Música clásica no solo de Smetana en la ciudad de Litomysl

Durante los meses de primavera y verano, la República Checa siempre ofrece varias posibilidades para disfrutar de diferentes géneros musicales. La temporada de los festivales musicales continúa en estos días con el festival internacional de óperas, conocido como Litomysl de Smetana dado que en gran parte rinde homenaje a Bedrich Smetana, uno de los compositores más destacados de la historia musical del país. El evento se celebra en su cuidad natal que se llama Litomysl, una joya histórica ubicada en la Bohemia oriental. Se trata del segundo festival de música clásica más antiguo, y uno de los más importantes celebrados al aire libre en el país.

El programa de la 61ª edición ofrece no solo óperas y cantatas, sino también noches de canciones, conciertos de gala y hasta espectáculos de ballet. Por supuesto, los visitantes pueden disfrutar de la música sinfónica, instrumental o de cámara, esta vez del 13 de junio al 7 de julio. La mayoría de los conciertos se lleva a cabo en las instalaciones del castillo renacentista local, particularmente en el segundo patio que está cubierto con un techo retráctil. De esta manera, los espectáculos prometen una acústica perfecta y una atmósfera excepcional. Otros conciertos se dan, por ejemplo, en los jardines locales.

Esta vez en el programa del evento figuran unos cuarenta conciertos, incluyendo un estreno mundial. Se trata de la ópera del compositor checo Ales Brezina que lleva el nombre de Charlotte – una pieza de tres colores con cantos. Durante el espectáculo, los visitantes llegan a conocer la historia de Charlotte Salomon, la pintora alemana de origen judío que desde su infancia realizaba dibujos con imágenes de la ciudad de Berlín antes de la Segunda Guerra Mundial. Posteriormente huyó de los nazis y trató de esconderse en el sur de Francia donde, sin embargo, fue descubierta y llevada al campo de concentración de Auschwitz. Allí falleció en 1943. Sus dibujos y cuadros, pero también los diarios donde anotaba sus experiencias y vivencias cotidianas se han conservado hasta el presente y sirvieron de inspiración para el compositor Brezina. Además, en el texto de sus diarios Charlotte incluía fragmentos de partituras de obras de famosos compositores de música clásica como si quisiera acentuar la importancia del mensaje guardado en sus dibujos y textos.

El enfoque en las óperas del festival se demuestra también presentando otras nueve obras, entre ellas, una nueva puesta en escena de la ópera Lady Macbeth del distrito de Mtsensk, obra del compositor ruso Dmitri Shostakóvich que está interpretada por el teatro de Ostrava.

Sin embargo, el festival ofrece mucho más que las obras de ópera. La Orquesta Filarmónica Checa bajo la batuta de Jakub Hrusa interpreta, por ejemplo, la obra Santa Ludmila de Antonín Dvorák o el Carnaval praguense de Smetana. A Litomysl llega también la Orquesta Sinfónica Tchaikovski de Moscú con su director Valdimir Fedosejev.

Atrás no se queda ni la línea de la música de cámara donde se presentan varios artistas, músicos y orquestas checos, incluyendo a una de las más famosas mezzosoprano actuales, Magdalena Kozena, o el bajo-barítono Adam Plachetka. Entre los invitados internacionales se destaca la soprano Olga Peretyatko. No obstante, a pesar de la presencia de varios intérpretes extranjeros, reconocidos a nivel mundial, el festival ha mantenido su carácter checo y se presenta como un evento nacional.

Los organizadores invitan también a numerosos conciertos de la música popular, interpretados por grupos y cantantes checos que hasta hacen bailar al público en sus conciertos. El programa culminará con el concierto Solo para 100 cuerdas II que en un escenario juntará secciones de cuerda de tres orquestas diferentes.

Como es tradicional, el festival viene acompañado por diferentes exposiciones de artes plásticas y de fotografías, pero se llevan a cabo también debates académicos.

A la vez, el festival se puede convertir en una buena oportunidad para conocer esta hermosa ciudad un poco más. El mismo castillo de tipo italiano con más de ocho mil dibujos esgrafiados figura inscrito en la lista de los monumentos de la Unesco desde 1999. Los visitantes pueden explorar el subterráneo del castillo que sirve como una sala de exposición, o degustar algún vino de la bodega local. Además, en la ciudad se encuentra un lindo centro histórico, casas y edificios renacentistas y barrocos, un ayuntamiento gótico o un museo interesante con pinturas murales de Josef Váchal. También pueden dar un paseo por los jardines del monasterio local.

Más información encontrarán en la página oficial del festival: www.smetanovalitomysl.cz.

Otras fuentes: Radio.cz/es, KudyZnudy.cz. Foto 1, foto 2, foto 3, foto 4.