República Checa

30 años desde la Revolución de Terciopelo

El 17 de noviembre de 1989 se conmemora como el día en que empezó el fin del régimen comunista en la antigua Checoslovaquia. Fue el día que desencadenó la llamada Revolución de Terciopelo que debe su nombre al transcurso pacífico de los acontecimientos, si bien este hito histórico inició con una represión policial brutal.

Para ese día los estudiantes checoslovacos convocaron una manifestación con el fin de rendir homenaje al estudiante de medicina Jan Opletal, asesinado por los nazis en 1939. El régimen comunista dio el visto bueno a este evento, los estudiantes se reunieron y en la muchedumbre se escucharon también eslóganes en contra del régimen totalitario. Tras la parte oficial de la protesta, unas cinco mil personas se dirigieron inesperadamente al centro de la ciudad. La procesión avanzó hacia la Avenida Nacional para seguir a la Plaza de San Venceslao, pero la Policía les impidió el paso.

La situación se volvió más tensa, los agentes de policía sacaron porras para bloquear la marcha, y hasta golpearon de manera muy dura a varios manifestantes. Sin embargo, esta intervención tan violenta agitó a la sociedad checoslovaca que rechazó esos actos y expresó su apoyo a los estudiantes. Durante el fin de semana siguiente, la gente acudía a la Avenida Nacional a encender velas. Los estudiantes se volvieron a reunir en privado, y el domingo 19 de noviembre, el escritor y disidente Václav Havel tomó el protagonismo convocando a los representantes de la oposición.

El mismo día surgió la plataforma denominada el Foro Cívico que exigía la dimisión de los políticos corruptos y la liberación de los presos políticos. Los estudiantes de la Academia de Artes Escénica organizaron una huelga a la que se sumaron los actores de teatros praguenses, más adelante también de teatros de todo el país y otros estudiantes de las universidades checoslovacas. Finalmente, a lo largo del país tenían lugar manifestaciones de tales dimensiones (como la de la planicie de Letná que contó con 800 mil personas) que el régimen no podía intervenir.

Los asistentes a las protestas hacían sonar las llaves en las plazas, y este sonido se ha convertido en el símbolo de la Revolución. Es decir, las protestas eran pacíficas y la multitudinaria participación de los ciudadanos representaba una clara señal de que las personas querían un cambio radical, no solo ajustes.

Esta demostración del descontento de los ciudadanos obligó al Partido Comunista, ya debilitado por varias circunstancias, a actuar. El 10 de diciembre de 1989 el presidente Gustav Husák renunció a su cargo y se nombró el Gobierno que no era totalmente comunista. A finales del mes Václav Havel fue nombrado el nuevo presidente de Checoslovaquia. En 1990 se celebraron las primeras elecciones democráticas, poniendo fin definitivo a los 40 años de régimen socialista.

En la República Checa se llevan a cabo numerosos actos conmemorativos para celebrar las tres décadas de libertad y democracia en el país. Además de actos solemnes y homenajes oficiales, se lleva a cabo una amplia gama de eventos culturales abiertos al público, incluyendo conciertos, desfiles, talleres, debates y exposiciones.

En la calle Revolucní 30 en Praga pueden encontrar una exposición que documenta los 30 años de desarrollo de la República Checa desde 1989. En la realización de la muestra colaboraron unos 30 artistas, cuyos trabajos representan de cierta manera una crítica a los acontecimientos que han sucedido en el país a través de las pinturas, fotografías, graffitis y dibujos. La exhibición, que se prolongará hasta el 24 de noviembre, forma parte del Festival de la Libertad. En el marco del festival tendrá lugar también el Concierto por el Futuro en la Plaza de San Venceslao donde actuarán populares músicos checos. Otra exposición Revolución de Terciopelo se celebrará en el Museo Nacional y será inaugurada por el primer ministro checo, junto con sus homólogos de Europa.

A las 17:11 horas el 17 de noviembre, la mayoría de las radios públicas y privadas emitirá la famosa canción Oración para Marta, considerada el himno de la Revolución. La interpretará en vivo la cantante y antigua disidente Marta Kubisová.

Los centros checos lanzan un proyecto especial para ofrecer la mirada al concepto de la libertad desde la perspectiva de los jóvenes nacidos después del año 1989. A través del arte, concretamente, una serie de diseños gráficos, objetos artísticos y joyas, unos 30 estudiantes de dos universidades checas muestran sus percepciones vinculadas con este cambio socio-político. Sus obras estarán exhibidas en la Galería de los Centros Checos en Praga hasta el 25 de noviembre, después se presentarán en centros checos en diferentes países.

Fuentes: Radio.cz/es-1, Radio.cz/es-2. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

El otoño checo en ritmo de diferentes géneros de música

Los personajes de la escena musical contemporánea tienen un encuentro en Praga donde se celebra la vigésima tercera edición del festival internacional de música Struny podzimu (Cuerdas del otoño). Uno de los eventos de música más innovadores de la escena cultural checa empezó el 15 de octubre y se prolongará hasta el 13 de noviembre. Los organizadores suelen definirlo como revelador, audaz y multigénero.

Es que quiere mostrar la variedad infinita del mundo de la música sin considerar los límites de géneros. Por tal razón, en el programa figuran conciertos de música clásica, pero también presentaciones de jazz, crossover, música electrónica, antigua y hasta étnica. Los amantes de música pueden escoger de una oferta amplia de conciertos celebrados en diferentes escenarios de la capital checa como son salas de concierto, teatros o monasterios. La misión del evento consiste en proporcionar al público general experiencias artísticas únicas y darle la posibilidad de encontrar música que no podría escuchar en otra parte.

El festival fue inaugurado por la cantante y pianista británica Laura Mvula. Entre otros invitados se destacan el reconocido saxofonista Charles Lloyd, quien regresó a Praga después de ocho años, el pianista de jazz Fred Hersch o la presentación del grupo vanguardista JACK Quartet que llega de los EE.UU.

Michael Gordon, el compositor famoso a nivel mundial, presentará personalmente sus tres composiciones, entre ellas la obra Timber que será interpretada por seis percusionistas tocando tablones de madera. No hacen falta ni los músicos checos como es el saxofonista Lubos Soukup quien mostró su arte junto con el guitarrista africano Lionel Louek en un dúo instrumental, o el excelente violoncelista Jiri Barta quien interpretará seis suits de J. S. Bach.

En un proyecto escénico especial, el evento rinde homenaje a Jirí Suchý y Jirí Slitr, una genial pareja de músicos, autores de unas 300 canciones, que en 1959 fundaron en Praga el legendario teatro musical Semafor. El nombre de Semafor hace referencia a un acrónimo que señala a las siete pequeñas formas artísticas, o sea:  las comedias musicales, conciertos de jazz, producciones fílmicas, poesía, pantomima, títeres y artes plásticas. Las leyendas de la escena de hip-hop, De La Soul, serán los protagonistas del último concierto del festival.

Como en las ediciones anteriores, se lleva a cabo también el espacio acompañante denominado Offstrings que cuenta con dos minifestivales. La semana de la música americana conmemora los pioneros de la música americana moderna desde John Cage y Steve Reich hasta las obras contemporáneas. El otro evento, Cuerdas en el film, que se desarrolla en el nuevo cine Edison Filmhub de Praga, celebra la relación entre la música, la cinematografía y la televisión.

Struny podzimu tuvo lugar por primera vez en 1996 durante la presidencia de Václav Havel, y fue fundado por los dos curadores del programa musical del Castillo de Praga de la época, Marek Vrabec y Martin Pechanec. Desde su inicio, el evento ha llamado la atención gracias a su programa muy original con conciertos excepcionales de músicos de talla mundial. Si bien empezó como una pequeña serie de programas de la agenda cultural del Castillo, con el tiempo se convirtió en un proyecto más amplio caracterizado por su apertura dramatúrgica y la interconexión de muchos géneros musicales.

El programa completo y más detalles pueden encontrar en la página web: strunypodzimu.cz.

Otras fuentes: KudyZnudy.cz, Lidovky.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

Un poco de historia sobre el día nacional checo – 28 de octubre

Hoy, la República Checa celebra su día nacional, el día de la fundación de Checoslovaquia como estado independiente tras la caída del Imperio austro-húngaro. Al finalizar la Primera Guerra Mundial, el 28 de octubre de 1918 en la Plaza de San Venceslao en Praga, fue declarada la independencia del nuevo estado y se empezó a escribir la historia moderna del país. En 1993 Checoslovaquia se dividió en dos estados independientes – la República Checa y Eslovaquia – pero aún así sigue celebrando su fundación en dicha fecha.

La sociedad checa no había aceptado nunca como suyo el Estado austríaco. Con el estallido de la guerra mundial arreció la hostilidad de las autoridades austríacas hacia los checos. Fue clausurado el parlamento, los derechos democráticos se vieron cada vez más limitados y sobre la dirección del Estado se fue incrementando la influencia de los belicosos mandos militares. Además, las tierras checas se veían obligadas a apoyar la causa bélica de la monarquía de los Habsburgo con suministros de cereales y otros alimentos que empezaban a escasear en el país.

Sin embargo, entre los políticos checos tan sólo uno tuvo el coraje de romper abiertamente con la monarquía austro-húngara en el mismo año en que estallara la Gran Guerra: Tomás Garrigue Masaryk. Él se dio cuenta de que el resultado del conflicto tendría una importancia trascendental para el destino de la nación checa.

A finales del año 1914 Masaryk partió de su patria para encabezar en el exilio el movimiento de resistencia antiHabsburgo. Dado que ya no creía en la posibilidad de democratizar el sistema político de Austria- Hungría, empezó a coordinar la lucha por un estado nacional checoslovaco independiente, como parte de una nueva Europa.

No hubo indicios de una gran opresión por parte de Austria sobre Bohemia y Moravia ya que existía un principio de multiculturalidad, y de cierta manera se reconocían las particularidades regionales del Imperio. Sin embargo existía opresión del Reino de Hungría sobre los eslovacos que ansiaban salir del control centralista húngaro. Precisamente gracias a la determinación por la independencia en Eslovaquia, en Chequia se pudo conseguir el objetivo, ya que por sí sola tenía a 3.2 millones de alemanes viviendo en el territorio que se oponían a la separación de Austria.

Masaryk finalmente logró persuadir al presidente norteamericano, Woodrow Wilson, y a los demás aliados de la Entente de la necesidad de implantar un nuevo ordenamiento de Europa Central, donde el futuro Estado Checoslovaco actuara como un dique separador entre dos potencias con apetitos hegemónicos: Alemania y Rusia. En el futuro estado independiente los checos convivirían con la vecina nación eslovaca como dos ramas de una sola nación eslava – la nación checoslovaca. Los escollos de esta concepción se revelarían posteriormente, dando origen a una permanente tensión entre checos y eslovacos.

El 28 de octubre de 1918 el Comité Nacional asumió en Praga el control de las principales instituciones. Por la tarde fue proclamada oficialmente en la Plaza de Venceslao, en Praga, la Checoslovaquia independiente.

En conmemoración a esta fiesta nacional, se dará un concierto en Cali, organizado por la Embajada de la República Checa en Bogotá, junto con el Consulado de la República Checa en Cali. El evento tendrá lugar el 30 de octubre en el Conservatorio Antonio María Valencia en Cali. El programa de música clásica checa será presentado por los pianistas Václav Pacl y Manuel Alejandro Muñoz Burgos y la violoncellista Marianna Kononenko. Después del concierto se ofrecerá una copa de vino en el foyer del conservatorio del Instituto Departamental de Bellas Artes, dónde el público podrá apreciar la exposición fotográfica La Revolución del Terciopelo 1989.

Por supuesto, también en diferentes ciudades de la República Checa se llevan a cabo eventos en ocasión de la proclamación del estado independiente. Sobre todo, suelen tener lugar actos de piedad cuando se colocan coronas de flores al pie de monumentos a Tomás Garrigue Masaryk, el llamado padre de la república, dado que fue él quien con dos eslovacos (Edvard Benes y Milan Rastislav Stefanik) proclamó la independencia. Mientras que Masaryk llegó a ser el primer presidente de Checoslovaquia, Benes, como diplomático, fue ministro de relaciones exteriores y el segundo presidente de la república. Štefánik, que había sido general en el ejército francés durante la Primera Guerra Mundial, contribuyó a la causa y pasó a ser ministro de guerra.

En varios lugares del país se organizan desfiles de farolillos y espectáculos de fuegos artificiales. A menudo, particularmente en la capital, se llevan a cabo diferentes manifestaciones o protestas. El público general podrá aprovechar la oportunidad de visitar varios monumentos y lugares interesantes que a lo largo del año no suelen estar accesibles. Entre ellos se destacan la Casa Municipal en la cual fue declarada la independencia, la Cámara de los Diputados y el Senado de la República Checa y la Villa de Kramár, es decir, la residencia del primer presidente de gobierno checoslovaco.

Fuente: aquí, Embajada de la República Checa en Colombia. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Celebramos la Fiesta Nacional de la República Checa

El jueves 17 de octubre se realizó una recepción solemne con motivo de la Fiesta Nacional de la República Checa y la visita oficial del Ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa, señor Tomas Petricek. Las representantes de Asocheca se unieron a esta celebración del Día Nacional que conmemora la fundación del estado independiente de Checoslovaquia el 28 de octubre de 1918.

Al evento, organizado por la Embajada de la República Checa en Colombia, asistieron también varios empresarios checos, otros compatriotas checos residentes en Colombia, varios representantes de las instituciones del Estado colombiano, del cuerpo diplomático en Colombia y otros amigos de la República Checa. La recepción tuvo lugar en el Gun Club en Bogotá desde las 7 p.m. hasta las 9 p.m.

Durante la noche sonaron los dos himnos, tanto el colombiano como el checo. A continuación, el Ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa dio un discurso en español destacando diferentes formas de cooperación entre los dos estados, incluyendo un nuevo proyecto humanitario destinado a ayudar a los inmigrantes venezolanos en Colombia.

Luego, la Embajadora checa en Colombia, señora Katerina Lukesova, complementó la información sobre cómo se han desarrollado las relaciones entre la República Checa y Colombia con otros detalles. Mencionó, entre otras cosas, el trabajo realizado por la Embajada checa, numerosas visitas de  los representantes estatales y del sector privado del país en Colombia, el apoyo brindado al desarrollo de la cooperación económica, pero también la creciente cooperación en el campo de la educación y la cultura.

Los invitados pudieron también conocer una exposición fotográfica relacionada con los hechos del año 1989, conocidos como la Revolución de Terciopelo que significó el fin del régimen totalitario en Checoslovaquia.

Nuevo diccionario checo con todo el español de América

Hace poco, el reconocido profesor de la Universidad de Palacký de Olomouc, Jiri Cerny, publicó un enorme diccionario de americanismos español-checo. Se trata de tres tomos de más de mil páginas que le demandaron a su autor veinte años de trabajo y dedicación exclusiva. Como dice el lingüista Cerny, el diccionario es fruto de las relaciones que fue construyendo con otros profesores, colegas y alumnos, en los distintos espacios que pudo compartir con latinoamericanos en una época cuando no era nada fácil poder hacerlo.

Según él, la primera idea surgió durante sus estudios del español en los años 50 dado que su profesor que nació en Brasil, hablaba el portugués brasileño y el español americano. Se interesó mucho por América Latina, pero en aquella época la gente no se imaginaba poder viajar y tener muchas relaciones con los extranjeros. Sin embargo, al terminar sus estudios en 1959, empezó a trabajar como profesor del checo dando un curso para extranjeros en la ciudad balneario de Mariánské Lázne. Entre sus alumnos había un mexicano, un cubano, dos bolivianos y tres brasileños. Más de diez años después, Cerny tuvo la oportunidad de salir a estudiar a Portugal, y más adelante a Madrid donde compartía el alojamiento con un grupo de latinos de México, Colombia o Cuba.

Finalmente, a finales de los años 90, Cerny comenzó a preparar un diccionario en tres fases. La primera que fue más mecánica, pero exigió mucho tiempo, era agrupar algunos diccionarios de base como un diccionario de mexicanismos, otro de colombianismos, otros dedicados a la jerga o a las formas de palabras típicas para algunos países. De hecho, con los estudiantes que colaboraron en el proyecto llegaron a trabajar con 34 diccionarios diferentes. En la segunda fase, el equipo se ocupó de adjuntarle a cada palabra un equivalente checo. La tercera fase fue la más difícil porque tuvieron que reunir todo el material para desplegar los múltiples significados de una palabra en distintos países como les pasó, por ejemplo, con la palabra “chiva”. El diccionario explica cada una de las varias aceptaciones de esta palabra que en Argentina puede significar “barba”, en Cuba “bicicleta” y en Colombia “autobús”.

De esta manera, entre las ventajas del nuevo diccionario el profesor menciona que le ahorra un trabajo considerable a un traductor dado que le ofrece unas quince o veinte definiciones checas posibles. A la vez, el diccionario puede servir a los checos que no conocen el español porque tiene muchas informaciones útiles sobre la fauna, la flora, las etnias indígenas, pero también sobre el modo de vivir, la astronomía y mitología, es decir, las cosas que es difícil encontrar en otras fuentes.

En cuanto a la región de América Latina, el profesor checo destaca su notable historia, la belleza de su naturaleza, y su atmósfera especial y amigable que hace que los checos que llegan a Latinoamérica puedan sentirse como en casa. Cerny considera como americanismos no solamente las expresiones o frases que no se conocen en España, sino todas las expresiones y frases que nacieron en América. Aunque el español no es el número uno entre las lenguas extranjeras en la República Checa, que actualmente es el inglés (y algunos dicen que podría ser también el chino más adelante), el interés de los checos por aprender el español ha venido creciendo, a diferencia de otros idiomas como, por ejemplo, el francés.

El recién nacido diccionario recibió el primer premio de 2019 al mejor diccionario editado en la República Checa y Eslovaquia que otorga la Unión Checa de Intérpretes y Traductores. Además, el profesor checo acabó de publicar un libro de memorias denominado Cómo fue la vida (Jak šel život).

Fuente (adaptado de): Radio.cz/es (Juan Pablo Bertazza).

Publicación de Asocheca sobre el Niño Jesús de Praga

La Asociación de Amistad colombo-checa, Asocheca, tiene como misión dar a conocer en Colombia los valores culturales de la República Checa. El Niño Jesús de Praga que recoge leyendas, historias y mitos de diferentes partes y se vuelve el prototipo de un culto universal en el mundo occidental, representa uno de los aspectos más conocidos de la República Checa en Colombia.

Por esta razón las representantes de Asocheca han realizado una investigación cuyo objeti­vo ha sido hacerle seguimiento a este fervor y entender cómo y por qué se ha diseminado por todo el territorio de Colombia. Existe muy poca literatura al respecto, y por lo tanto fue necesario visitar algunos centros de devoción y entrevistar a personas que han estado inmersas en su culto.

La publicación contiene información sobre el origen de la estatuilla del Niño Jesús de Praga, su llegada a Colombia y la manera en que el Divino Niño del 20 de Julio surgió de esta devoción. Hay también una breve descripción de algunos de los lugares donde se encuentra su imagen.

La obra de Leos Janacek en el festival Ópera al Parque en Bogotá

Este año el Festival Ópera al Parque llega a la versión XXII y la Orquesta Filarmónica de Bogotá ha preparado una programación con siete obras, 14 conciertos y 18 actividades a realizarse entre el 11 y 19 de octubre.

En esta ocasión, la Orquesta Filarmónica de Bogotá estrenará en Colombia la ópera La zorrita astuta de Leos Janacek, compositor checo del siglo XX. El título, basado en una historieta cómica de Rudolf Tesnohlídek y Stanislav Lolek, será interpretado por la Orquesta Filarmónica Juvenil y el Coro Filarmónico Juvenil de la Orquesta Filarmónica de Bogotá.

Escrita en 1923, con libreto del mismo compositor, Janacek compagina en tres actos el mundo de los animales y de los hombres como personajes centrales de una gran obra poética, en la que revela su inmenso amor por la naturaleza y la celebración de la vida. En la obra que es la cuarta producción de la Orquesta, animales y hombres conviven y se relacionan entre sí, un tema pertinente en momentos en los que la humanidad replantea su relación con la naturaleza. La pequeña zorrita astuta, es la primera ópera de origen checo que se presenta en Colombia, una historia de amor, tragedia, fantasía y realidad, que termina con la alegría de estar vivo y donde la muerte se acepta como algo natural; un viaje filosófico emprendido con humor y crudeza alrededor de la vida.

La zorrita astuta contará con un elenco de lujo: Josep Caballé Domenech (director musical), André Heller-Lopes (director escénico y de arte); las sopranos Julieth Lozano (Zorrita Astuta), Amalia Avilán (Zorro) y Rocío Del Pilar Quintero (Esposa Guardabosques); el tenor Christian Correa (Rector de la Escuela); los barítonos Homero Velho (Guardabosques) y Camilo Mendoza (Cazador) y el bajo Hyalmar Mitrotti (Sacerdote y Tejón).

“Este año, por primera vez hacemos La pequeña zorrita astuta en Colombia y por primera vez se hace en español en el mundo, nos permite dejar una versión que seguramente va a circular en diferentes países”, aseguró Sandra Meluk, directora general de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Como indicó el maestro Alejandro Roca: “Janacek es uno de los compositores más importantes de ópera del siglo XX, con una producción vasta y significativa… Es importante estrenar su ópera en Colombia porque es una de sus obras más conocidas y representativas, que estamos seguros le va a gustar al público capitalino.”

Esta nueva producción se podrá disfrutar en familia, en tres funciones con entrada libre: sábado 12 y domingo 13 de octubre, en el Parque 93, 7:00 pm y viernes 18 de octubre, en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, 8:00 pm.

Leos Janacek (1854-1928) fue un compositor, teórico musical, estudioso del folclore y profesor checo. Se inspiró en la música tradicional de Moravia y de otras cultural eslavas para crear un estilo musical, considerado tanto en su época como en la actualidad, original y moderno. Alcanzó la madurez musical a una época tardía, cuando tenía alrededor de 50 años. En 1903 terminó su ópera Jenufa que fue estrenada en Brno un año después. Desde la presentación de su obra en el Teatro Nacional de Praga en 1916, comenzó a dar la vuelta al mundo, y hasta hoy en día se trata de una de las óperas checas más apreciadas a nivel internacional. Siguieron otras obras de gran importancia, entre las que se incluyen óperas como Katia Kabanová, la Sinfonietta, la Misa glagolítica, la rapsodia para orquesta Taras Bulba, dos cuartetos de cuerda y otras obras de cámara. Gracias a estas creaciones de madurez, Janacek está considerado como uno de los compositores checos más importantes, junto con Antonin Dvorak y Bedrich Smetana.

Fuentes: FilarmonicaBogota.gov.co-1, FilarmonicaBogota.gov.co-2, Radio.cz/es, Wikipedia.org. Foto 1, foto 2, foto 3.

La exposición conmemora la vida del monarca Venceslao IV

En la Caballeriza Imperial del Castillo de Praga se celebra una exposición especial dedicada al rey checo y romano Venceslao IV con motivo del 600 aniversario de su muerte. De esta manera, el público puede conocer la vida del rey, su compleja personalidad y sus conexiones. Esta exposición denominada Venceslao IV: rey checo y romano se prolongará hasta el 3 de noviembre.

Venceslao IV fue hijo y sucesor del emperador germánico y el padre de la patria Carlos IV, pertenecía a la Casa de Luxemburgo. Aunque no es valorado de manera muy positiva en la historia moderna, y se dice que vivió en la sombra de su padre y su hermano Segismundo de Luxemburgo, durante su reinado el país florecía. A pesar de la lista de sus vicios, sobre todo en contraste con su padre Carlos IV, fue un hombre muy culto, le encantaban los libros, particularmente los libros ilustrados. A la vez le gustaba el ambiente universitario en la Universidad de Praga. De hecho, bajo su reinado, al igual que en la época de Carlos IV, Praga fue uno de los principales centros europeos de la arquitectura y el arte.

A los visitantes de la exhibición les esperan ejemplos de arte aplicado, escultura y pintura del llamado estilo hermoso. Esta corriente de arte gótico surgió alrededor del año 1400 cuando reinaba Venceslao IV. Se pueden admirar, por ejemplo, pinturas, objetos de artesanía gótica, objetos litúrgicos de los siglos XIV y XV, joyas de metales preciosos o una serie de textiles.

Entre los objetos artísticos más valiosos del evento se destaca un cuerno decorado para beber de Dresde. Se pueden ver también varias vidrieras magníficas provenientes de castillos checos como Kost, o de iglesias como Slivenec en Praga. Además, la exposición muestra también una colección de túnicas funerarias, perteneciente al Castillo de Praga, que representa uno de los conjuntos medievales más importantes del mundo.

Según uno de los autores de la exposición, el rey checo apoyaba a los artistas de la corte. No obstante, los artistas necesitaban metales preciosos para poder retratar a los monarcas en la pintura. En este sentido, sirvieron mucho las seis toneladas de oro halladas en las minas de Jílové, además de plata encontrada en las ciudades de Kutná Hora y Jihlava. En las salas de exposición se pueden ver también las joyas de coronación de Venceslao IV y fragmentos arquitectónicos de la Catedral de san Vito, cuya bóveda principal todavía no estaba terminada durante la época.

A la vez llaman la atención las custodias de Sedles y de Velká Bíteš, el busto de san Pedro y san Pablo del Palacio Arzobispal de Praga, el relicario de santa Margarita del monasterio de Brevnov, o el cetro universitario de la Universidad Humboldt de Berlín.

De hecho, la exposición ofrece no solamente objetos provenientes de Chequia, sino también varios artículos prestados del exterior. Entre ellos pueden encontrar una hermosa silla de montar, completamente cubierta de ornamentos. Se trata del préstamo del Museo Metropolitano de Nueva York. Esta pieza única probablemente pertenecía a Sofía de Baviera, la segunda esposa del rey Venceslao IV, dado que tiene talladas las letras V (como Venceslao) y E (como Elfenia, es decir, Sofía).

Fuente: adaptado de Radio.cz/es (Eliška Kubánková). Otras fuentes: Magazin.aktualne.cz. Foto 1-3.

Visiten los monumentos checos poco conocidos

Del 7 al 15 de septiembre se celebran las Jornadas Europeas del Patrimonio que ofrecerán la entrada gratuita a cientos de edificios históricos, iglesias y monumentos que normalmente no suelen estar abiertos al público.

El evento fue inaugurado a nivel nacional en Litomysl dado que este año se conmemora el aniversario de los 20 años desde la inscripción del castillo local en la lista del patrimonio mundial de la Unesco. Además, la ciudad ha logrado revivir sus monumentos históricos, el hecho que coincide con el tema de las jornadas europeas de este año, estipulado por el Consejo de Europa – los monumentos y la diversión.

En el programa figuran unos 1100 monumentos, atracciones y otras actividades que se desarrollarán en estos días en toda la República Checa. Por ejemplo, en Praga los interesados podrán visitar aproximadamente 30 sitios, entre ellos, la capilla en el viñedo de Santa Clara, la mansión de Grab o varias iglesias en la Praga 8. Sus puertas abrirán también la Nueva Sinagoga en Palmovka o el castillo de Liben.

Además, los turistas podrán encontrar precios de entradas reducidas en algunas exposiciones, o aprovechar la oferta de visitas guiadas fuera de los esquemas tradicionales. De esta manera, será posible conocer las huertas de Havlícek, el área del Nuevo cementerio judío en Liben o el palacio de verano La Estrella (Hvezda).

A la vez se llevan a cabo diferentes actividades acompañantes como conferencias, conciertos, competencias o fiestas municipales.

El objetivo de este evento, que se celebra cada año en septiembre en unos 50 países europeos, es promover el turismo en los sitios no tan turísticos y en parte olvidados. A la vez, quiere proteger el patrimonio cultural del continente, pero también mostrar al público general diferentes monumentos interesantes de todo tipo, desde los arquitectónicos y arqueológicos, hasta los religiosos y técnicos, museos, galerías o bibliotecas. La República Checa participa en estas jornadas desde el año 1991.

Más detalles sobre los monumentos incluidos en las jornadas de este año y actividades acompañantes pueden encontrar en la página web: historickasidla.cz.

Otras fuentes: Novinky.cz, KudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2.

El área de Lednice y Valtice – simbiosis de la arquitectura y la naturaleza

En la cuenca del río Dyje, en Moravia del Sur, cerca de la frontera checo-austríaca, se encuentra un lugar muy interesante que vale la pena visitar. La región como tal es muy plana, presidida por el pequeño macizo calcáreo de Pálava que se ve a gran distancia. También hay tres embalses que son un paraíso de la pesca deportiva. Además, se trata de la región vinícola más importante de la República Checa, así que los aficionados al vino pueden degustar los productos de esta zona del país.

El área de Lednice y Valtice  figura en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Se extiende entre dos ciudades que le dieron nombre. Es una zona plana y boscosa, atravesada por el río Dyje que forma meandros y canales. Gracias a la fertilidad de su tierra y condiciones climáticas, la zona solía estar poblada ya desde la prehistoria por los cazadores de mamuts.

Más tarde la región fue colonizada por las tribus germánicas, celtas y eslavas. Sin embargo, el verdadero florecimiento de la zona se inició en el siglo XIII con la llegada de la casa de los Lichtenstein, provenientes de la provincia austríaca de Estiria. Esta estirpe aristocrática dio al área el aspecto actual dado que no solamente convirtió el paisaje en un bosque-parque, sino que lo completó con edificios de estilo arquitectónico muy atractivo.

No obstante, los Lichtenstein hasta la segunda mitad del siglo XVI residieron en Viena. Fue en esa época cuando trasladaron su sede a la ciudad de Valtice donde construyeron un vistoso palacio residencial. El palacio de Lednice, a su vez, servía más bien como un palacete de verano para descansar. Y para hacer más agradable el ambiente, alrededor del palacio crearon un jardín y un parque. Con el tiempo, todo el recinto experimentó varios cambios, fue remodelado al estilo barroco, y más adelante, en el siglo XIX, reconstruido al estilo neogótico inglés en el que ha permanecido hasta la actualidad.

En el recinto palaciego encontramos el edificio más antiguo, las caballerizas barrocas diseñadas por el famoso arquitecto austríaco Juan Bernardo Fischer de Erlach. El palacio mismo da aspecto de una residencia inglesa y tiene dos pisos, donde los visitantes pueden admirar una escalera tallada de una pieza de roble y mobiliario valioso.

Como cada palacio, también el de Lednice tiene un fantasma. Existe una tradición sobre la dama blanca, llamada Perchta, que tiene allí sus raíces históricas, y con motivo de festejos o eventos especiales, se puede encargarla para que salga de la pared y sorprenda a los visitantes.

El parque alrededor del palacio comprende prados, estanques, un tramo del río Dyje, estatuas, fuentes y una gran variedad de plantas y árboles exóticos. Se extiende sobre 185 hectáreas de extensión, diez de ellas la forma el jardín barroco del estilo francés y el resto es el parque natural paisajista del estilo inglés.

Un gran atractivo del área de Lednice y Valtice lo ofrecen los pequeños edificios decorativos que están dispersados por toda la zona. Enfrente del palacio de Lednice, detrás de un estanque, se alza a unos 60 metros un minarete creado en el período de la adaptación del parque al estilo inglés en la época del romanticismo del siglo XVIII. Otro edificio conocido se halla a dos kilómetros del palacio de Lednice en un meandro del río Dyje. Es una ruina artificial del castillo llamada Janohrad, dentro hay una sala de banquetes y también una habitación para los cazadores cansados de los festejos.

Otros edificios decorativos incluyen, entre otros, la pequeña columnata clasicista de Tres Gracias, la capilla de San Huberto, templetes de Diana y Apolo, o el palacio Belveder. Los visitantes pueden recorrer todos los edificios, trece en total, a pie, en una bicicleta o montando un caballo.

Fuente (adaptado de): Radio.cz/es (Jaroslav Smrz). Foto 1, foto 2, foto 3.