turismo

El verano checo con las obras de Shakespeare

Uno de los pocos eventos culturales que tienen lugar en la República Checa este verano a pesar de las medidas contra el coronavirus son las Fiestas veraniegas de Shakespeare. Se trata de la exihibición de teatro al aire libre más antigua y más grande de Europa. Como lo dice su nombre, se enfoca en la obra del famoso dramaturgo, actor y poeta británico William Shakespeare.

Cada año el festival ofrece actuaciones únicas y experiencias inolvidables, potenciadas por la atmósfera especial de las noches de verano. Las presentaciones se llevan a cabo en dos escenas en Praga, en el castillo de Spilberk en Brno, en el castillo de Ostrava y en el castillo de la capital eslovaca, Bratislava.

Especialmente en Ostrava los organizadores hasta el último momento no sabían si no tendrían que cancelar el festival por las restricciones epidemiológicas. La ciudad se encuentra en la región checa donde más han crecido los casos de nuevos contagios en las últimas semanas. Finalmente, el festival pudo empezar también en esta ciudad. Los visitantes reciben información sobre las reglas higiénicas a seguir durante las presentaciones y sobre los cambios actuales por correo electrónico. Por ejemplo, este año los organizadores del evento no prestan, solo venden, cobijas a los asistentes.

La inauguración del festival se celebró el 21 de julio, un poco más tarde de lo común, en Brno con el Cuento de invierno, es decir, con la misma obra como el año pasado. La obra empieza como un drama psicológico, pero tiene un desenlace cómico y un final feliz. En Praga las fiestas comenzaron el 22 de julio en el Castillo de Praga con la comedia oscura A buen fin no hay mal principio que aborda los temas del amor y el poder. Reconocidos actores checos protagonizan también otras obras como la comedia denominada La duodécima noche. Se llevará a cabo en la segunda mitad de agosto en la capital checa en el patio de la Facultad de Música de la Academia de Artes en la Plaza Malostranské. A la vez es la obra con la que finalizará el festival el 28 de agosto.

En el programa de este año figuran varias otras comedias, concretamente, Mucho ruido y pocas nueces, La fierecilla domada, Las alegres comadres de Windsor y La comedia de las equivocaciones, la obra más corta de Shakespeare. No hacen falta ni tres tragedias famosas del autor – Romeo y Julieta, Hamlet y Otelo. Por las condiciones actuales, el estreno de la obra La tempestad bajo la dirección del dúo SKUTR, planeado para esta edición, fue aplazado para el año 2021.  En total, esta edición abarca 11 obras teatrales de Shakespeare que los espectadores pueden  ver durante 110 presentaciones. Todas empiezan a las ocho y media de la noche, sin embargo, dado que se celebran al aire libre, en caso de un mal clima pueden ser canceladas.

Estas festividades surgieron a principios de los años 90 bajo la iniciativa del entonces presidente checo Václav Havel quien pretendió abrir el Castillo de Praga a los artistas y al público general. A partir de 1998, el evento ha ganado mucha atención y repercusiones positivas tanto del público como de los expertos y los medios de comunicación. La enorme popularidad del festival se refleja también en el interés en las entradas que suelen ser agotadas rápidamente y el número récord de visitantes cada año.

Más detalles, informaciones actuales y el programa de todas las presentaciones pueden consultar en la página web del festival: www.shakespeare.cz.

Otras fuentes: IDnes.czKudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2, .

Conozcan el castillo de Kynžvart

Hace unos meses, otro monumento checo amplió la lista de los sitios premiados con el Sello de Patrimonio Europeo. Se trata del palacio de Kynžvart que se encuentra en Bohemia Occidental en el distrito de Cheb, es decir, en el área de los más famosos balnearios del país. De hecho, está situado muy cerca de Lázne Kynžvart y a tan solo 50 kilómetros de la ciudad de Karlovy Vary.

El castillo desempeñó un papel importante en la historia europea dado que sirvió, en su época, de punto de encuentro para representantes del mundo de la diplomacia y del arte. Es conocido particularmente como la antigua residencia veraniega del entonces ministro de Asuntos Exteriores y canciller austríaco Klemens von Metternich (1773-1859). El palacio fue construido a finales del siglo XVII en el lugar donde anteriormente se encontraba una fortaleza renacentista del siglo XIII. Sin embargo, Metternich mandó a transformar el edificio originalmente barroco en estilo Imperio invirtiendo mucho dinero en su reconstrucción y, sobre todo, en sus interiores para crear una sede digna de hospedar a diplomáticos de todo el continente. En el castillo el canciller organizaba numerosos eventos diplomáticos y fue allí donde se firmaron también varios documentos cruciales que forjaron el futuro de Europa. Perteneció a la familia Metternich hasta 1945, en otras palabras, durante 300 años.

Después de una amplia reconstrucción, el castillo fue reabierto al público en el año 2000. El edificio es de estilo neoclásico. Los interesados pueden escoger de diferentes recorridos guiados por las salas del palacio. Allí los visitantes pueden admirar sus interiores extraordinarios, incluyendo una colección impresionante de objetos de arte, mérito del canciller y de su padre, Franz Georg Karl von Metternich. También está expuesto el altar de estilo gótico tardío de cuatro piezas, un tapiz renacentista francés de 1560 y numerosos retratos del período del renacimiento y del barroco temprano. El famoso gabinete de curiosidades sorprende con más de 4 mil objetos traídos del mundo entero. Entre ellos se destaca la sección egiptológica que muestra los regalos que recibió Metternich del virrey egipcio Muhmad Ali, incluyendo la momia de un cura egipcio que tiene más de 3500 años de antigüedad. Muchas de estas obras habían decorado primero la mansión del canciller Metternich en Viena, pero fueron trasladadas al castillo de Kynžvart en 1908.

La biblioteca del palacio pertenece entre las bibliotecas aristocráticas más refinadas en la República Checa. Cuenta con más de 12 mil títulos en 24 volúmenes. Por ejemplo, entre sus 160 manuscritos se puede apreciar un fragmento único del Pentateuco del final del siglo IX. Asimismo se pueden admirar 230 incunables en 145 volúmenes, la colección más grande de su tipo en el país. Incunables es el término que se aplica a las obras impresas entre 1450 y 1500 aproximadamente.

En el recinto del castillo pueden encontrar también una capilla, consagrada a san Antonio de Padua, de 1833, un parque extenso, casas de campo y una cervecería. El parque, uno de los más extensos de la República Checa, fue diseñado por el jardinero de la corte de Viena, Johann Anton Riedl.

En el castillo se celebran con regularidad conciertos y otros eventos culturales. Durante el verano se lleva a cabo el festival internacional de cómics, y a partir del 8 de agosto tiene lugar también una exposición denominada Un lector educado dedicada al mundo de los libros.

Más información pueden encontrar en la página web del castillo: zamek-kynzvart.eu.

Otras fuentes: Espanol.radio.cz (Daniela Lazarova, Martina Schneibergová, Romana Marksová), KudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

Se levantan otras medidas restrictivas en la República Checa

Está empezando la temporada principal de vacaciones en el país, y gracias a la mejora de la situación epidemiológica relativa al coronavirus, los checos pueden ya hacer muchas de las actividades a las que están acostumbrados. A partir del lunes 22 de junio, en la mayor parte del territorio nacional la vida casi volvió a la situación reinante antes de la pandemia de coronavirus. Una nueva fase de levantamiento de las restricciones adoptadas por el Gobierno checo contra la propagación de la enfermedad COVID-19 permite a los jardines zoológicos, museos, piscinas y monumentos funcionar de forma normal. Los balnearios, uno de los pasatiempos turísticos más populares en la República Checa, pueden llevar a cabo tratamientos colectivos para más de diez clientes y éstos pueden reunirse para comer. Aún así, los centros termales seguirán cumpliendo con estrictas normas de higiene para transmitir confianza a sus clientes.

Además, después de más de tres meses pueden celebrarse ferias y eventos públicos a gran escala, aunque por el momento siguen aplicándose ciertas limitaciones. Por ejemplo, los festivales, conciertos y eventos deportivos pueden reunir hasta 5000 personas, pero las áreas deben estar divididas en sectores para un máximo de 1000 visitantes cada uno. La excepción en cuanto a la apertura de las restricciones son los distritos de Karviná y Frýdek-Místek en la región de Moravia-Silesia dado que en estas zonas existen focos de contagio que todavía no están bajo control.

A partir del primero de julio llegará otro cambio enorme en las restricciones frente al coronavirus. El tapabocas dejará de ser obligatorio en todos los sitios en el territorio nacional excepto en Karviná, Frýdek-Místek y algunos lugares en Praga.

Los checos también pueden viajar a la mayoría de los países de Europa sin limitaciones y sin tener que demostrar que no están contagiados con coronavirus. De hecho, varias personas ya están de vacaciones, por ejemplo, en la costa de Croacia. Aún así, según la encuesta realizada por la agencia gubernamental CzechTourism, casi el 80 por ciento de los checos planean pasar sus vacaciones de este verano dentro del país. Entre los destinos más solicitados pertenece la parte sur de Bohemia y de Moravia, y el norte de Bohemia. La mayoría de las personas prefieren un sitio de naturaleza con algún castillo o monumentos en los alrededores. Los checos quieren conocer nuevos sitios y explorar bien su propio país.

Fuentes: Espanol.Radio.cz-1 (Ivana Vonderková), Espanol.Radio.cz-2 (Enrique Molina), ViviendoPraga.com. Foto 1, foto 2.

La República Checa entre los países más pacíficos del mundo

Hace poco, el Instituto de Economía y Paz, con sede en Gran Bretaña, publicó el Índice de Paz Global 2020 que clasifica 172 estados y territorios independientes. Según el documento, la República Checa ocupa el octavo lugar entre los estados más pacíficos. En comparación con el año anterior, el país subió dos lugares en esta escala.

La primera posición pertence a Islandia que ha ocupado este lugar desde 2008. Lo sigue Nueva Zelanda, Portugal, Austria, Dinamarca, Canadá y Singapur. Después de la República Checa se posicionó Japón y el décimo lugar lo ocupa Suiza. De hecho, Europa sigue siendo la región más pacífica del mundo dado que 13 países europeos están clasificados entre los 20 mejores. Alemania, por ejemplo, está en la décimo sexta posición en la escala, lo que significa que subió seis posiciones.

En cuanto a las grandes potencias mundiales, los Estados Unidos ocupan el lugar 121, China 104 y Rusia 154. Colombia está ubicada en el lugar 140, es decir, subió tres lugares en comparación con el año pasado. De los 11 países de América del Sur clasificados en el índice, Colombia se encuentra en el penúltimo lugar, seguida tan solo por Venezuela. En la región, el país más pacífico es Uruguay en la posición 35 y Chile en la posición 45.

Por el contrario, Afganistán es el país menos pacífico del mundo por segundo año consecutivo, seguido por Siria, Irak, Sudán del Sur y Yemen. Entre los territorios menos pacíficos destaca el Oriente Próximo y el norte de África donde se encuentran cuatro de los diez estados menos pacíficos.

En general, el mundo actual es considerablemente menos pacífico de lo que era en 2008 cuando el Instituto empezó a cuantificar el índice de paz. Este índice se basa en la evaluación de diferentes categorías, 23 en total. Se trata, por ejemplo, de la tasa de criminalidad, la accesibilidad de armas, el tamaño de las fuerzas armadas, las contribuciones para la misión de paz de la ONU, las relaciones con los países vecinos, qué tan pacíficas son las manifestaciones, el nivel de presión del sistema político sobre los ciudadanos o la participación en los conflictos internacionales.

Para más información pueden consultar el documento completo sobre el Índice de Paz Global 2020 aquí.

Otras fuentes: Espanol.radio.cz, Novinky.cz. Foto 1, foto 2.

Proyecto turístico “Llave para lugares de interés”

Este año, la temporada turística en la República Checa apenas está empezando dado que por las restricciones frente a la pandemia de coronavirus muchos lugares de interés estaban cerrados. Como informamos hace poco (ver la noticia aquí), los castillos y monumentos en el país ya están abiertos al público general. También las fronteras, por lo menos entre los países europeos, se van reabriendo, y de esta manera, se espera que el sector turístico pueda recuperar algo poco de las pérdidas millonarias causadas por la situación actual.

El turismo pertenece entre las principales fuentes de ingresos también en la República Checa. El país cuenta con numerosos sitios históricos, culturales y naturales muy interesantes. Desde hace unos cinco años, los visitantes pueden aprovechar las ventajas del proyecto denominado la Llave para lugares de interés. Se trata de una iniciativa implementada por el Ministerio de Cultura del país junto con el Instituto Nacional de la Herencia y la Asociación de los Propietarios de Castillos. Es una herramienta útil para los visitantes de los monumentos, monasterios y castillos checos, incluyendo las escuelas, otras instituciones educativas y los proveedores de servicios en el sector turístico.

En el catálogo del proyecto pueden encontrar más de 120 monumentos de todo el país. Aparece también una descripción del sitio en español, junto con el calendario de eventos planeados, la ubicación y accesibilidad del monumento, su contacto, una información curiosa y visitas guiadas. De esta manera es mucho más fácil encontrar sus sitios favoritos, actividades y servicios culturales preferidos a la hora de planificar su viaje. A la vez se presenta la información práctica en cuanto a las entradas y otros sitios interesantes en los alrededores.

Incluso, en el portal web de klickpamatkam.cz pueden descargar una aplicación móvil gracias a la cual tendrán un fácil acceso a la información detallada sobre todos los monumentos abiertos al público. Gracias a la aplicación pueden buscar también otros sitios cercanos según diferentes criterios y usar mapas detallados de los lugares.

Además, el proyecto ofrece la posibilidad de participar en el programa de fidelización con el fin de obtener descuentos y regalos atractivos. El programa está basado en el principio de la adjudicación de bonos por cada visita en un lapso de doce meses de tal manera que cada sexta visita sea gratuita (uno paga cinco entradas y la sexta es un regalo). Uno puede obtener una llave impresa, es decir, un documento que le permite coleccionar sellos y el cual está disponible en las taquillas de los sitios que participan en el programa. Otra posibilidad es tener una llave digital directalmente en el celular que se puede descargar de manera gratuita de la página web.

También existe este proyecto dedicado a las instituciones educativas y otras organizaciones que trabajan con jóvenes de entre 6 a 15 años de edad, que pueden conseguir un descuento de hasta el 50% del precio de las entradas básicas.

Para mayor información pueden consultar el siguiente link: klickpamatkam.cz.

Otras fuentes: Kultura21.cz. Foto 1foto 2.

Reapertura de todos los castillos y palacios en la República Checa

La situación relacionada con la pandemia del coronavirus ha ido mejorando en la República Checa. Por tal motivo, la vida va volviendo a la normalidad poco a poco. Las personas ya pueden moverse más libremente, y los sitios que permanecían cerrados durante la cuarentena nacional por medidas gubernamentales contra la propagación del coronavirus se van abriendo al público otra vez.

El 10 de marzo, el Instituto Nacional de la Herencia decidió cerrar todos los monumentos en el país y posponer el inicio de la temporada principal que estaba originalmente programada para comenzar el 1 de abril. Al mismo tiempo se cancelaron todos los debates, conferencias, seminarios y actividades educativas preparadas para esa época. Sin embargo, el 11 de mayo ya se abrieron al público los jardines, parques y patios de los castillos. Las personas deben usar tapabocas en las zonas donde puede haber más gente, como es la entrada o las cajas, y deben mantener distancia de los demás visitantes.

A partir del lunes 25 de mayo, deberían abrir sus puertas también los interiores de los monumentos, aunque los visitantes tendrán que seguir varias instrucciones. Por ejemplo, los recorridos deberán realizarse en intervalos entre grupos, con tapabocas y en muchos casos sin un guía turístico. Para dicho motivo, las salas estarán equipadas con carteles informativos.

El Instituto se está preparando para lanzar un modo de prueba para la venta de boletos en línea en todos los edificios bajo su administración. Las inspecciones de las instalaciones se realizarán de conformidad con las estrictas normas de higiene. Los empleados de los monumentos han aprovechado el tiempo dedicándose a la restauración del mobiliario, a la preparación de nuevas rutas guiadas y al mantenimiento de las instalaciones.

Fuente: NovinyKraje.cz, Brnensky.denik.cz, Barandov.tv. Foto 1,2: Klickpamatkam.cz (Ceský Krumlov).

Viajes virtuales por la República Checa

Debido a la situación epidemiológica actual, no es posible viajar ni dentro del país, menos visitar a otros rincones del mundo. No obstante, los amantes de los viajes pueden descubrir la belleza de los lugares más emblemáticos de la República Checa gracias al portal VirtualCzech.cz. La página ofrece la oportunidad de pasear por diferentes ciudades y pueblos checos, conocer los monumentos culturales, castillos y museos locales. A la vez es posible visitar de manera virtual lugares interesantes de la naturaleza, pero también mirar diferentes hoteles, restaurantes e instalaciones deportivas.

Fuente: VirtualCzech.cz.

Conozcan las obras de la Galería Nacional de Praga

Las fronteras de la República Checa y las instituciones culturales del país siguen cerradas. Aún así, los interesados pueden disfrutar de las joyas artísticas que hacen parte de la colección de una de las galerías de arte más antiguas de Europa gracias a la exposición en línea.

En la página web de la Galería Nacional de Praga pueden observar una colección de más de 2500 obras en varias técnicas de pintura y escultura de diferentes autores checos, europeos y de otros continentes. Se trata de una selección de las obras más interesantes de la Galería que se irán ampliando poco a poco. Entre ellas se destacan, por ejemplo, los dibujos y grabados de Václav Hollar, incluyendo su ciclo de obras denominado Cuatro estaciones del año, pero también objetos de la colección del arte asiático. Los amantes del arte pueden buscar las obras según el autor, la técnica, el material, o la colección (pinturas y artes gráficas; el arte del siglo XIX; el arte de Asia y África; el arte antiguo; el arte moderno y contemporáneo).

La historia de la Galería Nacional de Praga comenzó a escribirse el 5 de febrero de 1796, cuando un grupo de importantes representantes de la nobleza patriótica checa, junto con varios estudiosos burgueses de la Ilustración, decidieron, en terminología de la época, “elevar el declive del gusto artístico del público doméstico”. La corporación, llamada Sociedad de Amigos Patrióticos del Arte, fundó dos instituciones importantes de las que Praga carecía: la Academia de las Artes y la Galería de Imágenes de acceso público. Fue la Galería de Imágenes la que se convirtió en la predecesora directa de la Galería Nacional. En 1902, se agregó otra institución importante, la Galería moderna del Reino de Bohemia, que surgió de la iniciativa del emperador Francisco José I. La Galería moderna comenzó a construir una colección tribal del arte checo del siglo XIX, y más adelante también del siglo XX.

En 1918, la Galería de Imágenes se transformó en la colección central de arte del nuevo estado checoslovaco. Vincenc Kramar se hizo cargo de la administración de esta Galería en 1919, y en poco tiempo la transformó en una galería relativamente moderna y administrada profesionalmente. En el difícil período de la Segunda Guerra Mundial, en el año 1942, los fondos de la Galería moderna abolida quedaron bajo la administración de la Galería Nacional (oficialmente checa-morava). La Ley de 1949 luego santificó legalmente esta situación.

La sede principal de la Galería Nacional se encuentra en el Palacio Kinský en la Plaza de la Ciudad Vieja, sin embargo, la institución tiene otras sedes repartidas por Praga. Por ejemplo, el Palacio Sternberg, situado junto al Castillo de Praga, alberga la exposición del arte europeo desde la Edad Antigua hasta el barroco. En el Palacio Veletrzní se puede admirar el arte europeo de los siglos XIX, XX y XXI. En el edificio renacentista del Palacio Schwanzenberg se encuentran las pinturas y esculturas hechas por los viejos maestros del arte desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII, tanto checos como de otros países. El arte medieval de Bohemia y Europa Central (1200-1550) se puede apreciar en el Convento de Santa Inés de Bohemia, un antiguo convento de monjas clarisas.

Además de las exposiciones permanentes en siete diferentes edificios en la capital checa, la Galería organiza también exhibiciones temporales, visitas guiadas, programas educativos, debates, talleres y seminarios tanto para los adultos como para los niños. Los visitantes pueden también descansar un rato en las cafeterías y restaurantes de la Galería, o conseguir un recuerdo bonito en sus tiendas.

Más información pueden encontrar en la página web de la Galería Nacional de Praga y en la página web de la colección virtual de la Galería.

Foto 1: Agnolo Bronzino – Retrato de Eleonora de Toledo – 1543 – Galería Nacional de Praga.

Foto 2: Albrecht Durer – Fiesta del Rosario – 1506 – Galería Nacional de Praga.

Conociendo el Nevado del Ruiz y los alrededores con la Televisión checa

Hace poco la Televisión checa emitió un episodio del documental de viajes que mostró a los espectadores algunos sitios interesantes del departamento de Cauca. El 8 de abril la Televisón checa estrenó otro episodio de la serie denominada En el camino, esta vez llevando a los amantes de viajes a concer el volcán Nevado del Ruiz y otros lugares curiosos y poco comunes en los alrededores. Otra vez el paseo por la región viene acompañado con los comentarios divertidos y eruditos de dos destacados actores checos, Jiri Bartoska y Miroslav Donutil.

Cuando se despertó en el año 1985, el majestuoso volcán literalmente arrasó el pueblo de Armero junto con sus aproximadamente veinticinco mil habitantes. A pesar de que este evento se inscribió en la vida de muchas personas, la región hoy en día rebosa vida y los habitantes representan no sólo el ejemplo de la hospitalidad colombiana, sino también el bastión de los valores tradicionales de este país sudamericano. Pueden echar una mirada a la vida actual en la región llena de cultivos de café conocida como zona cafetera. En la zona de laderas empinadas de los Andes prospera tanto café como otras plantas exóticas. Gracias al clima variado, en las fincas las personas pueden cultivar diversas plantas y frutas, desde las papas hasta la guanábana, dependiendo también de la altura. Además de la riqueza agrícola, en la región hay muchos minerales. En las minas del pueblo minero Marmato se extrae el oro desde hace quinientos años. Las familias mineras piden en arriendo respectivos socavones y sueñan con descubrir el mítico El Dorado. En la parte más baja y más lejos de los volcanes se extiende la selva pacífica que continúa hasta el Océano Pacífico. Esta zona se destaca por las comunidades de Afrocolombianos, los descendientes de los eslavos negros traídos de África. Su cultura difiere del tradicionalismo de orgullosos cultivadores de café en las partes montañosas. Este episodio del documental presenta una mezcla variada de diferentes paisajes y culturas, que desde hace siglos conviven una al lado de la otra.

La compañía Frmol ganó el concurso para grabar este ciclo de documentales de un género específico. Los autores se enfocan particularmente en las localidades atractivas pero poco conocidas, en las cuales describen todos los aspectos típicos – naturales, históricos, culturales y sociales. No obstante, se centran principalmente en la manera de vida y las tradiciones de los habitantes, dado que son ellos los que crean el ambiente en el que están viviendo.

En la República Checa el episodio En el camino por el Nevado del Ruiz colombiano se puede ver directamente en la página de la Televisión checa aquí. Sin embargo, en Colombia el vídeo no se muestra debido a las licencias institucionales. En caso de querer ver el documental, pueden comunicarse con nosotros a través del correo info@asocheca.org o por nuestro Facebook.

Las tradiciones checas de Pascua

En la tradición cristiana las fiestas de Pascua conmemoran la Resurrección de Cristo. Para los paganos estas fechas representaban también la resurrección: la resurrección de la nueva vida y de la naturaleza que despierta el día del equinoccio y permite iniciar nuevamente las labores agrícolas. En la República Checa, al igual que en otros países de Europa Central, las fiestas de Semana Santa culminan el lunes después del Domingo de Pascua. En el pasado, las celebraciones incluían varios rituales y ceremonias, algunos se conservan hasta el día de hoy. La Radio Praga presentó algunas de las tradiciones más populares.

El lunes de Pascua

Ese día, los hombres azotan a las mujeres con una varita de sauce entrelazad, conocida como pomlázka, en checo con el fin que éstas sigan bellas, fértiles y sanas durante todo el año. Y las mujeres les regalan a los hombres a cambio un huevo cocido y pintado, por ejemplo, con cera caliente, o decorado con trozos de paja. La tradición de azotar a las mujeres con una varita de sauce tejida en forma de trenza puede parecerles a los extranjeros muy fuerte, pero la mayoría de los checos no lo conciben así. Es una tradición muy antigua, que se sigue respetando más bien de manera formal y como una buena oportunidad para visitar a los vecinos y amigos, y compartir con ellos un rato agradable.

La tradición de los huevos decorados

Algunas veces, en la tradición eslava, la época de la llegada de la primavera se llamaba Noches Rojas. La denominación se debía a los huevos decorados con color rojo, que formaron parte de la tradición eslava durante siglos. Los huevos representaban para los antepasados de los checos la fuerza, la resurrección y la revitalización, y según los hallazgos arqueológicos, se solían poner también en las tumbas. Siendo consciente de la importancia de este símbolo, la Iglesia Católica no pretendió prohibir la costumbre, sino interpretar este mito pagano, como muchos otros, según su propia doctrina. Los sacerdotes entonces afirmaban que el color rojo representaba la sangre de Jesucristo, que las gallinas habían picado debajo de la cruz donde murió el Mesías. Por su lado, según la Iglesia, la tradición de obsequiar a aguinalderos con huevos nació cuando Dios y San Pedro andaban de casa a casa disfrazados de mendigos pidiendo comida. Al haber sido atendida su petición, convertían las cáscaras de huevo en oro. En la tradición cristiana entonces los huevos representan la conmemoración de esta visita.

La Expulsión de la Muerte

Para empezar esta nueva temporada había que despedir el invierno, lo que se realizaba simbólicamente a través de uno de los rituales más importantes, la Expulsión de la Muerte. En este ritual el invierno quedaba personificado por la diosa eslava de la Muerte, Morana. La costumbre se celebraba el Domingo de Resurrección. Las muchachas solteras creaban muñecas de paja, que vestían y decoraban con cáscaras de huevo o caracoles. Tras recorrer el pueblo cantando, echaban a la Muerte al río cercano. Para que la primavera entrara en la región, los eslavos regresaban al pueblo con varitas de sauce florecidas. El Sábado Santo las clavaban en los campos para que la cosecha fuera rica.

Los platos predilectos en Pascua

Lo más típico son los dulces. Entre ellos se destacan unos panes especiales dulces llamados mazanec que es el bizcocho más antiguo. Tiene la forma de pan redondo, en cuyo centro se hace una cruz, cortando la masa con tijeras o cuchillo. En las casas también se preparan bizcochos en un molde con forma de cordero, lo que evoca al Cordero de Dios. A la masa se le puede agregar requesón, uvas pasas y almendras, por ejemplo. Las amas de casa checas suelen ponerle una cinta roja en el cuello y decorarlo también con otras cosas. Tampoco debe faltar el llamado jidášek, que viene del nombre Jidáš, que en español es Judas. Este es un panecito dulce de menor tamaño hecho también de masa de levadura, pero una masa muy simple, sin condimento alguno, ni pasas o nueces. Es un símbolo de la traición de Judas y de la crucifixión de Cristo. Por ello el panecillo tiene la forma de una cuerda enrollada, haciendo referencia a la cuerda con la que se había colgado Judas Iscariote.

En búsqueda de tesoros

Algunas regiones del país son conocidas también por sus yacimientos de piedras preciosas. En el pasado, por ejemplo, el río Jizera y el Arroyo de Zafiro representaron unos de los yacimientos de zafiros más importantes de Europa. Hay quienes venían en busca de piedras preciosas y semipreciosas a lo largo del año, pero cuando más búsquedas se emprendían era el Viernes. Según la leyenda, este día una fuerza mágica hacía que se abriera la tierra y diera a luz los tesoros escondidos. El lugar con piezas valiosas quedaba supuestamente señalado con un helechal iluminado con una luz mágica. Se dice que este día es posible encontrar también lo que perdimos durante el año anterior.

Fuente: Radio.cz/es (Romana Marksová, Dominika Bernáthová), Radio.cz/es (Ivana Vonderková).