Milan Kundera cumple 90 años

Con motivo del aniversario del famoso escritor checo nacionalizado francés, Milan Kundera, varios periódicos colombianos publicaron artículos sobre la vida y la obra de este clásico de la literatura mundial contemporánea. Aquí les presentamos el artículo de La Semana:

 

Entre la risa y el olvido: el legado de Milan Kundera

El autor de la reconocida novela La insoportable levedad del ser, celebra este 1 de abril su cumpleaños 90. Es uno de los pocos escritores que ha publicado en vida su obra en la colección francesa La Pléiade, reservada tradicionalmente a los clásicos.

Milan Kundera, el famoso disidente checo, cumple este lunes 90 años. Aunque desde hace más de tres décadas huye de los medios y sus obras más recientes, como la Fiesta de la insignificancia (2014), no han tenido gran acogida, fue uno de los escritores más leídos en la década de los 80.

Con su visión sarcástica de la condición humana y su novela más famosa La insoportable levedad del ser, logró consagrarse como uno de los grandes escritores contemporáneos. Tanto así que es uno de los pocos autores que logró publicar en vida su obra en la colección francesa La Pléiade, reservada tradicionalmente a los clásicos. Sus escritos combinan la ironía, la inteligencia y una elegante desesperanza.

Kundera nació el 1 de abril de 1929 en Brno (República Checa) en una familia de músicos y antes de la primavera de Praga, en 1968, ya era un escritor de primer plano reconocido por su novela La broma (1967). La obra es un amargo balance de las ilusiones políticas de la generación de 1948, y al El libro de los amores ridículos.

En 1948 se adhirió al Partido Comunista, antes de ser excluido dos años más tarde. Después de cursar estudios de literatura y cine, enseñó en el Instituto de Estudios Cinematográficos de Praga. Y finalmente, en 1975, Kundera se exilió en Francia con su esposa Vera. Naturalizado francés en 1981, escogió la lengua de Molière como opción de escritura para marcar su ruptura con su país natal, que le retiró la nacionalidad checa en 1978.

Un año más tarde, publicó en Francia el libro La risa y el olvido, compuesta por siete narraciones separadas. El libro considera la naturaleza del olvido tal como ocurre en la historia, la política y la vida en general.  Pero fue La insoportable levedad del ser, publicada en 1984, la obra que lo consagró como uno de los mayores escritores contemporáneos.

Su éxito fue tal que los críticos la consideraron un clásico de la literatura moderna. En 1985 fue galardonada con el Premio Jerusalem  y posteriormente, fue adaptada al cine por el norteamericano Philip Kaufman. La novela, que hace un cuestionamiento moral sobre la libertad y la pasión, relata la historia de Tomas, Tereza y Sabina, quienes se ven confrontados a la primavera de Praga y al exilio.

Mi ambición es decir lo que los demás no dijeron. Si no se innova no es necesario escribir“, dijo en su momento Kundera, quien quería “conciliar la novela con la filosofía y la inteligencia”. Desde el exilio, Kundera regresó varias veces a su país natal, pero siempre de incógnito. ¿Quién es Milan Kundera?, se interrogaba en abril de 1997 la revista checa Tyden. Solo cuatro de sus libros habían sido publicados entonces en su país.

Una década más tarde, en octubre de 2008, el semanario checo Respekt publicaba una violenta diatriba contra Kundera, acusándolo de haber denunciado en 1950 al opositor Miroslav Dvoracek, condenado a 22 años de trabajos forzados. El escritor lo desmintió terminantemente. “Puras mentiras“, replicó. Sus detractores le reprocharon además haber dado la espalda a sus compatriotas y no haber apoyado a los disidentes tras su exilio.

En 2009 protagonizó un nuevo escándalo en su país, al rechazar la invitación a una conferencia internacional sobre su obra en Brno, calificándola en una carta a los organizadores de “fiesta necrofílica“.

 

El periódico El Tiempo también recuerda la difícil relación de Kundera con el país natal, hasta negarse a revisar las traducciones al checo de sus obras y declinar varias invitaciones a la República Checa. Kundera, el eterno candidato al Nobel de Literatura, se ha convertido en los últimos 25 años en un autor casi invisible, alguien que rehuye a los periodistas y las declaraciones públicas. El artículo completo pueden encontrar aquí.

Asimismo pueden revisar los artículos en la revista Arcadia y el diario El Colombiano.

 

La Radiodifusión Checa rinde homenaje a este autor de decenas de poemas, ensayos y obras de teatro, así como unas diez novelas y un libro de relatos con varios programas. Por ejemplo, incluye en su programación la lectura de su novela La Inmortalidad, la última que Milan Kundera escribió en checo, después de vivir diez años en el exilien en Francia. La novela que surgió a finales de los años 80 en Islandia y cuya trama se desenvuelve en París y en parte en Suiza, será retransmitida por partes todos los días, con 23 partes en total. Otra sorpresa consiste en la grabación de un audiolibro de su novela La Insoportable Levedad del Ser, de 1984. La tarea de la lectura del audiolibro con la obra de Kundera le fue conferida al destacado actor checo Ji?í Bartoška, director del Festival de Cine de Karlovy Vary. Sin embargo, no fue una tarea fácil porque las frases de Kundera son largas y llevan un profundo contenido. El estilo de Milan Kundera puede parecer sencillo y claro, pero sus obras llevan siempre un profundo mensaje, siendo el contenido lo que en sus libros predomina sobre la forma.

Sus últimas cuatro novelas fueron escritas en francés, La Lentitud, La Identidad, La Ignorancia y la última hasta el momento La Fiesta de la Insignificancia esperan todavía ser traducidas al checo. Los lectores checos esperan que Kundera, que a sus 90 años sigue siendo un autor perfeccionista, esté de acuerdo con ello y apruebe las traducciones. El texto completo lo pueden leer en www.radio.cz/es (Ivana Voncerková).

Otras fuentes: foto 1, foto 2, foto 3.