Festival único de música religiosa en Ostrava y los alrededores

La región de Moravia-Silesia, ubicada al noreste de la República Checa, se convierte en septiembre de 2014 en el centro de la música religiosa. En el marco del Festival de música de San Venceslao se llevan a cabo unos 30 conciertos en total realizados en diferentes iglesias de 18 ciudades y pueblos de la región, aunque la mayoría tiene lugar directamente en Ostrava, la capital de esta parte del país.

La onceava edición del festival cambia su fecha y se celebra a partir del 1 de septiembre, prácticamente un mes antes que las ediciones anteriores. Tradicionalmente, la fiesta de música de la región empezaba el 28 de septiembre, el día que se conmemora a San Venceslao (más sobre San Venceslao y las fiestas relacionadas aquí), y terminaba después de un mes, el 28 de octubre, es decir, el día de la celebración nacional de la Checoslovaquia independiente. Este año por primera vez, el 28 de septiembre no será el día de su inauguración sino el de su clausura.

Según una de las organizadoras del evento, el motivo principal del cambio de la fecha es la temperatura en las iglesias donde se dan los conciertos. En octubre ya suele hacer un frío insoportable que es dañino tanto para los cantantes como para los artistas que tocan instrumentos musicales.

Sin embargo, la fecha constituye el único cambio, todo lo demás sigue siendo igual. Se queda la buena costumbre de ofrecer unas decenas de conciertos en el marco de cinco campos temáticos, cuando los oyentes pueden disfrutar de la música orquestal, barroca, de cámara o de órgano. En la dramaturgia preparada se refleja también el hecho de que el año 2014 fue proclamado el Año de la música checa.

Las iglesias y capillas de Moravia-Silesia vuelven a dar bienvenida a una muestra amplia de artistas excelentes tanto de la República Checa como de otros países. El proyecto más costoso de esta edición es la presentación de dos obras religiosas de Jan Dismas Zelenka que son interpretadas por el grupo de cámara de Dresden y la orquesta barroca de Breslavia. Aparte, otras estrellas que se presentan en el festival son, por ejemplo, la soprano Martina Jankova, Isabel Jantschek, Wiebke Lehmukuhl o Felix Rumpf.

El Festival les trae una sorpresa a los amantes de la música barroca. El Collegium Marianum presenta un proyecto inusual – la ópera barroca Calisto que viene acompañada con efectos escénicos, trajes de la época y marionetas barrocas. Dado que la ópera tiene un toque sutilmente erótico, tendrá lugar en la iglesia de San Venceslao en la ciudad de Opava que no está consagrada.

Además, en el programa figura una compañía de talla mundial procedente de Madrid (España) denominada La Grande Chapelle, que llega al país por primera vez. La Grande Chapelle pertenece entre los intérpretes más importantes de la música antigua de Europa, y en su concierto rinde homenaje a las liturgias funerarias de la época de los Habsburgo y obras de diferentes compositores de la época del llamado “siglo de oro” en España. En el festival participa también el grupo Tara Fuki, un duo de violoncelistas y cantantes Dorota Barová y Andrea Konstankiewiczová, que con su estilo único atrae la atención no sólo del público checo sino también en el exterior.

Para más información pueden dirigirse a la página web: www.shf.cz.

Fuentes: Czechtourism.com, Rozhlas.cz, Novinky.cz.