Festival de cine enfocado en los derechos humanos

Los amantes de cine que además se interesan por los temas actuales del mundo pueden disfrutar de una oferta amplia de películas y documentales, pero también charlas y debates muy interesantes. En Praga se celebra nueva edición del festival Un Mundo, evento dedicado a los derechos humanos, los dramas sociales del mundo, los casos políticos, los asuntos del medio ambiente y el estilo de vida.

Sin embargo, esta vez el tema principal está centrado en la búsqueda de la identidad en un mundo globalizado bajo el lema Proximidad Segura. Las principales preguntas circulan sobre las diferentes formas de identidad en el mundo del siglo XXI. Según el director del festival, Ondrej Kamenický, el objetivo de esta edición consiste en dejar aparte todo lo que nos divide como personas y la sociedad, y enfocarse en lo que nos conecta como seres humanos.

La edición número 21 empezó en la capital checa el 6 de marzo y se prolongará hasta el 17 de marzo. Además de diferentes cines en Praga, y como novedad de este año, el festival se lleva a cabo también en un centro especializado en Holesovice donde tiene lugar el programa enfocado a las formas documentales experimentales y la realidad virtual. Los espectadores pueden formar parte de doce historias que provienen de diferentes partes del mundo. De esta manera, los interesados pueden conocer la selva amazónica, la mente de personas con trastorno bipolar o la situación en Yemen afligido por guerra,

En total se presentan 117 documentales en 14 categorías diferentes, incluyendo la sección para niños y la de cortometrajes. Esta selección especial muestra las obras de cine de 51 países del mundo entero. En el programa figuran 20 estrenos de películas, tanto mundiales como europeas.

Por ejemplo, en la categoría de la Competencia checa pueden ver ocho estrenos de documentales checos, entre otros, la obra de Filip Remunda denominada Los hermanos Okamura. A pesar de ser de la misma familia, los tres hermanos tienen puntos de vista sociales y políticos bastante diferentes, y como muestra el documental, hasta tal punto que no se entienden entre ellos. Además, se proyectarán 18 películas con subtítulos para sordos y cinco documentales con narración con audio.

El evento inaugural fue protagonizado por el primer ministro del Gobierno de Tibet en el Exilio, Lozang Sannja. Todo el programa arrancó con la película Los Dioses de Molenbeek de la directora Reetta Huhtanen. Relata sobre la vida de tres niños – uno musulmán, uno cristiano y uno ateo, que viven en un distrito musulmán en Bruselas, conocido como el territorio de los musulmanes radicales.

Al festival llegarán más de 140 invitados especiales como, por ejemplo, Dmitry Muratov, ex director en jefe del diario independiente ruso Novaya Gazeta. Entre los invitados figuran también directores de cine reconocidos como Ross RaMell, nominado al premio Óscar por su película Hale County esta mañana, esta noche, o Matthew Heineman quien presentará su retrospectiva. Asimismo llegan protagonistas con historias de vida interesantes y excepcionales como es el periodista sirio Mazin Esmaiel quien pasó por una cárcel en su país por la crítica del régimen político, o Lin Lee Poh, protagonista de la película Isla de los fantasmas hambrientos que se dedica a la situación de los refugiados en la Isla de Navidad de Australia.

Entre los cortometrajes encontrarán también una co-producción de Colombia y los EE.UU. denominada Dulce de los directores Guille Isa y Angello Faccini. El documental de 11 minutos muestra como en un pueblo de costa pacífica de Colombia, una madre enseña a su hija a nadar para que pueda recolectar piangua, un molusco de la zona.

Como en los años anteriores, en el marco del evento se otorga el premio denominado Homo Homini. Lo concede la ONG Hombre en Emergencia a las personas que han contribuido a la promoción de los derechos humanos, la democracia y las soluciones no violentas a conflictos políticos. Esta vez, la laureada fue la agricultora Francisca Ramírez de Nicaragua por su constante esfuerzo en la defensa de los derechos fundamentales contra el régimen autoritario del presidente Daniel Ortega.

Por segunda vez, el festival ofrece varios debates especiales bajo el nombre de Cine hablando en el marco del cual debaten cinco expertos internacionales. Con sus conferencias y debates con el público acompañan las proyecciones de películas seleccionadas, particularmente las enfocadas en los asuntos actuales de Hungría, el cambio climático, o la situación de minorías étnicas y políticas en conflictos armados.

Desde Praga, el evento se trasladará a otras 35 ciudades del país y a Bruselas en Bélgica. Además, varias de las películas del festival se pueden bajar de manera legal, e incluso reproducir en público gracias al proyecto promitejity.cz.

La información más detallada y el programa completo encontrarán en la página oficial del festival: www.jedensvet.cz.

Otras fuentes: Radio.cz/es (Eliška Kubánková). Fotos 1-3.