arte

El arte español de posguerra en Ostrava

En estos días, los amantes del arte pueden visitar la Casa de las Artes de la ciudad de Ostrava, la capital de la región de Moravia-Silecia ubicada en el noreste de la República Checa. En sus instalaciones está expuesta la obra de destacados artistas españoles, formados por la Escuela de París. La colección de Ostrava es la segunda más importante de su género en el país.

La exposición denominada Los artistas españoles de la Escuela de París forma parte de las celebraciones del 95 aniversario de la Casa de las Artes de Ostrava. Reúne más de sesenta pinturas al óleo, dibujos y obras gráficas adquiridas por la Galería de Bellas Artes de la ciudad tras una gran exhibición que tuvo lugar en el año 1946 en Praga. El evento fue auspiciado y promocionado por el Gobierno checoslovaco, e inaugurado por el entonces Ministro de Cultura en la Galería de Mánes, la sala de exhibiciones más importante de aquella época. Asistió un numeroso público, y al final de la exposición, casi todas las obras fueron vendidas o regaladas por los artistas a sus amigos checos.

El artista más representado en la colección es el pintor surrealista Óscar Domínguez, oriundo de la isla de Tenerife. La mayoría de sus obras exhibidas fueron pintadas durante su estancia en la ciudad de Olomouc, adonde llegó para visitar a su amigo, el escultor checo, Jaromír Solc, con el cual entabló una gran amistad.

Entre las pinturas se destaca precisamente la obra conocida como La Revolución, realizada con motivo del 38 cumpleaños de Solc. Esta obra de Óscar Domínguez celebró en Checoslovaquia tanto éxito que las autoridades volvieron a invitar al artista en varias ocasiones.

Los trabajos de los artistas españoles tuvieron una influencia significativa en el arte checo. Sin embargo, con la instalación del rígido régimen comunista, el arte moderno pasó a la sombra del realismo socialista.

La exhibición resume las tendencias más importantes que dominaban en el arte moderno en París en la época de posguerra. Por lo tanto, se pueden observar temas muy variados, incluyendo los más característicos para España y su arte, por ejemplo, corridas de toros, figura de mujer o danzantes de flamenco. De hecho, con el flamenco se inauguró la exposición para recordar la importancia de este baile tradicional de España. Las personas interesadas encontrarán retratos, paisajes, estudios de mujer, quizás algún bodegón y la naturaleza.

Antoni Clavé, Manuel Viola, Luis Fernández, Pedro Flores, Julio González, Ismael González de la Serna, Hoyos o José Palmeiro son algunos de los 16 pintores españoles representados en la muestra. Anteriormente, la colección contó con dos obras de Pablo Picasso. No obstante, el Ministerio de Cultura de la República Checa tuvo que devolver los cuadros a sus propietarios en 1997 en el marco del proceso de restituciones tras la Revolución de Terciopelo.

El evento cuenta con el apoyo del Embajador de España, Ángel Lossada Torres-Quevedo, y del vicegobernador de la región de Moravia-Silesia, Lukáš Curylo. La exposición se prolongará solo hasta el 6 de junio, pero seguirá disponible en formato virtual en la página web: gvuo.cz.

Fuente: Espanol.radio.cz (Dominika Bernáthová, adaptado). Foto 1 – 3.

La obra de la pintora checa Toyen en la Galería Nacional de Praga

El 9 de abril, la Galería Nacional de Praga inauguró en el Picadero de Valdstejn la exposición de la obra de Toyen, una de las artistas checas más destacadas y originales del siglo XX. Su carrera como pintora e ilustradora se convirtió en todo un legado para el arte. Por la pandemia y las restricciones relacionadas, los interesados pueden conocer la exposición, por ahora, por medio de las transmisiones en línea. La exposición denominada Toyen: una rebelde soñadora se prolongará hasta el 15 de agosto de este año.

La obra de Toyen y sus actitudes ante la vida llaman cada vez más atención en el mundo. Sin embargo, la última exposición grande de su creación tuvo lugar en Praga en 2000, y dos años más tarde en la ciudad francesa de Saint-Etienne. El actual proyecto artístico surgió de la cooperación de la Galería Nacional de Praga con dos instituciones, el Hamburger Kunsthalle y el Museo de Arte Moderno en Paris. Por primera vez en la historia, su obra se presenta en tres ciudades europeas con el fin de mostrar la producción artística de Toyen de la manera más completa posible. Los organizadores prepararon también un catálogo detallado en cuatro versiones lingüísticas para dar a conocer a esta artista al público general del continente.

La primera exposición se celebra en Praga. Recuerda las etapas importantes en la producción de la artista, por eso está dividida cronológicamente. Se pueden ver sus primeras creaciones de paisajes, obras asociadas al movimiento cubista, pero también sus cuadros surrealistas y los del llamado artificialismo. Se trata del movimiento que ella misma fundó en Paris junto con su compañero Styrsky como alternativa artística a la abstracción y al surrealismo. A la vez, se pueden observar los temas fundamentales reflejadas en su obra, concretamente, la poesía, la naturaleza, la erótica o la alquimia. Además de los cuadros, pinturas, collage y el trabajo rico de ilustraciones de las colecciones tanto checas como de los museos europeos, se exhiben también obras que Toyen recibió de sus amigos, artistas y poetas célebres, como son Yves Tanguy, Victor Brauner, André Breton y otros.

Marie Cermínová, conocida como Toyen nació en Praga en septiembre de 1902. De su infancia poco se sabe porque ella misma evitaba hablar de esos periodos de su vida. Estudió en la Academia de Artes, Arquitectura y Diseño en Praga. De manera estrecha trabajó con el poeta y artista surrealista Jindrich Styrský. A principios de 1920 viajó, y luego vivió en París junto con Styrský, pero más adelante regresaron a Praga. Fundaron el grupo surrealista checo junto con otros artistas y escritores. En 1947 Toyen se instaló definitivamente en París con su socio artístico Jindrich Heisler, junto antes de que los comunistas tomaran el poder en las tierras checas. Allí trabajaron con varios surrealistas, incluyendo a André Breton o Benjamin Péret. Murió en noviembre de 1980 en París, está enterrada en el cementerio local des Batignolles.

Toyen se refirió a sí misma en masculino por miedo al rechazo de género en el mundo de la vanguardia y el modernismo, dominado sobre todo por hombres. Negó el tradicional papel femenino, protestó contra las autoridades sociales y llevó una vida independiente, sin casarse y sin tener hijos. Por eso adoptó el seudónimo Toyen, como una expresión neutral, sin género. Según los documentos históricos, fue Jaroslav Seifert, el escritor checo y Premio Nobel de Literatura, quien le dio ese nombre. Esta actitud le ayudó  a integrarse en el mundo de los hombres. Fue una mujer bastante inusual, muy reservada, no hablaba sobre su vida personal, no dio ninguna entrevista ni escribió ningún texto o memoria sobre sí misma.

Todo ello contribuyó a hacer de ella un personaje misterioso y hasta enigmático. Sus bocetos, pinturas e ilustraciones de libros eran frecuentemente eróticos, a menudo con motivos lésbicos.

Toyen se sintió obligada a rechazar muchas ofertas para exponer en Francia por el gran temor ante la comercialización de su obra. Por tal razón, la creación de sus colegas y amigos surrealistas llegó a ser mucho más conocida entre los coleccionistas e historiadores de arte de aquella época. Sin embargo, los coleccionistas privados se daban cuenta del significado de la pintora, buscando los pocos cuadros suyos que aparecían en el mercado. Los especialistas aprecian altamente, ante todo, cómo Toyen supo expresar la angustia en sus obras, es lo que la distingue de los demás surrealistas.

Pueden encontrar más información y la exposición en línea en la página web de la Galería Nacional de Praga: ngprague.cz.

Otras fuentes: Novinky.cz, DatabazeKnih.cz, Espanol.radio.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

El pintor de la historia checa – Václav Brožík

Hace 170 años (5 de marzo de 1851) nació el pintor checo más famoso en Europa de las últimas décadas del siglo XIX y el representante de la pintura académica histórica, Václav Brozík.

Nació en el pueblo de Zelezný Hamr, cerca de Pilsen en una familia humilde de siete hijos. El hambre lo acompañó durante toda su infancia, pero gracias a su carácter muy risueño pudo superar la mala fortuna y centrar su atención en el mundo del arte. En 1854 su familia se trasladó a Praga donde el joven Václav aprendió el oficio de litógrafo. A pesar de su proceder, a los 17 años logró acceder a la Academia de Praga, siguiendo su sueño de convertirse en pintor de temas históricos. No obstante, no le gustó el estilo rígido de la enseñanza impartida, por lo cual pronto abandonó la escuela y estudió en el taller del profesor Emil Laufer. Su primer cuadro histórico tuvo gran éxito en Praga, pero también en Dresde, donde Brozík continuó estudiando y trabajando (primero en la Academia de Dresde y luego en la de Múnich).

En 1876 se marchó a París sin conocer el idioma, pero armado de un gran talento y una inmensa voluntad y diligencia. Solía dedicarse a la pintura doce horas cada día. Así, solo dos años después de llegar a Francia, obtuvo reconocimiento por parte de la crítica y el público. Fue galardonado con una medalla de oro en el famoso Salón de exposiciones de obras de arte en París.

En su carrera le ayudó casarse con la hija de Charles Sedelmayer, un rico financiero y comerciante de obras de arte. Por un lado, pudo solucionar sus problemas financieros, por otro lado, se le facilitó la entrada a los salones de la alta sociedad francesa. Sin embargo, su suegro le obligaba a pintar retratos de los representantes de la élite parisina, lo que frenaba un tanto el trabajo del artista sobre sus predilectos temas históricos.

Brozík vivió muchos años entre París y Praga, adonde acudía a dar clases en la Academia de Artes Plásticas. Fue miembro de la Academia de Bellas Artes de París, la Academia Real belga y la Academia de Ciencias y Artes checa. Recibió muchas medallas y órdenes internacionales.

Los temas de sus cuadros estaban a menudo relacionados con los husitas, los Habsburgo o las defenestraciones de Praga. Los títulos de la mayoría de sus cuadros hablan por sí mismos:  Cristóbal Colón en la Corte española, La elección de Jorge de Podebrady como Rey checo, La condena de Juan Hus, Juan Amos Comenio, y otros. Por el monumental cuadro Tu, felix Austria nube (en la foto) fue ennoblecido por el emperador Francisco José I.

Sus monumentales pinturas fueron expuestas en las últimas décadas del siglo XIX en muchos lugares de Europa y EE.UU., contribuyendo a su fama mundial. Brozík es también el autor de la decoración del palco real del Teatro Nacional en Praga.

Sin embargo, por su estilo realista y pomposo se convirtió en objeto de burla por la siguiente generación artística a finales del siglo. La nueva generación rechazaba el conservadurismo realista frente al modernismo y el simbolismo.

Aún así, las galerías y el público nunca le dieron la espalda a su obra. Incluso cien años después, en 2003, la última gran exposición dedicada a Brožík en Praga obtuvo una gran respuesta por parte del público. Sus obras están expuestas también en la sala del Ayuntamiento Viejo de Praga. El destacado pintor checo falleció súbitamente el 15 de abril de 1901 en París de un fallo cardiaco con solo 50 años. Fue sepultado en el cementerio de Montmartre parisino.

Fuente (editado): Espanol.Radio.cz-1, Espanol.Radio.cz-2 (Elena Horálková). Foto 1, foto 2, foto 3.

Exposición única de la obra de Rembrandt en Praga

En el lindo edificio de estilo rococó del palacio Kinský, ubicado en la Plaza de la Ciudad Vieja en la capital checa, se lleva a cabo una exposición excepcional denominada Rembrandt: El retrato de un hombre. Su inauguración fue planeada para la primavera de este año, sin embargo, por la pandemia se aplazó y finalmente se celebró el 25 de septiembre. Desafortunadamente, la exposición duró abierta tan solo dos semanas hasta que, por el creciente número de contagiados, las instituciones culturales tuvieron que cerrar sus puertas otra vez. Dado que este proyecto se estaba preparando durante varios años, en noviembre la Galería Nacional de Praga decidió preparar una versión virtual de la exposición, incluyendo un recorrido en 3D. Los vídeos fueron publicados en las redes sociales de la Galería. Y en estos días, el público general tiene otra vez la posibilidad de adentrarse en el mundo del arte de este célebre pintor y grabador neerlandés visitando el palacio Kinský en Praga.

Nunca antes los amantes del arte pudieron ver en el país tal cantidad de destacadas piezas artísticas de Rembrandt y sus seguidores. Según los organizadores, un evento de importancia similar probablemente no se repetirá en décadas. En total, se exhiben diez pinturas y más de 50 trabajos en papel de Rembrandt, siendo la imagen central y principal el cuadro denominado El erudito en la sala de estudio, del año 1634. Es el único cuadro del pintor que existe en la República Checa, y habitualmente forma parte de la exposición permanente denominada Maestros antiguos en el palacio de Schwarzenberg en Praga.

La obra de Rembrandt se destaca por su poder de meterse por debajo de las cosas y captar el espíritu humano, presentar no solo la apariencia física de alguien, sino sus sentimientos y el dramatismo de su vida interior que queda reflejada en la expresión. Los personajes retratados miran a sus espectadores, están como vivos.

Durante el recorrido los visitantes pueden conocer la trayectoria del pintor, es decir, pasar por tiempos en que comenzó hasta sus años más célebres y la producción posterior de obras de madurez y el dominio de la luz y el color. La muestra incluye también los dibujos y gráficas del pintor que fueron muy valuados ya durante su vida. De hecho, dado que Rembrandt nunca abandonó su país natal, en el exterior fue más conocido como un gráfico. Hasta ganó bastante dinero publicando una serie de sus gráficas en altas cantidades. En general, su obra incluye retratos, especialmente autorretratos, pero también paisajes y cuadros con temas mitológicos y bíblicos.

A la vez, la exposición pretende mostrar la huella y la influencia de Rembrandt en el mundo actual. Por tal razón, es posible observar también cuadros de sus seguidores y artistas contemporáneos que interpretan de maneras distintas y modernas su obra. Entre ellos, se encuentran piezas de Jan Lievens, Gerrit Dou, Ferdinand Bol, Govaert Flinck o Christopher Paudiss.

La Galería Nacional de Praga realiza este proyecto en cooperación con Wallraf-Richartz-Museum de Colonia sobre el Rin para conmemorar el aniversario de 350 años desde la muerte del pintor (1606 Leiden – 1669 Ámsterdam). Diferentes museos prestaron algunas piezas para el evento. Se trata, por ejemplo, del Museo Metropolitano de Nueva York, la Galería Nacional de Londres, el Museo del Prado de Madrid, el Museo Rijksmuseum de Ámsterdam y el Albertino de Viena, pero también aparecen obras de colecciones privadas. La exposición finalizará el 31 de enero de 2021 y no se podrá ampliar.

Más información sobre la exposición encontrarán en la página web de la Galería Nacional de Praga aquí.

Otras fuentes: Kulturio.czViviendoPraga.com, NuevoPeriodico.com, Irozhlas.cz. Foto 1-3.

Visita al Museo de Artes Aplicadas de Praga

Combinar belleza, calidad y utilidad, este es el objetivo del Museo de Artes Aplicadas en el cual pueden encontrar colecciones de arte decorativo y trabajos de diseño más llamativos del país. Su enfoque se centra en las artesanías y artes aplicadas de las tierras checas que van desde la Antigüedad tardía hasta la actualidad. El museo ofrece un recorrido interesante por la historia y desarrollo de artes decorativas donde los visitantes pueden admirar cerca de medio millón de objetos de vidrio artístico, cerámica, diseño y artes gráficas. Las exposiciones incluyen muestras de joyas, textiles, moda, relojes, muebles, juguetes y fotografías.

El museo fue fundado en la capital checa hace más de 135 años, con el apoyo de Vojtech Lanna, el mayor patrocinador del siglo XIX. Fue él quien se dedicó por primera vez a coleccionar objetos con un interés específico y profesional. Al final de su vida regaló su colección única de vidrio al museo, un acto imprescindible para la institución dado que de esta manera el museo a principios del siglo XX logró disponer de la colección más importante y más grande de vidrio del país.

Sin embargo, un hito importante en el desarrollo de esta institución artística tuvo lugar el 18 de noviembre de 1900 cuando se inauguró el nuevo edificio que alberga las exposiciones del museo hasta la fecha. Se trata de un edificio neorrenacentista, diseñado por el arquitecto Josef Schulz, considerado uno de los inmuebles más exitosos de diseño urbano en el siglo XIX.

La necesidad de adquirir más espacio surgió del enorme interés del público que quería ver las colecciones cada vez más amplias. Por eso la dirección del museo decidió comprar un nuevo terreno y construir otro edificio, gracias al cual las colecciones empezaron a extenderse y ha sido posible exponer ejemplares únicos a nivel mundial. Como recuerda la directora de la institución, Helena Koenigsmarková, en la entrevista con la Radio Checa, se trabajó de manera sistemática y metódica desde el principio con el fin de encontrar las mejores vías para presentar este arte al público.

Esta gran colección nacional de arte aplicado y fotografía tiene una posición de cierta manera privilegiada entre las instituciones de la memoria del país. De hecho, el museo aspira a ser mucho más que un lugar de exposiciones. Según explicó para la Radio Checa el director de Colecciones e Investigación, Radim Vondrácek, es un centro de aprendizaje que quiere explicar la importancia de los objetos del diseño y de las artes decorativas combinados con la arquitectura y otros campos artísticos. Por tal razón, la institución pretende enfrentar la uniformidad que prevalece hoy en día en el mundo preservando la creatividad y contribuyendo a mejorar la calidad de vida. A la vez, quiere convertirse en una plataforma de debate público no solo sobre el arte aplicado, sino sobre la cultura que nos rodea en general.

El museo alberga también una biblioteca grande, especializada en artes decorativas y disciplinas relacionadas. Los interesados pueden acceder sus recursos directamente en las instalaciones del museo o en línea entrando a la base de datos. Además de las exposiciones permanentes se realizan también exhibiciones temáticas, y el museo coopera con otras instituciones similares en todo el mundo.

Desafortunadamente, este año por la pandemia del nuevo coronavirus, el museo y la galería tuvieron que cerrar sus puertas al público en repetidas ocasiones. Esta situación ha causado muchas pérdidas económicas, y a la vez impidió que se realizaran varios proyectos interesantes tanto en el país como en el exterior. Mientras tanto, el museo en sus redes sociales comparte fotos y vídeos de las exposiciones y publica también reportajes acercando el ambiente del museo a los espectadores. A la vez, sigue trabajando en la preparación de exposiciones excepcionales, incluyendo la próxima que debería enfocarse en los cristales matizados.

Fuentes: Espanol.radio.cz (Freddy Valverde), Irozhlas.cz. Foto 1, foto 2, foto3.

El legado modernista del pintor Jan Zrzavý

El 5 de noviembre de 2020, el destacado pintor, artista gráfico e ilustrador checo Jan Zrzavý cumpliría 130 años. Fue un mago del pincel, un representante del modernismo simbolista, quien pertenece entre los artistas checos más importantes del siglo XX. Su obra es también muy reconocida a nivel mundial y los interesados pueden ver la mayor parte de ella en Praga o en la ciudad de Telc (al sur-oeste de Moravia). Algunos de sus cuadros se encuentran también en los museos y colecciones privadas.

Jan Zrzavý nació el 5 de noviembre de 1890 en un pueblo denominado Okrouhlice, situado en la meseta checo-morava. Sin embargo, pasaba mucho tiempo también en el pueblo natal de su padre llamado Krucemburk, ubicado en la misma región. Según sus propias palabras, fue allí donde vivió los momentos más felices y lindos de su infancia. Incluso con el pasar de los años siguió viviendo una gran parte de su tiempo por allí. De hecho, en estos dos lugares encontró la inspiración y sus primeras impresiones artísticas están relacionadas con el ambiente local. El propio artista indicó en una de las entrevistas con la Radio Checoslovaca en 1960 que recordaba la iglesia de Krucemburk, donde por primera vez escuchó música, pudo asistir a representaciones de teatro y ver cuadros y esculturas. También le gustaron los libros infantiles que eran escasos en aquella época, y los dibujos antiguos, reproducciones de obras de antiguos maestros del Renacimiento italiano, que acompañaban los libros de oraciones.

Zrzavý estudió en el taller de otro reconocido pintor checo, Frantisek Zenísek, cuyas obras decoran, entre otros sitios, los interiores del Teatro Nacional de Praga. Más adelante, ingresó en la Escuela de Artes Aplicadas en la capital checa, pero por no asistir a muchos clases fue expulsado de la universidad y no pudo terminar sus estudios. Es que el artista prefería pintar en casa, así que siguió aprendiendo por su cuenta como autodidacta. Encontró la inspiración especialmente en los pintores franceses y el arte de otros países, entre ellos, Italia, Egipto o Grecia. Por ejemplo, a Francia viajaba con frecuencia hasta el año 1939. En sus viajes al exterior buscaba no solo la inspiración, sino también desarrollaba su talento artístico.

No obstante, otro tema recurrente que plasmaba en sus cuadros fue el paisaje de su país natal. Como el mismo decía, nunca podría abandonar las tierras checas por largo tiempo. Justamente en sus últimas obras, ese hombre barbudo con un cómico gorro de lana puesto en la cabeza, como lo recuerdan los habitantes del pueblo natal de su padre, reflejó los sitios que lo habían acompañado desde niño.

La obra de Zrzavý tiene contenido, es muestra del impresionismo y el simbolismo lírico y lleva un profundo mensaje a los demás. Destaca por su estilo poético, la introducción del cubismo y el collage. Por considerarlos hasta perversos y degenerativos, los nazis prohibieron a Zrzavý exponer sus cuadros en público durante la Segunda Guerra Mundial. Y lo mismo pasó cuando llegó el régimen comunista a finales de los años 40 del siglo XX que tildó su obra de formal e irrealista.

En los años 60 por fin mejoró la situación y el pintor pudo celebrar sus 70 años de vida organizado una gran exposición de su obra. Poco después fue incluso nombrado artista nacional. En aquella época se dedicó también a la ilustración, sus ilustraciones se pueden observar, por ejemplo, en un libro de poesías de Jaroslav Seifert, Premio Nobel de Literatura.

El artista siempre evitó evaluar su propio trabajo destacando que todo el tiempo trabajó con gran dedicación y honradez, que hizo arte y lo que pudo para que sus cuadros abrieran una puerta al mundo de la alegría y belleza para las personas. Jan Zrzavý falleció en octubre de 1977 en Praga a los 87 años de edad. De acuerdo a su deseo, fue sepultado bajo la torre de la iglesia de Krucemburk.

Fuente: adaptado de Espanol.radio.cz (Ivana Vonderková). Foto 1, foto 2, foto 3.

Primavera de Praga con conciertos transmitidos por Internet

Los amantes de la música clásica tienen una posibilidad única para disfrutar de los conciertos de uno de los festivales checos más renombrados. Por la situación actual relacionada con la pandemia del coronavirus y las restricciones impuestas para eventos culturales, el Festival internacional de música clásica, conocido como Primavera de Praga, celebra su edición 75 de manera completamente diferente a lo habitual. Los conciertos se llevan a cabo sin la presencia de espectadores y son transmitidos de forma gratuita por Internet, por ejemplo, por la Radio Checa y la Televisión Checa. La transmisión en línea está disponible también en las redes sociales del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa, embajadas, consulados y centros checos en todo el mundo. De esta manera, el festival abre sus puertas para miles de espectadores que viven en el exterior.

En el programa de este año figuran once conciertos transmitidos en directo desde cinco salas en Praga y una sala en Brno. Además, el violinista canadiense, James Ehnes, presentará un recital solista transmitido en vivo directamente desde los Estados Unidos. El festival ofrece también grabaciones históricas para deleitar al público con la música por lo menos a distancia en estos tiempos complicados.

El evento fue inaugurado el 12 de mayo de manera tradicional, es decir, con el poema sinfónico Mi patria del compositor checo Bedrich (Federico) Smetana. La ceremonia de apertura siempre pertenece a este ciclo de poemas sinfónicos para conmemorar el aniversario de la muerte del destacado compositor. Los oyentes de la Radio Praga pudieron escuchar una grabación histórica de esta obra que proviene del año 1990 y está interpretada por la Orquesta Filarmónica Checa, bajo la batuta de Rafael Kubelík, destacado director de orquesta.

A la vez, el 12 de mayo empezó la transmisión en línea con el concierto de cumpleaños para celebrar los 75 años del festival. Los conciertos se darán hasta el 4 de junio cuando se transmitirá el concierto de clausura dedicado a la música de Beethoven, preparado por el director de orquesta Jakub Hrusa y la Orquesta Filarmónica Checa. La Embajada de la República Checa en Bogotá publicó la lista de los conciertos que se pueden acceder en Youtube a partir de las fechas y horas indicadas.

Martes 12 de mayo (8 p.m.)

Concierto de cumpleaños de Primavera de Praga

https://youtu.be/YhSb09zHIfs

Miércoles 13 de mayo (8 p.m.)

Martin Danek – final de MHS Primavera de Praga 2019

https://youtu.be/jqXQaEogfEI

Jueves 14 de mayo (8 p.m.)

Chaeyeon You – final de MHS Primavera de Praga 2019

https://youtu.be/yCafndmjmWI

Viernes 15 de mayo (8 p.m.)

Salon ZUŠ

https://youtu.be/cSS3yJREcSg

Sábado 16 de mayo (8 p.m.)

Leif Ove Andsnes en Primavera de Praga 1993

https://youtu.be/RIN2hIgKGEA

Domingo 17 de mayo (8 p.m.)

BBC Proms

https://youtu.be/KlfwjKZNXMs

Lunes 18 de mayo (8 p.m.)

Collegium 1704 – en vivo desde Prazská krizovatka

https://youtu.be/ipUBwryEMC0

Miércoles 20 de mayo (8 p.m.)

Brno Contemporary Orchestra – en vivo desde el Teatro de Janacek en Brno

https://youtu.be/CPfiEHLyRuQ

Viernes 22 de mayo (8 p.m.)

Músicos jóvenes en Primavera de Praga – en vivo desde HAMU

https://youtu.be/nsJpcGudlBM

Sábado 23 de mayo (8 p.m.)

Ayudamos con Primavera de Praga y la Orquesta Filarmónica Checa

https://youtu.be/9qmdPppwNAM

Domingo 24 de mayo (8 p.m.)

James Ehnes – broadcast desde Florida

https://youtu.be/ixEYK2DO9f4

Lunes 25 de mayo (8 p.m.)

El camino de invierno – Adam Plachetka en vivo desde Rudolfinum

https://youtu.be/csUrwhBpj9Q

Miércoles 27 de mayo (8 p.m.)

Orquesta Sinfónica de la Radio Checa  & Robert Kruzík en vivo desde Studio 1

https://youtu.be/i4GWQdx2rb8

Jueves 28 de mayo (8 p.m.)

Jan Bartos en el Festival de piano de Rudolf Firkusný 2019

https://youtu.be/hB6-i-c74Eo

Viernes 29 de mayo (8 p.m.)

PKF-Prague Philharmony & Jirí Rozen en vivo desde Rudolfinum

https://youtu.be/A0o6Pvcsk0I

Domingo 31 de mayo (8 p.m.)

Lukás Sommer en vivo desde el Museo Técnico Nacional

https://youtu.be/E9c8ChXazWY

Lunes 1 de junio (8 p.m.)

FOK & Tomáš Brauner  en vivo desde la Cas Municipal

https://youtu.be/UPUDx6mqFtA

Martes 2 de junio (8 p.m.)

Budapest Festival Orchestra & András Schiff en Primavera de Praga 2008

https://youtu.be/nCIWRFie-ew

Miércoles 3 de junio (8 p.m.)

Leonard Bernstein en Primavera de Praga 1990

https://youtu.be/bip4uUZhrPM

Jueves 4 de junio (8 p.m.)

Filarmónica Checa & Jakub Hrusa en vivo desde Rudolfinum

https://youtu.be/U1q-bJBwP5U

No solo los organizadores del festival, sino también el ministro de relaciones exteriores checo, Tomás Petrícek, invitó en su cuenta de Twitter a todos a seguir este evento musical en línea.

Se trata del festival de música clásica más antiguo del país. Se ha ganado una reputación y respeto mundial por ofrecer conciertos de alta calidad donde se presentan los mejores artistas del mundo. La larga tradición del festival se inició en 1946, después de la Segunda Guerra Mundial, con el apoyo del entonces presidente de la república Edvard Benes. Desde ese momento, Primavera de Praga ha superado los cambios de régimen y los dramáticos cambios culturales de más de siete décadas. Como demuestra el festival ahora, no se deja parar ni por la crisis del coronavirus, reinventándose en formas alternativas para poder brindar experiencias únicas al público general.

Más información y detalles sobre la actual edición de Primavera de Praga pueden encontrar en la página oficial del festival: festival.cz.

Otras fuentes: Mzv.cz/bogota, Radio.cz/es. Foto 1foto 2, foto 3.

Conozcan las obras de la Galería Nacional de Praga

Las fronteras de la República Checa y las instituciones culturales del país siguen cerradas. Aún así, los interesados pueden disfrutar de las joyas artísticas que hacen parte de la colección de una de las galerías de arte más antiguas de Europa gracias a la exposición en línea.

En la página web de la Galería Nacional de Praga pueden observar una colección de más de 2500 obras en varias técnicas de pintura y escultura de diferentes autores checos, europeos y de otros continentes. Se trata de una selección de las obras más interesantes de la Galería que se irán ampliando poco a poco. Entre ellas se destacan, por ejemplo, los dibujos y grabados de Václav Hollar, incluyendo su ciclo de obras denominado Cuatro estaciones del año, pero también objetos de la colección del arte asiático. Los amantes del arte pueden buscar las obras según el autor, la técnica, el material, o la colección (pinturas y artes gráficas; el arte del siglo XIX; el arte de Asia y África; el arte antiguo; el arte moderno y contemporáneo).

La historia de la Galería Nacional de Praga comenzó a escribirse el 5 de febrero de 1796, cuando un grupo de importantes representantes de la nobleza patriótica checa, junto con varios estudiosos burgueses de la Ilustración, decidieron, en terminología de la época, “elevar el declive del gusto artístico del público doméstico”. La corporación, llamada Sociedad de Amigos Patrióticos del Arte, fundó dos instituciones importantes de las que Praga carecía: la Academia de las Artes y la Galería de Imágenes de acceso público. Fue la Galería de Imágenes la que se convirtió en la predecesora directa de la Galería Nacional. En 1902, se agregó otra institución importante, la Galería moderna del Reino de Bohemia, que surgió de la iniciativa del emperador Francisco José I. La Galería moderna comenzó a construir una colección tribal del arte checo del siglo XIX, y más adelante también del siglo XX.

En 1918, la Galería de Imágenes se transformó en la colección central de arte del nuevo estado checoslovaco. Vincenc Kramar se hizo cargo de la administración de esta Galería en 1919, y en poco tiempo la transformó en una galería relativamente moderna y administrada profesionalmente. En el difícil período de la Segunda Guerra Mundial, en el año 1942, los fondos de la Galería moderna abolida quedaron bajo la administración de la Galería Nacional (oficialmente checa-morava). La Ley de 1949 luego santificó legalmente esta situación.

La sede principal de la Galería Nacional se encuentra en el Palacio Kinský en la Plaza de la Ciudad Vieja, sin embargo, la institución tiene otras sedes repartidas por Praga. Por ejemplo, el Palacio Sternberg, situado junto al Castillo de Praga, alberga la exposición del arte europeo desde la Edad Antigua hasta el barroco. En el Palacio Veletrzní se puede admirar el arte europeo de los siglos XIX, XX y XXI. En el edificio renacentista del Palacio Schwanzenberg se encuentran las pinturas y esculturas hechas por los viejos maestros del arte desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII, tanto checos como de otros países. El arte medieval de Bohemia y Europa Central (1200-1550) se puede apreciar en el Convento de Santa Inés de Bohemia, un antiguo convento de monjas clarisas.

Además de las exposiciones permanentes en siete diferentes edificios en la capital checa, la Galería organiza también exhibiciones temporales, visitas guiadas, programas educativos, debates, talleres y seminarios tanto para los adultos como para los niños. Los visitantes pueden también descansar un rato en las cafeterías y restaurantes de la Galería, o conseguir un recuerdo bonito en sus tiendas.

Más información pueden encontrar en la página web de la Galería Nacional de Praga y en la página web de la colección virtual de la Galería.

Foto 1: Agnolo Bronzino – Retrato de Eleonora de Toledo – 1543 – Galería Nacional de Praga.

Foto 2: Albrecht Durer – Fiesta del Rosario – 1506 – Galería Nacional de Praga.

Conozcan las pinturas de Václav Hollar

Hasta el 23 de febrero de 2020, los amantes de las pinturas pueden conocer la obra del artista checo Václav Hollar. De hecho, esta muestra del grabador checo del siglo XVII se presenta en la capital checa por primera vez bajo el nombre Václav Hollar y el arte de la pintura. Una gran parte de las obras para la exposición fueron prestadas a la Galería Nacional de Praga por museos y coleccionistas privados del Reino Unido, Alemania, Austria y los Países Bajos.

Václav Hollar pertenece entre los mejores artistas del grabado checos. A pesar de que se dedicó y alcanzó fama sobre todo por sus grabados, la Galería de Praga logró reunir una colección de aproximadamente 200 pinturas de este artista. La muestra está instalada en el Palacio Kinský en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga y trata de mostrar las raíces del dibujante Hollar, su inspiración, pero también su contribución única y su importancia en el marco del arte europeo del siglo XVII.

Según la comisaria de la exposición, Alena Volrábová, sus pinturas se reconocen fácilmente dado que Hollar tenía un estilo típico, caracterizado por líneas firmes, largas y vivas. Las utilizaba desde sus proyectos iniciales de pinturas, pero también más adelante al dibujar determinados elementos arquitectónicos. Gracias a sus pinturas se conservaron testimonios interesantes sobre el aspecto que tenían, por ejemplo, Praga o Londres en el siglo XVII. Por realizar varias obras con vistas panorámicas de la capital británica, a Hollar se le apodaba el diseñador de Londres.

Muchas de sus pinturas, tanto paisajes como retratos, son de pocas dimensiones, lo que se debe supuestamente a las frecuentes mudanzas y viajes del artista por varios países europeos. De hecho, esa manera típica de dibujar el paisaje es otro atributo característico para distinguir sus obras. No solía reflejarlo ni a una distancia grande ni visto desde la altura. Aún así lograba evocar la sensación de que uno veía una imagen real de un sitio determinado. De esta manera, dar la vuelta por la exposición significa no solo conocer la producción artística de Hollar, sino también acercarse a sus diferentes caminos y destinos en la vida.

En la exposición los visitantes pueden encontrar también un mapa grande que les permitirá darse una idea de los lugares donde Hollar había vivido o pasaba temporalmente el tiempo. Se pueden ver las distancias que tenía que superar en sus viajes en una época en la que no existían ni trenes, menos aviones.

Una de las salas ofrece a los visitantes la posibilidad de convertirse en pintores y probar varias técnicas artísticas. En el amplio programa acompañante figuran rutas guiadas por la exposición, conferencias, talleres para las familias con niños, para los jóvenes o adultos.

Hollar nació en Praga en 1607 en una familia bien situada económicamente. En la época turbulenta de conflictos religiosos durante la Guerra de los Treinta Años en el siglo XVII tuvo que pasar gran parte de su vida profesional en el exterior.

Aún así, nunca cortó los lazos con su patria ni dejó de considerarse checo. A nivel europeo, Hollar es considerado como uno de los mejores representantes del grabado y de la pintura europea del siglo XVII. Su obra suele ser comparada con la del artista flamenco Joris Hoefnagel, del maestro holandés Rembrandt van Rijn, Lambert Doomer, Francise Place y muchos otros. La exposición misma presenta una muestra de las obras de los artistas coetáneos de Hollar para demostrar la excepcionalidad del artista checo. A pesar de su fama, Václav Hollar murió en Londres en la pobreza, a la edad de 70 años.

Fuente (adaptado de): Radio.cz/es (Ivana Vonderková). Otras fuentes: NGPrague.cz, Informuji.cz. Foto 1, foto 2, foto 3 (Andrea Morkusová).

La exposición conmemora la vida del monarca Venceslao IV

En la Caballeriza Imperial del Castillo de Praga se celebra una exposición especial dedicada al rey checo y romano Venceslao IV con motivo del 600 aniversario de su muerte. De esta manera, el público puede conocer la vida del rey, su compleja personalidad y sus conexiones. Esta exposición denominada Venceslao IV: rey checo y romano se prolongará hasta el 3 de noviembre.

Venceslao IV fue hijo y sucesor del emperador germánico y el padre de la patria Carlos IV, pertenecía a la Casa de Luxemburgo. Aunque no es valorado de manera muy positiva en la historia moderna, y se dice que vivió en la sombra de su padre y su hermano Segismundo de Luxemburgo, durante su reinado el país florecía. A pesar de la lista de sus vicios, sobre todo en contraste con su padre Carlos IV, fue un hombre muy culto, le encantaban los libros, particularmente los libros ilustrados. A la vez le gustaba el ambiente universitario en la Universidad de Praga. De hecho, bajo su reinado, al igual que en la época de Carlos IV, Praga fue uno de los principales centros europeos de la arquitectura y el arte.

A los visitantes de la exhibición les esperan ejemplos de arte aplicado, escultura y pintura del llamado estilo hermoso. Esta corriente de arte gótico surgió alrededor del año 1400 cuando reinaba Venceslao IV. Se pueden admirar, por ejemplo, pinturas, objetos de artesanía gótica, objetos litúrgicos de los siglos XIV y XV, joyas de metales preciosos o una serie de textiles.

Entre los objetos artísticos más valiosos del evento se destaca un cuerno decorado para beber de Dresde. Se pueden ver también varias vidrieras magníficas provenientes de castillos checos como Kost, o de iglesias como Slivenec en Praga. Además, la exposición muestra también una colección de túnicas funerarias, perteneciente al Castillo de Praga, que representa uno de los conjuntos medievales más importantes del mundo.

Según uno de los autores de la exposición, el rey checo apoyaba a los artistas de la corte. No obstante, los artistas necesitaban metales preciosos para poder retratar a los monarcas en la pintura. En este sentido, sirvieron mucho las seis toneladas de oro halladas en las minas de Jílové, además de plata encontrada en las ciudades de Kutná Hora y Jihlava. En las salas de exposición se pueden ver también las joyas de coronación de Venceslao IV y fragmentos arquitectónicos de la Catedral de san Vito, cuya bóveda principal todavía no estaba terminada durante la época.

A la vez llaman la atención las custodias de Sedles y de Velká Bíteš, el busto de san Pedro y san Pablo del Palacio Arzobispal de Praga, el relicario de santa Margarita del monasterio de Brevnov, o el cetro universitario de la Universidad Humboldt de Berlín.

De hecho, la exposición ofrece no solamente objetos provenientes de Chequia, sino también varios artículos prestados del exterior. Entre ellos pueden encontrar una hermosa silla de montar, completamente cubierta de ornamentos. Se trata del préstamo del Museo Metropolitano de Nueva York. Esta pieza única probablemente pertenecía a Sofía de Baviera, la segunda esposa del rey Venceslao IV, dado que tiene talladas las letras V (como Venceslao) y E (como Elfenia, es decir, Sofía).

Fuente: adaptado de Radio.cz/es (Eliška Kubánková). Otras fuentes: Magazin.aktualne.cz. Foto 1-3.