La participación de la República Checa en Bogoshorts 2018

Los primeros días de diciembre en Bogotá pertenecen a los relatos audiovisuales y la creatividad. Del 4 al 11 de diciembre se celebra en la capital colombiana el festival cada vez más popular de los cortometrajes, conocido como Bogoshorts. Esta fiesta más destacada de las películas cortas en el continente presenta durante los ocho días unas 300 producciones en 15 escenas diferentes de la ciudad.

Esta decimosexta edición pregunta: ¿Usted en qué cree? e invita a los espectadores a encontrar su propia fe en los cortometrajes. El festival ofrece un programa muy rico y diverso con numerosos eventos, competencias y categorías interesantes, incluyendo las proyecciones nacionales e internacionales, la sección F3 (Fanático Freak Fantástico), una sección dedicada a la realidad virtual y otra a las colecciones. Las secciones fuera de competencia incluyen, por ejemplo, Panorama Nacional e Internacional, Conexión, Especiales, VIVA la ciudad, World Tour y chiquiSHORTS, es decir, el espacio dedicado a los más pequeños.

El tema central de este año consiste en la reflexión acerca de los acontecimientos relacionados con los movimientos estudiantiles de 1968, que cumplen 50 años, pero también ideas sobre el mundo que los estudiantes sueñan construir. Por tal motivo, los organizadores del festival seleccionaron cortos que muestran lo que ocurrió en esa época en Francia, México, pero también Checoslovaquia.

La República Checa cuenta con una representación en varias categorías del festival. En la sección internacional se presenta el corto Comida (Food, 2017) sobre diferentes tipos de comida, de Michaela Mihalyi, estudiante de animación en Bratislava y de FAMU en Praga que trabaja como animadora e ilustradora freelance.

En la categoría F3 pueden encontrar la obra denominada Cuentos de hadas sangrientos (2018) de Tereza Kovandová, que recrea de forma irrazonablemente violenta cinco cuentos de hadas clásicos. Estudió en la Academia de Artes Escénicas en Praga, y durante sus estudios le encantaron las siluetas y las animaciones clásicas recortadas. El elemento principal que conecta todo su trabajo animado es el humor negro.

En la sección chiquiSHORTS participa Veronika Zacharová con su corto La casa (2016). Esta historia comienza cuando una familia decide dejar su modesta casa en las afueras de la ciudad para mudarse a un nuevo hogar. Su primera casa no está muy de acuerdo con este cambio y luchará para recuperar a sus moradores.

La categoría de obras especiales da a conocer el documental de Jan Nemec del año 1968, conocido como Oratorio para Praga. A principios de agosto de 1968, este cineasta de la Nueva Ola Checa comenzó a filmar un documental sobre la Primavera de Praga, una celebración de la nueva liberalización de Checoslvoaquia. Pero el tema dio un giro dramático cuando los tanques soviéticos rodaron por las calles de Praga.

Las imágenes de Nemec representaron la primera prueba de que los ejércitos de las naciones del Pacto de Varsovia que aplastaron la revolución pacífica, no habían sido “invitados” a Checoslovaquia, y se usaron en informes de noticias internacionales, derrotando la versión propagandística de los mismos eventos fabricada por comunistas a favor de la invasión.

También la película Ocupación 1968 (2018) retrata estos acontecimientos. Este proyecto documental es una mirada subjetiva colectiva sobre los soldados de los ejércitos “amigos” y sus pensamientos e impresiones sobre la ocupación de Checoslovaquia en agosto de 1968 y sus tareas dentro de ella, 50 años después de este evento. La pregunta principal es cómo “una persona pequeña en Europa” se comporta frente a la conocida “gran historia”. ¿Qué roles desempeñan la responsabilidad personal y la preservación del punto de vista o moral personal, y qué sucede en el momento en que tienen que elegir entre salvar su vida u obedecer las reglas? ¿Qué sentimientos tuvieron los soldados que fueron enviados a un país extranjero para “crear el orden” allí? Esta película pone el interés en soldados de diferentes nacionalidades y diferentes rangos, desde soldados rasos hasta generales. Para obtener las opiniones más diversas sobre este tema, los directores elegidos provienen de cinco países del antiguo Pacto de Varsovia, que participaron en la ocupación de Checoslovaquia. Estos son Evdokia Moskvina de Rusia, Linda Dombrovszky de Hungría, Magdalena Szymkow de Polonia, Marie Elisa Scheidt de Alemania y Stephan Komandarev de Bulgaria.

Praga, la capital de la República Checa, es la principal protagonista de la sección VIVA la ciudad. Dado el gran peso de la historia que han soportado las calles de esta hermosa ciudad en 1968, durante las dos guerras mundiales y desde su fundación en el siglo IX, los organizadores crearon un programa que ofrece una mirada diferente hacia la ciudad y sus habitantes. Este proyecto desarrollado con el apoyo del Czech Film Centery FAMU-Escuela de Cine y Televisión de la Academia de Artes Performativas de Praga, está compuesto por Praga, mi amor, una película de estudiantes checos que cuentan historias sobre las relacionen que surgen entre los praguenses y algunos de los monumentos y espacios característicos de su ciudad. La segunda parte del programa presenta cortometrajes animados que relatan leyendas urbanas y un acercamiento a las dinámicas de la ciudad desde los ojos de extranjeros que la habitan o visitan.

Más información y el programa completo del festival pueden encontrar en la página oficial del evento: festival.bogoshorts.com.

Otras fuentes: Semana.com. Foto 1-3.