turismo

Solicitudes de visa suspendidas

El departamento consular de la Embajada checa en Colombia informa que hasta nuevo aviso se suspenden las solicitudes nuevas de visa.

El día 12 de marzo de 2020, el Gobierno de la República Checa declaró el estado de emergencia en todo el territorio del país. Como parte de las medidas de crisis relacionadas con la propagación del coronavirus COVID-19, el gobierno ordenó a aplazar las nuevas solicitudes de visa en todas las embajadas en el exterior. Por tal razón, a partir del 14 de marzo de 2020 la sección consular de la Embajada checa en Bogotá no acepta solicitudes de visa Schengen, visas a largo plazo ni solicitudes de estadías largas y permanentes hasta nuevo aviso.

A la vez, la atención consular de solicitudes de pasaportes, legalizaciones, ciudadanía y otros trámites donde es indispensable la presencia personal del solicitante, se limitará a los casos urgentes que no pueden ser aplazados.

Fuente: Mzv.cz/bogota.

Paseo por el departamento de Cauca con la Televisión checa

El nuevo episodio del documental de viajes En el camino, estrenado el 11 de marzo, llevó a los espectadores de la Televisión checa a la región de Cauca, Colombia. El departamento debe su nombre al río Cauca que recorre el país desde el sur hasta el norte, pertenece entre los dos ríos más importantes de Colombia y separa con un valle la cordillera occidental y la central de los Andes. En este paseo por la región, a los interesados los guían comentarios divertidos y eruditos de dos artistas checos, Jirí Bartoska y Miroslav Donutil.

En el documental se emprende un viaje para conocer la historia fascinante y la arquitectura colonial de Popayán, la capital del departamento. No muy lejos de la ciudad está ubicado el volcán Puracé de casi cinco mil metros, considerado un lugar sagrado para las comunidades indígenas locales. A la vez, en las montañas cerca de Popayán se encuentra Silvia, el pueblo donde en el momento de la grabación del documental se celebró la fiesta de Negros y Blancos. Sin embargo, Silvia se destaca sobre todo por sus mercados tradicionales. Los indígenas de las montañas en los alrededores se reúnen cada martes en el centro del pueblo para vender sus productos. Y el documental incluso permite aprender más sobre la vida de una de las comunidades indígenas que viven por allá. Se llama Misak, y a pesar de su destino complicado en un país afectado por el conflicto armado sigue manteniendo sus costumbres y su forma de vida tradicional.

La compañía Frmol ganó el concurso para grabar este ciclo de documentales de un género específico. Los autores se enfocan particularmente en las localidades atractivas pero poco conocidas, en las cuales describen todos los aspectos típicos – naturales, históricos, culturales y sociales. No obstante, se centran principalmente en la manera de vida y las tradiciones de los habitantes, dado que son ellos los que crean el ambiente en el que están viviendo.

El episodio En el camino por la Cauca colombiana lo pueden ver en la página de la Televisión checa aquí. Si no se le muestra el vídeo en la página, pueden comunicarse con nosotros a través del correo info@asocheca.org o por nuestro Facebook.

Finaliza la temporada de carnavales en la República Checa

Desfiles de máscaras llenos de colores y diversión, pero también mucha comida y bebidas de todo tipo. Así se celebra en la República Checa la temporada de carnavales que está en marcha en estos días. La tradición de desfiles en las tierras checas se remonta al siglo XIII, sin embargo, la costumbre misma viene probablemente desde los tiempos precristianos. Comienza el 6 de enero con el Día de los Reyes Magos y culmina en la víspera del Miércoles de Ceniza, el primer día de la cuaresma, este año el 26 de febrero.

En el país las celebraciones de carnavales se conocen bajo el nombre de masopust, expresión que se refiere a dejar de comer la carne. Estas fiestas se encuentran entre dos períodos tradicionales de ayuno. La gastronomía juega un papel importante, predominan comidas pesadas y grasosas, basadas en la carne. Por eso, en el campo suelen tener lugar las matanzas de cerdo y esas delicias de carne porcina, incluyendo rellenas, salchicas y chicharrones, se ofrecen a los participantes en los desfiles. De esta manera, las personas se preparan para aguantar la cuaresma.

Se trata de un fenómeno renacido para festejar la alegría y la unión humana. Los desfiles evocan las históricas fiestas alegóricas que se celebraban en la región checa desde la Edad media tanto por los campesinos como por los burgueses. Anteriormente, las procesiones caminaban de casa en casa, recibían aguinaldos en forma de comida, bebida y dinero, y al final se daba un baile. Estas tradiciones antiguas se perdieron en gran parte, pero en los últimos años se van recuperando poco a poco.

En los desfiles no pueden faltar máscaras originales, disfraces tradicionales, pero también los inspirados en ideas contemporáneas. Es una exhibición de creatividad donde aparecen varias figuras que en el pasado tenían un fuerte significado simbólico, vinculado al año agrario.

Entre ellas se destaca, por ejemplo, el personaje laufer que solía encabezar los desfiles. Se asemeja a un payaso por su traje colorido, hecho de trozos de diversas telas, y según las tradiciones, esta figura entraba a los hogares durante el desfile para preguntar a los dueños de casas si las demás máscaras podían llegar de visita. Los dueños casi siempre los invitaban a pasar y las personas disfrazadas bailaban con todas las mujeres de la casa. La fertilidad y una nueva vida pertenecen entre los temas centrales de los carnavales en Chequia. Por lo tanto, en los desfiles siempre aparecían el caballo y el oso como símbolos de la fertilidad, la buena cosecha y la prosperidad. En algunos desfiles se pueden ver también los llamados hombres de paja que simbolizan la fecundidad. Al contrario, las máscaras negras hacen referencia a fuerzas negativas y demonios.

Los desfiles invanden las calles, plazas y museos en diferentes ciudades y pueblos checos. Hoy en día, los desfiles suelen celebrarse durante el fin de semana para que pueda participar el mayor número de personas. Sin embargo, antes se hacían siempre los martes previos al período de la cuaresma. Varios barrios de Praga se sumana cada año a las celebraciones, las más populares de la capital se llevan a cabo en los barrios de Letná, Zizkov y Karlín. Los desfiles vienen acompañados por un sinnúmero de actividades culturales y sociales como talleres, espectáculos de teatro callejeros, conciertos y bailes.

No obstante, la tradición más antigua se conserva en el pueblo de Sulislav, ubicado en Bohemia Occidental, en la región de Pilsen. Según la crónica local, la primera fiesta carnavalesca tuvo lugar allí en 1785, así que este año se celebra su edición número 235. Otras festividades tradicionales son las de los municipios de Vortová, Studince y Hamry, ubicados en los alrededores de la ciudad de Hlinsko (Bohemia del Este). Por su autenticidad figuran en la lista del Patrimonio cultural inmaterial de la Unesco desde 2010. La tradición de Hlinsko consiste en matar al caballo durante el desfile, este cae, pero cuando le dan de beber un poco de aguardiente, se recupera y corre como primero a la fiesta donde baila acompañado con la música. Las fiestas carnavalescas en Hlinsko culminarán el 25 de febrero con un desfile de despedida.

Fuentes: Radio.cz/es (Ivana Vonderková, Zdenka Kuchynová), KudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

Colombianos necesitarán nuevo permiso para entrar a Europa

A partir de 2021, colombianos ya no podrán viajar a Europa sin un registro previo. Desde 2016 la Comisión Europea estaba tramitando y finalmente aprobó un nuevo requisito de seguridad para países exentos de visa en el espacio Schengen (en total son unos 60 países). Se trata de un permiso especial llamado ETIAS, el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes por sus siglas en inglés, que pretende evitar más amenazas y tener más control de quien entra a estos estados. Aplica para 15 países de América Latina, entre esos Colombia.

La Unión Europea insiste que no es una visa. Por el momento, los titulares de pasaportes colombianos pueden visitar todos los países miembros de Schengen sin tener que solicitar una visa. Esto se aplica a los visitantes colombianos que vienen a Europa para estancias cortas de hasta 90 días.

El nuevo permiso no cambiará el libre tránsito entre los países del espacio Schengen pero sí es obligatorio a la entrada a ese espacio. Es decir, los colombianos que deseen viajar al territorio Schengen por cualquier motivo, si es por trabajo, negocios o turismo, tendrán que tramitar de manera electrónica este permiso. Tendrá un valor de 7 euros (cerca de 23.000 pesos colombianos) para mayores de 18 años y no tendrá costo para los menores de edad y mayores de 70 años.

Al hacer la solicitud en línea las personas deberán responder preguntas de seguridad, datos personales, educación, empleo y motivos del viaje, entre otros aspectos. Así el permiso será entregado en pocos minutos, siempre que la información proporcionada sea precisa.

Para solicitar este permiso, los viajeros necesitarán un pasaporte con fecha de vencimiento no inferior a tres meses a partir de la fecha de entrada al espacio Schengen, tarjeta de crédito para hacer el pago del ETIAS en línea y una dirección de correo electrónico para recibir la aprobación o el rechazo del permiso. Los datos presentados en cada solicitud se contrastarán automáticamente con las bases de datos de la Unión Europea y otras como la Interpol, para determinar si existen motivos para denegar la autorización de viaje.

Si la solicitud es aprobada, la persona recibirá la autorización directamente vía correo electrónico y el ETIAS tendrá una validez de tres años consecutivos a partir de su expedición o hasta que expire el pasaporte. Es importante aclarar que en caso de vencimiento o pérdida del pasaporte, el permiso tendrá que tramitarse de nuevo.

Fuentes: Bbc.com, SchengenVisaInfo.com. Foto 1, foto 2.

Disfruten de la atmósfera navideña en los mercadillos tradicionales

Desde finales de noviembre las ciudades checas inauguran sus alumbrados y decoraciones, encienden sus árboles de Navidad y por todos lados suenan villancicos. Además, durante la época de adviento en el país, las plazas de las ciudades se convierten en mercadillos con todo tipo de productos, la mayoría alusivos a la Navidad. Sin menor duda, los mercadillos más tradicionales y más buscados tanto por los checos como por los extranjeros son los que se encuentran en el centro de Praga.

Particularmente el mercadillo en la Plaza de la Ciudad Vieja tiene un encanto muy especial y es considerado como uno de los más bonitos del mundo. Otros tienen lugar, por ejemplo, en la parte inferior de la Plaza de San Venceslao, en la Plaza de la República o en la Plaza de la Paz donde reina un ambiente un poco más íntimo y hay menos gente. De hecho, el semanario estadounidense US News & World Report incluyó los mercados de Praga entre los diez más hermosos del mundo en 2017.

Un árbol de Navidad de 22 metros de altura domina la plaza de la Ciudad Vieja. Se trata de un abeto traído desde el norte de Bohemia, decorado con unos 40 ángeles, el tema central de la decoración de este año. Los ángeles están acompañados con unos 4,5 kilómetros de cadenas de luces, bolas blancas y rojas, estrellas y panecillos de jengibre.

Debajo del árbol los visitantes pueden encontrar un lindo pesebre y un pueblito cubierto con la nieve donde los visitantes pueden sacar fotos navideñas. El árbol se vuelve a iluminar cada día en varias ocasiones, en ritmo de dos melodías diferentes.

En los típicos puestos de madera se venden varios productos típicos de la época, incluyendo productos hechos a manos por los artesanos checos como decoraciones navideñas, velas aromáticas, coronas de adviento, tejidos, pesebres o juguetes de madera. Es una buena oportunidad para conseguir un recuerdo o adorno navideño, pero también probar alguna bebida o comida típica de la época, incluyendo carne, castañas asadas, manjares tradicionales u otros dulces. El aroma del vino caliente preparado con canela y clavo potencia aún más la experiencia navideña y ayuda a calentarse en el frío clima invernal. Entre otras bebidas típicas se destacan aguamiel, grog preparado a base de ron o coñac, y diversos tipos de ponches.  La mayoría de los mercadillos estará abierta hasta el día de los Reyes Magos, es decir, el 6 de enero, cada día desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche. Las tiendas de comida servirán delicias gastronómicas hasta la medianoche.

Durante todo el período festivo, las tradiciones se reflejan también en el programa cultural que ofrece actuaciones musicales y folclóricas en el escenario preparado para tal fin. Los cantos navideños están acompañados con talleres especiales para niños, pero también hay, por ejemplo, un mini zoo. Además, Praga es reconocida por sus conciertos de Navidad celebrados en diferentes iglesias y teatros de la ciudad. Los asistentes pueden oír, entre muchas otras obras, la misa navideña checa denominada Hala, maestro, levántate, pieza del compositor checo Jan Jakub Ryba.

No obstante, a la vez vale la pena salir de Praga y dejarse sorprender por entornos muy agradables y a veces más tranquilos en otras ciudades y pueblos del país. Un interesante programa navideño espera a los visitantes en la capital de Moravia, Brno, pero también en el hermoso centro histórico de Olomouc, donde es recomendable degustar alguno de los ponches que suelen llevar varios condimentos y aromas especiales.

En Cesky Krumlov, joya arquitectónica checa, se llevan a cabo varios eventos interesantes. Además de los mercadillos de navidad, árboles navideños, cantos de villancicos y callejuelas pintorescas, los interesados pueden montarse en una balsa y pasear por el río Moldava, los niños pueden escribir al Niño Jesús a una dirección de correos postales especial. Entre otras atracciones pertenece, sin menor duda, el pesebre viviente – la historia bíblica expresada mediante el canto y la danza.

Otro plan interesante consiste en ir a ver pesebres de diferentes materiales y tamaños, y de esta manera conocer las destrezas y creatividad de artistas locales. La tradición de nacimientos llegó a los hogares checos tras las reformas del emperador José II Habsburgo que prohibían su instalación en las iglesias. Sin embargo, la gente no quería renunciar a esta costumbre y comenzó a elaborar pesebres caseros. Una serie de nacimientos artesanales muy especiales se encuentra exhibida en la ciudad de Turnov. Los pesebres están hechos de piedras semipreciosas, papel, paja, madera y cuentan con sistemas mecánicos ingeniosos, pero también unos paisajes incoherentes y curiosos. Pues la gente colocaba en estos pesebres populares lo que conocía, figuras de sus vecinos que no coincidían muchas veces con lo esperado al lado de José, María y el Niño Jesús. La exposición permanecerá abierta hasta el 26 de enero de 2020.

Fuentes: KudyZnudy.cz, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

República Checa como un destino atractivo para los extranjeros

Ubicada en el corazón de Europa, Chequia se está volviendo cada vez más atractiva. Por un lado, es un país que cada vez recibe más turistas y estudiantes, pero al mismo tiempo, se presenta como un lugar interesante para hacer negocios y atrae a empresarios y trabajadores extranjeros.

Medicina, economía o ingeniería pertenecen entre las carreras apetecidas por los extranjeros en las universidades checas. Según las estadísticas del Ministerio de Educación, unos 45 mil extranjeros estudiaban en el país de forma permanente en 2018, lo que convierte a la República Checa en uno de los países más populares en Europa. El interés en las universidades checas ha incrementado en un 10% sólo en los últimos cinco años. Entre las razones se destaca la relación entre el precio y el rendimiento dado que las universidades checas ofrecen una alta calidad de estudios a un costo no tan elevado en comparación con la Europa Occidental. Además, los estudiantes que aprenden el checo y estudian directamente en este idioma, pueden hacerlo gratis. Los que estudian en otro idioma, mayormente en inglés, tienen que pagar por sus estudios.

Los altos números de estudiantes extranjeros en las universidades checas son una tendencia relativamente reciente, que empezó a finales de la década de los 90, cuando la República Checa se unió al programa internacional Erasmus. Sin embargo, solo el 25% de los estudiantes extranjeros el año pasado fueron estudiantes de intercambio, los demás llegaron con el fin de obtener un título universitario. La mayoría de los estudiantes extranjeros vienen de Eslovaquia y los países del antiguo bloque soviético. A la vez, crece el número de indios y chinos. Para estancias cortas vienen también muchos estadounidenses, dentro del programa Erasmus viajan con mayor frecuencia franceses, españoles y alemanes.

Las empresas checas, que se enfrentan a una escasez de mano de obra, contratan a cada vez más empleados del exterior. Y no se trata solo de ucranianos o polacos, llegan trabajadores de todo el mundo, incluyendo países como Nepal o Mongolia. Aunque el Gobierno checo aumentó la cuota de admisión de extranjeros, el número de trabajadores extranjeros aún no es suficiente para satisfacer la demanda de las empresas. La profesión más solicitada en la República Checa es la de albañil junto con otro tipo de obreros como carpinteros, pero las empresas demandan también a trabajadores de almacenes, operadores o conductores de camiones. El reclutamiento a menudo se realiza por Internet, por ejemplo, a través de Skype, y suele tomar al menos tres meses.

Como muestran los resultados de Expat Insider Survey, a los extranjeros que trabajan en Chequia les gusta la vida en el país. En la encuesta realizada cada año por la organización InterNations, la República Checa se encuentra en el décimo puesto entre los 64 países evaluados. Los extranjeros en la República Checa aprecian las oportunidades del crecimiento profesional, la posibilidad de compaginar la vida laboral con el tiempo libre, el estado de la economía checa y las condiciones para llevar una vida familiar. Por lo general, están satisfechos con la calidad de vida en el país, incluyendo los costos de vida. Al contrario, casi la mitad de los encuestados afirmó que era muy difícil encontrar amigos entre la población local, lo que no les permitía sentirse como en casa. Una tercera parte de los extranjeros considera a los checos como hostiles hacia los extranjeros. De hecho, otra encuesta enfocada en las opiniones del público general en el país confirmó que más de la mitad de los checos veía a las personas que llegaban del exterior como un problema para el país. Otro obstáculo para los extranjeros consiste en el idioma checo dado que la vida sin aprender el checo se complica y aprender el checo se dificulta a un 77 por ciento de los extranjeros entrevistados.

En el país actualmente viven unos 560 mil extranjeros, la mayoría de Ucrania, Eslovaquia y Vietnam. Más de 200 mil extranjeros residen en Praga, donde al menos cada quinto trabajador activo viene del exterior. En el promedio a nivel nacional se trata de cada décimo trabajador.

Asimismo, la República Checa atrae cada vez más turistas. Según un estudio de Mastercard, Praga ocupa la posición 28 entre las ciudades más visitadas en todo el mundo. Los visitantes suelen pasar en la capital checa en promedio 2,4 noches. Por todo lo expuesto no es de extrañar que el número de solicitudes de visas haya estado creciendo en los últimos años. El turismo y los negocios son responsables de buena parte de este crecimiento. Viene un mayor número de personas de países como China e India, se ve mayor interés por las estancias en balnearios, pero se registran también más viajes de negocios y de empresarios que acuden a reuniones. El año pasado fue rechazado el 5% del total de las visas pedidas, de algunos países se rechazan muchas solicitudes, de otras muy pocas.

Fuentes: Radio.cz/es-1, Radio.cz/es-2, Domaci.ihned.cz, Lidovky.cz, Radio.cz/es-3. Foto 1 (profimedia.cz), foto 2, foto 3, foto 4.

30 años desde la Revolución de Terciopelo

El 17 de noviembre de 1989 se conmemora como el día en que empezó el fin del régimen comunista en la antigua Checoslovaquia. Fue el día que desencadenó la llamada Revolución de Terciopelo que debe su nombre al transcurso pacífico de los acontecimientos, si bien este hito histórico inició con una represión policial brutal.

Para ese día los estudiantes checoslovacos convocaron una manifestación con el fin de rendir homenaje al estudiante de medicina Jan Opletal, asesinado por los nazis en 1939. El régimen comunista dio el visto bueno a este evento, los estudiantes se reunieron y en la muchedumbre se escucharon también eslóganes en contra del régimen totalitario. Tras la parte oficial de la protesta, unas cinco mil personas se dirigieron inesperadamente al centro de la ciudad. La procesión avanzó hacia la Avenida Nacional para seguir a la Plaza de San Venceslao, pero la Policía les impidió el paso.

La situación se volvió más tensa, los agentes de policía sacaron porras para bloquear la marcha, y hasta golpearon de manera muy dura a varios manifestantes. Sin embargo, esta intervención tan violenta agitó a la sociedad checoslovaca que rechazó esos actos y expresó su apoyo a los estudiantes. Durante el fin de semana siguiente, la gente acudía a la Avenida Nacional a encender velas. Los estudiantes se volvieron a reunir en privado, y el domingo 19 de noviembre, el escritor y disidente Václav Havel tomó el protagonismo convocando a los representantes de la oposición.

El mismo día surgió la plataforma denominada el Foro Cívico que exigía la dimisión de los políticos corruptos y la liberación de los presos políticos. Los estudiantes de la Academia de Artes Escénica organizaron una huelga a la que se sumaron los actores de teatros praguenses, más adelante también de teatros de todo el país y otros estudiantes de las universidades checoslovacas. Finalmente, a lo largo del país tenían lugar manifestaciones de tales dimensiones (como la de la planicie de Letná que contó con 800 mil personas) que el régimen no podía intervenir.

Los asistentes a las protestas hacían sonar las llaves en las plazas, y este sonido se ha convertido en el símbolo de la Revolución. Es decir, las protestas eran pacíficas y la multitudinaria participación de los ciudadanos representaba una clara señal de que las personas querían un cambio radical, no solo ajustes.

Esta demostración del descontento de los ciudadanos obligó al Partido Comunista, ya debilitado por varias circunstancias, a actuar. El 10 de diciembre de 1989 el presidente Gustav Husák renunció a su cargo y se nombró el Gobierno que no era totalmente comunista. A finales del mes Václav Havel fue nombrado el nuevo presidente de Checoslovaquia. En 1990 se celebraron las primeras elecciones democráticas, poniendo fin definitivo a los 40 años de régimen socialista.

En la República Checa se llevan a cabo numerosos actos conmemorativos para celebrar las tres décadas de libertad y democracia en el país. Además de actos solemnes y homenajes oficiales, se lleva a cabo una amplia gama de eventos culturales abiertos al público, incluyendo conciertos, desfiles, talleres, debates y exposiciones.

En la calle Revolucní 30 en Praga pueden encontrar una exposición que documenta los 30 años de desarrollo de la República Checa desde 1989. En la realización de la muestra colaboraron unos 30 artistas, cuyos trabajos representan de cierta manera una crítica a los acontecimientos que han sucedido en el país a través de las pinturas, fotografías, graffitis y dibujos. La exhibición, que se prolongará hasta el 24 de noviembre, forma parte del Festival de la Libertad. En el marco del festival tendrá lugar también el Concierto por el Futuro en la Plaza de San Venceslao donde actuarán populares músicos checos. Otra exposición Revolución de Terciopelo se celebrará en el Museo Nacional y será inaugurada por el primer ministro checo, junto con sus homólogos de Europa.

A las 17:11 horas el 17 de noviembre, la mayoría de las radios públicas y privadas emitirá la famosa canción Oración para Marta, considerada el himno de la Revolución. La interpretará en vivo la cantante y antigua disidente Marta Kubisová.

Los centros checos lanzan un proyecto especial para ofrecer la mirada al concepto de la libertad desde la perspectiva de los jóvenes nacidos después del año 1989. A través del arte, concretamente, una serie de diseños gráficos, objetos artísticos y joyas, unos 30 estudiantes de dos universidades checas muestran sus percepciones vinculadas con este cambio socio-político. Sus obras estarán exhibidas en la Galería de los Centros Checos en Praga hasta el 25 de noviembre, después se presentarán en centros checos en diferentes países.

Fuentes: Radio.cz/es-1, Radio.cz/es-2. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Visiten los monumentos checos poco conocidos

Del 7 al 15 de septiembre se celebran las Jornadas Europeas del Patrimonio que ofrecerán la entrada gratuita a cientos de edificios históricos, iglesias y monumentos que normalmente no suelen estar abiertos al público.

El evento fue inaugurado a nivel nacional en Litomysl dado que este año se conmemora el aniversario de los 20 años desde la inscripción del castillo local en la lista del patrimonio mundial de la Unesco. Además, la ciudad ha logrado revivir sus monumentos históricos, el hecho que coincide con el tema de las jornadas europeas de este año, estipulado por el Consejo de Europa – los monumentos y la diversión.

En el programa figuran unos 1100 monumentos, atracciones y otras actividades que se desarrollarán en estos días en toda la República Checa. Por ejemplo, en Praga los interesados podrán visitar aproximadamente 30 sitios, entre ellos, la capilla en el viñedo de Santa Clara, la mansión de Grab o varias iglesias en la Praga 8. Sus puertas abrirán también la Nueva Sinagoga en Palmovka o el castillo de Liben.

Además, los turistas podrán encontrar precios de entradas reducidas en algunas exposiciones, o aprovechar la oferta de visitas guiadas fuera de los esquemas tradicionales. De esta manera, será posible conocer las huertas de Havlícek, el área del Nuevo cementerio judío en Liben o el palacio de verano La Estrella (Hvezda).

A la vez se llevan a cabo diferentes actividades acompañantes como conferencias, conciertos, competencias o fiestas municipales.

El objetivo de este evento, que se celebra cada año en septiembre en unos 50 países europeos, es promover el turismo en los sitios no tan turísticos y en parte olvidados. A la vez, quiere proteger el patrimonio cultural del continente, pero también mostrar al público general diferentes monumentos interesantes de todo tipo, desde los arquitectónicos y arqueológicos, hasta los religiosos y técnicos, museos, galerías o bibliotecas. La República Checa participa en estas jornadas desde el año 1991.

Más detalles sobre los monumentos incluidos en las jornadas de este año y actividades acompañantes pueden encontrar en la página web: historickasidla.cz.

Otras fuentes: Novinky.cz, KudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2.

El área de Lednice y Valtice – simbiosis de la arquitectura y la naturaleza

En la cuenca del río Dyje, en Moravia del Sur, cerca de la frontera checo-austríaca, se encuentra un lugar muy interesante que vale la pena visitar. La región como tal es muy plana, presidida por el pequeño macizo calcáreo de Pálava que se ve a gran distancia. También hay tres embalses que son un paraíso de la pesca deportiva. Además, se trata de la región vinícola más importante de la República Checa, así que los aficionados al vino pueden degustar los productos de esta zona del país.

El área de Lednice y Valtice  figura en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Se extiende entre dos ciudades que le dieron nombre. Es una zona plana y boscosa, atravesada por el río Dyje que forma meandros y canales. Gracias a la fertilidad de su tierra y condiciones climáticas, la zona solía estar poblada ya desde la prehistoria por los cazadores de mamuts.

Más tarde la región fue colonizada por las tribus germánicas, celtas y eslavas. Sin embargo, el verdadero florecimiento de la zona se inició en el siglo XIII con la llegada de la casa de los Lichtenstein, provenientes de la provincia austríaca de Estiria. Esta estirpe aristocrática dio al área el aspecto actual dado que no solamente convirtió el paisaje en un bosque-parque, sino que lo completó con edificios de estilo arquitectónico muy atractivo.

No obstante, los Lichtenstein hasta la segunda mitad del siglo XVI residieron en Viena. Fue en esa época cuando trasladaron su sede a la ciudad de Valtice donde construyeron un vistoso palacio residencial. El palacio de Lednice, a su vez, servía más bien como un palacete de verano para descansar. Y para hacer más agradable el ambiente, alrededor del palacio crearon un jardín y un parque. Con el tiempo, todo el recinto experimentó varios cambios, fue remodelado al estilo barroco, y más adelante, en el siglo XIX, reconstruido al estilo neogótico inglés en el que ha permanecido hasta la actualidad.

En el recinto palaciego encontramos el edificio más antiguo, las caballerizas barrocas diseñadas por el famoso arquitecto austríaco Juan Bernardo Fischer de Erlach. El palacio mismo da aspecto de una residencia inglesa y tiene dos pisos, donde los visitantes pueden admirar una escalera tallada de una pieza de roble y mobiliario valioso.

Como cada palacio, también el de Lednice tiene un fantasma. Existe una tradición sobre la dama blanca, llamada Perchta, que tiene allí sus raíces históricas, y con motivo de festejos o eventos especiales, se puede encargarla para que salga de la pared y sorprenda a los visitantes.

El parque alrededor del palacio comprende prados, estanques, un tramo del río Dyje, estatuas, fuentes y una gran variedad de plantas y árboles exóticos. Se extiende sobre 185 hectáreas de extensión, diez de ellas la forma el jardín barroco del estilo francés y el resto es el parque natural paisajista del estilo inglés.

Un gran atractivo del área de Lednice y Valtice lo ofrecen los pequeños edificios decorativos que están dispersados por toda la zona. Enfrente del palacio de Lednice, detrás de un estanque, se alza a unos 60 metros un minarete creado en el período de la adaptación del parque al estilo inglés en la época del romanticismo del siglo XVIII. Otro edificio conocido se halla a dos kilómetros del palacio de Lednice en un meandro del río Dyje. Es una ruina artificial del castillo llamada Janohrad, dentro hay una sala de banquetes y también una habitación para los cazadores cansados de los festejos.

Otros edificios decorativos incluyen, entre otros, la pequeña columnata clasicista de Tres Gracias, la capilla de San Huberto, templetes de Diana y Apolo, o el palacio Belveder. Los visitantes pueden recorrer todos los edificios, trece en total, a pie, en una bicicleta o montando un caballo.

Fuente (adaptado de): Radio.cz/es (Jaroslav Smrz). Foto 1, foto 2, foto 3.

Festival de circo y diversión – así es Letní Letná

En estos días, la capital checa se convierte en un escenario de acróbatas, bailarines, artistas, malabaristas, payasos, pero también espectáculos de teatro. El 14 de agosto empezó la edición número 16 del festival internacional de circo y teatro contemporáneos que cada año da la bienvenida a los mejores artistas y grupos de todo el mundo. Y esta vez realmente comenzó de manera poco usual – con la actuación sorprendente de la funámbula francés Tatiana-Mosio Bongonga que atravesó una cuerda de 350 metros sobre el río Moldava a una altura de 35 metros. Durante los aproximadamente 40 minutos de su actuación no estaba asegurada. El primer día del festival concluyó con un concierto del grupo argentino-español La Orquesta Informal.

Este evento cultural único de su tipo en el país, que se prolongará hasta el 1 de septiembre, se celebra en el parque de Letná, un lugar muy popular de Praga que ofrece vistas espectaculares de la ciudad con el río Moldava cruzado por varios puentes. No sorprende que el festival siempre atrae un número elevado de visitantes, aún así logra conservar su ambiente de verano y circo agradable. El variado programa de espectáculos impresionantes ofrece experiencias única para todos los amantes del teatro de movimiento, acrobacia, payasos, humor y otros tipos de diversión.

Como una de las estrellas principales de esta edición se presenta Cirque Aitalcon con el espectáculo Saison du Cirque que entrelaza diferentes estilos y también talentos del mundo entero. Los visitantes pueden ver también al grupo canadiense Cirque Alfonse con su musical audaz denominado TABARNAK, inspirado por una pequeña iglesia en Canadá que representa el centro de toda la comunidad.

Por primera vez llega un grupo de artistas mujeres nunca antes visto en Europa, fuera de Francia. Las reconocidas artistas del nuevo circo francés muestran un proyecto único que se llama Proyecto PDF. Diecisiete mujeres en la escena ilustran el universo con una estética llena de colores, se mezclan diferentes tipos de acrobacia y teatro. Otra novedad es el circo del maestro Toni Ronaldoni. Su show tiene lugar en una pequeña carpa donde caben solo 12 espectadores dado que se trata de una actuación que dura tan solo dos minutos, pero que hace sonreír al público.

Además de todos los invitados extranjeros, hay también muchos shows de grupos y artistas checos. Por ejemplo, la agrupación Losers Cirque Company presenta el estreno de su proyecto Héroes que surgió en cooperación con Daniel Spinar, el director artístico del Teatro Nacional. En la escena, el conjunto retrata lo que sucede en el cerebro humano cuando una persona está luchando por su vida en un estado crítico en manos de cirujanos. Esta obra por primera vez conecta el circo moderno con la pantomima.

Por tal razón, los protagonista tuvieron que aprender muchas cosas, ponerse en forma física, pero a la vez saber controlar sus expresiones faciales. De hecho, el circo checo moderno se ha desarrollado mucho en los últimos años, lo que puede apreciar no solamente el público, sino también directores de festivales internacionales invitados al evento.

Como cada año, el festival ofrece un variado programa de acompañamiento. Cada día se celebran presentaciones de cabaret, teatro, conciertos de música, los interesados pueden asistir también a varios talleres de artes plásticas y otras actividades creativas. Los organizadores prepararon espectáculos para niños que pueden participar incluso en una escuela de verano, y para relajarse un rato los asistentes pueden tomar un café en una cafetería agradable que se convierte en un bar palpitante por las noches.

Más información encontrarán en la página web del evento: letniletna.cz.

Otras fuentes: KudyZnudy.cz, Kulturio.cz, Radio.cz/es (Eliska Kubankova). Foto 1, foto 2, foto 3.