Conozcan las obras de la Galería Nacional de Praga

Las fronteras de la República Checa y las instituciones culturales del país siguen cerradas. Aún así, los interesados pueden disfrutar de las joyas artísticas que hacen parte de la colección de una de las galerías de arte más antiguas de Europa gracias a la exposición en línea.

En la página web de la Galería Nacional de Praga pueden observar una colección de más de 2500 obras en varias técnicas de pintura y escultura de diferentes autores checos, europeos y de otros continentes. Se trata de una selección de las obras más interesantes de la Galería que se irán ampliando poco a poco. Entre ellas se destacan, por ejemplo, los dibujos y grabados de Václav Hollar, incluyendo su ciclo de obras denominado Cuatro estaciones del año, pero también objetos de la colección del arte asiático. Los amantes del arte pueden buscar las obras según el autor, la técnica, el material, o la colección (pinturas y artes gráficas; el arte del siglo XIX; el arte de Asia y África; el arte antiguo; el arte moderno y contemporáneo).

La historia de la Galería Nacional de Praga comenzó a escribirse el 5 de febrero de 1796, cuando un grupo de importantes representantes de la nobleza patriótica checa, junto con varios estudiosos burgueses de la Ilustración, decidieron, en terminología de la época, “elevar el declive del gusto artístico del público doméstico”. La corporación, llamada Sociedad de Amigos Patrióticos del Arte, fundó dos instituciones importantes de las que Praga carecía: la Academia de las Artes y la Galería de Imágenes de acceso público. Fue la Galería de Imágenes la que se convirtió en la predecesora directa de la Galería Nacional. En 1902, se agregó otra institución importante, la Galería moderna del Reino de Bohemia, que surgió de la iniciativa del emperador Francisco José I. La Galería moderna comenzó a construir una colección tribal del arte checo del siglo XIX, y más adelante también del siglo XX.

En 1918, la Galería de Imágenes se transformó en la colección central de arte del nuevo estado checoslovaco. Vincenc Kramar se hizo cargo de la administración de esta Galería en 1919, y en poco tiempo la transformó en una galería relativamente moderna y administrada profesionalmente. En el difícil período de la Segunda Guerra Mundial, en el año 1942, los fondos de la Galería moderna abolida quedaron bajo la administración de la Galería Nacional (oficialmente checa-morava). La Ley de 1949 luego santificó legalmente esta situación.

La sede principal de la Galería Nacional se encuentra en el Palacio Kinský en la Plaza de la Ciudad Vieja, sin embargo, la institución tiene otras sedes repartidas por Praga. Por ejemplo, el Palacio Sternberg, situado junto al Castillo de Praga, alberga la exposición del arte europeo desde la Edad Antigua hasta el barroco. En el Palacio Veletrzní se puede admirar el arte europeo de los siglos XIX, XX y XXI. En el edificio renacentista del Palacio Schwanzenberg se encuentran las pinturas y esculturas hechas por los viejos maestros del arte desde el siglo XVI hasta el siglo XVIII, tanto checos como de otros países. El arte medieval de Bohemia y Europa Central (1200-1550) se puede apreciar en el Convento de Santa Inés de Bohemia, un antiguo convento de monjas clarisas.

Además de las exposiciones permanentes en siete diferentes edificios en la capital checa, la Galería organiza también exhibiciones temporales, visitas guiadas, programas educativos, debates, talleres y seminarios tanto para los adultos como para los niños. Los visitantes pueden también descansar un rato en las cafeterías y restaurantes de la Galería, o conseguir un recuerdo bonito en sus tiendas.

Más información pueden encontrar en la página web de la Galería Nacional de Praga y en la página web de la colección virtual de la Galería.

Foto 1: Agnolo Bronzino – Retrato de Eleonora de Toledo – 1543 – Galería Nacional de Praga.

Foto 2: Albrecht Durer – Fiesta del Rosario – 1506 – Galería Nacional de Praga.