Fiestas de San Martín en la República Checa

El 11 de noviembre se celebra el día de San Martín, quien, según un pronóstico checo, llega ese día montado en un caballo blanco, es decir, se supone que nos debe traer la primera nieve.

La tradición de las fiestas de San Martín en la República Checa es muy larga, como en muchos otros países europeos. Se lo relacionaba no tan sólo con la llegada del invierno, sino también con el final de la cosecha, la culminación del año agrícola y con la verdadera verbena, ferias de ganado, etc. En las regiones vinícolas pertenecía este día a la fiesta del nuevo vino.

Hoy en día, las fiestas de San Martín son simbolizadas con la degustación del vino joven y el olor del ganso al horno, generalmente servido con knedliky (albóndigas) de harina de pan o de patata y repollo rojo. El 11 de noviembre a las 11 horas, en algunos lugares incluso a las 11 horas 11 minutos, se realiza la apertura solemne de las primeras botellas del vino de la cosecha tardía que lleva la marca del vino de San Martín.

Esta marca comercial fue registrada recién en el año 1995 y desde el año 2005 su propietario es el Fondo Vitivinícola de la República Checa que estableció de qué variedades debe producirse el vino y que características debe tener.

El vino joven es seco, ligero, fresco, con un bajo contenido de alcohol (alrededor del 12 por ciento) y con un pronunciado carácter frutal, complementado con un ácido jugoso y destinado para el consumo rápido. Las variedades permitidas son las siguientes: Müller Thurgau y Veltlínské cervené rané (Tinto Temprano de Veltlín) para vinos blancos y Modrý Portugal (Portugal Azul), Svatovavrinecké (Vino de San Lorenzo) y una novedad de este año, Zweigeltrebe rosé, para vinos rosados y tintos. Este año el comité aprobó 356 vinos de 116 bodegas.

En todo el país, principalmente en las zonas vinícolas de la Moravia del Sur, se llevan a cabo eventos de degustación del vino joven, desfiles y procesiones históricas y folclóricas.

En Brno se celebra la degustación tradicional de San Martín, donde los visitantes pueden probar unas 100 muestras de vino, disfrutar de música y otros programas acompañantes. Durante el mes de noviembre se llevan a cabo también otros eventos relacionados con la degustación del vino, gastronomía de la temporada y encuentros con amigos. Es el caso del Festival de vino de Cesky Krumlov, Fiesta de vinos y ganzos de San Martín en Husopece, procesión de San Martín en caballo en Jihlava, el Día de puertas abiertas a las bodegas en Pavlov, las fiestas en Slavkov o en Letnany en Praga, entre otras.

San Martín fue un soldado romano, posteriormente se convirtió en un misionero cristiano humilde y finalmente llegó a ser obispo de Tours. Dice la leyenda, que una noche fría y oscura Martín vio en la calle a un mendigo semidesnudo pidiendo limosna. Dado que Martín no llevaba monedas, cortó con la espada su capa militar entregándole la mitad al pobre hombre para protegerlo del frío. La noche siguiente vio en sus sueños a Jesucristo vestido precisamente con el mismo trozo de la capa.

Martín murió el 8 de noviembre, el entierro de este obispo de pobreza y de los pobres tuvo lugar el 11 de noviembre. Por su fama se convirtió en el patrono de los soldados, caballos, caballeros, gansos y viticultores, y es muy popular también en América Latina.

Más información sobre la tradición de las fiestas de San Martín encontrarán por ejemplo en las siguientes páginas web: Czech.cz sobre Tradición de San Martín, Fiestas de San Martín y el vino joven y Vino de San Martín; Wine of Czech Republic; sobre los eventos relacionados con estas fiestas en: Kudzynudy.

Fuentes de fotos: foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.