Litomysl rinde homenaje a la música de Smetana

Litomysl se encuentra en la Bohemia oriental y está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad por Unesco. Además, es el lugar de nacimiento del compositor checo Bedrich Smetana. Por lo tanto, cada año se conmemora aquí a Smetana y su música durante el Festival internacional de ópera denominado Litomysl de Smetana. Se trata del segundo festival de música clásica más antiguo en la República Checa, después de la Primavera de Praga, y uno de los más grandes celebrados al aire libre en el país.

La edición 57 ofrece un total de 37 conciertos en 25 días, del 11 de junio al 5 de julio. Es decir, cada día del festival se celebra por lo menos una función, a veces incluso tres en el mismo día.

La mayoría de los conciertos se lleva a cabo en el segundo patio del castillo de Litomysl que no deja de soprender a los visitantes por su acústica perfecta y un ambiente incomparable. Además, el patio tiene un techo retráctil para que el mal clima no frustre ninguna presentación.

Otros eventos se dan en el picadero, amfiteatro del jardín, templos de la ciudad, pero también en otras ciudades de la región.

Como siempre, la dramaturgia del festival es variada e incluye, aparte de las escenificaciones de ópera, también conciertos, oratorios, cantatas, noches de canciones, o sea, formas de música en las cuales predomina el arte vocal. Al lado no se queda ni la música sinfónica y de cámara, su espacio tiene también el ballet y se dan conciertos en iglesias.

El festival suele contar con invitados destacados del exterior (Katia Ricciarelli, Sherill Milnes, Bernd Weikl, Kurt Rydl, Sergej Larin, Neil Shicoff), solistas más importantes de la escena nacional (Eva Urbanová, Dagmar Pecková, Adam Plachetka), grupos/compañías y directores de orquestas de renombre (Jirí Belohlávek, Jakub Hrusa, Isaiah Jackson, Ondrej Lenárd, Caspar Richter, Frederic Chaslin).

Se presentan también unas caras nuevas. Por primera vez llega al país la soprano célebre Deborah Voigt y el tenorista Garrett Sorenson. Entre las orquestas se destaca la de Austria Tonkünstler Orchester Niederösterreich. A los interesados les esperan también unas escenificaciones nuevas de las óperas Tosca, Macbeth y Boris Godunov. Para el auditorio más exigente está preparado, entre otras obras, el concierto Requiem del compositor checo Antonín Dvorák intepretado por la Filarmónica Checa, Filarmónica de Praga y un cuarteto de solistas jóvenes.

Por primera vez en la historia del festival se celebra también una opereta. Los amantes de este género pueden ver la interpretación de la obra Murciélago de Johann Strauss. Para celebrar el Día internacional de la música (el 21 de junio), los organizadores prepararon el estreno checo del Martirio de Cristo, una obra basada en la música de la película conocida del actor y director Mel Gibson.

Los niños y jóvenes pueden gozar de programas especiales para ellos como es un espectáculo de títeres con una hermosa música barroca, humor y magia.

La ciudad misma ofrece un genius loci extraordinario, lejos del ruido y prisa de la capital. De esta manera, visitar el festival se convierte en una experiencia excepcional. Los visitantes pueden aprovechar el festival para conocer la ciudad y visitar exposiciones de artes plásticas que se llevan a cabo durante todo el año. Aparte, es recomendable conocer el subterráneo del castillo donde hay una exposición permanente de estatuas de Olbram Zoubek. Y por supuesto, pueden degustar el vino en la bodega del castillo.

El programa completo lo encontrarán en la página web: festival.smetanovalitomysl.cz.

Otras fuentes: Cestovani.idnes.cz. Fotos.