A la capital checa vuelve la Primavera de Praga

Desde hace setenta años la Primavera de Praga llena de emoción a todos los amantes de la música clásica. Este Festival internacional de música más prestigioso y antiguo de la República Checa es reconocido también a nivel mundial.

La larga tradición del festival se inició en 1946 con el apoyo del entonces presidente de la república Edvard Beneš. Cada año el evento es inaugurado en la Casa Municipal de Praga el 12 de mayo porque en ese día se conmemora el aniversario de la muerte de Bedrich Smetana, uno de los compositores checos más importantes. Por lo tanto, la ceremonia de apertura siempre pertenece a su ciclo de poemas sinfónicos denominado Mi Patria. Después de unas tres semanas llenas de conciertos, la clausura llega a principios de junio.

Dado que el aniversario del festival coincide con el aniversario del fin de la segunda guerra mundial, los organizadores, como un gesto simbólico de reconciliación, encomendaron el concierto inaugural por primera vez a una orquesta alemana – a la Orquesta Sinfónica de Hamburgo, dirigida por Thomas Hengelbrock. Es de resaltar que las primeras ediciones del festival fueron incluso prohibidas para los músicos alemanes, mientras que llegaban muchos artistas soviéticos.

Desde su principio, el festival se ha destacado por una amplia participación internacional haciendo hincapié en los grandes compositores del siglo XX, directores de orquestas famosos, violinistas legendarios, pianistas más aplaudidos y, por supuesto, también las voces más hermosas del mundo.

El programa de 2015 invita a 45 conciertos y espectáculos de música sinfónica, opera, música de cámara, e incluso proyectos específicos que presentan estrenos de obras nuevas o la música de épocas antiguas en interpretaciones auténticas. Participan unas 90 orquestas, grupos de cámara y solistas de 20 países.

Uno de los invitados más esperados es la Filarmónica de San Petersburgo, dirigida por Jurij Temirkanov. Los amantes de las obras de Dmitri Shostakovich y Gustav Mahler no deberían perder la oportunidad de asistir a sus interpretaciones.

Otro concierto atractivo es el de la orquesta italiana Orchestra dell’Accademia nazionale di Santa Cecilia y su director británico con raíces italianas Sir Antonio Pappano (en la foto). Se presentará también la Orquesta de Budapest (Hungría), una compañía relativamente joven (fundada en 1983), que, sin embargo, pertenece entre las mejores orquestas del mundo. Un interés especial despierta también la pianista legendaria de Portugal María Joao Pires y el pianista americano Murray Perahia, galardonado con dos premios Grammy.

La mayoría de los conciertos se lleva a cabo en la Casa Municipal o en la sala de conciertos de Rudolfinum. No obstante, numerosas presentaciones se llevan a cabo en otros lugares repartidos por toda Praga, como es el Teatro Nacional y La Iglesia de Nuestra Señora de Týn.

En las últimas ediciones se nota una voluntad de abrir el programa también hacia otros estilos musicales. Sobre todo, el festival da mucha importancia al descubrimiento de nuevos talentos, sin importar el instrumento, a través de concursos abiertos al público general.

La venta de las entradas normalmente comienza a finales del año anterior, así que acutalmente los tiquetes para algunos conciertos ya pueden estar agotados. Los precios varían, pero siempre son bastante asequibles.

Más información y las entradas en línea pueden conseguir en la página oficial del festival: www.festival.cz.

Otras fuentes: Avantgarde-prague.es, ElSol.com.ar, Hudba.proglas.cz. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.