Agua potable para niños colombianos gracias a la cooperación checa

Este año, con la ayuda financiera de la cooperación checa, la ong colombiana Corporación 900 Metros de Cultura construyó una zona de agua potable con 10 puntos de hidratación para los alumnos del colegio Los Fundadores del municipio de Mesetas, situado en el departamento del Meta.

Aunque el centro educativo, que acoge a unos 1.000 niños y niñas, recibe agua del acueducto, ésta procede de los ríos de la zona y su calidad dista mucho de los parámetros establecidos para el consumo directo. De hecho, los alumnos a menudo sufrían de graves problemas de salud. Además, las temperaturas en la región oscilan entre los 24 y 32 °C durante todo el año. Por lo tanto, garantizar que los niños tengan acceso al agua apta para el consumo es esencial no sólo para su salud, sino también para el cumplimiento de sus deberes escolares.

Los realizadores del proyecto instalaron un innovador sistema automático de purificación del agua que sólo requiere un mantenimiento sencillo y poco costoso. Del mantenimiento se encargan los mismos maestros de la escuela, los cuales están debidamente capacitados. El proyecto también incluyó actividades de formación para niños sobre el uso responsable del agua potable y la importancia de proteger los recursos hídricos. Los alumnos recibieron botellas de plástico reutilizables para tomar agua. Asimismo, sus familias pueden llevar el agua potable a sus casas, lo que supone un importante alivio para los presupuestos familiares.

Los funcionarios de la embajada checa visitaron el sitio del proyecto a principios de diciembre. Como agradecimiento, los representantes de la escuela y los niños prepararon un breve programa cultural, durante el cual se interpretó también el himno nacional checo. Todos expresaron su gratitud a la República Checa por su ayuda y apoyo a los niños y a las familias de Mesetas y sus alrededores.

Esta región se vio muy afectada por el conflicto armado interno antes de la firma del acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC en 2016 y aún carece de infraestructuras básicas. La zona de hidratación es muy utilizada. Tras la puesta en marcha del proyecto, la escuela ha notado un aumento en interés de los padres por trasladar a sus hijos a este centro educativo, por lo que tiene previsto ampliar la capacidad de sus aulas. Al mismo tiempo, se enfoca en combinar las actividades educativas con la experiencia práctica, haciendo hincapié en la agricultura y el ecoturismo.

Fuente: Embajada de la República Checa en Bogotá.