El libro en forma de entrevista con la directora de Asocheca, Eliska Krausová

Persona directa y de un sentido de humor agudo. Eliska Krausova-Chaves puede competir con sus hermanos famosos con su único estilo de humor, talento narrativo y su perspectiva de vida.

“A Eliska no fue posible captarla en memorias como sí se pudo hacer con sus padres y otros hermanos. No quería inventar las cosas mucho y ella aprovechó la situación y se salió de las palabras,” de esta manera describe a su hermana menor el escritor Ivan Kraus. Fue una persona de “afuera”, el periodista Vladimír Kroc, quien decidió presentar una imagen más completa de esta mujer excepcional y carismática. Eliska Krausova-Chaves, entre otras cosas la fundadora de Asocheca, compartió con él las peripecias de su vida de aventuras. El libro, publicado por la editorial Prostor, salió a la venta este miércoles, el 12 de mayo.

En la entrevista libro denominada Pasaje de avión hacia lo desconocido, o, Conversaciones a través del océano, los dos juntos siguen el viaje de Eliska desde su niñez y adolescencia en la familia del escritor y periodista de origen judío, a través del viaje a Colombia, donde decidió radicarse en 1968 tras la ocupación de Checoslovaquia, hasta la actualidad. Recuerda, por ejemplo, a su padre, quien sobrevivió el holocausto, sus inicios en Colombia, o su encuentro con Fidel Castro. En el texto menciona solo así, de paso, varios datos curiosos, por ejemplo, como le recitó siendo pequeña los versos del poeta checo Frantisek Hrubín directamente a él, como actuó en teatro con Petr Svojtka o Jirí Ornest, como entrenaba el patinaje artístico e iba a clases de ballet. Y en Bogotá experimentó ataques de bombas.

La hermana del escritor Ivan Kraus, del politólogo Michal Kraus y del moderador Jan Kraus, que en primavera de 1968 emprendió el viaje a Colombia para mejorar su español, salió como si fuera a Slapy (una represa checa). “Llegué a Colombia como si viajara a Slapy. No sabía nada antes, parecía ser un viaje interesante, de aventura hacia lo desconocido. Pronto entendí que América es una mirada distinta al mundo, una vista diferente de la vida, de cierta manera un siglo un poco diferente,” cuenta en la entrevista con el moderador de la Radio Checa Vladimír Kroc.

Cuando llegó la ocupación de Checoslovaquia el 21 de agosto de 1968, decidió quedarse en Colombia. En 1975 le fue otorgada la nacionalidad colombiana, la checa la perdió por “la salida ilegal del país”. En Checoslovaquia fue hasta condenada a prisión en 1977 por no obedecer la llamada oficial del regreso del exterior. En Colombia, gracias a sus genes fuertes y al amor por el hombre de su vida, logró superar diversos peligros y obstáculos, y llegar alto en la escala social.

En su vida fascinante aparecen famosos actores, poetas, artistas, intelectuales, ricachones, aventureros, héroes de guerra, dictadores, presidentes. Pueden conocer a Eliska no solo como la profesora de francés en una universidad de Bogotá, sino también como una telefonista, vendedora de pelucas, encargada de librería o actriz ocasional de televisión. A la vez, nos permite echar un vistazo a la vida de los colombianos y a la historia de la increíble familia de Kraus, que se hizo popular, sobre todo, por su hermano mayor, el escritor Ivan Kraus, y por el menor, Jan Kraus.

“Eliska cumple su palabra, no le aguanta bobadas a nadie, es puntual, y cuando se trata de la lealtad familiar, como si perteneciera entre los protagonistas de novelas de las dinastías de mafiosos más célebres. Sabe ser diplomáticamente indulgente, igual como intransigente y directa de manera estricta”, así describe a su hermana mayor el destacado actor y moderador Jan.

Todo lo que podrán leer en el libro confirma sus palabras. La narrativa se destaca por el típico humor y forma directa de hablar de la familia Kraus. Asimismo, los lectores pueden apreciar el estilo y el lenguaje hermoso en el cual se expresa Eliska Krausová aún después de tantos años viviendo en otro hemisferio. El texto viene acompañado por una gran cantidad de fotografías del archivo familiar.

Aquí pueden leer una muestra del libro en checo.

Eliska Krausová-Chaves (4 de mayo de 1946) es profesora de idioma francés en una universidad en Bogotá. Nació en Praga, estudió francés en la Universidad Carolina, y después del cuarto año salió para Colombia para estudiar la lingüística y la literatura latinoamericana. Estaba allí cuando se dio la ocupación de Checoslovaquia, y decidió quedarse en América del Sur. En 1970 se casó con Ignacio Chaves, profesor de literatura, quien más adelante llegó a dirigir el destacado instituto Caro y Cuervo. A partir de 1983 es profesora de francés en la Universidad Pedagógica Nacional en Bogotá, por un cuarto de siglo también desempeñó el cargo de la jefe de relaciones internacionales de la universidad. En 2009 fundó la Asociación de amistad colombo-checa – ASOCHECA. Unos cinco años más tarde recibió el premio Gratias Agit por la contribución al buen nombre de la República Checa en el exterior.

Vladimír Kroc (1966) es periodista y moderador de radio. Estudió el comercio exterior en la Universidad de Economía en Praga. Desde 1989 trabaja en la Radio Checoslovaca, posteriormente la Radio Checa.

Fuentes: Literarky.cz, Idnes.cz, Kosmas.cz.