Festival de vino de Cesky Krumlov

El mes de noviembre en Cesky Krumlov pertenece ya de manera tradicional al vino. Esta hermosa ciudad checa, ubicada en el sur de Bohemia, invita a todos los amantes de esta bebida de la uva a probar verdaderas delicias de la oferta tanto nacional como internacional.

Los visitantes pueden degustar vinos excepcionales, incluso de viñedos distinguidos como el del marqués italiano o el del presidente francés. No hace falta ni el reconocido vino tinto moravo denominado Bona Dea, considerado bueno para la salud. Un sabor único tienen también los vinos auténticos de los viñedos antiguos o los vinos provenientes de regiones vitivinícolas no tradicionales.

Todo el festival fue inaugurado de manera oficial el 6 de noviembre, cuando se abrió y plantó un viñedo pequeño local, el segundo que existe en la ciudad. Por la noche se llevó a cabo una presentación de vinos y destilados de todo el mundo, organizada por la compañía Premier Wines & Spirits, que se dedica a la venta de vinos de alta calidad en la República Checa.

En el marco del festival se celebrará también el 11 de noviembre, conocido en el país como el día de San Martín. Según un pronóstico checo, San Martín llega ese día montado en un caballo blanco, es decir, se supone que debe traer la primera nieve.

Sin embargo, estas fiestas son al mismo tiempo relacionadas con el final de la cosecha y la culminación del año agrícola, mientras que en las regiones vinícolas pertenece ese día a la fiesta del nuevo vino. Por tal motivo, suelen celebrarse degustaciones del vino joven, conocido como vino de San Martín, la marca comercial registrada en el año 1995.

San Martín llegará a caballo también a la plaza principal de Cesky Krumlov trayendo el primer vino del año que se abrirá y degustará a las once horas once minutos el once del onceavo mes. Luego este vino seco, ligero y fresco ampliará la oferta de vinos de los restaurantes locales donde se servirá hasta el 15 de noviembre junto con el plato típico de la época, el ganso al horno, generalmente acompañado con knedliky (albóndigas) de harina de pan o de papa y repollo rojo. Por la noche se celebrará una fiesta llena de música de cimbalón.
(Más información sobre las fiestas de San Martín y su historia en la República Checa encontrarán aquí.)

Además, el festival es también un lugar de encuentro para los amantes de vino, y sobre todo, para los expertos en esta bebida. Por ejemplo, la sumiller destacada Klára Kollárová ha preparado una degustación entretenida, con un poco de historia, cultura y enseñanza. El programa Vino & Gastronomía & Cultura acompaña todo el festival y ofrece mucha información interesante acerca del vino, su producción y degustación.

El broche de oro del evento llegará el 21 de noviembre con la Fiesta de vino del castillo. Esta degustación y exposición de venta de vinos es muy popular, y este año presentará unas 28 viticulturas. Los asistentes podrán degustar vinos de diferentes rincones del mundo, incluyendo los nacionales, los de Chile, Argentina o Francia, elaborados con diferentes tecnologías, vinos jóvenes o de mesa. Todo el evento se desarrollará en una atmósfera única del castillo local.

En el tiempo libre se recomienda aprovechar el viaje a Cesky Krumlov y salir a caminar por sus calles lindas, y de esta manera conocer uno de los 12 monumentos checos inscritos en la lista del patrimonio de la humanidad de la Unesco.

El programa completo del festival: www.festivalvinack.cz.

Otras fuentes: CeskeNovinky.eu. Foto 1, foto 2, foto 3.