Visita al Museo de Artes Aplicadas de Praga

Combinar belleza, calidad y utilidad, este es el objetivo del Museo de Artes Aplicadas en el cual pueden encontrar colecciones de arte decorativo y trabajos de diseño más llamativos del país. Su enfoque se centra en las artesanías y artes aplicadas de las tierras checas que van desde la Antigüedad tardía hasta la actualidad. El museo ofrece un recorrido interesante por la historia y desarrollo de artes decorativas donde los visitantes pueden admirar cerca de medio millón de objetos de vidrio artístico, cerámica, diseño y artes gráficas. Las exposiciones incluyen muestras de joyas, textiles, moda, relojes, muebles, juguetes y fotografías.

El museo fue fundado en la capital checa hace más de 135 años, con el apoyo de Vojtech Lanna, el mayor patrocinador del siglo XIX. Fue él quien se dedicó por primera vez a coleccionar objetos con un interés específico y profesional. Al final de su vida regaló su colección única de vidrio al museo, un acto imprescindible para la institución dado que de esta manera el museo a principios del siglo XX logró disponer de la colección más importante y más grande de vidrio del país.

Sin embargo, un hito importante en el desarrollo de esta institución artística tuvo lugar el 18 de noviembre de 1900 cuando se inauguró el nuevo edificio que alberga las exposiciones del museo hasta la fecha. Se trata de un edificio neorrenacentista, diseñado por el arquitecto Josef Schulz, considerado uno de los inmuebles más exitosos de diseño urbano en el siglo XIX.

La necesidad de adquirir más espacio surgió del enorme interés del público que quería ver las colecciones cada vez más amplias. Por eso la dirección del museo decidió comprar un nuevo terreno y construir otro edificio, gracias al cual las colecciones empezaron a extenderse y ha sido posible exponer ejemplares únicos a nivel mundial. Como recuerda la directora de la institución, Helena Koenigsmarková, en la entrevista con la Radio Checa, se trabajó de manera sistemática y metódica desde el principio con el fin de encontrar las mejores vías para presentar este arte al público.

Esta gran colección nacional de arte aplicado y fotografía tiene una posición de cierta manera privilegiada entre las instituciones de la memoria del país. De hecho, el museo aspira a ser mucho más que un lugar de exposiciones. Según explicó para la Radio Checa el director de Colecciones e Investigación, Radim Vondrácek, es un centro de aprendizaje que quiere explicar la importancia de los objetos del diseño y de las artes decorativas combinados con la arquitectura y otros campos artísticos. Por tal razón, la institución pretende enfrentar la uniformidad que prevalece hoy en día en el mundo preservando la creatividad y contribuyendo a mejorar la calidad de vida. A la vez, quiere convertirse en una plataforma de debate público no solo sobre el arte aplicado, sino sobre la cultura que nos rodea en general.

El museo alberga también una biblioteca grande, especializada en artes decorativas y disciplinas relacionadas. Los interesados pueden acceder sus recursos directamente en las instalaciones del museo o en línea entrando a la base de datos. Además de las exposiciones permanentes se realizan también exhibiciones temáticas, y el museo coopera con otras instituciones similares en todo el mundo.

Desafortunadamente, este año por la pandemia del nuevo coronavirus, el museo y la galería tuvieron que cerrar sus puertas al público en repetidas ocasiones. Esta situación ha causado muchas pérdidas económicas, y a la vez impidió que se realizaran varios proyectos interesantes tanto en el país como en el exterior. Mientras tanto, el museo en sus redes sociales comparte fotos y vídeos de las exposiciones y publica también reportajes acercando el ambiente del museo a los espectadores. A la vez, sigue trabajando en la preparación de exposiciones excepcionales, incluyendo la próxima que debería enfocarse en los cristales matizados.

Fuentes: Espanol.radio.cz (Freddy Valverde), Irozhlas.cz. Foto 1, foto 2, foto3.