Praga en el ritmo de Cuerdas del otoño

Revelador, audaz y multigénero. Así definen los organizadores uno de los festivales de música más innovadores de la escena cultural checa que ameniza el otoño en Praga. La edición 22 de Cuerdas del otoño, como se llama el festival, tiene lugar del 9 de octubre al 10 de noviembre.

Los interesados pueden disfrutar del arte de las personalidades más destacadas de la escena musical actual que interpretan música de varios géneros, desde la música clásica, tras el jazz, crossover y música antigua hasta la música étnica. De esta manera, el evento quiere mostrar la variedad infinita del mundo de música sin considerar los límites de géneros, y ofrecer la posibilidad de encontrar música que el público no podría escuchar en otra parte.

En el programa figuran 11 conciertos, la mayoría de ellos son estrenos en la República Checa. Varios de los artistas llegan al país por primera vez, y los que ya visitaron el territorio checo antes se presentan a los visitantes de sus conciertos de una manera totalmente distinta.

En Praga se presenta, por ejemplo, el pionero de minimalismo Terry Riley, la compañía vocal Ars Nova Copenhagen bajo la batuta de Paul Hilliere, la cantante de soul Lizz Wright, el dúo de folk irlandés Paul Brady y Andy Irvine, o el líder de la escena electrónica Venetian Snares en un proyecto común con el músico y productor Daniel Lanois. A los interesados les espera también concierto del guitarrista y pianista brasilero Egberto Gismonti, o el espectáculo de Open Mike Eagle, el representante de la actual escena de hip hop y el llamado art-rap.

La clausura del festival pertenecerá al jazz y la música latinoamericana protagonizada por el pianista Michel Camilo y el guitarrista Tomatito. La escena checa está representada, sobre todo, por la canautora legendaria Dagmar Vonková.

Como novedad de esta edición, el festival se une con el Signal festival, que ilumina con luces la capital checa, para crear un proyecto único denominado Off-Strings.

El festival se celebró por primera vez en el año 1996 en el Castillo de Praga, al principio como una pequeña serie de programas que formaban parte de los eventos culturales del Castillo. Poco a poco se ha desarrollado un proyecto excepcional que se caracteriza por su apertura dramatúrgica y la interconexión de muchos géneros musicales. Hoy en día los conciertos tienen lugar en diferentes escenarios de la capital del país, como son salas de concierto, teatros, monasterios.

Más detalles sobre el evento encontrarán en: www.strunypodzimu.cz.

Otras fuentes: CeskeNoviny.cz, MusicServer.cz. Foto 1, foto 2.