República Checa

Disfruten de la atmósfera navideña en los mercadillos tradicionales

Desde finales de noviembre las ciudades checas inauguran sus alumbrados y decoraciones, encienden sus árboles de Navidad y por todos lados suenan villancicos. Además, durante la época de adviento en el país, las plazas de las ciudades se convierten en mercadillos con todo tipo de productos, la mayoría alusivos a la Navidad. Sin menor duda, los mercadillos más tradicionales y más buscados tanto por los checos como por los extranjeros son los que se encuentran en el centro de Praga.

Particularmente el mercadillo en la Plaza de la Ciudad Vieja tiene un encanto muy especial y es considerado como uno de los más bonitos del mundo. Otros tienen lugar, por ejemplo, en la parte inferior de la Plaza de San Venceslao, en la Plaza de la República o en la Plaza de la Paz donde reina un ambiente un poco más íntimo y hay menos gente. De hecho, el semanario estadounidense US News & World Report incluyó los mercados de Praga entre los diez más hermosos del mundo en 2017.

Un árbol de Navidad de 22 metros de altura domina la plaza de la Ciudad Vieja. Se trata de un abeto traído desde el norte de Bohemia, decorado con unos 40 ángeles, el tema central de la decoración de este año. Los ángeles están acompañados con unos 4,5 kilómetros de cadenas de luces, bolas blancas y rojas, estrellas y panecillos de jengibre.

Debajo del árbol los visitantes pueden encontrar un lindo pesebre y un pueblito cubierto con la nieve donde los visitantes pueden sacar fotos navideñas. El árbol se vuelve a iluminar cada día en varias ocasiones, en ritmo de dos melodías diferentes.

En los típicos puestos de madera se venden varios productos típicos de la época, incluyendo productos hechos a manos por los artesanos checos como decoraciones navideñas, velas aromáticas, coronas de adviento, tejidos, pesebres o juguetes de madera. Es una buena oportunidad para conseguir un recuerdo o adorno navideño, pero también probar alguna bebida o comida típica de la época, incluyendo carne, castañas asadas, manjares tradicionales u otros dulces. El aroma del vino caliente preparado con canela y clavo potencia aún más la experiencia navideña y ayuda a calentarse en el frío clima invernal. Entre otras bebidas típicas se destacan aguamiel, grog preparado a base de ron o coñac, y diversos tipos de ponches.  La mayoría de los mercadillos estará abierta hasta el día de los Reyes Magos, es decir, el 6 de enero, cada día desde las diez de la mañana hasta las diez de la noche. Las tiendas de comida servirán delicias gastronómicas hasta la medianoche.

Durante todo el período festivo, las tradiciones se reflejan también en el programa cultural que ofrece actuaciones musicales y folclóricas en el escenario preparado para tal fin. Los cantos navideños están acompañados con talleres especiales para niños, pero también hay, por ejemplo, un mini zoo. Además, Praga es reconocida por sus conciertos de Navidad celebrados en diferentes iglesias y teatros de la ciudad. Los asistentes pueden oír, entre muchas otras obras, la misa navideña checa denominada Hala, maestro, levántate, pieza del compositor checo Jan Jakub Ryba.

No obstante, a la vez vale la pena salir de Praga y dejarse sorprender por entornos muy agradables y a veces más tranquilos en otras ciudades y pueblos del país. Un interesante programa navideño espera a los visitantes en la capital de Moravia, Brno, pero también en el hermoso centro histórico de Olomouc, donde es recomendable degustar alguno de los ponches que suelen llevar varios condimentos y aromas especiales.

En Cesky Krumlov, joya arquitectónica checa, se llevan a cabo varios eventos interesantes. Además de los mercadillos de navidad, árboles navideños, cantos de villancicos y callejuelas pintorescas, los interesados pueden montarse en una balsa y pasear por el río Moldava, los niños pueden escribir al Niño Jesús a una dirección de correos postales especial. Entre otras atracciones pertenece, sin menor duda, el pesebre viviente – la historia bíblica expresada mediante el canto y la danza.

Otro plan interesante consiste en ir a ver pesebres de diferentes materiales y tamaños, y de esta manera conocer las destrezas y creatividad de artistas locales. La tradición de nacimientos llegó a los hogares checos tras las reformas del emperador José II Habsburgo que prohibían su instalación en las iglesias. Sin embargo, la gente no quería renunciar a esta costumbre y comenzó a elaborar pesebres caseros. Una serie de nacimientos artesanales muy especiales se encuentra exhibida en la ciudad de Turnov. Los pesebres están hechos de piedras semipreciosas, papel, paja, madera y cuentan con sistemas mecánicos ingeniosos, pero también unos paisajes incoherentes y curiosos. Pues la gente colocaba en estos pesebres populares lo que conocía, figuras de sus vecinos que no coincidían muchas veces con lo esperado al lado de José, María y el Niño Jesús. La exposición permanecerá abierta hasta el 26 de enero de 2020.

Fuentes: KudyZnudy.cz, Radio.cz/es. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Asocheca con la Embajada checa celebraron la fiesta de San Nicolás

El sábado 14 de diciembre, es decir, unos días más tarde de lo acostumbrado, tuvo lugar un lindo encuentro para celebrar la tradicional fiesta checa, el día de San Nicolás. El evento fue organizado por las representantes de Asocheca en cooperación con la Embajada de la República Checa en Colombia, y se realizó en la residencia de la embajadora checa, señora Katerina Lukesova.

Por supuesto, los niños se encontraron con la figura central de la fiesta denominada en checo Mikuláš, que suele ser vestida de rojo con hábito de obispo y en la mano lleva un báculo pastoral. Se trata de un personaje legendario que les trae regalos, sobre todo dulces y fruta, a los niños que se han comportado bien durante el año. La fiesta de San Nicolás en Chequia se conmemora el 6 de diciembre, pero los niños reciben sus regalos el 5 de diciembre por la noche. San Nicolás acompañado por un ángel y un diablo recorren las calles de las ciudades checas entrando de casa en casa.

No es de extrañar que el ángel simboliza el lado bueno, el demonio se encarga de asustar a los niños, particularmente a los que no han obedecido a sus padres durante el último año. San Nicolás les pregunta a los pequeños cómo se han comportado, y les pide que canten una canción o reciten un poema. Después los niños reciben sus regalitos, sin embargo, los que no se han portado bien, pueden recibir un trozo de carbón o cáscaras de papas.

Siguiendo esta bonita tradición, los hijos y nietos de los miembros y otros amigos de Asocheca y la Embajada checa asistieron al evento donde tuvieron que demostrar a los tres personajes sus destrezas. Recibieron dulces como recompensa, y posteriormente les esperó un programa acompañante de diversión.

Foto: Embajada de la República Checa en Colombia (Veronika Senjuková), Asocheca.

República Checa como un destino atractivo para los extranjeros

Ubicada en el corazón de Europa, Chequia se está volviendo cada vez más atractiva. Por un lado, es un país que cada vez recibe más turistas y estudiantes, pero al mismo tiempo, se presenta como un lugar interesante para hacer negocios y atrae a empresarios y trabajadores extranjeros.

Medicina, economía o ingeniería pertenecen entre las carreras apetecidas por los extranjeros en las universidades checas. Según las estadísticas del Ministerio de Educación, unos 45 mil extranjeros estudiaban en el país de forma permanente en 2018, lo que convierte a la República Checa en uno de los países más populares en Europa. El interés en las universidades checas ha incrementado en un 10% sólo en los últimos cinco años. Entre las razones se destaca la relación entre el precio y el rendimiento dado que las universidades checas ofrecen una alta calidad de estudios a un costo no tan elevado en comparación con la Europa Occidental. Además, los estudiantes que aprenden el checo y estudian directamente en este idioma, pueden hacerlo gratis. Los que estudian en otro idioma, mayormente en inglés, tienen que pagar por sus estudios.

Los altos números de estudiantes extranjeros en las universidades checas son una tendencia relativamente reciente, que empezó a finales de la década de los 90, cuando la República Checa se unió al programa internacional Erasmus. Sin embargo, solo el 25% de los estudiantes extranjeros el año pasado fueron estudiantes de intercambio, los demás llegaron con el fin de obtener un título universitario. La mayoría de los estudiantes extranjeros vienen de Eslovaquia y los países del antiguo bloque soviético. A la vez, crece el número de indios y chinos. Para estancias cortas vienen también muchos estadounidenses, dentro del programa Erasmus viajan con mayor frecuencia franceses, españoles y alemanes.

Las empresas checas, que se enfrentan a una escasez de mano de obra, contratan a cada vez más empleados del exterior. Y no se trata solo de ucranianos o polacos, llegan trabajadores de todo el mundo, incluyendo países como Nepal o Mongolia. Aunque el Gobierno checo aumentó la cuota de admisión de extranjeros, el número de trabajadores extranjeros aún no es suficiente para satisfacer la demanda de las empresas. La profesión más solicitada en la República Checa es la de albañil junto con otro tipo de obreros como carpinteros, pero las empresas demandan también a trabajadores de almacenes, operadores o conductores de camiones. El reclutamiento a menudo se realiza por Internet, por ejemplo, a través de Skype, y suele tomar al menos tres meses.

Como muestran los resultados de Expat Insider Survey, a los extranjeros que trabajan en Chequia les gusta la vida en el país. En la encuesta realizada cada año por la organización InterNations, la República Checa se encuentra en el décimo puesto entre los 64 países evaluados. Los extranjeros en la República Checa aprecian las oportunidades del crecimiento profesional, la posibilidad de compaginar la vida laboral con el tiempo libre, el estado de la economía checa y las condiciones para llevar una vida familiar. Por lo general, están satisfechos con la calidad de vida en el país, incluyendo los costos de vida. Al contrario, casi la mitad de los encuestados afirmó que era muy difícil encontrar amigos entre la población local, lo que no les permitía sentirse como en casa. Una tercera parte de los extranjeros considera a los checos como hostiles hacia los extranjeros. De hecho, otra encuesta enfocada en las opiniones del público general en el país confirmó que más de la mitad de los checos veía a las personas que llegaban del exterior como un problema para el país. Otro obstáculo para los extranjeros consiste en el idioma checo dado que la vida sin aprender el checo se complica y aprender el checo se dificulta a un 77 por ciento de los extranjeros entrevistados.

En el país actualmente viven unos 560 mil extranjeros, la mayoría de Ucrania, Eslovaquia y Vietnam. Más de 200 mil extranjeros residen en Praga, donde al menos cada quinto trabajador activo viene del exterior. En el promedio a nivel nacional se trata de cada décimo trabajador.

Asimismo, la República Checa atrae cada vez más turistas. Según un estudio de Mastercard, Praga ocupa la posición 28 entre las ciudades más visitadas en todo el mundo. Los visitantes suelen pasar en la capital checa en promedio 2,4 noches. Por todo lo expuesto no es de extrañar que el número de solicitudes de visas haya estado creciendo en los últimos años. El turismo y los negocios son responsables de buena parte de este crecimiento. Viene un mayor número de personas de países como China e India, se ve mayor interés por las estancias en balnearios, pero se registran también más viajes de negocios y de empresarios que acuden a reuniones. El año pasado fue rechazado el 5% del total de las visas pedidas, de algunos países se rechazan muchas solicitudes, de otras muy pocas.

Fuentes: Radio.cz/es-1, Radio.cz/es-2, Domaci.ihned.cz, Lidovky.cz, Radio.cz/es-3. Foto 1 (profimedia.cz), foto 2, foto 3, foto 4.

Conozcan las pinturas de Václav Hollar

Hasta el 23 de febrero de 2020, los amantes de las pinturas pueden conocer la obra del artista checo Václav Hollar. De hecho, esta muestra del grabador checo del siglo XVII se presenta en la capital checa por primera vez bajo el nombre Václav Hollar y el arte de la pintura. Una gran parte de las obras para la exposición fueron prestadas a la Galería Nacional de Praga por museos y coleccionistas privados del Reino Unido, Alemania, Austria y los Países Bajos.

Václav Hollar pertenece entre los mejores artistas del grabado checos. A pesar de que se dedicó y alcanzó fama sobre todo por sus grabados, la Galería de Praga logró reunir una colección de aproximadamente 200 pinturas de este artista. La muestra está instalada en el Palacio Kinský en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga y trata de mostrar las raíces del dibujante Hollar, su inspiración, pero también su contribución única y su importancia en el marco del arte europeo del siglo XVII.

Según la comisaria de la exposición, Alena Volrábová, sus pinturas se reconocen fácilmente dado que Hollar tenía un estilo típico, caracterizado por líneas firmes, largas y vivas. Las utilizaba desde sus proyectos iniciales de pinturas, pero también más adelante al dibujar determinados elementos arquitectónicos. Gracias a sus pinturas se conservaron testimonios interesantes sobre el aspecto que tenían, por ejemplo, Praga o Londres en el siglo XVII. Por realizar varias obras con vistas panorámicas de la capital británica, a Hollar se le apodaba el diseñador de Londres.

Muchas de sus pinturas, tanto paisajes como retratos, son de pocas dimensiones, lo que se debe supuestamente a las frecuentes mudanzas y viajes del artista por varios países europeos. De hecho, esa manera típica de dibujar el paisaje es otro atributo característico para distinguir sus obras. No solía reflejarlo ni a una distancia grande ni visto desde la altura. Aún así lograba evocar la sensación de que uno veía una imagen real de un sitio determinado. De esta manera, dar la vuelta por la exposición significa no solo conocer la producción artística de Hollar, sino también acercarse a sus diferentes caminos y destinos en la vida.

En la exposición los visitantes pueden encontrar también un mapa grande que les permitirá darse una idea de los lugares donde Hollar había vivido o pasaba temporalmente el tiempo. Se pueden ver las distancias que tenía que superar en sus viajes en una época en la que no existían ni trenes, menos aviones.

Una de las salas ofrece a los visitantes la posibilidad de convertirse en pintores y probar varias técnicas artísticas. En el amplio programa acompañante figuran rutas guiadas por la exposición, conferencias, talleres para las familias con niños, para los jóvenes o adultos.

Hollar nació en Praga en 1607 en una familia bien situada económicamente. En la época turbulenta de conflictos religiosos durante la Guerra de los Treinta Años en el siglo XVII tuvo que pasar gran parte de su vida profesional en el exterior.

Aún así, nunca cortó los lazos con su patria ni dejó de considerarse checo. A nivel europeo, Hollar es considerado como uno de los mejores representantes del grabado y de la pintura europea del siglo XVII. Su obra suele ser comparada con la del artista flamenco Joris Hoefnagel, del maestro holandés Rembrandt van Rijn, Lambert Doomer, Francise Place y muchos otros. La exposición misma presenta una muestra de las obras de los artistas coetáneos de Hollar para demostrar la excepcionalidad del artista checo. A pesar de su fama, Václav Hollar murió en Londres en la pobreza, a la edad de 70 años.

Fuente (adaptado de): Radio.cz/es (Ivana Vonderková). Otras fuentes: NGPrague.cz, Informuji.cz. Foto 1, foto 2, foto 3 (Andrea Morkusová).

Películas checas en el Festival de cine Al Este en Bogotá

Del 27 de noviembre al 4 de diciembre en Bogotá (y del 20 al 27 de noviembre en Medellín) se celebra el festival denominado Al Este. Se trata de un festival de cine independiente que busca generar espacios de intercambio cinematográfico con Europa Central y Oriental y desarrollar una red de trabajo que incluye a otros países donde se lleva a cabo: Argentina, Francia, Perú y por segunda vez también Colombia.

Los amantes del séptimo arte pueden ver varias películas checas, la mayoría del reconocido director Milos Forman cuya obra tiene gran influencia a nivel mundial. La selección abarca su obra entre 1964-1967, y presenta también el reciente documental sobre uno de los directores de cine más importantes de origen checo.

¡AL FUEGO BOMBEROS! (Horí ma Panenko)
Director: Milos Forman
Año: 1967
Duración: 71 min
La película relata las peripecias en un baile de bomberos voluntarios que tiene lugar en una ciudad de provincia. Es un retrato satírico de la sociedad pequeñoburguesa, del régimen comunista, así como una alegoría más universal de la sociedad humana en la que los incompetentes deciden sobre el destino de los demás. Esta vez el humor sarcástico de Forman no dejará títere con cabeza. Saca a relucir la estupidez humana, la estrechez de miras, la arrogancia y los clichés vacíos de la lengua de un poder dudoso.

Sábado 23 de noviembre, 8:00 p.m. – Centro Colombo Americano
Miércoles 27 de noviembre, 6:00 p.m. – Cine Colombia Av. Chile
Lunes 2 de diciembre, 9:00 p.m. – Cine Colombia Av. Chile

LOS AMORES DE UNA RUBIA (Lásky jedné plavovlásky)
Director: Milos Forman
Año: 1965
Duración: 82 min
Unas jóvenes obreras viven en una pensión de Zruc, entre ellas Andula. La escasez de hombres en la pequeña ciudad preocupa a los funcionarios de la fábrica de zapatos, ya que las chicas están decididas a irse de Zruc, precisamente por esta razón. Para evitarlo, utilizan sus influencias para conseguir que se instale en la ciudad una guarnición militar. Sin embargo, para desilusión de las chicas, los soldados son todos veteranos.

Viernes 29 de noviembre, 3:00 p.m. – Cine Colombia Av. Chile
Domingo 1 de diciembre, 6:00 p.m. – Cine Colombia Av. Chile

PETER EL NEGRO (Cerný Petr)
Director: Milos Forman
Año: 1964
Duración: 85 min
Un tímido adolescente llamado Petr tendrá que enfrentarse a dos situaciones que le permitirán madurar: su primer trabajo y su primer amor.

Domingo 24 de noviembre, 6:00 p.m. – Centro Colombo Americano
Jueves 28 de noviembre, 6:00 p.m. – Cine Colombia Av. Chile
Miércoles 4 de diciembre, 6:00 p.m. – Cine Colombia Av. Chile

FORMAN VS. FORMAN
Director: Jakub Hejna, Helena Trestíková
Año: 2019
Duración: 77 min
Una mirada a la vida y obra del director Milos Forman, desde su infancia en la Post guerra, La Nueva Ola del Cine Checo, hasta su inmersión en Hollywood.

Viernes 22 de noviembre, 6:30 p.m. – Centro Colombo Americano
Sábado 30 de noviembre, 6:00 p.m. – Cine Colombia Av. Chile

La categoría de la Competencia Al Este propone una selección de cinco destacados estrenos de ficción de Europa Central y Oriental, producidos entre 2018 y 2019. Entre ellos se encuentra también la coproducción checo-eslovaca:
DOMÉSTICO
Director: Adam Sedlák
Año: 2018
Duración: 116 min
Roman es un ciclista de primera categoría que está intentando recuperar su físico luego de una lesión. Su esposa, Sarlota, es profesora y anhela quedar embarazada. Sin embargo, cada uno se centra en lo suyo sin trabajar juntos en sus objetivos mutuos. Roman alquila una tienda de oxígeno para que ambos duerman en su interior, su alimentación es muy estricta y se somete a lavado de sangre de manera ilegal. Por su lado, Sarlota decide aumentar la probabilidad de embarazo y crea un régimen especial, el cual consiste en no ingerir carne o gluten, cosa que no es adecuada para los atletas. La pareja se distancia emocionalmente mientras sus cuerpos, lentamente, se van deteriorando.

Viernes 22 de noviembre, 8:15 p.m. – Centro Colombo Americano
Martes 3 de diciembre, 9:00 p.m. – Cine Colombia Av. Chile

Entre los documentales pueden encontrar la siguiente muestra checa:
KING SKATE
Director: Simon Safránek
Año: 2018
Duración: 82 min
El primer largometraje documental sobre el auge del skateboarding en la antigua Checoslovaquia presenta una apasionante historia de la búsqueda de la libertad en una sociedad sofocada por el régimen comunista.

Martes 26 de noviembre, 6:30 p.m. – Centro Colombo Americano
Sábado 30 de noviembre, 3:00 p.m. – Cine Colombia Av. Chile

Más información encontrarán en la página oficial del festival: www.alestfestival.com.

30 años desde la Revolución de Terciopelo

El 17 de noviembre de 1989 se conmemora como el día en que empezó el fin del régimen comunista en la antigua Checoslovaquia. Fue el día que desencadenó la llamada Revolución de Terciopelo que debe su nombre al transcurso pacífico de los acontecimientos, si bien este hito histórico inició con una represión policial brutal.

Para ese día los estudiantes checoslovacos convocaron una manifestación con el fin de rendir homenaje al estudiante de medicina Jan Opletal, asesinado por los nazis en 1939. El régimen comunista dio el visto bueno a este evento, los estudiantes se reunieron y en la muchedumbre se escucharon también eslóganes en contra del régimen totalitario. Tras la parte oficial de la protesta, unas cinco mil personas se dirigieron inesperadamente al centro de la ciudad. La procesión avanzó hacia la Avenida Nacional para seguir a la Plaza de San Venceslao, pero la Policía les impidió el paso.

La situación se volvió más tensa, los agentes de policía sacaron porras para bloquear la marcha, y hasta golpearon de manera muy dura a varios manifestantes. Sin embargo, esta intervención tan violenta agitó a la sociedad checoslovaca que rechazó esos actos y expresó su apoyo a los estudiantes. Durante el fin de semana siguiente, la gente acudía a la Avenida Nacional a encender velas. Los estudiantes se volvieron a reunir en privado, y el domingo 19 de noviembre, el escritor y disidente Václav Havel tomó el protagonismo convocando a los representantes de la oposición.

El mismo día surgió la plataforma denominada el Foro Cívico que exigía la dimisión de los políticos corruptos y la liberación de los presos políticos. Los estudiantes de la Academia de Artes Escénica organizaron una huelga a la que se sumaron los actores de teatros praguenses, más adelante también de teatros de todo el país y otros estudiantes de las universidades checoslovacas. Finalmente, a lo largo del país tenían lugar manifestaciones de tales dimensiones (como la de la planicie de Letná que contó con 800 mil personas) que el régimen no podía intervenir.

Los asistentes a las protestas hacían sonar las llaves en las plazas, y este sonido se ha convertido en el símbolo de la Revolución. Es decir, las protestas eran pacíficas y la multitudinaria participación de los ciudadanos representaba una clara señal de que las personas querían un cambio radical, no solo ajustes.

Esta demostración del descontento de los ciudadanos obligó al Partido Comunista, ya debilitado por varias circunstancias, a actuar. El 10 de diciembre de 1989 el presidente Gustav Husák renunció a su cargo y se nombró el Gobierno que no era totalmente comunista. A finales del mes Václav Havel fue nombrado el nuevo presidente de Checoslovaquia. En 1990 se celebraron las primeras elecciones democráticas, poniendo fin definitivo a los 40 años de régimen socialista.

En la República Checa se llevan a cabo numerosos actos conmemorativos para celebrar las tres décadas de libertad y democracia en el país. Además de actos solemnes y homenajes oficiales, se lleva a cabo una amplia gama de eventos culturales abiertos al público, incluyendo conciertos, desfiles, talleres, debates y exposiciones.

En la calle Revolucní 30 en Praga pueden encontrar una exposición que documenta los 30 años de desarrollo de la República Checa desde 1989. En la realización de la muestra colaboraron unos 30 artistas, cuyos trabajos representan de cierta manera una crítica a los acontecimientos que han sucedido en el país a través de las pinturas, fotografías, graffitis y dibujos. La exhibición, que se prolongará hasta el 24 de noviembre, forma parte del Festival de la Libertad. En el marco del festival tendrá lugar también el Concierto por el Futuro en la Plaza de San Venceslao donde actuarán populares músicos checos. Otra exposición Revolución de Terciopelo se celebrará en el Museo Nacional y será inaugurada por el primer ministro checo, junto con sus homólogos de Europa.

A las 17:11 horas el 17 de noviembre, la mayoría de las radios públicas y privadas emitirá la famosa canción Oración para Marta, considerada el himno de la Revolución. La interpretará en vivo la cantante y antigua disidente Marta Kubisová.

Los centros checos lanzan un proyecto especial para ofrecer la mirada al concepto de la libertad desde la perspectiva de los jóvenes nacidos después del año 1989. A través del arte, concretamente, una serie de diseños gráficos, objetos artísticos y joyas, unos 30 estudiantes de dos universidades checas muestran sus percepciones vinculadas con este cambio socio-político. Sus obras estarán exhibidas en la Galería de los Centros Checos en Praga hasta el 25 de noviembre, después se presentarán en centros checos en diferentes países.

Fuentes: Radio.cz/es-1, Radio.cz/es-2. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

El otoño checo en ritmo de diferentes géneros de música

Los personajes de la escena musical contemporánea tienen un encuentro en Praga donde se celebra la vigésima tercera edición del festival internacional de música Struny podzimu (Cuerdas del otoño). Uno de los eventos de música más innovadores de la escena cultural checa empezó el 15 de octubre y se prolongará hasta el 13 de noviembre. Los organizadores suelen definirlo como revelador, audaz y multigénero.

Es que quiere mostrar la variedad infinita del mundo de la música sin considerar los límites de géneros. Por tal razón, en el programa figuran conciertos de música clásica, pero también presentaciones de jazz, crossover, música electrónica, antigua y hasta étnica. Los amantes de música pueden escoger de una oferta amplia de conciertos celebrados en diferentes escenarios de la capital checa como son salas de concierto, teatros o monasterios. La misión del evento consiste en proporcionar al público general experiencias artísticas únicas y darle la posibilidad de encontrar música que no podría escuchar en otra parte.

El festival fue inaugurado por la cantante y pianista británica Laura Mvula. Entre otros invitados se destacan el reconocido saxofonista Charles Lloyd, quien regresó a Praga después de ocho años, el pianista de jazz Fred Hersch o la presentación del grupo vanguardista JACK Quartet que llega de los EE.UU.

Michael Gordon, el compositor famoso a nivel mundial, presentará personalmente sus tres composiciones, entre ellas la obra Timber que será interpretada por seis percusionistas tocando tablones de madera. No hacen falta ni los músicos checos como es el saxofonista Lubos Soukup quien mostró su arte junto con el guitarrista africano Lionel Louek en un dúo instrumental, o el excelente violoncelista Jiri Barta quien interpretará seis suits de J. S. Bach.

En un proyecto escénico especial, el evento rinde homenaje a Jirí Suchý y Jirí Slitr, una genial pareja de músicos, autores de unas 300 canciones, que en 1959 fundaron en Praga el legendario teatro musical Semafor. El nombre de Semafor hace referencia a un acrónimo que señala a las siete pequeñas formas artísticas, o sea:  las comedias musicales, conciertos de jazz, producciones fílmicas, poesía, pantomima, títeres y artes plásticas. Las leyendas de la escena de hip-hop, De La Soul, serán los protagonistas del último concierto del festival.

Como en las ediciones anteriores, se lleva a cabo también el espacio acompañante denominado Offstrings que cuenta con dos minifestivales. La semana de la música americana conmemora los pioneros de la música americana moderna desde John Cage y Steve Reich hasta las obras contemporáneas. El otro evento, Cuerdas en el film, que se desarrolla en el nuevo cine Edison Filmhub de Praga, celebra la relación entre la música, la cinematografía y la televisión.

Struny podzimu tuvo lugar por primera vez en 1996 durante la presidencia de Václav Havel, y fue fundado por los dos curadores del programa musical del Castillo de Praga de la época, Marek Vrabec y Martin Pechanec. Desde su inicio, el evento ha llamado la atención gracias a su programa muy original con conciertos excepcionales de músicos de talla mundial. Si bien empezó como una pequeña serie de programas de la agenda cultural del Castillo, con el tiempo se convirtió en un proyecto más amplio caracterizado por su apertura dramatúrgica y la interconexión de muchos géneros musicales.

El programa completo y más detalles pueden encontrar en la página web: strunypodzimu.cz.

Otras fuentes: KudyZnudy.cz, Lidovky.cz. Foto 1, foto 2, foto 3.

Un poco de historia sobre el día nacional checo – 28 de octubre

Hoy, la República Checa celebra su día nacional, el día de la fundación de Checoslovaquia como estado independiente tras la caída del Imperio austro-húngaro. Al finalizar la Primera Guerra Mundial, el 28 de octubre de 1918 en la Plaza de San Venceslao en Praga, fue declarada la independencia del nuevo estado y se empezó a escribir la historia moderna del país. En 1993 Checoslovaquia se dividió en dos estados independientes – la República Checa y Eslovaquia – pero aún así sigue celebrando su fundación en dicha fecha.

La sociedad checa no había aceptado nunca como suyo el Estado austríaco. Con el estallido de la guerra mundial arreció la hostilidad de las autoridades austríacas hacia los checos. Fue clausurado el parlamento, los derechos democráticos se vieron cada vez más limitados y sobre la dirección del Estado se fue incrementando la influencia de los belicosos mandos militares. Además, las tierras checas se veían obligadas a apoyar la causa bélica de la monarquía de los Habsburgo con suministros de cereales y otros alimentos que empezaban a escasear en el país.

Sin embargo, entre los políticos checos tan sólo uno tuvo el coraje de romper abiertamente con la monarquía austro-húngara en el mismo año en que estallara la Gran Guerra: Tomás Garrigue Masaryk. Él se dio cuenta de que el resultado del conflicto tendría una importancia trascendental para el destino de la nación checa.

A finales del año 1914 Masaryk partió de su patria para encabezar en el exilio el movimiento de resistencia antiHabsburgo. Dado que ya no creía en la posibilidad de democratizar el sistema político de Austria- Hungría, empezó a coordinar la lucha por un estado nacional checoslovaco independiente, como parte de una nueva Europa.

No hubo indicios de una gran opresión por parte de Austria sobre Bohemia y Moravia ya que existía un principio de multiculturalidad, y de cierta manera se reconocían las particularidades regionales del Imperio. Sin embargo existía opresión del Reino de Hungría sobre los eslovacos que ansiaban salir del control centralista húngaro. Precisamente gracias a la determinación por la independencia en Eslovaquia, en Chequia se pudo conseguir el objetivo, ya que por sí sola tenía a 3.2 millones de alemanes viviendo en el territorio que se oponían a la separación de Austria.

Masaryk finalmente logró persuadir al presidente norteamericano, Woodrow Wilson, y a los demás aliados de la Entente de la necesidad de implantar un nuevo ordenamiento de Europa Central, donde el futuro Estado Checoslovaco actuara como un dique separador entre dos potencias con apetitos hegemónicos: Alemania y Rusia. En el futuro estado independiente los checos convivirían con la vecina nación eslovaca como dos ramas de una sola nación eslava – la nación checoslovaca. Los escollos de esta concepción se revelarían posteriormente, dando origen a una permanente tensión entre checos y eslovacos.

El 28 de octubre de 1918 el Comité Nacional asumió en Praga el control de las principales instituciones. Por la tarde fue proclamada oficialmente en la Plaza de Venceslao, en Praga, la Checoslovaquia independiente.

En conmemoración a esta fiesta nacional, se dará un concierto en Cali, organizado por la Embajada de la República Checa en Bogotá, junto con el Consulado de la República Checa en Cali. El evento tendrá lugar el 30 de octubre en el Conservatorio Antonio María Valencia en Cali. El programa de música clásica checa será presentado por los pianistas Václav Pacl y Manuel Alejandro Muñoz Burgos y la violoncellista Marianna Kononenko. Después del concierto se ofrecerá una copa de vino en el foyer del conservatorio del Instituto Departamental de Bellas Artes, dónde el público podrá apreciar la exposición fotográfica La Revolución del Terciopelo 1989.

Por supuesto, también en diferentes ciudades de la República Checa se llevan a cabo eventos en ocasión de la proclamación del estado independiente. Sobre todo, suelen tener lugar actos de piedad cuando se colocan coronas de flores al pie de monumentos a Tomás Garrigue Masaryk, el llamado padre de la república, dado que fue él quien con dos eslovacos (Edvard Benes y Milan Rastislav Stefanik) proclamó la independencia. Mientras que Masaryk llegó a ser el primer presidente de Checoslovaquia, Benes, como diplomático, fue ministro de relaciones exteriores y el segundo presidente de la república. Štefánik, que había sido general en el ejército francés durante la Primera Guerra Mundial, contribuyó a la causa y pasó a ser ministro de guerra.

En varios lugares del país se organizan desfiles de farolillos y espectáculos de fuegos artificiales. A menudo, particularmente en la capital, se llevan a cabo diferentes manifestaciones o protestas. El público general podrá aprovechar la oportunidad de visitar varios monumentos y lugares interesantes que a lo largo del año no suelen estar accesibles. Entre ellos se destacan la Casa Municipal en la cual fue declarada la independencia, la Cámara de los Diputados y el Senado de la República Checa y la Villa de Kramár, es decir, la residencia del primer presidente de gobierno checoslovaco.

Fuente: aquí, Embajada de la República Checa en Colombia. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.

Celebramos la Fiesta Nacional de la República Checa

El jueves 17 de octubre se realizó una recepción solemne con motivo de la Fiesta Nacional de la República Checa y la visita oficial del Ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa, señor Tomas Petricek. Las representantes de Asocheca se unieron a esta celebración del Día Nacional que conmemora la fundación del estado independiente de Checoslovaquia el 28 de octubre de 1918.

Al evento, organizado por la Embajada de la República Checa en Colombia, asistieron también varios empresarios checos, otros compatriotas checos residentes en Colombia, varios representantes de las instituciones del Estado colombiano, del cuerpo diplomático en Colombia y otros amigos de la República Checa. La recepción tuvo lugar en el Gun Club en Bogotá desde las 7 p.m. hasta las 9 p.m.

Durante la noche sonaron los dos himnos, tanto el colombiano como el checo. A continuación, el Ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa dio un discurso en español destacando diferentes formas de cooperación entre los dos estados, incluyendo un nuevo proyecto humanitario destinado a ayudar a los inmigrantes venezolanos en Colombia.

Luego, la Embajadora checa en Colombia, señora Katerina Lukesova, complementó la información sobre cómo se han desarrollado las relaciones entre la República Checa y Colombia con otros detalles. Mencionó, entre otras cosas, el trabajo realizado por la Embajada checa, numerosas visitas de  los representantes estatales y del sector privado del país en Colombia, el apoyo brindado al desarrollo de la cooperación económica, pero también la creciente cooperación en el campo de la educación y la cultura.

Los invitados pudieron también conocer una exposición fotográfica relacionada con los hechos del año 1989, conocidos como la Revolución de Terciopelo que significó el fin del régimen totalitario en Checoslovaquia.

Nuevo diccionario checo con todo el español de América

Hace poco, el reconocido profesor de la Universidad de Palacký de Olomouc, Jiri Cerny, publicó un enorme diccionario de americanismos español-checo. Se trata de tres tomos de más de mil páginas que le demandaron a su autor veinte años de trabajo y dedicación exclusiva. Como dice el lingüista Cerny, el diccionario es fruto de las relaciones que fue construyendo con otros profesores, colegas y alumnos, en los distintos espacios que pudo compartir con latinoamericanos en una época cuando no era nada fácil poder hacerlo.

Según él, la primera idea surgió durante sus estudios del español en los años 50 dado que su profesor que nació en Brasil, hablaba el portugués brasileño y el español americano. Se interesó mucho por América Latina, pero en aquella época la gente no se imaginaba poder viajar y tener muchas relaciones con los extranjeros. Sin embargo, al terminar sus estudios en 1959, empezó a trabajar como profesor del checo dando un curso para extranjeros en la ciudad balneario de Mariánské Lázne. Entre sus alumnos había un mexicano, un cubano, dos bolivianos y tres brasileños. Más de diez años después, Cerny tuvo la oportunidad de salir a estudiar a Portugal, y más adelante a Madrid donde compartía el alojamiento con un grupo de latinos de México, Colombia o Cuba.

Finalmente, a finales de los años 90, Cerny comenzó a preparar un diccionario en tres fases. La primera que fue más mecánica, pero exigió mucho tiempo, era agrupar algunos diccionarios de base como un diccionario de mexicanismos, otro de colombianismos, otros dedicados a la jerga o a las formas de palabras típicas para algunos países. De hecho, con los estudiantes que colaboraron en el proyecto llegaron a trabajar con 34 diccionarios diferentes. En la segunda fase, el equipo se ocupó de adjuntarle a cada palabra un equivalente checo. La tercera fase fue la más difícil porque tuvieron que reunir todo el material para desplegar los múltiples significados de una palabra en distintos países como les pasó, por ejemplo, con la palabra “chiva”. El diccionario explica cada una de las varias aceptaciones de esta palabra que en Argentina puede significar “barba”, en Cuba “bicicleta” y en Colombia “autobús”.

De esta manera, entre las ventajas del nuevo diccionario el profesor menciona que le ahorra un trabajo considerable a un traductor dado que le ofrece unas quince o veinte definiciones checas posibles. A la vez, el diccionario puede servir a los checos que no conocen el español porque tiene muchas informaciones útiles sobre la fauna, la flora, las etnias indígenas, pero también sobre el modo de vivir, la astronomía y mitología, es decir, las cosas que es difícil encontrar en otras fuentes.

En cuanto a la región de América Latina, el profesor checo destaca su notable historia, la belleza de su naturaleza, y su atmósfera especial y amigable que hace que los checos que llegan a Latinoamérica puedan sentirse como en casa. Cerny considera como americanismos no solamente las expresiones o frases que no se conocen en España, sino todas las expresiones y frases que nacieron en América. Aunque el español no es el número uno entre las lenguas extranjeras en la República Checa, que actualmente es el inglés (y algunos dicen que podría ser también el chino más adelante), el interés de los checos por aprender el español ha venido creciendo, a diferencia de otros idiomas como, por ejemplo, el francés.

El recién nacido diccionario recibió el primer premio de 2019 al mejor diccionario editado en la República Checa y Eslovaquia que otorga la Unión Checa de Intérpretes y Traductores. Además, el profesor checo acabó de publicar un libro de memorias denominado Cómo fue la vida (Jak šel život).

Fuente (adaptado de): Radio.cz/es (Juan Pablo Bertazza).