Conozcan el arte de Praga con una nueva guía turística

Los visitantes a Praga que quieran ver también otros lugares que los habituales y reconocidos, tienen ahora una nueva herramienta. Se trata de una nueva guía de Praga denominada Kurátor (Curador) que invita a todos los interesados a descubrir sitios no tan conocidos, pero muy interesantes, que se encuentran fuera de las rutas turísticas tradicionales. Es decir, quiere mostrar a los turistas, pero también a los lugareños, la capital checa desde una perspectiva diferente. La guía es el resultado del trabajo de un grupo de tres historiadores de arte quienes seleccionaron las mejores galerías de Praga, pinturas y esculturas, espacios contemporáneos, arte urbano y cafeterías de arte. Además hablaron con la gente para que les dieran opiniones sobre los mismos.

Según explica una de las autoras del libro, Valérie Dvoráková, la idea surgió hace unos dos o tres años en base del comentario del coleccionista del arte Oldrich Uttendorf quien preguntaba por qué Praga no tenía una guía dedicada a galerías, estilo Michelin.

Por tal razón Valerie con sus compañeros decidieron armar la guía, al principio como una lista de galerías, parecida a Michelin. Sin embargo, siguieron agregando otros capítulos y finalmente incluyeron no solo galerías e instituciones públicas, pero también entrevistas y arte en espacios públicos.

Para asegurar cierta objetividad, las galerías de arte, los artistas y las personas entrevistadas fueron elegidos por el equipo con ayuda de otras personas, coleccionistas, artistas y galerías. La guía presenta básicamente todo tipo de arte, desde la arquitectura, el arte urbano, el arte en espacios públicos o el arte en el metro, hasta las grandes y pequeñas galerías privadas o públicas y las instituciones públicas. En Praga se encuentra un arte medieval maravilloso, único incluso a nivel europeo. A la vez, el país dispone de increíbles pintores, pero también artistas jóvenes. De esta manera, las personas pueden conocer Praga en su total belleza y diversidad, ver toda la escala de arte que la capital checa puede ofrecer.

Por la falta de espacio, los autores afirman que tuvieron que omitir varios lugares y capítulos interesantes, entre ellos, un capítulo con planes para los días de lluvia o los lunes, cuando las galerías y museos suelen estar cerrados en Praga. Es que el objetivo fue crear un libro que uno pudiera llevar en el bolsillo o el bolso. Incluso comenzaron con algo parecido más bien a un folleto, pero el proyecto creció.

En el futuro los autores planean publicar una versión actualizada de la guía dado que la actividad artística se está desarrollando rápido, se abren y cierran galerías de arte. Aún así, Kurátor puede tener su relevancia y un valor muy importante incluso a largo plazo por ser testigo de la escena cultural praguense en 2018. A pesar de que los creadores de la guía saben muy bien que los turistas primero llegan a ver los monumentos famosos de Praga como el puente de Carlos o la catedral de San Vito, quieren ofrecer una alternativa para descubrir la verdadera esencia y atmósfera de la ciudad, lugares a las afueras, donde está la población local. Existe también una versión en inglés del libro.

Fuente: Radio.cz/es (Beatriz Orgaz Posada, Ruth Franková). Foto 1, foto 2, foto 3.