En la República Checa empezó otro estado de emergencia

A partir del lunes 5 de octubre, entró en vigor otro estado de emergencia, declarado por los representantes del Gobierno checo. Durará un mes y conlleva varias prohibiciones que, en un principio, se aplicarán por catorce días. Entre otras medidas, se prohíben reuniones de más de diez personas en el interior de edificios y de veinte al aire libre en actividades de ocio.

Después de la primera ola del coronavirus que no le afectó tanto a la República Checa como a otros países, los checos pasaron un verano mucho más relajado, si bien la vida no volvió a la normalidad completa. No obstante, desde los principios de septiembre, las cifras de nuevos contagiados y, a la vez, de enfermos con síntomas más graves han crecido de una manera inesperada y preocupante. Mientras que en primavera el país perteneció entre los países que lograron manejar la pandemia con muy buenos resultados en cuanto al número de las personas contagiadas, actualmente la República Checa se encuentra a la cabeza del continente europeo en el crecimiento de la enfermedad.

El país aún cuenta con una capacidad hospitalaria suficiente. Sin embargo, según el nuevo ministro de Salud, Roman Prymula, este aumento rápido de casos ya está limitando las posibilidades del sistema de salud para ofrecer la atención necesaria a pacientes con otras enfermedades. A la vez, han subido los casos de enfermos de COVID-19 entre el personal sanitario.

Algunas medidas ya entraron en vigor, éstas se actualizarán y/o modificarán según la evolución de la situación en los próximos días y semanas. El Gobierno optó por la estrategia basada en una intervención rápida durante un corto período de tiempo dado que resulta la más efectiva y barata, incluso según las experiencias en otros contextos.

Además de las restricciones mencionadas anteriormente, en las bodas el máximo será de 30 personas a partir del 19 de octubre. En cuanto al deporte profesional, se pueden seguir jugando las ligas profesionales, pero sin espectadores durante los próximos dos meses. Las representaciones teatrales o de danza se pueden producir, pero solo para un máximo de 500 personas, sin que puedan abrir las cafeterías de las salas. No se pueden realizar los musicales y los conciertos dado que el virus se propaga con el canto.

Considerando las escuelas, las clases se dan a distancia en la mayor parte de cursos de educación secundaria y en los de enseñanza superior. En las escuelas de educación primaria y los primeros cursos de los institutos de secundaria las clases presenciales continúan, pero se suspenden de momento las de música y de educación física. Según los representantes del Gobierno, no se planea imponer limitaciones de movimiento ni de desplazamiento dentro del país.

Fuente: Espanol.radio.cz (Daniel Ordóñez). Foto 1, foto 2.