sobre los checos y el checo

Escuelas de Verano de Estudios Eslavos 2022

La Embajada de la República Checa en Colombia anunció que al igual que en años anteriores, también en el año 2022 se llevarán a cabo los cursos intensivos del idioma checo, la literatura y la cultura checa, conocidos como Escuelas de Verano de Estudios Eslavos. El Ministerio de Educación de la República Checa ofrece becas para los estudiantes seleccionados que tiene interés en participar en estos cursos.

Los cursos son organizados por varias universidades públicas del país. Suelen realizarse anualmente en el transcurso de los meses de verano (julio, agosto, septiembre) y por lo general duran de tres a cuatro semanas. Están dirigidos a estudiantes extranjeros, expertos (profesores, traductores, intérpretes) y académicos del ámbito de estudios eslavos y de bohemística, mayores a 18 años. Sin embargo, por su enfoque amplio están abiertos también a todos los interesados en el idioma checo, la literatura, la historia y la cultura de Europa Central.

Para Colombia fue adjudicada una beca en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Carolina en Praga. Los colombianos interesados en obtener la beca tienen que entregar los documentos solicitados en la Embajada de la República Checa en Bogotá a más tardar el 28 de febrero de 2022. Además del formulario de inscripción, tienen que presentar la hoja de vida en checo o en inglés y una copia del documento de identidad. La beca cubre la matrícula, las clases y excursiones turísticas organizadas en el marco del curso, la alimentación, el alojamiento y los pasajes del transporte público en la ciudad. Sin embargo, el costo del tiquete aéreo (ida y vuelta), el seguro médico durante la estadía y la visa (en caso de ser requerida) no están incluidos.

Por las mañanas se dan clases intensivas de checo que se llevan a cabo en grupos de máximo 15 personas. Por las tardes se organizan actividades culturales y sociales, los interesados pueden asistir a diferentes talleres o aprovechar las consultas individuales de fonética. En total, se darán 120 lecciones, es decir, 25 lecciones de 45 minutos semanales. Durante los fines de semana los estudiantes pueden participar en excursiones para conocer los alrededores de la ciudad y otras partes del país. Al final del curso, los participantes recibirán un certificado, y podrán inscribirse para el examen certificado del idioma checo, niveles B1, B2, C1.

Aparte, todos los interesados que quieran pagar sus estudios, es decir, participar en forma particular, pueden elegir de varios cursos de este tipo en diferentes universidades checas. En este caso deben comunicarse directamente con los contactos incluidos en el formulario de inscripción aquí.

Para obtener más información sobre el curso, pueden dirigirse a la página web del Ministerio de Educación: www.msmt.cz.

Película para homenajear a los niños de Terezín

La Asociación de Amistad Colombo-Checa (Asocheca) ha organizado numerosas exposiciones de los dibujos y poemas de niños de Terezín en diferentes instituciones educativas y culturales en Colombia. La exposición denominada Siempre volveré a vivir ha despertado mucho interés del público colombiano dado que muestra cuarenta copias de obras realizadas por los niños judíos confinados en el campo de concentración en Terezín durante la segunda guerra mundial. Actualmente, se está preparando el estreno de una película checo-española que homenajeará a estos niños prisioneros.

Shkid es, en particular, la historia del día a día de los niños y adolescentes del gueto, pero, sobre todo, de su admirable actitud y de la rica actividad artística e intelectual que llevaron a cabo. El director español Fernando Cortizo espera estrenar este año tanto esta película de animación como un documental sobre el campo de concentración nazi de Terezín. Aunque la película nace en España, la producción será prácticamente checa en su totalidad gracias al acuerdo con la productora Artcam Films.

La idea de realizar la película surgió hace varios años, cuando el hijo del director participó en el coro de la ópera Brundibár, de Hans Krása, famosa precisamente por haber sido estrenada en 1942 en el campo de concentración de Terezín. En el gueto fue representada decenas de veces.

La actividad cultural y festiva daba sensación de normalidad a aquellos niños y adultos recluidos que, en su gran mayoría, terminarían asesinados en el campo de exterminación de Auschwitz poco después. No obstante, Fernando Cortizo conoce esta historia unos 70 años después, cuando la obra fue presentada en el Teatro Real de Madrid con la asistencia de una de las niñas supervivientes del coro original, Dagmar Lieblová. El cineasta, fascinado por todo lo que escuchó, pudo entrevistar a Lieblová y en su cabeza empezó a gestarse un documental. Hizo varios viajes, fue a Israel, a Terezín, a Praga, a Auschwitz. A medida que investigaba, veía que lo que iba a contar necesitaría, además, de otro formato ya que un documental por sí solo no podría narrar todo lo que se sufrió. Por eso decidió realizar una película animada con la intención de ver la visión de esos niños sobre la guerra y de comunicar a aquella generación con los niños de hoy.

Para contar la historia el director ha elegido un estilo de ilustración bien conocido por todos que, curiosamente, data justo de aquella terrible época. Se trata de una técnica clásica de Disney de los años 40.

En su investigación, Cortizo descubrió también la revista literaria clandestina Vedem, que escribían adolescentes recluidos en Terezín. Entre los poemas y reflexiones de las 800 páginas que se han conservado, el director recopiló ideas y situaciones que se suceden en el largometraje. Porque, aunque los personajes sean ficticios, todo lo que ocurre en la película es estrictamente real. La historia es contada desde el punto de vista de un niño que no existió, pero los hechos históricos y las localizaciones son fieles a la realidad. Cortizo colaboró con diferentes entidades checas con el fin de conocer la arquitectura, los diseños de las calles y los momentos históricos. Además, pudo conocer a otra de las niñas que tuvieron que crecer en Terezín, Doris Grozdanovicová, la cual incluso lo acompañó por el campo de Terezín y le enseñó todas las partes del lugar.

El nombre de la poelícula es un homenaje a los niños y adolescentes de Terezín, su actitud ante el horror, su capacidad de autogestionar su situación a pesar de las dificultades. Los niños que vivían en una de las casas crearon una república propia con normas de solidaridad, resistencia y cultura, la cual denominaron Shkid. Cuando mucha gente tiende al egoísmo y a salvarse ellos mismos, esos niños decidieron optar por valores fundamentales como son las de compartir, escribir, dibujar.

Terezín, situado a 60 kilómetros al norte de Praga, fue distinto al resto de campos nazis. Se permitían actividades cotidianas, e incluso culturales y educativas, lo que no significa que fue un buen lugar, todo lo contrario. Sin embargo, los nazis lo emplearon con fines propagandísticos cuando realizaron la película El führer para presentar Terezín como un sitio de recreo ideal. Consiguieron incluso engañar a la Cruz Roja cuando en verano de 1944 sus representantes visitaron el lugar, llevándose la impresión de que los nazis trataban con humanidad a los judíos.

Lo cierto es que se calcula que de las 155 000 personas que pasaron por el campo, solo sobrevivieron 23 000. La mayor parte fueron asesinados tras ser deportados a Auschwitz u otros campos de exterminio, pero unas 33 500 personas ya murieron en el mismo Terezín debido a las malas condiciones higiénicas y la desnutrición.

Fuente: Espanol.radio.cz (Daniel Ordóñez). Página web de la película con más información: shkidthemovie.com.

Exposición Internacional Lidice 2022

Asocheca junto con la Embajada de la República Checa en Bogotá invitan a todos los interesados a participar en la 50 edición de la Exposición Internacional de Arte Infantil Lidice 2022. Se trata de una de las exposiciones de arte infantil más grandes y antiguas del mundo. El evento fue fundado en 1967 para honrar la memoria de los niños víctimas del pueblo checo de Lidice, asesinados por los nazis alemanes, y todos los demás niños que murieron en conflictos armados. Esta exposición originalmente de carácter nacional se convirtió en una evento internacional en 1973.

El concurso está destinado a niños de 4 a 16 años, particulares y niños de escuelas y grupos artísticos. Las personas con discapacidad pueden participar sin restricciones de edad. Los niños pueden utilizar diversas técnicas artísticas como dibujo, pintura, gráficos, medios mixtos, fotografía, películas, animaciones u objetos de arte de diversos materiales (cerámica, metal, madera, vidrio, textiles, papel). Se aceptan un máximo de 2 obras de un autor de una técnica artística.

Cada año, la exposición presenta un tema único, elegido por el Lidice Memorial en cooperación con la UNESCO. En 2022, se celebrará el aniversario de 50 años desde la firma de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural. Además, este año en la República Checa se darán cita los representantes de museos de todo el mundo durante la Conferencia General del ICOM – Consejo Internacional de Museos. Por lo tanto, esta vez se fijó el tema del MUSEO. Para crear sus obras, los niños pueden inspirarse, por ejemplo, en las diversas colecciones que se reúnen en museos, galerías con obras de arte famosas, pero también en museos al aire libre, incluidos jardines botánicos y zoológicos. El museo es un organismo vivo con una estructura propia, en cuyo funcionamiento participan muchas personas, pero también visitantes. Asimismo, los niños pueden pensar en sus propias colecciones de tesoros, en cuál sería el museo de sus sueños, qué les gustaría mostrar a las generaciones futuras.

Para registrarse y poder participar en la convocatoria, es necesario completar la solicitud aquí. La fecha límite para entrega de solicitudes, y al mismo tiempo, la última fecha posible en el sello del envío de obras de arte por correo postal es el 11 de febrero de 2022. Las obras deben llegar físicamente a Lidice antes de que finalice el mes de febrero. El jurado internacional de dos rondas se reunirá en el transcurso del mes de marzo. Los resultados se publicarán a más tardar a mediados de mayo.

Desde el 2 de junio de 2022 hasta el 1 de febrero de 2023, las obras premiadas serán expuestas en la Galería Lidice. Luego, en conjuntos más pequeños, se exhibirán en diferentes espacios tanto en la República Checa como en el exterior. Las obras enviadas no se devuelven, sin embargo, previo acuerdo es posible recoger las obras no premiadas en la Galería Lidice.

En los últimos años, los organizadores de la exposición reciben regularmente más de 25 000 obras de arte de alta calidad de niños no solo de las Repúblicas Checa y Eslovaquia, sino también de otros 70 u 80 países del mundo. En 2018, la exposición obtuvo un importante premio denominado Gratias agit (anteriormente el Premio Jan Masaryk Gratias Agit) del Ministro de Relaciones Exteriores de la República Checa por difundir el buen nombre del país en el extranjero.

Puede encontrar información más detallada sobre las condiciones del concurso en el sitio web del evento: www.mdvv-lidice.cz. Otras fuentes: Foto 3.

Asocheca les comparte la publicación sobre Juan Amos Comenio

¡¡¡La Asociación de amistad colombo-checa (Asocheca) les desea un feliz y próspero año 2022!!!

Como regalo del nuevo año les compartimos la publicación preparada por la Asocheca sobre el llamado “Maestro de Naciones”, Juan Amos Comenio (Comenius en latín, Jan Amos Komenský en checo).

Fue un teólogo, filósofo y pedagogo nacido en la actual República Checa. Este hombre cosmopolita le dio mucha importancia al papel de la educación en el desarrollo del hombre. Del diseño y las lindas ilustraciones en el librito se encargó Pablo Francisco Arrieta.

Para abrir el documento, por favor, hagan click en la foto.

 

Asocheca celebró la fiesta de San Nicolás

Este año otra vez en la presencialidad, la Asociación de amistad colombo-checa junto con la Embajada de la República Checa en Bogotá, los compatriotas checos y sus familiares celebraron la tradicional fiesta de San Nicolás. El evento tuvo lugar el sábado 4 de diciembre en las horas de la tarde en la terraza del edificio donde la Embajada tiene su sede.

Unos veinte niños, sus padres y abuelos recibieron una tarea especial al llegar: hacer con las partes de pan de jengibre una casita y decorarla de manera creativa.

La programación culminó con la presencia del trio típico de la fiesta – un ángel, un diablo y San Nicolás. El diablo realmente daba miedo, sin embargo, el angelito simpático no lo dejaba acercarse mucho a los niños. Los pequeños cantaron, otros recitaron poemas, y por su esfuerzo recibieron de las manos de San Nicolás un paquete de dulces y un calendario de adviento con chocolates. No hizo falta ni un delicioso refrigerio servido al final del encuentro.

¡Asocheca les desea una linda temporada de adviento!

Compartimos con ustedes este vídeo donde los niños de la familia Pinzon Kutilova cantan un villancico tanto en checo como en español. Como el año pasado, la grabación forma parte de la iniciativa de la plataforma Krajane.net. Los interesados pueden votar por el mejor vídeo en su página web de Facebook aquí.

Según la directora de Asocheca, Eliska Krausová: “La situación causada por el covid que sigue repitiéndose nos quita a todos no solo la alegría, sino también la energía y nos hace más difíciles las condiciones para cualquier cooperación. Sin embargo, a pesar de todo esto queremos contribuir con este corto vídeo al proyecto de villancicos de este año. El grupo de los cantantes es un poco más limitado que el año pasado, pero hicimos el esfuerzo y creo que es bueno no perder la esperanza por completo. Espero que nuestro pequeño aporte ayude a recordar a los compatriotas en Colombia.

Fuente: Cesky.radio.cz.

Colombia en la lista de países con bajo riesgo de contagio de la Covid-19

Según informó la Embajada de la República Checa en Bogotá, a partir del 8 de noviembre de 2021 Colombia se encuentra en la categoría “verde” en el semáforo de viajes publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa. En otras palabras, de acuerdo con el documento de la Medida de protección del Ministerio de Salud, Colombia junto con Argentina, Namibia y Perú pertenecen desde hace 2 días entre los países con bajo riesgo relacionado con el contagio de la Covid-19.

Por tal razón, las condiciones establecidas para la entrada a la República Checa se vuelven menos estrictas. Antes de emprender el viaje para el país, las personas deben comunicar su llegada al Instituto de Higiene correspondiente al lugar de su permanencia en el país completando el Formulario de llegada.

Las personas vacunadas (es decir, las con el esquema de vacunación completado mínimo 14 días antes del viaje) y las personas con un certificado médico de haber padecido la Covid-19 no necesitan realizarse ninguna prueba adicional, tan solo completan el formulario. Los niños menores de 12 años no requieren presentar ni la prueba de Covid-19 ni el formulario de llegada. Los demás viajeros están obligados a realizarse una prueba diagnóstica para la presencia del virus SARS-CoV-2 antes de entrar al territorio checo o a más tardar dentro de los 5 primeros días después de llegar al país. En cuanto a las pruebas, es posible presentar el resultado negativo tanto de una prueba de antígeno Covid-19 realizada como máximo 48 horas antes como una prueba de RT-PCR Covid-19 tomada como máximo 72 horas antes.

Los interesados pueden encontrar más detalles sobre las medidas en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores – Reglas para el Regreso a la República Checa. Recomendamos a todos los viajeros revisar la página antes de su viaje, por si se hayan presentado algunos cambios en la situación actual.

Fuente: Embajada de la República Checa en Bogotá.

La exposición de los dibujos de niños de Terezín en el Colegio Santa María en Bogotá

El viernes 1 de octubre, la Asociación de amistad colombo-checa (Asocheca) y el Colegio Santa María (Bogotá) inauguraron la exposición Siempre volveré a vivir. Más de 40 dibujos y poemas que reflejan el sentir y vivencia de los niños judíos en el campo de concentración de Terezín, durante la Segunda Guerra Mundial, se encuentran exhibidos hasta el 13 de octubre. Para asistir, deben enviar un correo a colegiosantamaria@csm.edu.co.

Una película checa en la cartelera de Cine Colombia

En estos días en las salas de Cine Colombia en Bogotá (Av. Chile y Calle 100), los interesados pueden ver también una película de origen checo. Se llama El Charlatán, y es dirigida por la destacada directora polaca Agnieszka Holland.

Se trata de un drama biográfico del cual se ha hablado mucho en la República Checa. Esta historia de un controvertido curandero Jan Mikolásek fue elegida entre las quince mejores películas internacionales de la Academia Cinematográfica del Arte y las Ciencias para los premios Óscar. El papel protagonista es interpretado por el reconocido actor checo Ivan Trojan, pero también interviene su hijo Josef, una promesa del cine checo contemporáneo.

Desde muy joven, a Jan Mikolásek le fascinaron las plantas y sus propiedades medicinales. Pronto, se convirtió en uno de los mayores “sanadores” de su época. Sin embargo, él mismo tuvo que luchar con sus propios demonios. Con el paso del tiempo, se enfrentó a nuevos poderes y a la arbitrariedad política. En los años treinta, durante la época de la guerra y posguerra, dedicó su vida a tratar sin distinción a ricos y pobres, a los nazis durante la ocupación y a los comunistas después de la guerra.

Mikolásek era un hombre sin cualificación médica pero con un talento excepcional para diagnosticar y curar con hierbas medicinales algunas dolencias que resultaban un misterio para los profesionales. Su popularidad acabó por irritar a las autoridades políticas. Durante el régimen comunista lo encarcelaron por sus habilidades y experiencias. La sentencia le obligaba a la confiscación de todos sus bienes y la pérdida de derechos y libertades civiles.

En la película hay momentos de todo tipo, divertidos, trágicos y curiosos. Se rodó en diferentes partes de la República Checa, por ejemplo, en la ciudad de Susice, en Bohemia del Oeste, en los alrededores del pequeño pueblo Hartmanice, en Jaromer, al norte del país y cerca de la frontera con Polonia, y, por supuesto, en Praga.

El largometraje no llega a dar respuestas claras. Al contrario, se va hundiendo cada vez más en los lodos de la historia bélica y comunista, por lo cual surgen preguntas nuevas. La interpretación del final del filme depende del espectador y de la postura que tome hacia Mikolásek y su prodigioso talento.

Fuentes: CineColombia.com, VisitCzechRepublic.com. Foto 1, foto 2.

Praga es la ciudad más bonita del mundo

Durante esta semana las ciudades checas han recibido varios galardones. La revista británica Time Out nombró a Praga como la ciudad más hermosa del mundo. Este premio es el resultado de una encuesta realizada a más de 27 000 personas, así como de la opinión de varios expertos y editores de Time Out. El 83% de estas valoró positivamente la ciudad.

La revista destaca la belleza arquitectónica praguense y sus monumentos como la Casa Danzante, la Torre de la Pólvora, la Iglesia de San Nicolás, etc. Además, según Time Out, en Praga “hay belleza para ser encontrada en el lugar más inesperado”. Más ahora cuando la reapertura gradual de la llamada Ciudad Dorada, ha presentado oportunidades increíbles para placeres simples e impensables en la Praga prepandémica: tener el Puente de Carlos a disposición del público, el gorjeo audible de los pájaros en la Plaza de la Ciudad Vieja y un café contemplativo por la mañana en una calle desierta, son actividades que no se pueden dejar pasar por alto.

Además, en una votación anterior, la capital checa fue elegida como la séptima mejor del mundo para vivir. La revista repara, entre otras cosas, en la belleza de la ciudad, pero también en la gran cantidad de zonas verdes que ofrecen la posibilidad de realizar una amplia gama de actividades al aire libre a lo largo del año. De hecho, es una de las mejores ciudades para el descanso y la relajación. Se recomienda tomar un café, disfrutar del ambiente y de las impresionantes vistas de las laderas, gracias a sus abundantes áreas naturales. Asimismo, llama la atención que el 82% de los praguenses alaban el estado y la apariencia de su ciudad, mientras que el 89% del total de los encuestados la consideran una ciudad “muy transitable” tanto a pie como en transporte público.

La clasificación pondera diferentes categorías de todo tipo tales como sostenibilidad, vida nocturna, tranquilidad, gastronomía o cultura entre otras. El ranking sitúa a San Francisco en el primer lugar. La siguen Ámsterdam, Mánchester, Copenhague, Nueva York y Montreal respectivamente, mientras que la lista de las diez primeras la completan Tel Aviv, Oporto y Tokio.

A la vez, Brno, la segunda ciudad más grande de la República Checa, fue nombrada la décima mejor ciudad no-capital de Europa para vivir. El periódico británico The Times destaca a Brno como una alternativa ante una Praga cada vez más masificada, y halaga edificios como su catedral o su castillo medieval. Otro aspecto favorable de la capital de Moravia es la tradición vinícola de la zona o el vibrante ambiente que genera en la ciudad la presencia de cerca de 90 000 estudiantes.

Fuentes: Espanol.radio.cz (Juan Carlos Ferradans), NuevoPeriodico.com. Foto 1, foto 2.