cultura

Iniciativas de solidaridad en los tiempos del coronavirus

El mundo enfrenta una situación inesperada y complicada, y la República Checa no es una excepción. El número de los contagiados por el nuevo coronavirus sigue creciendo, el país está en cuarentena nacional, y las personas no pueden salir a la calle sin taparse la boca y la nariz. En medio de esta tensión generalizada, ha surgido una enorme ola de solidaridad entre los checos. Nuevos proyectos y ofertas de ayuda llegan tanto de las empresas públicas y privadas como de los individuales.

Probablemente las iniciativas más visibles han sido las relacionadas con la orden de usar medios de protección para la cara al estar fuera de la casa. Lo que pasa es que no ha habido suficientes mascarillas y respiradores ni para los médicos y el personal de hospitales, menos para la población en general. Y mientras que el gobierno checo ha tratado de conseguir el material sanitario de otros países para afrontar esta escasez, los ciudadanos checos han tomado las riendas y empezaron a coser sus propias mascarillas. En Internet han crecido grupos de personas que a través de vídeos y tutoriales enseñan a fabricar estas mascarillas caseras de telas o incluso de ropa vieja. Las fabrican personas en casas, a mano o con máquina de coser, pero también se forman equipos en empresas, centros culturales etc. que hacen relucir la creatividad de los checos. Además, las personas las reparten de manera gratuita a todos los que las necesitan. Las personas incluso pueden pedirlas directamente en las páginas web o líneas especiales, y los voluntarios se las entregan.

Aunque la efectividad de estas mascarillas no se puede comparar con los respiradores profesionales, para usos cortos son más seguras que no llevar nada. Las de tela pueden volver a utilizarse, pero tras cada uso es necesario desinfectarlas en agua hirviendo y plancharlas bien. Aparte, la academia no se queda atrás y ofrece soluciones más sofisticadas. Por ejemplo, la Universidad técnica checa ha preparado la producción de respiradores con impresoras 3D que se basan en nanotecnologías.

Aparecen también plataformas donde las personas se pueden registrar como voluntarios para ayudar a los demás de diferentes maneras. En primer lugar, los estudiantes de medicina como voluntarios asisten a los profesionales en los hospitales, toman muestras, miden temperaturas, atienden las llamadas de los ciudadanos. Otras personas se ofrecen a cuidar a los hijos de las personas que tienen que trabajar y tras la suspensión de clases en las escuelas no tienen con quien dejar a sus niños. Otros ayudan a las personas mayores de edad, muchas veces solitarias, y les traen los alimentos, utensilios higiénicos y medicamentos que piden. De esta manera, las personas en alto riesgo pueden quedarse tranquilamente en sus casas sin que les falte lo básico. Estas iniciativas están coordinadas por la Cruz Roja, por los propios municipios o por grupos en redes sociales. Sobre la solidaridad de los checos habla también el hecho de que el número de las personas dispuestas a ayudar en gran medida supera las peticiones de ayuda.

Algunas empresas ofrecen asesorías legales gratuitas, otras ayudan a los granjeros o establecimientos de comida a vender las reservas que tenían. Dado que toda esta situación representa una enorme carga psicológica para muchas personas, varias organizaciones no-gubernamentales y profesionales de salud mental brindan orientaciones y ayudas psicológicas gratuitas.

Los ciudadanos y las empresas no se olvidan ni de los profesionales y trabajadores del área de salud, de cuerpos de socorro, trabajadores sociales, expertos que trabajan en laboratorios, es decir, de todos aquellos que están en la primera línea ayudando a los demás. Para darles energía, varias tiendas, restaurantes, pastelerías que tienen que estar cerradas en estos días, y hasta jefes de cocina reconocidos les ofrecen de forma gratuita bebidas, comidas, golosinas y postres deliciosos. Así les demuestran que todos aprecian su trabajo y los apoyan en estos tiempo difíciles.

Varias organizaciones de la sociedad civil también brindan líneas de información que operan las 24 horas diarias, otras iniciativas tratan de crear páginas web con información completa sobre la enfermedad. Entre otras, las empresas tecnológicas se han unido con voluntarios en un proyecto informal denominado COVID19CZ que puso en marcha la línea 1212 dedicada a la información sobre el coronavirus. Además, inventó una solución tecnológica para proteger a los enfermos y separar a los enfermos tanto confirmados como potenciales del resto de la población. Esta Cuarentena Inteligente ahora ayuda a los higienistas del país a seguir los casos y sus contactos.

También la Televisión Checa reaccionó de manera oportuna a la nueva situación. Tras la suspensión de clases, ha empezado a transmitir programas educativos para los alumnos de las escuelas primarias desde un aula virtual. Los bloques de lecciones que duran 30 minutos y en las que un maestro interactúa con un grupo de niños directamente en el estudio de televisión, deben ayudar a los padres y alumnos para poder seguir su proceso educativo. Para los estudiantes mayores ha sido diseñado un programa especial que se transmite en horas de la tarde. Los estudiantes que se preparan para los exámenes de admisión pueden mirar programas interactivos de 45 minutos dos veces a la semana. Además, hace poco la televisión checa añadió un nuevo canal televisivo destinado a las personas mayores.

De esta manera, los checos han mostrado que pueden funcionar como una comunidad de personas que cooperan y se ayudan mutuamente.

Fuentes: Denik.cz, Novinky.cz, Osf.cz, Pracovna.aktualne.cz, Radio.cz/es. Foto 1 (Profimedia), foto 2, foto 3, foto 4.

Paseo por el departamento de Cauca con la Televisión checa

El nuevo episodio del documental de viajes En el camino, estrenado el 11 de marzo, llevó a los espectadores de la Televisión checa a la región de Cauca, Colombia. El departamento debe su nombre al río Cauca que recorre el país desde el sur hasta el norte, pertenece entre los dos ríos más importantes de Colombia y separa con un valle la cordillera occidental y la central de los Andes. En este paseo por la región, a los interesados los guían comentarios divertidos y eruditos de dos artistas checos, Jirí Bartoska y Miroslav Donutil.

En el documental se emprende un viaje para conocer la historia fascinante y la arquitectura colonial de Popayán, la capital del departamento. No muy lejos de la ciudad está ubicado el volcán Puracé de casi cinco mil metros, considerado un lugar sagrado para las comunidades indígenas locales. A la vez, en las montañas cerca de Popayán se encuentra Silvia, el pueblo donde en el momento de la grabación del documental se celebró la fiesta de Negros y Blancos. Sin embargo, Silvia se destaca sobre todo por sus mercados tradicionales. Los indígenas de las montañas en los alrededores se reúnen cada martes en el centro del pueblo para vender sus productos. Y el documental incluso permite aprender más sobre la vida de una de las comunidades indígenas que viven por allá. Se llama Misak, y a pesar de su destino complicado en un país afectado por el conflicto armado sigue manteniendo sus costumbres y su forma de vida tradicional.

La compañía Frmol ganó el concurso para grabar este ciclo de documentales de un género específico. Los autores se enfocan particularmente en las localidades atractivas pero poco conocidas, en las cuales describen todos los aspectos típicos – naturales, históricos, culturales y sociales. No obstante, se centran principalmente en la manera de vida y las tradiciones de los habitantes, dado que son ellos los que crean el ambiente en el que están viviendo.

El episodio En el camino por la Cauca colombiana lo pueden ver en la página de la Televisión checa aquí. Si no se le muestra el vídeo en la página, pueden comunicarse con nosotros a través del correo info@asocheca.org o por nuestro Facebook.

Concierto del guitarrista checo Petr Vít en Bogotá

El viernes 28 de febrero en Bogotá tuvo lugar un concierto del reconocido guitarrista checo Petr Vít, organizado por la Embajada checa en cooperación con Asocheca. El evento se celebró en el apartamento de la embajadora checa, señora Katerina Lukesová.

Petr Vít deleitó a los asistentes con varias composiciones: Asturias (Isaac Albéniz), Suite La menor (Jan Losy), Manhá de Carnaval (Luiz Bonfá), Alfonsina y el mar (Ariel Ramírez), el flamenco tradicional Soleá y la canción sefardí Cuando el Rey Nimrod. Además, tocó dos obras propias, Milonga y Homenaje al Océano.

Vít no es solo un músico activo, sino también profesor del Conservatorio de Brno y director artístico de los festivales Ibérica y Colores Flamencos. Por su contribución a la promoción de la cultura española en la República Checa fue condecorado con la Cruz de Orden del Mérito Civil por el rey Don Juan Carlos I en 2014. Después del éxito en el campo de la guitarra clásica, fascinado por el flamenco, estudió este arte directamente en Andalucía, viviendo largas temporadas en Granada y actuando con otros artistas flamencos. Además de su actividad concertística y pedagógica, se dedica también a la composición de sus propias obras, especialmente composiciones para instrumentos solistas, la música escénica y de cámara.

Si quieren conocer mejor la música de Petr Vít, pueden buscar, por ejemplo, estos vídeos de YouTube: Del mar al cielo, Granaina.

Finaliza la temporada de carnavales en la República Checa

Desfiles de máscaras llenos de colores y diversión, pero también mucha comida y bebidas de todo tipo. Así se celebra en la República Checa la temporada de carnavales que está en marcha en estos días. La tradición de desfiles en las tierras checas se remonta al siglo XIII, sin embargo, la costumbre misma viene probablemente desde los tiempos precristianos. Comienza el 6 de enero con el Día de los Reyes Magos y culmina en la víspera del Miércoles de Ceniza, el primer día de la cuaresma, este año el 26 de febrero.

En el país las celebraciones de carnavales se conocen bajo el nombre de masopust, expresión que se refiere a dejar de comer la carne. Estas fiestas se encuentran entre dos períodos tradicionales de ayuno. La gastronomía juega un papel importante, predominan comidas pesadas y grasosas, basadas en la carne. Por eso, en el campo suelen tener lugar las matanzas de cerdo y esas delicias de carne porcina, incluyendo rellenas, salchicas y chicharrones, se ofrecen a los participantes en los desfiles. De esta manera, las personas se preparan para aguantar la cuaresma.

Se trata de un fenómeno renacido para festejar la alegría y la unión humana. Los desfiles evocan las históricas fiestas alegóricas que se celebraban en la región checa desde la Edad media tanto por los campesinos como por los burgueses. Anteriormente, las procesiones caminaban de casa en casa, recibían aguinaldos en forma de comida, bebida y dinero, y al final se daba un baile. Estas tradiciones antiguas se perdieron en gran parte, pero en los últimos años se van recuperando poco a poco.

En los desfiles no pueden faltar máscaras originales, disfraces tradicionales, pero también los inspirados en ideas contemporáneas. Es una exhibición de creatividad donde aparecen varias figuras que en el pasado tenían un fuerte significado simbólico, vinculado al año agrario.

Entre ellas se destaca, por ejemplo, el personaje laufer que solía encabezar los desfiles. Se asemeja a un payaso por su traje colorido, hecho de trozos de diversas telas, y según las tradiciones, esta figura entraba a los hogares durante el desfile para preguntar a los dueños de casas si las demás máscaras podían llegar de visita. Los dueños casi siempre los invitaban a pasar y las personas disfrazadas bailaban con todas las mujeres de la casa. La fertilidad y una nueva vida pertenecen entre los temas centrales de los carnavales en Chequia. Por lo tanto, en los desfiles siempre aparecían el caballo y el oso como símbolos de la fertilidad, la buena cosecha y la prosperidad. En algunos desfiles se pueden ver también los llamados hombres de paja que simbolizan la fecundidad. Al contrario, las máscaras negras hacen referencia a fuerzas negativas y demonios.

Los desfiles invanden las calles, plazas y museos en diferentes ciudades y pueblos checos. Hoy en día, los desfiles suelen celebrarse durante el fin de semana para que pueda participar el mayor número de personas. Sin embargo, antes se hacían siempre los martes previos al período de la cuaresma. Varios barrios de Praga se sumana cada año a las celebraciones, las más populares de la capital se llevan a cabo en los barrios de Letná, Zizkov y Karlín. Los desfiles vienen acompañados por un sinnúmero de actividades culturales y sociales como talleres, espectáculos de teatro callejeros, conciertos y bailes.

No obstante, la tradición más antigua se conserva en el pueblo de Sulislav, ubicado en Bohemia Occidental, en la región de Pilsen. Según la crónica local, la primera fiesta carnavalesca tuvo lugar allí en 1785, así que este año se celebra su edición número 235. Otras festividades tradicionales son las de los municipios de Vortová, Studince y Hamry, ubicados en los alrededores de la ciudad de Hlinsko (Bohemia del Este). Por su autenticidad figuran en la lista del Patrimonio cultural inmaterial de la Unesco desde 2010. La tradición de Hlinsko consiste en matar al caballo durante el desfile, este cae, pero cuando le dan de beber un poco de aguardiente, se recupera y corre como primero a la fiesta donde baila acompañado con la música. Las fiestas carnavalescas en Hlinsko culminarán el 25 de febrero con un desfile de despedida.

Fuentes: Radio.cz/es (Ivana Vonderková, Zdenka Kuchynová), KudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

Festival de cine español en la República Checa

La Película, así se llama el festival cinematográfico que se celebra del 18 al 27 de febrero en varias ciudades checas. En Praga (del 18 al 23 de febrero), Brno (del 24 al 26 de febrero), Ostrava (del 25 al 27 de febrero) y Hradec Králové (del 26 al 27 de febrero) el público puede disfrutar de una muestra representativa de la gran diversidad actual del séptimo arte español. Esta vez el evento cumple quince años de su existencia y llega con algunas novedades y gran diversidad de temas y estilos.

Se podría decir que La Película es sobre todo un festival de cine en español dado que en el programa se encuentran varias películas latinoamericanas, y algunas veces participan directamente embajadas de otros países de habla hispana. Sin embargo, esta edición hace un hincapié especial en la gran diversidad del cine español actual. Por lo tanto, los visitantes pueden ver películas destacadas como Dolor y gloria de Pedro Almodóvar, protagonizado por Pénelope Cruz y Antonio Banderas. Esta obra con aspectos autobiográficos del director pertenece, según el periódico Time, entre las diez mejores películas de 2019 y cuenta con numerosos premios y nominaciones. El programa invita también a ver los films Ventajas de viajar en tren, el debut de Aritz Moreno, uno de los talentos jóvenes de la cinematografía española, Abracadabra de Pablo Berger, un thriller vasco 70 binladens de Koldo Serra, Temblores e Ixcanul del director Jayro Bustamante de Guatemala.

El cine independiente viene representado, por ejemplo, por Ver a una mujer, la obra de Mónica Rovira que hizo una maestría en Praga y regresa a la capital checa por primera vez desde esa experiencia. Su película está inspirada en la ruptura de su propia relación amorosa y los sentimientos de desamor, incomprensión y el deseo de entender al otro, aunque también se basó en un libro de la escritora suiza Annemarie Schwarzenbach. Se trata de una propuesta intimista que muestra en toda su fragilidad y aspereza la experiencia de un enamoramiento.

El festival será inaugurado con la película Madre del talentoso director de cine Rodrigo Sorogoyen. Se trata de un drama psicológico que se adentra en la compleja situación de la pérdida de un hijo. Antes esta película tuvo una versión en cortometraje y hasta estuvo a punto de ganar el Óscar el año pasado en esa categoría. La obra está protagonizada por Marta Nieto, una de las grandes actrices del momento. Dado que la película puede poner a prueba nuestros referentes morales y así hasta incomodar al espectador, es una obra exigente que juega mucho al misterio y emociones, da muy poca información directa, en vez de la cabeza es mejor verla con el corazón. Otro film que llama la atención es Niñato que cuenta historia de un padre joven que se queda sin trabajo y empieza a cuidar de sus tres pequeños hijos.

Últimamente se han realizado también muchas coproducciones de cine español con países de Europa y de Iberoamérica. Aparte, desde hace unos ocho años España empezó a mezclar los formatos de animación y documental, y en este sentido pertenece entre los pioneros. En el festival figura la propuesta Buñuel en el laberinto de las tortugas que muestra el rodaje de su documental Tierra sin pan. Les esperan también dos obras en el marco de la sección Memorias de Cuba, y la película sobre el amor entre dos mujeres, Vendrá la muerte y tendrá tus ojos, del director chileno José Luis Torres Leiva.

Hasta el 30 de abril en el Cine Scala en Brno está exhibida la exposición Las películas clásicas españolas en los carteles checoslovacos. Los visitantes pueden ver más de dos docenas de carteles de destacados artistas checoslovacos creados para las películas españolas que se proyectaban en cines checos en el año 1989.

Las primeras ediciones del festival se celebraron en la prestigiosa universidad de cine FAMU. Al principio el evento fue resultado de una pequeña colaboración que empezó a tener un éxito de público bastante notable. Más adelante, un importante cine checo, denominado Svetozor, mostró interés en involucrarse en este proyecto y hasta en liderarlo. Hoy en día, el ciclo es organizado por tres entidades: el cine Svetozor, el Instituto Cervantes y la Embajada de España en la República Checa.

Consulten la información más detallada en la página web: www.lapelicula.cz.

Otras fuentes: Radio.cz/es, KudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

La exposición Siempre volveré a vivir en la Secretaría Distrital de Gobierno

Con presencia de representantes de Asocheca, dignatarios diplomáticos de la República Checa y Taiwan, así como autoridades de la comunidad judía y otras religiones y de directivos de la Secretaría Distrital de Gobierno, se realizó la inauguración de la exposición Siempre Volveré a Vivir: los dibujos de los niños de Terezín.

El evento se celebró el pasado 5 de febrero en el marco de la Semana Mundial de la Armonía Interconfesional entre todas las religiones, confesiones y creencias proclamada así desde 2010 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Asocheca fue invitada por la Subdirección de Asuntos de Libertad Religiosa y de Consciencia, de la Dirección de Derechos Humanos de la Secretaría Distrital de Gobierno para participar con la exposición en este evento.

La exposición se encuentra abierta al público en las dos alas del primer piso de la Secretaria de Gobierno, Edificio Liévano, calle 11 No. 8 – 17 (Bogotá), en horario de oficina. Se prolongará hasta el 18 de febrero.

La muestra recoge 31 reproducciones de dibujos realizados por niños durante su reclusión en el campo de concentración nazi en Terezín, cerca a Praga en la antigua Checoslovaquia. Solo 100 niños sobrevivieron de al menos 15 mil que pasaron por Terezín de camino a Auschwitz. Con esta exposición se rememora igualmente el aniversario de los 75 años de la llegada de las tropas rusas a Auschwitz y el rescate de los sobrevivientes. Conocemos lo que ocurrió en Terezín gracias a Friedl Dicker Brandeis, profesora de arte quien dedicó su cautiverio en Terezín a enseñar clandestinamente arte y pintura como terapia evasiva a muchos de los niños recluidos allí. Antes de marchar al patíbulo, Friedl rescató 4.500 de los dibujos que más tarde sirvieron como prueba en Nuremberg y que son testimonio indeleble de aquella barbarie.

A través de la Semana Mundial, la ONU invoca la imperiosa necesidad de que las distintas confesiones y religiones dialoguen para que haya mayor comprensión mutua, armonía y cooperación entre las personas, y que los imperativos morales de todas las religiones, convicciones y creencias incluyan la paz, la tolerancia y la convivencia con respeto.

El festival que hace reír se celebra en Pardubice

A cien kilómetros al este de Praga, se encuentra la ciudad de Pardubice, conocida sobre todo por la producción del pan de jengibre y de especias, el dulce típico checo. Sin embargo, en estos días, concretamente del 20 al 27 de enero, los visitantes tienen una buena oportunidad de divertirse y reír. Es que la ciudad celebra el vigésimo aniversario de su GRAND Festival de risa.

El programa de este evento es completamente único dado que incluye solamente comedias, el género que muchas veces no tiene una posición fija en otros festivales. De esta manera, el festival de Pardubice muestra que la producción de comedias de calidad es una disciplina artística de excelencia que merece la atención y el reconocimiento. En el festival pueden participar solamente los teatros que tienen su propio repertorio y su grupo de actores.

Esta vez la sección principal ofrece siete de las mejores comedias que fueron estrenadas en los teatros checos en la temporada pasada. Entre ellas se presenta La obra que se estropeó (Hra, která se zvrtla) del Teatro municipal de Kladno, la comedia morbosa de una visita denominada El señor Kolpert (Pan Kolpert), protagonizada por el estudio dramático de Ústí nad Labem, y la obra de tipo cabaret Osmycky del Teatro municipal de Brno.

En la lista figura también la comedia bizarra sobre la búsqueda del sentido de vida Nuestros problemas recogidos (Nase sebrané trable) del Teatro F. X. Salda de Liberec, la comedia cruda sobre la masculinidad denominada Testosterona, interpretada por los actores del Teatro municipal de Zlín, y la obra checa del Teatro de Svanda de Praga que se llama La muerte le queda bien (Smrt mu slusí). El Teatro de Bohemia Oriental de Pardubice sorprende con la comedia loca Un gran robo de banco (Velká bankovní loupez).

A la vez, otras obras interesantes se presentan en el marco de las actividades acompañantes, junto con diferentes conciertos, exposiciones o talleres para los niños. Las escenificaciones compiten por el título de la Comedia del año 2019. La comedia ganadora será seleccionada por un jurado tanto de expertos como de estudiantes. Además, los espectadores pueden votar y escoger al ganador en una categoría especial. Por novena vez se entregará también el Premio del Genio de Risa, galardón otorgado por la contribución excepcional para la actuación, dirección u otro ámbito del género de comedia en los últimos años. Este premio viene acompañado con una escultura original, obra del reconocido escultor Petr Novák. Todos los resultados se publicarán el último día durante la noche de gala que será transmitida por la Televisión checa.

Aparte, es recomendable aprovechar la visita a la ciudad y conocer también otros aspectos de este centro importante de industria química, con sus monumentos y su rica historia. La ciudad de Pardubice está situada en la confluencia de dos ríos, el Elba y Chrudimka. En el palacio local, que ahora es la sede del Museo de Bohemia Oriental, se encuentra, por ejemplo, la exposición del vidrio contemporáneo checo, la mayor colección de este tipo en el país. La plaza principal ofrece pintorescas fachadas en el estilo rococó y clasicista y los restos de los hastiales pintados del período gótico tardío. Además, la ciudad es el destino de los aficionados a la equitación de todo Europa dado que organiza varias actividades relacionadas con este deporte.

Más información y el programa completo encontrarán en la página web: www.festivalsmichu.cz.

Otras fuentes: Divadlo.cz, Divadelni-noviny.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

La Ópera Estatal de Praga reabrió sus puertas al público

Después de tres años de una reconstrucción integral, los interesados pueden volver a disfrutar de los espectáculos en la Ópera Estatal de la capital checa. Se trata de una de las prominentes escenas europeas de ópera que reside en un edificio neoclásico con un interior abundantemente decorado.

El histórico edificio fue reabierto el 6 de enero con un concierto de gala denominado La Ópera Estatal a través del tiempo (1888-2018), dirigido por la cineasta Alice Nellis, con la participación de los cuatro elencos que tienen su sede en esta casa. Es decir, el edificio acogió de nuevo al público pasados exactamente 132 años desde la primera actuación. La reapertura fue acompañada por una proyección de videomapping mostrando las imágenes de la historia sobre el edificio renovado.

Al evento asistieron, entre otras personalidades destacadas, el primer ministro checo Andrej Babis, su homólogo húngaro Viktor Órban y la comisaria federal de cultura de Alemania Monika Grutters. El auditorio pudo escuchar fragmentos de las obras operísticas de varios compositores de renombre como Wolfgang Amadeus Mozart, Federico Smetana, Richard Strauss, Leos Janácek y Bohuslav Martinu.

Este escenario forma parte del Teatro Nacional, y en su escena actúan compañías de ópera y ballet. Para el público general abrió sus puertas a partir del 9 de enero con la presentación de la única obra operística de Ludwig van Beethoven, Fidelio. En el programa de este año figura también el estreno de la ópera El Rey Roger de Karol Szymanowski, y en noviembre la puesta en escena de Los maestros cantores de Nuremberg, de Richard Wagner, la primera obra presentada en el teatro en 1888.

Según el primer ministro checo, el resultado de la reconstrucción, que se logró acabar en un tiempo récord, es excelente. La reconstrucción finalmente costó más de 51 millones de euros, un tercio más de lo planeado originalmente. La razón consistió en el hecho de que durante los trabajos se descubrieron otros problemas no previstos en las instalaciones del edificio y en el estado del escenario. A la vez se remodelaron varias salas del teatro y los camerinos de los músicos y actores. Igualmente son nuevas las butacas en el auditorio que disponen de un pequeño aparato con pantalla para la proyección de subtítulos durante la actuación.

Uno de los últimos pasos consistió en la instalación de un nuevo telón dado que el original, obra del artista Eduard Veith, desapareció misteriosamente después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, su existencia y su aspecto por lo menos en blanco y negro documenta una fotografía. En base de ella, el escenógrafo Martin Cerný junto con sus alumnos de la Academia de Artes asumieron la tarea de crear un nuevo telón. Cerný y su equipo realizaron este encargo en los talleres del Teatro Nacional de Praga durante más de mil horas, unas 14 semanas. La escena en el telón muestra a un poeta que observa el mundo y para su labor se inspira en las virtudes y los vicios del hombre. Los artistas, no obstante, tuvieron que adivinar y escoger el colorido del dibujo en el telón según su consideración dado que en la fotografía no se pueden ver colores.

El teatro fue construido en el año 1888. En sus inicios se llamó Nuevo Teatro Alemán, durante la ocupación nazi (1938-1945) permaneció cerrado y en 1945 fue abierto bajo el nombre del Teatro del 5 de Mayo. En aquella época se convirtió en una alternativa, con puestas en escena de vanguardia en comparación con el más conservador Teatro Nacional. A pesar de su éxito, desde 1949 funcionó bajo el nombre de Teatro Smetana como la segunda casa del Teatro Nacional. Tras la Revolución de Terciopelo de 1989, el teatro recobró su independencia y fue rebautizado como Ópera Estatal, adoptando un repertorio amplio, pero con gran peso del legado de la ópera del siglo XX y de estrenos de nuevas obras. Desde 2015, la compañía volvió a integrarse con el Teatro Nacional y Estatal.

El edificio fue remodelado incluso en los años sesenta y setenta pero ha conservado intactos algunos elementos desde su creación: el terciopelo rojo, los candelabros y los estucos dorados. Ahora cuenta también con una nueva tecnología de escenario, salas renovadas y hasta un moderno sistema de aire acondicionado.

Fuentes: Radio.cz/es (Ivana Vonderková), Lidovky.cz, ElEspectador.com. Foto 1, foto 2, foto 3.

Disfruten de la atmósfera navideña en los mercadillos tradicionales

Desde finales de noviembre las ciudades checas inauguran sus alumbrados y decoraciones, encienden sus árboles de Navidad y por todos lados suenan villancicos. Además, durante la época de adviento en el país, las plazas de las ciudades se convierten en mercadillos con todo tipo de productos, la mayoría alusivos a la Navidad. Sin menor duda, los mercadillos más tradicionales y más buscados tanto por los checos como por los extranjeros son los que se encuentran en el centro de Praga.

Particularmente el mercadillo en la Plaza de la Ciudad Vieja tiene un encanto muy especial y es considerado como uno de los más bonitos del mundo. Otros tienen lugar, por ejemplo, en la parte inferior de la Plaza de San Venceslao, en la Plaza de la República o en la Plaza de la Paz donde reina un ambiente un poco más íntimo y hay menos gente. De hecho, el semanario estadounidense US News & World Report incluyó los mercados de Praga entre los diez más hermosos del mundo en 2017.

Un árbol de Navidad de 22 metros de altura domina la plaza de la Ciudad Vieja. Se trata de un abeto traído desde el norte de Bohemia, decorado con unos 40 ángeles, el tema central de la decoración de este año. Los ángeles están acompañados con unos 4,5 kilómetros de cadenas de luces, bolas blancas y rojas, estrellas y panecillos de jengibre.

Debajo del árbol los visitantes pueden encontrar un lindo pesebre y un pueblito cubierto con la nieve donde los visitantes pueden sacar fotos navideñas. El árbol se vuelve a iluminar cada día en varias ocasiones, en ritmo de dos melodías diferentes.

En los típicos puestos de madera se venden varios productos típicos de la época, incluyendo productos hechos a manos por los artesanos checos como decoraciones navideñas, velas aromáticas, coronas de adviento, tejidos, pesebres o juguetes de madera. Es una buena oportunidad para conseguir un recuerdo o adorno navideño, pero también probar alguna bebida o comida típica de la época, incluyendo carne, castañas asadas, manjares tradicionales u otros dulces. El aroma del vino caliente preparado con canela y clavo potencia aún más la experiencia navideña y ayuda a calentarse en el frío clima invernal. Entre otras bebidas típicas se destacan aguamiel, grog preparado a base de ron o coñac, y diversos tipos de ponches.  La mayoría de los mercadillos estará abierta hasta el día de los Reyes Magos, es decir, el 6 de enero, cada día desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche. Las tiendas de comida servirán delicias gastronómicas hasta la medianoche.

Durante todo el período festivo, las tradiciones se reflejan también en el programa cultural que ofrece actuaciones musicales y folclóricas en el escenario preparado para tal fin. Los cantos navideños están acompañados con talleres especiales para niños, pero también hay, por ejemplo, un mini zoo. Además, Praga es reconocida por sus conciertos de Navidad celebrados en diferentes iglesias y teatros de la ciudad. Los asistentes pueden oír, entre muchas otras obras, la misa navideña checa denominada Hala, maestro, levántate, pieza del compositor checo Jan Jakub Ryba.

No obstante, a la vez vale la pena salir de Praga y dejarse sorprender por entornos muy agradables y a veces más tranquilos en otras ciudades y pueblos del país. Un interesante programa navideño espera a los visitantes en la capital de Moravia, Brno, pero también en el hermoso centro histórico de Olomouc, donde es recomendable degustar alguno de los ponches que suelen llevar varios condimentos y aromas especiales.

En Cesky Krumlov, joya arquitectónica checa, se llevan a cabo varios eventos interesantes. Además de los mercadillos de navidad, árboles navideños, cantos de villancicos y callejuelas pintorescas, los interesados pueden montarse en una balsa y pasear por el río Moldava, los niños pueden escribir al Niño Jesús a una dirección de correos postales especial. Entre otras atracciones pertenece, sin menor duda, el pesebre viviente – la historia bíblica expresada mediante el canto y la danza.

Otro plan interesante consiste en ir a ver pesebres de diferentes materiales y tamaños, y de esta manera conocer las destrezas y creatividad de artistas locales. La tradición de nacimientos llegó a los hogares checos tras las reformas del emperador José II Habsburgo que prohibían su instalación en las iglesias. Sin embargo, la gente no quería renunciar a esta costumbre y comenzó a elaborar pesebres caseros. Una serie de nacimientos artesanales muy especiales se encuentra exhibida en la ciudad de Turnov. Los pesebres están hechos de piedras semipreciosas, papel, paja, madera y cuentan con sistemas mecánicos ingeniosos, pero también unos paisajes incoherentes y curiosos. Pues la gente colocaba en estos pesebres populares lo que conocía, figuras de sus vecinos que no coincidían muchas veces con lo esperado al lado de José, María y el Niño Jesús. La exposición permanecerá abierta hasta el 26 de enero de 2020.

Fuentes: KudyZnudy.cz, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Asocheca con la Embajada checa celebraron la fiesta de San Nicolás

El sábado 14 de diciembre, es decir, unos días más tarde de lo acostumbrado, tuvo lugar un lindo encuentro para celebrar la tradicional fiesta checa, el día de San Nicolás. El evento fue organizado por las representantes de Asocheca en cooperación con la Embajada de la República Checa en Colombia, y se realizó en la residencia de la embajadora checa, señora Katerina Lukesova.

Por supuesto, los niños se encontraron con la figura central de la fiesta denominada en checo Mikuláš, que suele ser vestida de rojo con hábito de obispo y en la mano lleva un báculo pastoral. Se trata de un personaje legendario que les trae regalos, sobre todo dulces y fruta, a los niños que se han comportado bien durante el año. La fiesta de San Nicolás en Chequia se conmemora el 6 de diciembre, pero los niños reciben sus regalos el 5 de diciembre por la noche. San Nicolás acompañado por un ángel y un diablo recorren las calles de las ciudades checas entrando de casa en casa.

No es de extrañar que el ángel simboliza el lado bueno, el demonio se encarga de asustar a los niños, particularmente a los que no han obedecido a sus padres durante el último año. San Nicolás les pregunta a los pequeños cómo se han comportado, y les pide que canten una canción o reciten un poema. Después los niños reciben sus regalitos, sin embargo, los que no se han portado bien, pueden recibir un trozo de carbón o cáscaras de papas.

Siguiendo esta bonita tradición, los hijos y nietos de los miembros y otros amigos de Asocheca y la Embajada checa asistieron al evento donde tuvieron que demostrar a los tres personajes sus destrezas. Recibieron dulces como recompensa, y posteriormente les esperó un programa acompañante de diversión.

Foto: Embajada de la República Checa en Colombia (Veronika Senjuková), Asocheca.