Aprendan el idioma checo en los cursos de verano

Se acercan los meses de julio y agosto, meses de verano y de vacaciones en la República Checa. En esta época varias universidades, pero también escuelas de idiomas privadas organizan diferentes cursos y escuelas de verano de la lengua checa para los estudiantes internacionales. Estos cursos suelen ser pagados y pueden durar desde una semana hasta varios meses.

Si quieren aprender el checo, la lengua eslava oriental hablada por más de 10 millones de personas, o mejorar su conocimiento de este idioma, pueden escoger de una oferta realmente amplia. Una de las ventajas de aprender el checo consiste en el hecho que incluso para los extranjeros la educación superior en las universidades públicas y estatales en el país es gratuita si el estudiante va a estudiar en checo. Más información y enlaces directos para los cursos de verano ofrecidos por las universidades checas y academias de lenguas privadas encontrarán aquí.

Uno de los cursos de checo de este tipo está organizado, por ejemplo, por la escuela de idiomas AJODA. Se trata de cursos de una, dos o tres semanas para todos los niveles de idioma (A1-C1). En cada semana se imparten clases durante los cinco días laborales, cada día por 4 horas (en total son 20 horas semanales).

El curso de verano (I + II + III) se llevará a cabo del 28 de julio al 17 de agosto en Praga y Jihlava. En Praga, los participantes estarán alojados en un hotel de tres estrellas, en Jihlava en un hotel para estudiantes o en las casas de familias checas. Los interesados pueden inscribirse en la página web www.ajoda.cz hasta el 15 de junio de 2019.

Los cursos están destinados a todos los adultos desde los 18 años, cada curso tiene su propio contenido y programa, nada se repite. La metodología se enfoca en la conversación y el uso práctico del idioma, los profesores trabajarán con los participantes el vocabulario y explicarán los problemas de gramática usando ejemplos prácticos. Por las tardes se desarrollará la parte práctica del curso para que los participantes puedan probar en práctica los conocimientos adquiridos. Por las noches y durante los fines de semana les esperará un interesante programa acompañante que incluye excursiones por las dos ciudades y a otros sitios de interés cercanos, pero también noches de película, un curso de cocina o degustación de las deliciosas cervezas checas.

Más información y el programa preliminar encontrarán aquí.