partir del 1 de septiembre de 2021, necesitarán demostrar un dominio más avanzado del idioma, correspondiente al nivel A2. La razón principal consiste en el hecho, que el nivel A1 no permite a los extranjeros comunicarse de manera adecuada e integrarse a la sociedad checa sin mayores dificultades. Los ciudadanos de los países de la Unión Europea no necesitan realizar el examen.

El énfasis se pone en el examen oral que dura unos 15 minutos. No se exige un buen conocimiento de la gramática ni la capacidad de expresarse de manera fluida usando frases más largas. El extranjero tiene que demostrar que entiende las informaciones básicas relacionadas con la vida diaria, y que es capaz de hablar sobre estos temas. La parte escrita del examen dura casi dos horas e incluye tareas de comprensión de lectura, comprensión auditiva y de escritura. Es recomendable preparase con anticipación y conocer bien el formato del examen para pasarlo con éxito.

Los extranjeros pueden asistir a los cursos del checo que se llevan a cabo en todas las regiones del país, y son organizados, entre otras instituciones, por los Centros de Apoyo a la Integración de Extranjeros. El soporte metodológico del examen está a disposición aquí. Los interesados pueden encontrar apoyo también a través de las redes sociales: Facebook y Youtube. El examen cuesta 2500 coronas checas. No obstante, el primer intento se paga por medio de un bono expedido por el Departamento de la Política de Asilo y de Migración del Ministerio de Interior.

Además del examen de checo, entre otros requisitos para poder obtener la residencia permanente en la República Checa pertenece el de residir en el país por un mínimo de cinco años. Los solicitantes tienen que adjuntar también un documento que certifique tener recursos suficientes para permanecer en el país y otro que certifique el alojamiento del solicitante.

Según los datos del Ministerio de Interior, en el país residen unos 656 mil extranjeros, de los cuales unos 312 mil tienen la residencia permanente.

Fuentes: Ct24.ceskatelevize.cz, Espanol.radio.cz, Msmt.cz. Foto 1, foto 2.

El primer evento del proyecto Alumni Networking

El Centro de la Cooperación Internacional (Dum zahranicní spolupráce, DZS) invita a todos los extranjeros que estudiaron en las universidades checas al primer encuentro en línea del proyecto Alumni Networking que se desarrolla en el marco del programa Czech Republic Alumni. Su objetivo principal consiste en unir y apoyar a los estudiantes extranjeros que estudian o estudiaron en las universidades checas. El evento tendrá lugar el 5 de mayo de 2021 desde las 4 p.m. hasta las 5:30 p.m., hora local checa (centroeuropea), es decir a las 9 a.m. hora colombiana. La participación en el evento no tiene costo, sin embargo, el cupo es limitado. Los interesados tienen que registrarse lo antes posible, a más tardar el 28 de abril de 2021 aquí.


Como el invitado especial se presentará el ganador del premio International Alumni Award 2020. Compartirá sus experiencias del estudio y de la vida en la República Checa, pero también de sus pasos después de graduarse. Luego, todos los asistentes al encuentro podrán participar en la conversación, y añadir sus propias historias y experiencias. El evento se realizará en inglés, sin embargo, los interesados podrán conversar también en checo.


Más información sobre el evento está disponible en la página web de Study in the Czech Republic.

Lanzamiento de la traducción al español de un libro de Ivan Kraus

Los amantes de la literatura en Colombia pueden conseguir la traducción al español del libro El caballo no come la ensalada de pepino del escritor, actor y titiritero checo Ivan Kraus. El lanzamiento del libro tuvo lugar el jueves 25 de marzo en la librería Santo y Seña en Bogotá.

Por medio del streaming, Ivan Kraus conversó con John Naranjo, representante de la casa editorial Rey Naranjo, pero también con las traductoras de su libro, su hermana Eliška Krausová y Anna Oviedo, jefa del Área Administrativa de la Embajada checa en Bogotá. Al evento asistieron también otros representantes de la Embajada, incluyendo la señora Katerina Lukesová, Embajadora de la República Checa en Colombia.

Ivan Kraus nació el 1 de marzo de 1939 en Praga. Como actor y autor se desempeñó en varios teatros pequeños y de cabaret praguenses. Entre los años 1968 y 1990 vivió en exilio. A partir de 1971 trabajó en Alemania, más adelante se mudó a Francia, pero residió también en otros países. Por varios años vivió entre París y Praga, sin embargo, finalmente se asentó en la República Checa.

Su libro El caballo no come la ensalada de pepino (Kun nezere okurkový salát, 1999) cuenta las experiencias de un doctor en filosofía que regresa por primera vez del exterior a su país natal libre. El doctor con su perspectiva y cierto asombro observa el comportamiento de los ciudadanos en una nueva realidad social. Es testigo de los inicios de actividades empresariales peculiares en una ciudad pequeña, de relaciones mutuas y situaciones curiosas. Toda la novela es más una descripción humorística de las observaciones, que un cuento con un desenlace final.

Los interesados pueden conseguir la traducción al español del libro de Ivan Kraus en la página web de las librerías colombianas Santo y Seña y Wilborada.