República Checa

Película checa en Eurocine 2018

Entre abril y mayo se celebra el Festival del cine europeo, Eurocine, que llega a varias ciudades colombianas, incluyendo Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Pereira, Barranquilla y Barrancabermeja. Hungría es el país invitado de esta edición, cuyo objetivo consiste en tender puentes entre Colombia y diferentes puntos de Europa. Por lo tanto en la programación figuran relatos cinematográficos que, hablando de las complejidades del ser humano y sus profundos deseos, muestran que a pesar de la distancia física, las realidades europeas no difieren mucho de las colombianas.

Al cine checo en el marco del festival Eurocine, lo representa la última película del director checo Miroslav Krobot denominada Cuarteto (Kvarteto). Es una dramedia (comedia dramática) de líos amorosos dentro de un cuarteto de cuerda que ensaya en la bella ciudad barroca de Olomouc. En la película participan algunos actores clásicos del cine checo, como Jirí Schmitzer, el inolvidable gerente de la fábrica de cerveza en Tijeretazos de Jirí Menzel, o como es habitual en las películas de Krobot, miembros de la compañía del Teatro de Dejvice, que dirige en Praga, como Barbora Poláková, Pavlína Štorková o Jaroslav Plesl.

La película tuvo su estreno mundial en el Festival de Cine de Chicago de 2017 con gran éxito tanto de la crítica como del público general.

En Colombia se celebrarán 6 proyecciones en total, cuatro en Bogotá, una en Medellín y una en Cali. La programación es la siguiente:

Bogotá
– 12 de abril: 05:00 p.m. en Cinemateca Distrital
– 19 de abril: 06:15 p.m. en Cine Colombia Avenida Chile
– 21 de abril: 03:30 p.m. en Cine Colombia Calle 100
– 22 de abril: 09:00 p.m. en Cinemanía

Cali
– 28 de abril: 04:00 p.m. en Cinemateca Museo La Tertulia

Medellín
– 28 de abil: 06:30 p.m. en Centro Colombo Americano Medellín

Miroslav Krobot (Šumperk, 1951) tiene una larga y reconocida carrera teatral y cinematográfica a sus espaldas, en una trayectoria marcada siempre por la coherencia. Sus papeles más conocidos por el gran público, también internacionalmente, llegaron con películas como Locuras Cotidianas, de Petr Zelenka, y sobre todo Alois Nebel, de Tomáš Luñák, premio a la Mejor Película de Animación en los Premios del Cine Europeo en 2012.

La participación checa en el festival Eurocine es organizada por la Embajada de la República Checa en Bogotá, en cooperación con el Centro cultural de Madrid.

La página oficial del festival: festivaleurocine.com.
Otras fuentes: www.mzv.cz/bogota, Madrid.czechcentres.cz.

El programa de los representantes de la escena literaria checa en Colombia

Del 17 de abril al 2 de mayo en Bogotá se celebra la fiesta más importante de la literatura del país, la Feria del Libro – Filbo 2018. Como en el año pasado, la República Checa no cuenta con un stand propio en las instalaciones de Corferias, sin embargo, dos representantes checos participarán en varios eventos acompañantes que tienen lugar en diferentes librerías y otras instituciones en el marco de la feria. Además, antes de aterrizar en Bogotá, el escritor Petr Stancík y la traductora Anezka Charvatova se presentarán en Cartagena.

CARTAGENA

Lunes 16 de abril
Lectura de la obra literaria El Molino de Momias, thriller místico-gastronómico-pornográfico de Praga, por el propio escritor checo Petr Stancík
y
Charla sobre traducción literaria: Bájale de pasas a tu cake sobre cómo traducir las metáforas, las comparaciones y las demás expresiones del imaginario popular. A cargo de Anezka Charvátová, la reconocida traductora de literatura hispana.
Hora: 4.00 p.m.
Lugar: Biblioteca de la Universidad de Cartagena, Sede San Agustín – Centro

Martes 17 de abril
Conversaciones: Influencias de Kafka en la literatura de Gabriel García Márquez
Con la participación de Sr. Petr Stancík, escritor e historiador checo, Sr. Ariel Castillo Mier, Profesor de la Universidad del Atlántico y Sra. Anezka Charvátová, traductora literaria del español al checo.
Hora: 11:00 a.m.
Lugar: Museo de Arte Moderno

BOGOTÁ

Jueves 19 de abril
Conversaciones: Pragicomedia: un viaje literario por Praga
El escritor checo Petr Stancík y la traductora Anezka Charvátová conversan sobre la ciudad de Praga como un lugar de la mistificación literaria. Un recorrido que va desde George Sand hasta Jorge Luis Borges.
Hora: 6:30 p.m.
Lugar: Luvina. Carrera 5 No. 26C, esquina

Viernes 20 de abril
Conversaciones: El realismo mágico y la literatura checa
El escritor checo Petr Stancík y la traductora Anezka Charvátová conversan sobre los temas poco conocidos en la literatura checa, en directa relación con la literatura posterior, catalogada dentro del realismo mágico.
Hora: 9:30 a.m.
Lugar: Centro Cultural Gabriel Betancur Mejia de la Universidad Pedagógica Nacional. Carrera 15 No.72-88

Comer: Sorpresas de olores y sabores de la vieja Praga
Un viaje culinario por uno de los mitos literarios del mundo: Praga. Con el escritor checo Petr Stancík y la traductora Anezka Charvátová.
Hora: 6:00 p.m.
Lugar: Tango Discos y Libros. Carrera 15 No. 88-63

Sábado 21 de abril
Conversaciones: La novela policíaca que ataca todos los sentidos
El escritor checo Petr Stancík y la traductora Anezka Charvátová conversan sobre los placeres de la investigación como lectores de relatos policiales, así como a la hora de escribir historias de suspenso.
Hora: 3:00 p.m.
Lugar: Wilborada 1047. Calle 71 No. 10-47

La visita de Petr Stancík y Anezka Charvatova a Colombia es posible gracias a la cooperación de varias instituciones y personas, incluyendo las representantes de la Asociación de amistad colombo-checa (Asocheca), la Embajada de la República Checa en Bogotá, el Centro cultural de Madrid, el Ministerio de Cultura de la República Checa y la cónsul honoraria de Cartagena.

Fuente: Foto 1, foto 2, foto 3.

Petr Stancík y Anezka Charvátová llegarán a Colombia en el marco del Filbo 2018

En abril, el escritor e historiador checo Petr Stancík y una de las traductoras más destacadas de la actualidad Anezka Charvátová llegan a Bogotá para participar en los eventos celebrados en el marco de la Feria del Libro de Bogotá, Filbo 2018.

A continuación les presentamos estos dos representantes de la escena literaria checa.

Petr Stancík (1968) vive en Praga. Desde 1992 publica bajo el seudónimo Odillo Stradický ze Strdic (que parece un nombre de algún escritor de la época barroca), desde 2006 también bajo su propio nombre. Entre sus obras escritas para el público adulto cabe mencionar la historia del primer superhéroe checo que luchaba contra los nazis, Pérák (2008, Muñeco con muelles en los pies), el thriller místico-gastronómico-pornográfico, Mlýn na mumie, prevratné odhalení komisare Durmana (2014; Molino de Momias. El descubrimiento revolucionario del comisario Durman, Tropo Editores, 2016, trad. Daniel Ordóñez) o la crónica realista mágica de una vida, Andelí vejce (2016, Huevo del ángel). La novela Molino de Momias ganó el prestigioso premio Magnesia Litera (2015) y ha sido traducida a cinco idiomas, entre otros el español. Stancík también escribe libros para niños – por ejemplo un cuento de hadas de terror Mrkev ho vcucla pod zem (2013, La zanahoria se lo tragó debajo de la tierra), una historia de una protagonista inexistente O díre z trychtýre (2016, Sobre el hoyo del embudo) o una serie de Aventuras del tejón Chrujda (hasta ahora se han publicado cinco tomos). Como historiador, se ocupa sobre todo de la época del gótico flamígero, publicó varias antologías sobre una cofradía medieval misteriosa La cofradía del aro y del martillo y sobre la capilla ya inexistente que se había construido en el centro de la Plaza de Carlos (Karlovo námestí) de Praga, llamada La Capilla del Cuerpo de Dios y de Su Sangre.

En Colombia, Petr Stancík presentará su novela El Molino de momias. La aparición de un cadáver en el Barrio Judío de Praga en la Nochevieja de 1865 marca el inicio de una obra en la que el lector se adentra en una ciudad rebosante de cambios y acontecimientos históricos en la que el nacionalismo checo va sintiéndose fuerte mientras Europa batalla, se transforma y el Imperio austriaco se resquebraja lentamente. Los sangrientos crímenes se repiten y el comisario Durman, un hedonista refinado, gran amante de las mujeres y la comida, trata de atrapar al asesino. Se trata de una novela aparentemente policial pero enriquecida con rasgos de farsa, poesía y un punzante humor. Un retrato de la vida privada y la cara oculta de la historia, pero sobre todo, de la verdadera naturaleza humana que ironiza sin tapujos sobre todo tipo de temas delicados.

 

Anezka Charvátová (1965) es docente en el Instituto de Traductología de la Universidad Carolina de Praga donde da clases de historia de traducción, de literatura hispanoamericana y española, de práctica editorial y de traducción. A lo largo de su carrera profesional ha trabajado también como editora en tres casas editoriales dedicadas a la difusión en checo de las obras de numerosos escritores españoles e hispanoamericanos. Traduce sobre todo la literatura hispanoamericana, que es su gran pasión, pero también traduce del francés y del italiano (Danny Laferrière, Umberto Eco). Como traductora tiene en su haber una treintena de versiones checas de autores como Reinaldo Arenas, Ernesto Sábato, Luis Sepúlveda, Adolfo Bioy Casares, Mario Vargas Llosa (Premio Magnesia Litera 2004 por la traducción del Hablador), Roberto Bolaño (Premio Josef Jungmann 2013 por la traducción de 2666; mención honorífica por la traducción de Los Detectives Salvajes en 2011, etc.), Carlos Fuentes, Juan Gabriel Vásquez o Guillermo Cabrera Infante (Tres tristes tigres). Es miembro de la Asociación de Traductores Literarios de la República Checa. Colabora con programas literarios de la Radio Checa (modera el Club crítico, presenta las novedades del mundo hispano y francés, dirige debates y participa en ellas), escribe artículos, críticas y reseñas para revistas y periódicos. Actualmente Anezka Charvátová coopera con varias instituciones culturales moderando debates con escritores (Instituto Cervantes de Praga, Praga-Ciudad Literaria, la Feria del libro de Praga El Mundo del Libro, etc.).

Hace poco, Radio.cz/es publicó una entrevista con Anezka Charvátová. La encontrarán aquí.

Fuentes: Foto 1, foto 2.

Semana Checa en la Universidad de Santo Tomás, Villavicencio

Desde el 20 de marzo, en la Universidad de Santo Tomás en Villavicencio se celebró la Semana Checa. Las directivas de la universidad prepararon actividades de diferente tipo para presentar a los estudiantes el país centroeuropeo.

A lo largo de la semana tuvieron lugar consabidas charlas sobre la República Checa, sus relaciones internacionales y económicas. Además, los estudiantes conocieron las posibilidades de estudiar en las universidades checas, recibieron información acerca de las becas y los intercambios universitarios que se organizan entre los dos países.

Las representantes de Asocheca participaron en las actividades el día miércoles en el marco del programa coordinado por la Facultad de Humanidades, cuyo eje central fue el tema de la paz y el perdón. En las horas de la mañana presentaron la exposición Siempre volveré a vivir… dibujos de los niños de Terezín que estuvo expuesta durante toda la semana en un salón de exposiciones aparte. Por la tarde inauguraron la exposición de Samizdat, organizada en la Biblioteca Central, e impartieron una charla de una hora con un grupo de estudiantes interesados en la temática.

Además, se llevaron a cabo lecturas del Diario de Anna Frank, de unos textos de Primo Levi, el escritor italiano de origen judío, resistente antifascista y superviviente del Holocausto, y de Jorge Semprún, el escritor, guionista y político español. Los estudiantes asistieron a las actividades de acuerdo con su horario.

En la Semana Checa participó también el embajador checo Milos Sklenka con otros representantes de la Embajada checa en Colombia, particularmente en las conversaciones relacionadas con las relaciones económicas, comerciales y académicas.

Las actividades continuaron con la proyección de un par de películas relativas al tema de humanidades, como es la película El hijo de Saúl, un drama húngaro que trata el tema del Holocausto que los nazis perpetraron contra la raza humana. La Semana Checa se pudo celebrar también gracias a la cooperación de Aneta Toboríková, una compatriota checa que trabaja como maestra en la Universidad de Santo Tomás.

Celebración de la Semana Santa en la República Checa

No solamente las misas y otras ceremonias religiosas, sino también los huevos decorados, las varitas de sauce, los pasteles en forma de animales y las flores caracterizan la Pascua en la República Checa. Es que las fiestas, llamadas Velikonoce en checo, tienen también sus raíces paganas. Simbolizan la llegada de la primavera, y por medio de varias tradiciones ancestrales que se conservan hasta ahora se da la bienvenida a esta hermosa temporada del año.

Las fechas coinciden con el equinoccio de primavera cuando empieza el ciclo vegetativo de la naturaleza. En el campo se celebraban varios rituales con el fin de asegurar una cosecha abundante, buena salud y fecundidad. Estas costumbres se mezclaron posteriormente con las fiestas religiosas de la resurrección de Cristo, creando así una tradición checa excepcional.

El viernes, el sábado y el domingo se practican las tradiciones y ceremonias cristianas, sin embargo, las principales celebraciones se llevan a cabo el lunes siguiente a la Semana Santa religiosa, denominado también el Lunes Rojo. Este año se trata del lunes 2 de abril. De hecho, el lunes ha sido un día no laboral por décadas, mientras que el Viernes Santo fue aprobado como un día festivo apenas en 2016.

Aunque pueda parecer bastante cruel e inhumano, el lunes los varones checos van de casa a casa para azotar a las mujeres y chicas con varitas de sauce entrelazadas. El sauce es el primer árbol que se despierta después de invierno, y por eso simboliza la vitalidad y la fertilidad que con este acto los hombres pasan a la mujer.

De esta manera, las mujeres deberían estar sanas y ágiles a lo largo de todo el año. Obviamente, es más bien un juego simbólico y gracioso que no debería causar ningún daño ni sufrimiento. Los hombres persiguen a las mujeres por toda la casa, incluso en algunas regiones les echan agua fría o perfume para que las chicas conserven su frescura.

A cambio, los varones reciben huevos como un objeto mágico que desde tiempos remotos es símbolo de una nueva vida y la fertilidad. Además, los huevos contienen una gran cantidad de elementos nutritivos, así que sirven para recobrar fuerzas después de la época invernal. Se regalan huevos crudos, cocidos o de chocolate, pintados o decorados con diferentes técnicas hasta artísticas.

Otro de los símbolos es el cordero. Anteriormente fue la carne típica de las fiestas, pero en la actualidad se prepara una masa sabrosa dulce en forma de este animal. El bizcocho más antiguo y muy típico de la Pascua se llama mazanec, tiene forma de un pan redondo y se prepara de una masa de levadura.

En las ciudades de todo el país tienen lugar mercados, ferias y diferentes actividades. En la capital de Praga pueden visitar los mercadillos al aire libre en las plazas principales de la ciudad: la Plaza de San Venceslao, la Plaza de la Ciudad Vieja, pero también directamente en el Castillo de Praga. Los puestos ofrecen todo tipo de detallitos y artesanías de la temporada, pero también dulces típicos como son las roscas de Judas con miel. El programa acompañante incluye conciertos de música, espectáculos de baile folclórico, muestras de oficios antiguos y talleres de técnicas artísticas de decoración de huevos. Los mercadillos en Praga se prolongarán este año hasta el 8 de abril.

Otra opción consiste en pasar los días en los castillos, palacios o museos de todo el país que suelen preparar varias actividades y eventos, y presentar las tradiciones populares.

Una de las posibilidades es ir a Betlém en Hlinsko donde hasta el 15 de abril pueden conocer más acerca de la Pascua checa. Vale la pena viajar también a Roznov pod Radhostem donde se encuentra el Museo al Aire Libre, un pueblo de madera. Allí se dan presentaciones de grupos folclóricos y se muestran las costumbres típicas de la Pascua. Los grupos de música de cimbalón acompañan las actividades y crean una atmósfera hermosa y alegre.

En Brno, la segunda ciudad más grande del país, tiene lugar la edición 27 del festival de la música sacra.

 

Fuentes: KudyZnudy.cz, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

El mes de marzo en la capital checa pertenece a los amantes del cine

Apenas terminó el festival de películas documentales Un mundo, en Praga empieza otro evento cinematográfico. Del 15 al 23 de marzo tiene lugar el Festival internacional de cine llamado Febiofest. La edición XXV fue inaugurada en la Casa Municipal de Praga con la tragicomedia inglesa The Party (La fiesta) de Sally Potter, que habla sobre la hipocresía de los estratos altos de la sociedad británica.

Cada año el evento invita al público general a ver las mejores y más recientes obras cinematográficas de todo el mundo, las proyecciones de alta calidad e invitados de renombre. En este 2018 les esperan 160 largometrajes que se presentarán en 15 categorías diferentes. Solamente en Praga se darán 450 proyecciones, desde el 26 de marzo el festival continuará en otras 16 ciudades del país y se prolongará hasta el 21 de abril. De hecho, lo más característico del Febiofest es precisamente la cantidad y la diversidad.

Muchas de las películas presentadas han sido galardonadas en prestigiosos festivales de todo el mundo, como son los festivales de Berlín, Cannes, Venecia, Toronto, San Sebastián y otros. Durante los años Febiofest se ha convertido en un reconocido certamen cinematográfico, hoy en día se trata del mayor festival de cine en la República Checa y el segundo más destacado del país (después del festival de Karlovy Vary).

La oferta programática abarca proyecciones contemporáneas y retrospectivas en alta definición, películas de todos los géneros y formatos, incluso la escena alternativa y amateur. Se enfoca también en descubrir nuevos territorios y cineastas desconocidos. Varias de las películas se podrán ver en la República Checa por primera vez.

Por ejemplo, la sección Panorama presenta obras realizadas por cineastas principiantes con un enfoque técnico progresista. La categoría Maestros ofrece las piezas más recientes de los cineastas renombrados a nivel mundial. Nueva Europa acerca al público al reflejo de la Europa actual, secciones especiales están dedicadas también a la cinematografía de los Balcanes, los países escandinavos y bálticos y del continente asiático. Una coproducción de Argentina, EE.UU., Brasil y Colombia denominada Nadie nos mira sobre la búsqueda del éxito y felicidad de un actor argentino en Nueva York se presenta en la sección Queer now.

La categoría Lo mejor de (Best of) muestra diez películas más apreciadas de los 25 años de la historia de Febiofest que se empezó a escribir en 1993, entre ellas, Mulholland Drive de David Lynch o el Pianista de Roman Polanski.

Al festival suelen ser invitados varios directores de cine célebres u otras personalidades que dan charlas y tertulias.  Como representante de la producción hispana hace presencia el director español Fernando Franco, galardonado con el premio Goya en 2014. En Praga estrena su película más reciente, Morir, basada en una novela de finales del siglo XIX del autor austriaco Arthur Schnitzler. Entre los invitados internacionales se destacan también los directores franceses Arnaud Desplechin y Leos Carax, o el actor, novelista, director y guionista inglés Mark Gatiss.

En el marco del festival tiene lugar un concurso de cortometrajes realizados por los aficionados, la mayoría directores jóvenes y atrevidos. El tema de este año gira en torno al enunciado lema del festival Déjense llevar. Una sección especial se dedica a la esfera comercial, a los menesteres de la industria cinematográfica. Se llama Industria e invita a los asistentes de otros países a participar en las conferencias sobre el futuro de la tecnología audiovisual, la distribución de estrenos en Europa, y clases magistrales de la realidad virtual en los medios.

Por cuarta vez se celebran las noches denominadas Culinary Cinema. Se trata de las proyecciones de cine relacionadas con las cenas exclusivas, preparadas por dos chefs reconocidos. Una de las películas de esta sección se llama La batalla de cocineros del director chino Yip Wai Man que se desarrolla en el ambiente de los cocineros de la calle.

Además, el programa acompañante incluye noches audiovisuales en los clubes de música, conciertos de la música de películas, presentaciones de teatro relacionadas con las películas, o exposiciones en los museos.

Para conocer el programa completo consulten la página del festival: www.febiofest.cz.

Otras fuentes: KudyZnudy.czRadio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3.

El séptimo arte y los derechos humanos en Praga

Un mundo (Jeden svet en checo), así se llama el Festival internacional de películas documentales sobre los derechos humanos, galardonado con la medalla de honor de la Unesco por la difusión de esta problemática. De hecho, se trata del evento más grande de este tipo a nivel mundial. Este año el festival celebra su vigésimo aniversario del 5 al 14 de marzo en Praga, después se trasladará a otras 36 ciudades checas, y llegará hasta Bruselas (Bélgica).

En el programa figuran 128 películas procedentes de 52 países del mundo, y el evento cuenta con unos 120 invitados internacionales. Uno de los ejes principales de esta edición consiste en el tema de los derechos humanos en el ciberespacio. Por lo tanto el documental que inauguró el festival mostró la vida, el trabajo y las condiciones de los Limpiadores, es decir de las personas que vigilan el contenido en las redes sociales.

Los visitantes pueden enterarse también de otros temas relacionados con los dramas sociales del mundo, los casos políticos, los asuntos de medio ambiente y el estilo de vida, u otros temas del desarrollo. Este año pueden encontrar incluso muchos documentales que retratan los temas del mundo occidental.

Después de las proyecciones de la mayoría de las películas se llevan a cabo debates y charlas con directores de cine, actores de las películas presentadas, activistas de derechos humanos y expertos en temas relacionados. El objetivo no es solamente informar al público general sobre los problemas mundiales, sino también concientizar a la gente, incentivar un cambio social verdadero, darle al público general un espacio para participar de forma activa en la ayuda mediante peticiones, trabajos voluntarios o donativos.

En la sección de documentales con este objetivo especial encontrarán 23 obras, entre las cuales se destaca la película Azul celeste que muestra el impacto de los plásticos y basuras sobre los océanos y la vida submarina.

El cine colombiano no está representado en esta edición, sin embargo, los interesados en los problemas latinoamericanos más ardientes pueden escoger de varias películas. Algunas se enfocan en los retos de la vida cotidiana de los inmigrantes de Honduras y Guatemala (Los desterrados, Al otro lado del muro), otros en la realidad boliviana (La prisión de cocaína, Cuando el toro lloró), una película argentina llama la atención sobre el tema del abuso sexual (Las primas).

En Praga se encuentra también la directora venezolana Margarita Cadenas que presenta su documental Las mujeres del caos venezolano. El documental hace un retrato de la actual sociedad venezolana con sus necesidades básicas insatisfechas mediante relatos de cinco mujeres protagonistas que proceden de diferentes generaciones y estratos sociales.

Por tercera vez Un mundo interactivo invita a sus espectadores a mirar los documentales sobre personas y acontecimientos reales en un ambiente virtual usando unas gafas especiales. En este espacio se presentan películas con temas ecológicos, incluyendo el tema de la desaparición de la selva Amazónica, las obras relacionadas con la crisis migratoria, pero también documentales de lugares lejanos como es Corea, Ghana o Australia.

Entre las novedades más llamativas de esta edición pertenece el proyecto de un cine hablante que trae seis charlas profundas sobre los temas actuales como es la situación política en los EE.UU., el populismo en Europa o el impacto de la desinformación. La invitación fue aceptada, por ejemplo, por la activista polaca Marta Lempart y la activista rohingya, reconocida a nivel internacional, Wai Wai Nu.

Durante las horas de la mañana se realizan proyecciones para las escuelas primarias y secundarias, y para el público infantil en general. El evento se esfuerza por ser universal, por eso cuenta también con proyecciones para las personas ciegas, sordas o con dificultades de movilidad. Se dan también proyecciones específicas con la iluminación y el sonido más bajos, destinadas a personas con discapacidades mentales.

En el marco del festival se otorga el único premio checo de derechos humanos denominado Homo Homini. El festival es obra de la organización no gubernamental checa conocida como Hombre en Emergencia cuya misión es la lucha por los principios de solidaridad y libertad a nivel mundial.

Más detalles del evento pueden encontrar en la página oficial del festival: www.jedensvet.cz.

Otras fuentes: MistniKultura.cz, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

La obra del pintor checo Kamil Lhoták expuesta en Praga

Hasta el 22 de abril en las instalaciones de la Casa Municipal, joya modernista de la capital checa, se celebra la exposición denominada Retrospectiva que presenta la obra de Kamil Lhoták, uno de los pintores checos más conocidos del siglo XX. A los visitantes les esperan unas 120 pinturas al óleo, prestadas para la exposición por 17 instituciones públicas y 33 coleccionistas privados.

Se trata de la selección más grande de la obra del autor que sigue atrayendo un elevado número de espectadores y coleccionistas. Los interesados pueden encontrar tanto sus pinturas tempranas, como sus lienzos icónicos, además de unos 20 cuadros desconocidos o supuestamente perdidos que no han sido expuestos al público nunca antes. Entre ellos llama la atención, por ejemplo, la obra Rivales del año 1940, o un cuadro con un sentido implícito surrealista denominado Huevo del pájaro Moa.

La exposición está dividida en 9 secciones temáticas que presentan diferentes enfoques de la obra de Lhoták. De esta manera se revelan los temas típicos del pintor, por ejemplo, su pasión por los globos aerostáticos, la posibilidad de volar, las bicicletas, los barcos, los trenes, en otras palabras, por la tecnología moderna de inicios del siglo XX.

Lhoták conocía con detalle los aspectos técnicos y los retrataba con la máxima minuciosidad posible. No obstante, las máquinas no se relacionan con nada nocivo, sino son productos propios del presente. Además, pueden admirar cuadros con temas franceses, retratos de amigos, trabajos surrealistas o cuadros inspirados en las historias de Jules Verne. A Lhoták también lo fascinaban mujeres con algún defecto físico, imperfección estética, tal vez porque él mismo de pequeño padeció poliomielitis, por la cual quedó cojo.

El sitio para la exposición fue escogido intencionalmente dado que jugó un papel importante en la vida artística de Lhoták. Fue precisamente en la Casa Municipal donde tuvo lugar una exposición de pintura francesa en 1923 a la cual Lhoták, teniendo 11 años en aquella época, asistió acompañado de su madre. La exposición influyó de manera significativa en su orientación en el mundo del arte.

Kamil Lhoták (1912-1990) es conocido por sus pinturas de globos, técnica moderna, periferias y deportes, pero también como ilustrador de más de 400 libros para niños y adultos. Fue un artista autodidacta, es decir, nunca estudió arte (estudió derecho).

Se inspiró en sus recuerdos de la niñez, carteles antiguos, revistas ilustradas. Junto con otros artistas checos formó el llamado Grupo 42, cuyos miembros solían enfocarse en la vida cotidiana de la ciudad, la belleza de los acontecimientos y realidades habituales. En particular se dedicaban al tema de la periferia en la cual encontraban una poesía especial. Sus cuadros y pinturas se caracterizan por estar llenas de fantasía, poética y nostalgia, como si viera el mundo con una mirada de un niño fascinado.

Lhoták trabajaba muy intensamente, se dice que cada día terminaba por lo menos una pintura, un lienzo. Además, anotaba cada obra en una lista de sus pinturas la que ha ayuda mucho a los profesionales con la identificación de su obra. Murió en 1990 a la edad de 78 años.

Fuentes: ObecniDum.cz, ArtMagazin.eu, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3.

Praga: diez experiencias para nunca olvidarla

Les presentamos el artículo del periódico El Tiempo (Adriana Garzón Cárdenas) sobre la capital de la República Checa.

Este año se celebran los 50 años de la Primavera de Praga y 100 de la independencia del país.

Cualquier momento y época del año son perfectos para recorrer y vivir a Praga, la capital de la República Checa, pero este 2018 es ideal, pues tendrá una copiosa agenda cultural y de eventos para celebrar los 50 años de la Primavera de Praga (período de liberalización política en ese país) y los 25 de su formación como nación.

Aunque, la verdad, no hacen falta pretextos para elegir este destino. Basta con saber que su casco antiguo es patrimonio de la humanidad y que, para muchos, es la ciudad más hermosa del mundo para ir a descubrir la magia, la riqueza y el misterio que se viven a lo largo de sus calles, que relatan más de diez siglos de historia.

La capital de Chequia esconde tantas historias y personajes que no en vano figura entre las 20 ciudades más visitadas del mundo, según el Index of Global Destination 2017, elaborado por Mastercard.

Hoy les compartimos 10 experiencias para que al pasar por esta ciudad, a orillas del río Moldava, conserve vivo su recuerdo.

1. Un giro de 360° en la plaza de Ciudad Vieja

Es el abrebocas y plato fuerte del casco histórico, patrimonio de la humanidad. Basta con pararse en cualquiera de sus esquinas, detenerse y mirar lentamente lo que acontece para entender por qué pasan por allí cada año más de 6,4 millones de turistas. Su gran tamaño y la filigrana de las construcciones que la rodean hablan de una ciudad medieval, bohemia y renacentista.
Pararse en el centro de la plaza y girar 360 grados es algo que no puede evitarse. Así pasará por sus ojos una película de arquitectura que muestra estilos góticos en la iglesia de Nuestra Señora en frente del Týn y en la torre del ayuntamiento, y barrocos en la iglesia de San Nicolás. Y entre ellos, casas góticas y renacentistas que son restaurantes y tiendas.

2. Reloj astronómico, mejor de noche

Esta obra de arte y ciencia del siglo XV es patrimonio de la humanidad. Está incrustado en una pared del ayuntamiento. Las opciones son: ir de noche para verlo con calma, en la tranquilidad de una ciudad que duerme, y sentarse en algunos de los bares o pizzerías que lo rodean para apreciarlo segundo a segundo; o, en el día, sumarse a las multitudes que se agolpan a su alrededor para ver cada hora las figuras animadas de los doce apóstoles y el astrolabio, que muestra el movimiento de los astros entre los signos del Zodíaco. El aparato, que conserva tres cuartos de sus piezas originales, fue concebido a partir de la hipótesis de que la Tierra es el centro del universo. Importante advertencia: el célebre reloj fue desmontado el pasado 8 de enero para su restauración y no se podrá ver durante el primer semestre del 2018.

3. Con calma y sin prisa en el puente de Carlos

Sin duda, el plan allí es caminar sus 516 metros y 10 de ancho lentamente una y otra y otra vez. Recorrerlo es tan placentero como interesante. En ese breve recorrido que une a la Ciudad Vieja con la Ciudad Pequeña se siente buena parte de la vida y magia de Praga. Artistas, pintores, músicos, teatreros, cantantes y viajeros se mezclan en una sinfonía de colores y sensaciones. Es el puente más viejo, su construcción comenzó en 1357, con el visto bueno del rey Carlos IV, y fue finalizado a principios del siglo XV. Sus números: 16 arcos, tres torres, distribuidas entre sus dos cabeceras, y 30 estatuas situadas a los lados, la mayor parte de estilo barroco y hechas alrededor del 1700. Tome fotos, disfrute de la música, siéntese sin prisa a ver correr el río Moldava, compre un pequeño cuadro al óleo por 10 euros, y grabe en su memoria esos techos rojizos tan icónicos de la bella Praga.

4. Sea parte de un cuento medieval en el castillo de Praga

Es la mayor fortaleza medieval del mundo, así que, por su interés y tamaño, sugiero destinar un día completo a visitar sus patios, palacios, museo y jardines; mientras se conoce la historia de esta sede de reyes, emperadores y presidentes checos.
La visita comienza en la monumental catedral gótica de San Vito. Los afortunados viajeros de este año podrán apreciar allí las Joyas de la Corona de Bohemia, las más antiguas de Europa, como parte de la celebración del centenario de la creación de la nación independiente de Checoslovaquia, en 1918.
Y para sentirse protagonista de un cuento medieval, camine por el callejón del Oro y la Alquimia, donde otrora se reunieron alquimistas en busca de la fórmula para crear oro. Casitas pequeñas, callejones mágicos y pequeñas vidrieras dejan ver el interior de las habitaciones y el mobiliario de la época.

5. En Praga, la noche no es para dormir

En la agenda no puede faltar una noche de teatro negro, ese tradicional espectáculo mudo, en un escenario negro con efectos de luz y sonoros (entradas desde 20 euros). Otra noche será destinada a conciertos en la calle, en las iglesias, en el castillo o en viejos palacios, con entradas muy económicas.
Informes en www.czechandslovakcentury.com

6. Un tiempo para orar al Niño Jesús de Praga

Un tiempo para orar y meditar siempre viene bien. Y qué mejor que en la iglesia de Santa María de la Victoria y San Antonio de Padua, en donde está la imagen de cera del Niño Jesús de Praga. Luego de atravesar el puente de Carlos estará en el barrio de Malá Strana y podrá caminar por calles llenas de tiendas de souvenirs y restaurantes hasta llegar a la calle Carmelita. La leyenda dice que la imagen perteneció a santa Teresa de Jesús y es considerada milagrosa, especialmente entre las embarazadas. No olvide comprar a la salida una imagen del Niño, que siempre será un buen regalo para alguien.

7. La Ciudad Nueva, construida en el siglo XIV

Su mayor atractivo es la Casa Danzante, diseñada por arquitectos de Frank Gehry y Vlado Milunic en 1997. Tiene semejanza con una pareja de bailarines conocida como Ginger and Fred. Llama la atención por su estilo deconstructivista, que se integra con el resto de las edificaciones antiguas de la zona.

8. A probar una de las mejores cervezas del mundo

Los checos son los mayores consumidores de cerveza del mundo. El consumo anual per cápita es de 160 litros. Así que nada más gratificante que dedicar buenos minutos a probar las cervezas checas, que son tipo pílsener y pale lager. Tabernas, bares y restaurantes ofrecen sus propias creaciones y las embotelladas. Cualquiera es buena opción.

9. Lo que no se debe perder: una agenda copiosa e interesante

Recomendamos dos de los más destacados: a comienzos de mayo, el maratón más prestigioso de Europa central, que recorre la plaza de la Ciudad Vieja en el centro histórico de Praga.
A finales de octubre se lleva a cabo Designblok, el evento más prestigioso de diseño de Europa central. Las exposiciones están acompañadas por desfiles de moda, exhibiciones de joyas, ropa, muebles, complementos de casa, luces y diseño industrial y útil de los mejores diseñadores checos.

10. A la hora de comprar, ojo a las artesanías locales

Pequeños óleos que retratan las calles y las escenas más cotidianas de la ciudad se consiguen directamente con los artistas que se apuestan en las calles a vender sus obras
No deje de comprar una de las típicas las marionetas hechas a mano. Lo más recomendable es adquirirlas en las tiendas especializadas en estos artículos. Las figuras de viejitos son las más clásicas. Las encontrará de diversos tamaños y precios.

Ahora, Chequia

En abril del 2016, los gobernantes de la República Checa eligieron Chequia como nombre corto oficial. “Se aconseja utilizar este nombre simplificado cuando no es necesario usar la designación formal del país, como en acontecimientos deportivos o con fines promocionales“, anunciaron.

Fuente: www.eltiempo.com. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4, foto 5, foto 6.

Programas educativos para los compatriotas en 2018

En el marco del Programa de Apoyo al Patrimonio Cultural Checo en el Exterior aprobado para los años 2016 – 2020, también durante el año 2018 los compatriotas checos residentes en el exterior pueden elegir de la siguiente oferta educativa:

1. Becas de estudios universitarios

Las becas están dirigidas a los compatriotas checos y se enfocan en el idioma checo para extranjeros. Además, dependiendo del nivel de conocimiento del idioma checo y la capacidad de las universidades es posible aplicar también para otras carreras: formación para maestros del idioma y la literatura checa, historia, etnología, historia del arte y teología. La condición necesaria para poder participar en el programa es un buen conocimiento del idioma checo.

Para poder inscribirse es necesario llenar el formulario de inscripción online y luego entregarle a la Embajada de la República Checa todos los documentos requeridos, incluyendo una carta de recomendación de parte de Asocheca:

  • para los estudios de un semestre (septiembre de 2018 – febrero de 2019) y para los estudios de dos semestres (septiembre de 2018 – junio de 2019) antes del 15 de marzo de 2018.
  • para los estudios de un semestre (febrero de 2019 – junio de 2019) antes del 15 de agosto de 2018.

Más detalles se pueden encontrar en la página web www.dzs.cz (aquí).

 

2. Curso de cuatro semanas del idioma checo en Dobruska

Fecha del curso: 20 de julio – 17 de agosto de 2018
Se trata de un curso de 4 semanas (120 horas) designado a los compatriotas mayores de 18 años, residentes en el exterior, quienes desean aprender el idioma de sus ancestros o mejorar su conocimiento ya adquirido. Al mismo tiempo, los participantes podrán conocer la cultura checa y una parte del país.

El formulario de inscripción tiene que ser llenado y enviado de forma electrónica antes del 15 de marzo de 2018, entregado impreso junto con otros documentos (incluyendo una carta de recomendación de parte de Asocheca) antes del 17 de marzo de 2018.

Información más detallada y el formulario de inscripción están disponibles en la página web www.dzs.cz (aquí).

 

3. Curso de metodología para los compatriotas interesados en enseñar el idioma checo en el exterior

Fecha del curso: 27 de agosto – 7 de septiembre de 2018
El curso está dirigido a los instructores provenientes de las comunidades checas en el exterior. Los participantes recibirán un curso de dos semanas intensivas con el fin de mejorar y estabilizar su forma de enseñar el idioma checo. Por eso está incluida también la visita a instituciones especializadas en el idioma checo y la literatura checa.

Se necesita llenar un formulario online disponible en la página web www.dzs.cz (aquí), y enviarlo antes del 15 de marzo de 2018. El formulario impreso y firmado junto con otros documentos (incluyendo una carta de recomendación de parte de Asocheca) tienen que ser entregados a la Embajada en Bogotá antes de 17 de marzo de 2018.

Fuente (y más información) en: www.mzv.cz/bogota. Otras fuentes: foto 1, foto 2, foto 3.