música

Concierto “Música del Corazón de Europa”

La Embajada de Hungría, la Embajada de Austria, la Embajada de la República Checa y la Embajada de Polonia invitan a todos los interesados al concierto “Música del Corazón de Europa” que se celebrará el día martes 26 de junio de 2018 a las 7:30 pm en el Teatro Colón (Calle 10 No. 5-32) en Bogotá.

En el evento, organizado por cuatro países centroeuropeos, participará el Ensamble musical formado especialmente para esta ocasión de diferentes países. Seis músicos con una larga trayectoria artística provenientes de Hungría, Austria, Polonia, Colombia y Venezuela forman un grupo exclusivo para presentar música de cámara de Haydn, Dvorak, Mozart, Moniuszko y Monti.

Anyango Yarbo-Davenport (violín), Urszula Kopytko (viola), Adam Zajac (violín), José David Márquez (violonchelo), Alejandro Orellana (contrabajo), Tamás Balla (oboe) interpretarán un programa de música que transportará a la audiencia al corazón de Europa.

La entrada cuesta 30.000 pesos.

Fuente: Teatro Colón.

En Praga se celebra la fiesta principal de la música clásica

Un desfile excepcional de los mejores artistas del mundo, solistas, orquestas sinfónicas, conciertos de cámara, música contemporánea y mucho más ofrece el Festival internacional de música, uno de los eventos de música clásica más respetados del mundo. El evento conocido como Primavera de Praga surgió después de la Segunda Guerra Mundial y desde entonces ha superado los cambios de régimen y los dramáticos cambios culturales de siete décadas.

El festival fue inaugurado en la Casa Municipal de la capital checa el sábado 12 de mayo, tradicionalmente con el poema sinfónico Mi Patria de Bedrich Smetana. De hecho, desde 1952, el festival se inaugura siempre el 12 de mayo con esta obra para conmemorar el aniversario de la muerte del compositor checo. Esta vez el concierto inaugural estuvo a cargo de la Orquesta Filarmónica Checa, bajo la batuta de Tomás Netopil.

El festival se prolongará hasta el domingo 3 de junio, el concierto de clausura será interpretado por la Orquesta Filarmónica Eslovaca, bajo la batuta de su nuevo director jefe, el británico James Judd. De esta manera se conmemora el centenario de la proclamación de la República Checoslovaca independiente, y que junto con el aniversario histórico de la invasión del país por tropas del Pacto de Varsovia (1968) forma parte de los temas centrales de esta edición.

En el programa de la edición 73 figuran unos 60 conciertos en total. Se rinde homenaje al período de la llamada Primera República, particularmente a los destacados compositores checos de la época que abandonaron el país para dedicarse a la música en el exterior, entre ellos Bohuslav Martinu o Karel Husa. Asimismo se recuerdan compositores que se quedaron en las tierras checas superando los obstáculos para poder componer.

Con motivo del 70 aniversario de la declaración del Estado de Israel, es decir, en honor al legado de la cultura judía, se han interpretado obras de varios compositores, incluyendo las del director de orquesta y compositor estadounidense de origen judío, Leonard Bernstein. Bernstein debutó como director de orquesta justamente en el festival Primavera de Praga en 1946, iniciando así su camino profesional en Europa.

Los visitantes han podido disfrutar también del ciclo Acento Español, protagonizado por Jordi Savali Jerusalén, una de las figuras más destacadas del mundo en la interpretación de música antigua, y el cuarteto liderado por el guitarrista flamenco Amós Lora. De hecho, el festival ha mostrado gran interés hacia la música española y desde hace tres años le dedica un espacio particular.

Como es habitual, varios solistas y orquestas de talla mundial participan en el festival. Entre ellos se destaca la Royal Concertgebouw Orchestra o Budapest Festival Orchestra que presentan la obra de Mahler. Llegó también uno de los pianistas más prometedores de su generación, Danii Trifonov. Entre los estrenos mundiales de obras compuestas a petición del Festival se realizó, por ejemplo, la obra Ultramarine, interpretada por la Orquesta Filarmónica de Varsovia.

El festival siempre invita también a artistas jóvenes para que adquieran nuevas experiencias y puedan mostrar sus destrezas. Este año se presentó, por ejemplo, el director de orquesta japonés, Chuhei Iwasaki, quien reside y estudia en la República Checa. Además, en los primeros días del festival culminó el concurso internacional para jóvenes músicos en el cual compitieron más de 100 músicos de 27 países.

Varios de los conciertos han sido transmitidos en directo por la Radiodifusión Checa y la Televisión Checa, en una pantalla al aire libre situada en la zona de Kampa, así como en cines de varias ciudades del país.

Para obtener más información y el programa completo pueden dirigirse a la página oficial del festival: festival.cz.

Otras fuentes: Radio.cz/es, Aprende.liceus.com. Foto 1, foto 2, foto 3.

Un villancico inglés sobre San Venceslao, el rey checo

Buen Rey Venceslao (Good King Wenceslas en versión original) es el nombre de un villancico popular que se canta en tierras inglesas particularmente durante la fiesta de San Esteban (26 de diciembre). San Esteban es considerado el primer mártir cristiano, y es venerado por las comunidades que en su nombre realizan obras de caridad para ayudar a los pobres.

La canción fue emitida por primera vez en el año 1853. La música fue inspirada en una canción primaveral del siglo XIII. La letra fue compuesta por John Mason Neale quien tradujo un poema del escritor checo Václav Alois Svoboda.

El villancico cuenta historia de cómo el rey (anterior príncipe) checo San Venceslao ayuda junto con su paje a un campesino pobre. Cuando el invierno y la noche del día de San Esteban complican la ayuda, el rey incluso hace milagros. Es que durante el viaje, el paje del rey, con sus pies descalzos y congelados, está a punto de rendirse a causa del frío, pero logra continuar siguiendo las huellas del rey a través de la nieve dado que estas se quedan milagrosamente calientes. La leyenda está basada en la vida del histórico San Venceslao I de Bohemia (907-935), patrón de la República Checa.

La letra de la canción dice lo siguiente:

El buen rey Venceslao miraba en la Fiesta de Esteban,
La nieve se extendía alrededor, intensa, frágil y uniforme.
Aquella noche la luna brillaba, aunque cruel era la helada,
Cuando divisó un pobre, buscando combustible de invierno.

“Ven aquí, paje, ponte a mi lado, dime si sabes
¿Quién es ese campesino? ¿Dónde y cuál es su morada?”
“Señor, vive a una legua de aquí, al pie de la montaña;
Justo al lado del cercado del bosque, por la fuente de Santa Inés.”

“Tráeme carne, y tráeme vino, tráeme aquí troncos de pino:
tú y yo le veremos cenar, cuando llevemos todo para allá”
Paje y monarca, adelante se fueron, adelante se fueron juntos;
A través del violento viento salvaje y el clima amargo.

“Señor, la noche es más oscura ahora, y el viento sopla más fuerte;

Falla mi corazón, yo no sé cómo; no puedo ir más allá.”
“Marca mis pisadas, buen paje mío, písalas con valentía.
Ya verás que la rabia del invierno te hiela la sangre menos friamente.”

En las huellas de su amo pisaba, donde estaba la nieve aplastada;
El calor se notaba en la tierra por donde el santo había pasado.
Por lo tanto, cristianos, contar que -poseyendo linaje o riquezas -,
Los que ahora bendecís a los pobres, vosotros mismos sereís bendecidos.

 

San Venceslao fue un soberano checo que nació en 907 en Praga, y fue criado y educado por su abuela, la reina Ludmila la Santa de Bohemia, conocida por su devoción religiosa y amabilidad. Tuvo una gran influencia sobre Venceslao, sobre todo, en cuanto a su dedicación al cristianismo, su piedad, generosidad, y autosacrificio.

Venceslao prefería la paz a la guerra. Transformó la sociedad checa no solamente en lo relacionado a la religión, sino también modificando el sistema judicial, reduciendo las condenas relativas a la pena capital o a la tortura. También introdujo un nuevo sistema educativo facilitando el acceso a la educación incluso a los estratos populares. Entre otras obras arquitectónicas, promovió la construcción de la Catedral de San Vito.

La festividad de San Venceslao se celebra el 28 de septiembre para conmemorar el día en el que Venceslao fue atacado y matado por su hermano menor Boleslao y otros conspiradores delante de la puerta de la iglesia en la ciudad de Stará Boleslav. El acto tuvo lugar en el año 935. Tres años más tarde, Boleslao arrepentido, hizo llevar los restos de su hermano al interior de la Catedral de San Vito en Praga.

Después de su muerte, el príncipe Venceslao fue proclamado mártir y santo. Además, el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico le concedió el título del Rey.

Fuente: Foto 1, foto 2.

Coro Juvenil de Chía se presentará en la República Checa

Entre el 6 y el 16 de octubre, la Agrupación Coral Suasí del Municipio de Chía, perteneciente a la Escuela de Formación Artística y Cultural, estará presentando su arte vocal en la República Checa. Se trata de un intercambio cultural entre este coro y el Coro Juvenil del liceo de la ciudad de Decín, ubicado en el norte de la República Checa. Los coristas estarán hospedados en las casas de los integrantes del coro anfitrión. Además, ellos se encargarán también de brindarles la alimentación, llevar a sus invitados a todos los eventos, incluyendo los conciertos o visitas a museos locales, les enseñarán la ciudad y los alrededores. De esta manera podrán tener la gran experiencia de conocer la cultura y costumbres de la República Checa.

En junio de 2018 el Coro Suasí recibirá a los jóvenes checos con las mismas condiciones en la tierra colombiana.

Para los jóvenes de Chía es un evento importante y emocionante ya que hasta ahora no han tenido la oportunidad de hacer un intercambio de este tipo, a diferencia del coro de Decín que lo ha hecho, por ejemplo, con un coro de México. El Coro Suasí realizó su primera salida internacional hace cuatro años cuando los miembros viajaron a la ciudad de Salerno en Italia. Se han presentado también en algunas ciudades de Colombia como Ibagué, Bucaramanga, Medellín y Cartagena.

Los muchachos de Chía tienen grandes expectativas y esperan que el viaje sea muy enriquecedor. Al mismo tiempo creen, con un poco de incertidumbre, que el idioma no será un impedimento para la interacción entre ambas agrupaciones.

La Coral de Chía fue conformada en 2008 por niños entre los 7 y 13 años, quienes han permanecido en la agrupación durante muchos años, pasando por la edad juvenil y algunos a la adultez. Interpretan música del folclor colombiano, latinoamericano, internacional y sacro. También han recibido talleres de pedagogía vocal y montaje de obras con los maestros nacionales y extranjeros.

El coro de Decin, fundado en 1993, está integrado por coristas de secundaria, ante todo, muchachas de 15 a 20 años. Con mucho éxito ha participado en festivales en Malta, Italia, España, Alemania. El repertorio del coro incluye la música popular propia como también del extranjero, de autores clásicos de varias épocas, canciones y composiciones de pop y jazz.

Fuente: Agrupación Coral Suasí de Chía.

Septiembre en Praga pertenece a la música de Antonín Dvorak

Antonin Dvorak es, sin duda, uno de los artistas más destacados de la historia checa. Y en septiembre en Praga se conmemora su legado, su obra y la contribución a la música mundial en ocasión del aniversario de su nacimiento (nació el 8 de septiembre de 1841). Este año el festival denominado Praga de Dvorak rinde homenaje también a Antonín Dvorak III. , es decir, al nieto del famoso compositor checo, y al mismo tiempo, al director de orquesta checo, Jiri Belohlavek, ambos fallecidos en mayo de 2017.

La décima edición del evento se lleva a cabo del 7 al 23 de septiembre. A pesar de que el festival es relativamente joven entre los eventos musicales del tipo parecido, pertenece entre los más visitados en la República Checa.

Para los organizadores, el principal criterio es la calidad, por eso en los escenarios se encuentra la élite de solistas, intérpretes de la música clásica, directores de orquestas, y las orquestas y cuerpos de cámara de renombre. Al público internacional le espera la música de Dvorak, pero también de otros compositores. El programa se centra en la música clásica-romántica con dos tendencias, una hacia el clasicismo, y la otra hacia la música del siglo XX, en casos excepcionales se toca la música del siglo XXI. En total se ofrecen 17 conciertos, durante él de la inauguración se interpretó una de las obras más famosas de Dvorak – Stabat Mater.

Entre las estrellas de solistas se destacan varios nombres que tienen en común el hecho de haberse presentado también en la Ópera Metropolitana y otros escenarios de prestigio. Por ejemplo, se trata de la soprano letona Kristine Opolais, el cantante polaco Piotr Beczala, el contrabajo alemán René Pape, el tenor estadounidense Michael Spyres y el bas-barítono checo Adam Plachetka.

De las orquestas mundiales llega London Philharmonic Orchestra con el director ruso Vladimir Jurowski, la Orquesta Filarmónica de Essen, el conjunto alemán dirigido por el checo Tomáš Netopil, o la Orquesta Sinfónica de Viena. Los amantes de la música clásica pueden disfrutar del encuentro excepcional con los directores de orquesta Ingo Metzmacher y Gustav Mahler Jugendorchester, o el excelente pianista francés Jean-Yves Thibaudet. Por supuesto, participan también varios artistas checos reconocidos a nivel mundial. Además, como en las ediciones anteriores, se abre un espacio importante para talentos jóvenes de la música clásica.

Casi todos los conciertos tienen lugar en la Sala de Dvorak en el palacio Rudolfinum, pero algunos se llevan a cabo también en el Convento de Santa Inés en Praga. Desde el principio, la idea central del festival consiste en la promoción del buen nombre de la cultura checa a través del legado de la obra de Dvorak, sus contemporáneos y discípulos.

Dvorak mostró un talento excepcional desde su niñez. Estudió música aprendiendo a tocar el violín, el piano y el órgano. Visitó repetidamente Inglaterra, y más adelante aceptó la invitación de viajar a los Estados Unidos como director del Conservatorio Municipal de Nueva York.

Durante su carrera exitosa como compositor compuso nueve sinfonías, diez óperas y un sinnúmero de composiciones instrumentales, poemas y conciertos. Entre las obras que lo hicieron famosos pertenece la novena sinfonía conocida como Del Nuevo Mundo, inspirada en el espiritualismo afroamericano y la música americana nativa. No obstante, su obra es conocida también por los temas patriotas y eslavos, reflejados en otra composición importante, Danzas eslavas.

El programa completo y más detalles encontrarán en la página: www.dvorakovapraha.cz.

Otras fuentes: KudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

En verano los castillos checos invitan a eventos de música

Durante los meses de julio y agosto se llevan a cabo numerosos festivales y conciertos al aire libre en diferentes partes de la República Checa (más información aquí).

Entre ellos se destaca un festival peregrino denominado Castillos CZ que llena de música, diversión, y momentos inolvidables a varios castillos ubicados en el territorio de Bohemia y Moravia. Se trata del mejor evento cultural del año pasado según el público encuestado, el reconocimiento que recibió ya por tres años consecutivos.

Este hecho no sorprende dado que los rincones pintorescos en las cercanías de hermosos castillos crean un ambiente único para disfrutar de la música de los famosos intérpretes y grupos checos y eslovacos. En el programa pueden encontrar varios cantautores, grupos de pop, rock, pero también talleres y competiciones tanto para niños como para adultos.

La decimotercera edición empezó el 14 de julio en el Castillo Tocník que se encuentra cerca de Praga. Cada otro viernes y sábado se traslada al otro sitio, concretamente el festival ya pasó por Kuneticka hora y Svihov, el primer fin de semana de agosto continuará en Rozmberk nad Vltavou, y después visitará los castillos moravos de Veverí, Hradec nad Moravicí y Bouzov. La gira por los monumentos checos terminará el 2 de septiembre en el castillo Bezdez. Sin embargo, el último evento del festival tendrá lugar una semana más tarde en el castillo eslovaco Cerveny kamen.

La noche de cada viernes pertenece, además de los conciertos de música, a un carnaval de máscaras en el cual se compite por el título del mejor disfraz. En cooperación con el Instituto Nacional de Monumentos se celebra un concurso de fotografías. Los visitantes pueden enviar sus fotos de los eventos del festival hasta el 10 de septiembre, y ganar el premio que consiste en una entrada libre a cualquier monumento administrado por el Instituto.

Además, los visitantes pueden aprovechar la entrada para el concierto, y sin ningún costo adicional asistir a los recorridos guiados por los interiores de respectivos castillos. Desde el año pasado, el festival colabora también con otros monumentos en los alrededores para que los interesados puedan conocer lo máximo de los tesoros locales. Es que entre los objetivos del festival figura el esfuerzo de promover el turismo, hacer los hermosos monumentos históricos más visibles y conseguir un apoyo financiero para su conservación.

Gracias a las reacciones positivas del año pasado, también este año están a disposición los sitios de camping VIP que cuentan con servicios adicionales, por ejemplo, la luz, una recepción con una consigna, tiendas con alimentos y bebidas, duchas con agua caliente y baños.

La página oficial del evento: www.hradycz.cz.

Otras fuentes: KudyZnudy.cz, Sumavanet.cz. Foto 2, foto 3.

El mes de julio en ritmos de música de todo tipo

Conciertos y festivales de música de todos los géneros, desde la música clásica hasta el rock, folk o reggae, pertenecen entre los protagonistas principales de verano en la República Checa. Particularmente los eventos celebrados al aire libre literalmente forman parte de la cultura veraniega en el país.

Muchos checos aprovechan la oportunidad de ver a sus grupos favoritos, y disfrutan junto con sus amigos de un ambiente increíble. Estos eventos suelen contar no solamente con los talentos locales, sino también con las grandes estrellas de la escena mundial. Dado que los festivales normalmente duran varios días, los visitantes a menudo acampan en los lugares asignados, creando así una atmósfera específica. Otra característica fundamental de los festivales de verano consiste en la variedad de la oferta que hace posible acoger a todo tipo de oyentes, es decir niños, familias enteras, jubilados, grupos de amigos, solitarios de todas las edades.

A continuación les presentamos algunos de los festivales de música sin los cuales la escena cultural checa del mes de julio no sería completa.

La temporada principal comenzó del 4 al 6 de julio en Hradec Kralove, ubicada a unos 100 km al este de la capital checa, donde tuvo lugar el festival Rock for People, uno de los más antiguos y más grandes festivales al aire libre en la República Checa. Los invitados de esta edición que más atención llamaron fueron los grupos Die Antwoord, Paramore y Evanescence.
La página oficial: www.rockforpeople.cz.

El 19 de julio empezará en Ostrava, la capital de la región de Moravia-Silesia, uno de los festivales más peculiares, que llenará de música, color y alegría el recinto industrial, la antigua planta siderúrgica, conocido como Vítkovice. La tradición de Colores de Ostrava (Colours of Ostrava) fue instaurada en el 2002 y no solamente gracias al espacio no tradicional donde se celebra ofrece un ambiente impresionante y fascinante. Hasta el 22 de julio a los visitantes les esperan decenas de intérpretes de diferentes orígenes musicales y de varios países, por ejemplo, de Senegal, Argentina, Australia, los Estados Unidos, y por supuesto, también se presentarán los representantes de la escena musical nacional.
La página oficial: www.colours.cz.

Los amantes de jazz, y no solamente ellos, pueden disfrutar de la duodécima edición del festival Bohemia JazzFest que entre el 10 y el 18 de julio deleita al público general con conciertos en las plazas principales de Praga, Pilsen, Liberec, Domazlice, Tábor y Brno. Se trata de una mezcla fascinante de jazz, pop, rock, soul, funk y música electrónica, interpretada por varios músicos de renombre, que cuenta con entrada gratuita.
La página oficial: www.bohemiajazzfest.cz.

Por quinta vez la hermosa ciudad de Olomouc celebra las Fiestas barrocas. Del 6 al 30 de julio en el centro histórico sonarán óperas barrocas interpretadas por solistas y artistas de grupos dramáticos extraordinarios. Durante los 6 diferentes programas preparados pueden apreciar el arte de más de 70 expertos en tocar los instrumentos históricos. Todos los visitantes pueden gozar de una experiencia barroca completa dado que recibirán una copa de vino rumano en la entrada, verán el espectáculo, una exposición de telones históricos de grupos de teatros checos, e incluso podrán participar en visitas guiadas por la capilla neobarroca de Sarkander o la iglesia barroca de San Miguel y subir hasta la cima de su torre.
La página oficial: baroko.olomouc.eu.

En Cesky Krumlov, la ciudad joya de Chequia situada en el sur de Bohemia, se celebra el Festival internacional de música que siempre está lleno de estrellas de la escena musical tanto nacional como extranjera. Este evento cultural tiene lugar del 14 de julio al 5 de agosto en los lugares interesantes y atractivos no solamente dentro de la ciudad misma, sino también en sus alrededores. Entre los invitados de honor figuran la soprano Angele Gheorghiu, el tenor Ramón Vargas, el violoncelista Mischa Maisky o el violinista Julian Rachlin.
La página oficial: festivalkrumlov.cz.

Otras fuentes: Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Música de ópera y mucho más en el festival Litomysl de Smetana

Ubicada en Bohemia oriental a unos 170 kilómetros de Praga, la ciudad de Litomysl atrae a los turistas gracias a su monumental castillo renacentista, construido entre los años 1568 y 1581.

Además, el sitio se inscribió en la historia como el lugar de nacimiento de Bedrich Smetana, conocido como el padre de la música checa. En homenaje a este famoso compositor, cada verano la ciudad celebra el segundo festival de música más antiguo del país denominado Litomysl de Smetana.

Se trata, al mismo tiempo, del festival de música al aire libre más grande de la República Checa. Este año fue galardonado con el sello de calidad EFFE que se otorga a los mejores festivales de Europa considerando los artistas, el programa y el carácter innovativo del evento.

La edición número 59 empezó el 16 de junio y se prolongará hasta el 6 de julio. Como siempre, el centro de los festejos se encuentra dentro del recinto del castillo local que en el 1999 fue inscrito en la lista del patrimonio cultural de la humanidad por Unesco. Particularmente el segundo patio se destaca por una acústica excepcional, y cuenta con un techo retráctil para que las presentaciones no se vean afectadas por el clima.

El programa del evento es muy variado, en gran parte enfocado en las escenificaciones de ópera, conciertos de gala, cantatas y noches de conciertos, es decir, en las formas en las que predomina el arte vocal. Sin embargo, su espacio tiene también la música sinfónica, instrumental y de cámara, el ballet o conciertos al aire libre.

Al público le esperan más de treinta presentaciones de música que abarcan seis siglos desde el Renacimiento hasta las novedades de la música clásica contemporánea. Como en las ediciones anteriores, durante las tres semanas del festival se presentarán varias estrellas de la música clásica checa, incluyendo la Orquesta Filarmónica Checa, los representantes de tres teatros nacionales, los reconocidos cantantes de ópera Adam Plachetka y Dagmar Pecková, o el excelente pianista Ivo Kahánek. Esta vez el énfasis en lo nacional es aún más grande con el fin de destacar la fuerza y la calidad de la música checa que ha sido reconocida a nivel mundial.

Los interesados pueden disfrutar también del talento y arte de invitados extranjeros como son los directores de orquesta Semjon Byckov y Guillermo García Calvo, el violinista Julian Steckel, la soprano Valentina Nafornita, el trompetista de jazz Arturo Sandoval, la compañía vocal británica The Puppini Sisters y el grupo americano Houston Symphony Chorus. De la capital húngara llegó la orquesta sinfónica gitana de cien miembros denominada 100 Tagú Cigányzenekar que deleitó al público con interpretaciones de las obras de autores clásicos, pero también de las canciones y baladas populares.

Si buscan comodidad pueden visitar los llamados jardines del festival, la novedad de este año. Sin tener que pagar la entrada y sin ponerse un esmoquín o un traje de noche, los visitantes a los jardines del monasterio pueden escuchar música descansando en una tumbona o haciendo un picnic. Además, durante los tres fines de semana y los días festivos (el 5 y 6 de junio) se realizarán proyecciones de programas musicales, charlas con personas interesantes, presentaciones de música tanto de profesionales como de aficionados, y muchas actividades para los más pequeños. Se celebran también exposiciones y mercadillos tradicionales.

El evento ofrece una hermosa atmósfera y experiencias inolvidables gracias, entre otros aspectos, a un ambiente tranquilo, lejano del ruido y ajetreo de la metrópoli.

Más información y el programa completo: www.smetanovalitomysl.cz. En la página pueden encontrar también el periódico dedicado al festival (aquí).

Otras fuentes: CeskaTelevize.cz, KudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

Praga vive la fiesta principal de la música clásica

Del 12 de mayo al 2 de junio la capital checa celebra el festival de música clásica más prestigioso del país y uno de los más respetados del mundo. El evento conocido como la Primavera de Praga surgió después de la Segunda Guerra Mundial y desde entonces ha superado los cambios de régimen y los dramáticos cambios culturales de siete décadas.

La 72ª edición ofrece 45 conciertos en los que se presentan solistas, agrupaciones y maestros musicales de renombre mundial, entre ellos, el director de orquesta y pianista Daniel Barenboim. Barenboim nació en Buenos Aires, pero tiene nacionalidad española, israelí y palestina.

Fue él quien con la Orquesta Filarmónica de Viena inauguró el festival presentando la célebre obra del compositor checo Bedrich Smetana, el poema sinfónico Mi patria. El concierto tuvo lugar en la Sala Smetana de la Casa Municipal de Praga.

De hecho, desde 1952, el festival se inaugura siempre el 12 de mayo interpretando la misma obra para conmemorar el aniversario de la muerte de Smetana. Esta vez, todos los preparativos para la ejecución única de la obra bajo la dirección de Barenboim están reflejados en un documental que será estrenado durante el Festival Internacional de Cine llamado La Praga Dorada en otoño 2017.

En la programación se destacan también otras estrellas de la música clásica como es la soprano Diana Damrau, el trompetista de jazz Laco Deczi, el violinista Maxim Vengerov, los directores Thomas Hengelbrock, Krysztof Penderecki y William Christie, y la Orquesta Sinfónica de Toronto.

Los conciertos se llevan a cabo en diferentes espacios de la capital checa, incluyendo la Sala Dvorak del Rudolfinum, la Academia de Música, el Teatro Nacional, así como varias iglesias de la ciudad.

Los interesados en intérpretes y compositores españoles tienen la oportunidad de conocer su música en el marco de la sección denominada Acento español que presenta un ciclo trianual antológico que empezó el año pasado. En esta ocasión los invitados son la cantaora Rocío Márquez y su espectáculo Lorca, Universo Zapico, EntreQuatre Guitar Quartet y el conjunto Forma Antiqva.

Dado que este año se conmemora la Revolución Rusa, bajo el epígrafe prejuicios, obstáculos y persecución se recordará a los perseguidos y los que sufrieron esa época negra con la música de compositores como Dmitrij Shostakovich, Alfred Schnitke, Karel Janovicky y Mel Bonis.

Por supuesto, en el festival tocan también cuerpos musicales checos, encabezados por la Orquesta Filarmónica Checa bajo la batuta de Jirí Belohlávek. En el concierto de clausura, se presentará la Orquesta Sinfónica de la Radiodifusión Checa.

Para más información y el programa completo consulten la página oficial del festival: www.festival.cz.

Otras fuentes: ElMundo.es, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3.

En Bogotá sonaron canciones del compositor checo Bohuslav Martinu

schola-cantorumEl lunes 21 de noviembre el coro Schola Cantorum de la Catedral de Bogotá presentó su nuevo programa denominado Poesía in Música que incluye, entre otras obras, también tres canciones de Bohuslav Martinu. Concretamente los niños cantaron en checo las composiciones del ciclo Tres leyendas (Tres canciones sagradas, en checo Tri písne posvátné): Narození Páne, Na nebe vstoupení Páne y Cesta k ráji.

La excelente pronunciación de las palabras checas que demostraron los niños es el resultado del trabajo realizado por la directora del coro, Sra. Barbara de Martiis, que colaboró durante la preparación del concierto con Asocheca y los representantes de la Embajada de la República Checa en Bogotá. Además, Sra. Eliška Krausová, la directora de Asocheca, se encargó de las traducciones de textos de las canciones al español.

El evento tuvo lugar en el auditorio de la Universidad de Jorge Tadeo Lozano, y el público pudo disfrutar también de otros poemas sacros, plegarias y arrullos, por ejemplo, de los compositores como Gabriel Fauré, Benjamin Britten y Charles Gounod.

El compositor checo Bohuslav Martinu (1890 – 1959) pertenece entre los mejores representantes de la tradición musical checa del siglo XX. Paradójicamente, en 1910 había sido expulsado de la Escuela de Órgano de Praga por su falta de aplicación. La base de su técnica musical la adquirió más adelante, como violinista de la Filarmónica Checa. En 1923 se trasladó a París, donde empezó a darse a conocer como compositor. En 1940 se estableció en Estados Unidos y en 1953 en Suiza. Aunque vivió la mayor parte de su vida alejado de su patria, los ecos de su tierra natal checa están presentes a lo largo de toda su producción. Cultivó todos los géneros y escribió más de 400 obras, incluyendo óperas y sinfonías.

Fuentes: BiografiasYvidas.