Un nuevo requisito para obtener la residencia permanente en la República Checa

El examen de checo para los extranjeros provenientes fuera de la Unión Europea que quieran obtener la residencia permanente en el país será más difícil a partir de septiembre de 2021. Esta semana, el Gobierno aprobó la propuesta presentada por el Ministerio de Educación en noviembre de 2019.

Actualmente, es suficiente que los extranjeros tengan conocimientos básicos del idioma checo, correspondientes al nivel A1 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas que tiene seis niveles. Sin embargo, en consecuencia del cambio, todos los que apliquen para recibir la residencia a partir del 1 de septiembre de 2021, necesitarán demostrar un dominio más avanzado del idioma, correspondiente al nivel A2. La razón principal consiste en el hecho, que el nivel A1 no permite a los extranjeros comunicarse de manera adecuada e integrarse a la sociedad checa sin mayores dificultades. Los ciudadanos de los países de la Unión Europea no necesitan realizar el examen.

El énfasis se pone en el examen oral que dura unos 15 minutos. No se exige un buen conocimiento de la gramática ni la capacidad de expresarse de manera fluida usando frases más largas. El extranjero tiene que demostrar que entiende las informaciones básicas relacionadas con la vida diaria, y que es capaz de hablar sobre estos temas. La parte escrita del examen dura casi dos horas e incluye tareas de comprensión de lectura, comprensión auditiva y de escritura. Es recomendable preparase con anticipación y conocer bien el formato del examen para pasarlo con éxito.

Los extranjeros pueden asistir a los cursos del checo que se llevan a cabo en todas las regiones del país, y son organizados, entre otras instituciones, por los Centros de Apoyo a la Integración de Extranjeros. El soporte metodológico del examen está a disposición aquí. Los interesados pueden encontrar apoyo también a través de las redes sociales: Facebook y Youtube. El examen cuesta 2500 coronas checas. No obstante, el primer intento se paga por medio de un bono expedido por el Departamento de la Política de Asilo y de Migración del Ministerio de Interior.

Además del examen de checo, entre otros requisitos para poder obtener la residencia permanente en la República Checa pertenece el de residir en el país por un mínimo de cinco años. Los solicitantes tienen que adjuntar también un documento que certifique tener recursos suficientes para permanecer en el país y otro que certifique el alojamiento del solicitante.

Según los datos del Ministerio de Interior, en el país residen unos 656 mil extranjeros, de los cuales unos 312 mil tienen la residencia permanente.

Fuentes: Ct24.ceskatelevize.cz, Espanol.radio.cz, Msmt.cz. Foto 1, foto 2.